Hornillo de gas
Última actualización: 05/03/2020

Nuestro método

Products

14Productos analizados
Hours

21Horas invertidas
Studies

7Artículos evaluados
Comments

73Opiniones de usuarios

Los hornillos de gas son utensilios de cocina muy útiles si sufrimos en casa un apagón prolongado. También son muy populares entre los campistas, ya que permiten comer caliente en cualquier lugar por muy remoto que sea. Estos versátiles utensilios son también conocidos como infiernillos, anafes y quemadores de gas, entre otras denominaciones.

Existen muchos tipos de hornillos de gas, dependiendo del uso al que esté destinado o del tipo de gas que utilice, entre otros factores. Los más comunes son las cocinas de gas portátiles de dos o tres quemadores, adecuadas para un uso diario. En el otro extremo están los hornillos de acampada en alta montaña, los cuales caben en un bolsillo.



Lo más importante

  • Las actividades al aire libre, como el senderismo, la acampada o el alpinismo, requieren no descuidar nuestra alimentación. Los hornillos de gas están diseñados para comer caliente en cualquier lugar, por muy alejado o agreste que este sea. Los hay de muchos tipos: de cartuchos, de bolsillo, con patas o paelleros, entre otros.
  • Los hornillos portátiles utilizan de combustible gas butano, propano, isobutano o una mezcla de ellos. Los recambios son baratos y fáciles de encontrar. Su uso conlleva numerosas ventajas, como su fácil uso o su potencia calorífica. Los hornillos de gas son muy seguros, pero conviene seguir unas mínimas normas de seguridad.
  • A la hora de escoger un hornillo de gas deberemos tener en cuenta el tipo de uso que vayamos a darle. También tendremos que prestar atención a si se trata de un modelo compatible con envases de gas universales. Otros factores, como la potencia calorífica o el diámetro del quemador, también son importantes.

Los mejores hornillos de gas: nuestros favoritos

A continuación, hemos elegido para ti algunos de los hornillos de gas mejor valorados por los compradores online. Algunos están pensados para su uso en el hogar; otros, en cambio, han sido diseñados para cocinar en el exterior, como los hornillos paelleros. A pesar de sus diferencias, todos tienen una cosa en común: te permiten comer caliente en cualquier lugar.

El hornillo de gas más vendido

Este anafe de gas no solo es el más vendido por su precio, sino por su indudable calidad. Dispone de un quemador alimentado por un cartucho de gas desechable (no incluido) que se inserta en el propio aparato.

Cuenta con un encendedor piezoeléctrico, así como de un sistema de seguridad en caso de que la presión del gas sea demasiado elevada. Además, se transporta fácilmente gracias a su poco peso (1,5 kg) y a su práctico maletín de plástico.

El hornillo de gas de dos quemadores mejor valorado

Este hornillo de dos fuegos está pensado para su uso en interior, en campings y en caravanas. Dispone de una tapa que aísla la llama del viento, así como de una rejilla esmaltada extraíble muy fácil de limpiar.

El encendido es manual y no incluye la bombona de gas, la goma ni el regulador. Gracias a su tamaño, los quemadores están lo suficientemente separados como para usarlos a la vez. Si buscas una cocina portátil que se atreva con todo, esta es tu elección.

El mejor hornillo de gas paellero

Este sencillo paellero está disponible en cinco diámetros distintos: 20, 30, 35, 40 y 50 cm. Consta de dos fuegos que pueden ser regulados de forma independiente para una mejor distribución del calor. Ello permite, además, usar solo el quemador central para paelleras más pequeñas.

Es aconsejable adquirir unas patas, ya que el hornillo tiene muy poca altura. No incluye la bombona de gas, el regulador ni la goma, que habrás de comprar aparte.

El hornillo de gas para acampada más vendido

Este hornillo de la prestigiosa marca Campingaz incluye el quemador, la válvula y una bombona con aproximadamente 450 g de gas butano y propano en proporción 80/20. Esta cocina portátil tiene un rendimiento estimado de unas dos horas con un cartucho de gas CV470.

El quemador es plegable, y cuenta con encendido piezoeléctrico. Además, incluye un práctico estuche de plástico para guardar el quemador y la válvula. Solo admite bombonas de la marca Campingaz.

El hornillo de gas portátil más pequeño

Fabricado en aluminio y acero inoxidable, este hornillo plegable cabe en un bolsillo, lo que lo hace ideal para llevarlo de acampada. Dispone de encendido piezoeléctrico, y es compatible con bombonas de gas con el estándar EN 417.

Los compradores destacan su pequeño tamaño, su gran potencia calorífica y la resistencia de su llama al viento. Ello se debe a que está muy concentrada, por lo que deberás remover frecuentemente la comida para que no se pegue.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los hornillos de gas

Comer caliente, sobre todo cuando disfrutamos de actividades al aire libre, es vital para recargar las fuerzas. De ahí que no debamos olvidar meter en nuestra mochila un buen hornillo de gas si vamos a pasar varios días de acampada. ¿Tienes dudas acerca de su utilización o su seguridad? A continuación, te despejamos esas y otras cuestiones.

Las actividades al aire libre, como el senderismo, la acampada o el alpinismo, requieren no descuidar nuestra alimentación. Los hornillos de gas están diseñados para comer caliente en cualquier lugar, por muy alejado o agreste que este sea. (Fuente: Wesidetrip: lsoldjcvoqq/ Unsplash.com)

¿Qué es un hornillo de gas?

Un hornillo de gas es un utensilio portátil que se utiliza para calentar y cocinar la comida cuando estamos realizando alguna actividad fuera del hogar. Normalmente, se usan en acampadas, escaladas, playas y cualquier otro sitio donde no haya posibilidad de utilizar una cocina convencional. También son conocidos como anafes, infiernillos o cocinas portátiles.

Su estructura es muy simple. Constan de uno o varios quemadores, un soporte donde colocar el recipiente y un regulador de gas, que puede ser butano, propano, isopropano o una mezcla de los tres. Normalmente, usan botellas o cartuchos de gas de pequeño tamaño, aunque hay hornillos, como las paelleras, que solo admiten bombonas grandes.

¿Qué combustible utilizan los hornillos de gas?

Según el combustible utilizado, existen tres tipos de hornillos de gas: de butano, propano e isobutano. Cada gas ofrece un rendimiento diferente y una potencia calorífica distinta. A continuación, detallamos los diferentes tipos de hornillos de gas.

  • Hornillos de gas butano. Es el gas más barato y fácil de encontrar. Se comercializa en bombonas de gran capacidad y en cartuchos y botellas de menor tamaño. Debido a que su llama pierde potencia con el frío, se recomienda su uso a altitudes menores de 1700 metros y por encima de los 4 ºC.
  • Hornillos de gas propano. El propano tiene mayor potencia calorífica que el gas butano, por lo que resulta adecuado para cocinar incluso con frío intenso. Es el combustible elegido por las personas que realizan actividades en la alta montaña.
  • Hornillos de gas isobutano. El isobutano es un compuesto orgánico que se utiliza, además de como combustible, como gas refrigerante. Las bombonas de isobutano para hornillos portátiles contienen una mezcla de isobutano y propano, normalmente en una proporción de 80/20.

La mayoría de los hornillos portátiles son capaces de funcionar con cualquiera de estos gases. No obstante, siempre conviene comprobarlo en las especificaciones técnicas del fabricante. La mayoría de los cartuchos y bombonas para este tipo de hornillos contienen una mezcla de dos o tres de estos gases, en diversas proporciones.

foco

Si tapas el recipiente mientras cocinas con tu hornillo acortarás el tiempo de preparación.

¿Por qué comprar un hornillo de gas?

Principalmente, a los hornillos de gas siempre se los relaciona con las actividades al aire libre, como ir de acampada. Sin embargo, tienen muchas más utilidades y ventajas, como las que te reseñamos a continuación.

  • Cocinar en campings. Los hornillos de gas de sobremesa con dos o más fuegos son ideales para cocinar mientras disfrutamos de unos días de acampada. Si tienes una roulotte o una autocaravana, este tipo de cocinas portátiles son las más adecuadas.
  • Cocinar en patios y terrazas. Si dispones de un patio, un jardín o una terraza amplia, puedes preparar una cena al aire libre cocinando en un hornillo portátil de gas.
  • Ideal para senderistas. Practicar el senderismo no tiene por qué estar reñido con comer caliente. Olvídate de los típicos bocadillos fríos y prepara un sabroso plato en uno de estos prácticos infiernillos.
  • Limpios. Al utilizar gas, los hornillos portátiles son más limpios que los que emplean combustibles líquidos como alcohol o gasóleo.
  • Gran capacidad calorífica. Los hornillos de gas tienen un gran poder calorífico, mayor que los de otros tipos de combustibles. Por tanto, son capaces de calentar más rápidamente los alimentos.
  • Baratos. Las botellas de gas son bastante económicas y fáciles de encontrar, sobre todo si eliges un modelo de hornillo que utilice bombonas estandarizadas.
  • Fáciles de usar. Los actuales infiernillos de gas son de muy sencilla utilización. La mayoría cuentan con encendedores piezoeléctricos, por lo que no necesitarás mecheros ni cerillas. Además, la llama es muy fácil de regular.

¿Tienen alguna desventaja los hornillos de gas?

Las ventajas de los hornillos de gas superan a las desventajas. No obstante, no podemos pasar por alto ciertos inconvenientes, como la utilización por parte de algunos fabricantes de bombonas no estandarizadas. Estas son más difíciles de encontrar que los envases normalizados, lo que puede ser un problema en según qué zona te encuentres.

Otro inconveniente de los hornillos de gas es que es muy difícil saber cuánto combustible queda en la bombona. De ahí que debas llevar siempre una de repuesto, lo que aumentará aún más el peso de tu mochila. Ten en cuenta, además, que deberás cargar con los cartuchos de gas usados, a menos que encuentres un lugar habilitado para depositarlos.

Los hornillos portátiles utilizan de combustible gas butano, propano, isobutano o una mezcla de ellos. Los recambios son baratos y fáciles de encontrar. (Fuente: Redd: xsmw-ho3rx4/ Unsplash.com)

¿Cuántos tipos de hornillos de gas existen?

Los hornillos de gas se caracterizan por utilizar como combustible butano, propano, isobutano o una combinación de estos compuestos. No obstante, existe una amplia variedad de infiernillos según su diseño y el tipo de uso para el que están pensados. Veamos cuáles son.

  • Hornillos de cartucho de gas. Los modelos de este tipo disponen, generalmente, de un quemador y un compartimento donde colocar el cartucho de gas. Son infiernillos muy versátiles y sencillos de usar, adecuados para llevar en la autocaravana, el camión o en pequeñas embarcaciones.
  • Hornillos con bombonas recargables. Para entendernos, son los que utilizan las típicas bombonas de gas azules o naranjas de toda la vida. Cuentan con más capacidad que los cartuchos de gas, son recargables y más fáciles de encontrar que otros tipos de envases.
  • Hornillos de gas de bolsillo. Este tipo de infiernillos son ideales para ir de acampada o practicar alpinismo. Muchos son, además, plegables y caben en una mano. Se les puede acoplar una amplia variedad de cartuchos y bombonas de gas. ¿Los mejores? Los fabricados con aleación de titanio.
  • Hornillos de gas con patas. Este tipo de hornillos cuenta con tres patas —plegables en algunos modelos— y un latiguillo para conectar la bombona de gas.
  • Cocinillas portátiles. Estos hornillos cuentan con hasta cuatro fuegos y, normalmente, una tapa que hace las veces de cortavientos. Son los hornillos que más se asemejan a una cocina de gas convencional, por lo que con frecuencia se usan en casas de campo o apartamentos de playa.
  • Paelleros. Estos infiernillos se emplean para cocinar en recipientes de gran tamaño, como ollas, grandes sartenes y paelleras. Constan de uno o más quemadores concéntricos regulables de forma independiente, los cuales se alimentan de gas a través de un latiguillo. La mayoría están diseñados para que se les pueda acoplar unas patas.

¿Cómo manejar de forma segura un hornillo de gas?

Antes de encender cualquier hornillo de gas debes leer las instrucciones que ofrece el fabricante. Familiarízate con sus partes y con la forma correcta de conectar el depósito de gas. Hecho esto, asegúrate de colocarlo sobre una superficie estable. Así, minimizará el riesgo de que el recipiente con los alimentos pueda volcarse accidentalmente.

Antes de acoplar la bombona de gas, asegúrate bien de cómo hacerlo.

Algunos modelos requieren enroscar la botella; otros, en cambio, entran a presión en la válvula. En el primer caso, intenta no apretarla más de la cuenta al hornillo, pues podrías pasarle la rosca. Hecho esto, enciende el hornillo con una llama externa o con su encendedor incorporado, si dispone de él.

Encendido el hornillo, regula la llama a la intensidad deseada. Algunos cuentan con un paravientos para evitar que la llama se apague. Otros modelos no lo incluyen, pero no es difícil encontrarlo a buen precio en tiendas especializadas. Finalmente, te recomendamos que siempre lleves una bombona de gas de repuesto, pues es difícil saber la cantidad de gas restante.

Los hornillos de gas son utensilios de cocina muy útiles si sufrimos en casa un apagón prolongado.
(Fuente: Friedman: n561dz3nfvm/ Unsplash.com)

¿Cuánto dura el envase de un hornillo de gas?

La duración de una bombona de gas dependerá, en primer lugar, de la capacidad de esta. Existe una amplia gama de envases para este tipo de hornillos, desde cartuchos con capacidad para 250 g de gas hasta bombonas de mayor tamaño, de incluso 3 kg. Un cartucho B250, por ejemplo, puede durar hora u hora y media, dependiendo de la intensidad de la llama.

Las condiciones climatológicas también influyen en la duración del cartucho de gas.

Por ejemplo, hervir un litro de agua al nivel del mar a 20 ºC puede tardar entre tres y seis minutos. Sin embargo, cuanto más frío haga, más gas necesitarás para ello. La altitud también influye, ya que a menor presión atmosférica mejor funcionará el hornillo.

Para saber cuánto durará el envase de gas deberás consultar las especificaciones técnicas del hornillo y comprobar cuál es su caudal de gas. La mayoría de los hornillos consume unos 150 gramos de gas por hora. Sabiendo la capacidad del envase de gas podremos, por tanto, estimar fácilmente cuánto nos durará en condiciones normales de utilización.

¿Qué precauciones hay que tomar con los hornillos de gas?

La combustión del gas consume oxígeno, de ahí que debas evita cocinar en lugares sin ventilación. Por supuesto, ni se te ocurra hacerlo dentro de la tienda de campaña. Cuando termines de usar el hornillo, separa la botella de gas del hornillo —si es de sistema rosca— y guarda ambos fuera de la tienda de campaña. Evitarás así una posible intoxicación en caso de fuga de gas.

Los hornillos de gas suelen estar diseñados para recipientes de diámetros inferiores a 20 cm y con capacidad no mayor de un litro. Si usas una cacerola más grande corres el riesgo de que vuelque y te quedes sin comer o te quemes. Cuando cocines, vigila que el hornillo y el recipiente están lejos de cualquier tejido, como el de la tienda de campaña o el saco de dormir.

Existen muchos tipos de hornillos de gas, dependiendo del uso al que esté destinado o del tipo de gas que utilice, entre otros factores. (Fuente: Sariya: 121755191/ 123rf.com)

Criterios de compra

Realizar actividades al aire libre, sobre todo las que se prolongan durante varias jornadas o las de alta montaña, requiere que comamos alimentos calientes. Esto es posible con los hornillos de gas portátiles, utensilios para cocinar sencillos, pero que deberemos escoger teniendo en cuenta ciertos factores clave.

Tipo de uso

Este factor no es el primero por azar: es el más importante a la hora de elegir un hornillo de gas. Si lo que queremos es un hornillo portátil para nuestra autocaravana o para irnos de camping unos días, lo mejor es decantarse por uno de sobremesa. Son aparatos pesados, normalmente de varios fuegos, pero más versátiles y potentes que modelos más pequeños.

En cambio, si buscas una solución para ir de acampada o practicar el montañismo, los infiernillos portátiles deben ser tu elección. Tienen un solo quemador y son más lentos que los de sobremesa, pero a cambio ofrecen buenos resultados al usarlos a la intemperie. Algunos son plegables y caben en cualquier bolsillo de la mochila.

Un hornillo de gas es un utensilio portátil que se utiliza para calentar y cocinar la comida cuando estamos realizando alguna actividad fuera del hogar. (Fuente: Vladmax: 21431710 / 123rf.com)

Potencia calorífica

Los infiernillos portátiles están diseñados para calentar agua y comida, y para cocinar recetas sencillas, como sopa o pasta. La mayoría ofrece en sus especificaciones su potencia calorífica, un dato que puede ayudar a hacerte una idea de cuánto tardará en calentar la comida. Normalmente, como referencia, se indica el tiempo que tarda en hervir un litro de agua.

No obstante, la potencia del hornillo puede verse afectada por las condiciones climatológicas y por la altitud. El tipo de gas utilizado también incide en la potencia de la llama. Con buen tiempo podemos utilizar bombonas con una mezcla de butano y propano. En los meses fríos necesitaremos más potencia, y deberemos usar envases con una mezcla de propano e isobutano.

Bombonas compatibles

A la hora de adquirir un hornillo de gas es importante saber si es compatible con envases de gas normalizados. Algunos hornillos portátiles solo admiten botellas de gas de su marca porque no cuentan con un sistema estandarizado. Debido a ello, no podrás utilizar envases de gas universales, normalmente más baratos y fáciles de encontrar que los no estandarizados.

Los hornillos de gas suelen estar diseñados para recipientes de diámetros inferiores a 20 cm y con capacidad no mayor de un litro. (Fuente: Kaninstudio: 42657632/ 123rf.com)

Conexión del envase de gas

Básicamente, existen dos sistemas de unión entre el hornillo y el envase de gas: mediante perforación y de rosca. El primero es habitual en infiernillos que utilizan cartuchos. Los aparatos dotados de este sistema disponen de una aguja que perfora el envase de gas, el cual no puede ser extraído hasta que se haya agotado totalmente.

El sistema de rosca es habitual en modelos de hornillo que incorporan una bombona. Para enchufar el infiernillo solo hay que enroscarlo a la válvula del envase de gas. A diferencia del sistema anterior, este permite separar la bombona aunque aún haya gas en su interior. Es el sistema más práctico y el preferido por escaladores y excursionistas.

Estabilidad

Los hornillos de gas alargados y estrechos son los más inestables, sobre todo si van enroscados directamente al envase de gas. Este tipo de infiernillos puede servirnos para actividades de un día o dos, pero no para períodos más largos. Los más estables son los hornillos equipados con patas que se conectan a la bombona mediante un latiguillo.

Tamaño del quemador

Otro elemento que debes considerar al elegir un hornillo de gas es la difusión de la llama. Esta viene determinada por el tamaño del quemador: cuanto mayor sea este, más se abrirá la llama. Ten en cuenta que cuanto más concentrada esté la llama —como cuando el quemador es muy pequeño—, más fácil será que la comida se queme si no la remueves.

Cuando cocinamos al aire libre, el viento puede hacer que la llama de nuestro infiernillo se apague. Esto es más difícil que ocurra cuando la llama está muy concentrada, es decir, cuando el quemador es pequeño. Existen accesorios, denominados paravientos, que se utilizan para evitar que se apague la llama del hornillo cuando hay mucho aire.

Resumen

Comer caliente cuando realizamos actividades al aire libre, como el alpinismo o la acampada, es de suma importancia. Los hornillos de gas son la herramienta ideal para cocinar en cualquier lugar, por alejado y aislado que esté de la civilización. Los hay de muchos modelos, cada uno adecuado para un tipo de actividad.

Con nuestro artículo hemos intentado aclarar cuántos tipos de hornillos de gas existen, así como sus posibles usos. Te hemos hablado de cómo se utilizan y las mínimas normas de seguridad que debes observar. Finalmente, te hemos propuesto una serie de recomendaciones a la hora de escoger el más adecuado de entre todos los tipos existentes.

Si nuestro artículo te ha resultado útil y entretenido, compártelo en tus redes sociales. De este modo, también estarás premiando nuestro trabajo. Y si deseas aportar algo, no dudes en dejarnos tus comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Dmitry: 22194238/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.