Horno pequeño
Última actualización: 16/09/2020

Nuestro método

13Productos analizados

19Horas invertidas

8Artículos evaluados

73Opiniones de usuarios

Hay electrodomésticos que no pueden faltar en una cocina y uno de ellos es el horno, ideal para confeccionar platos especiales o, por qué no, hacer incursiones en repostería. El problema surge cuando no cuentas con suficiente espacio y es entonces cuando un horno pequeño eléctrico, o un horno de sobremesa, puede ser la ayuda que necesitas.

Ya sea porque tu apartamento es pequeño o porque no quieres desembolsar mucho dinero en este momento, un horno de sobremesa te sacará de apuros y te ayudará a mostrar tus dotes culinarias sin apenas diferencias con un horno clásico o empotrado. En esta guía encontrarás los mejores consejos para realizar una buena compra. ¡Comenzamos!




Lo más importante

  • El horno pequeño eléctrico u horno de sobremesa ofrece casi las mismas ventajas que un horno convencional, pero es mucho más pequeño, por lo que te ahorrará espacio en la cocina.
  • Por su fuera poco, estos pequeños dispositivos consiguen reducir la factura eléctrica al consumir menos energía que uno horno clásico.
  • No todo son ventajas y este tipo de horno tiene una menor vida útil porque las resistencias internas se deterioran con el tiempo, pero los beneficios que aportan son mayores que sus inconvenientes y no te arrepentirás si te decantas por uno de estos dispositivos.

Los mejores hornos pequeños del mercado: nuestras recomendaciones

Los españoles comenzamos a disfrutar de los electrodomésticos a partir de 1950, una década en la que descubrimos las ventajas de un horno eléctrico para preparar ricas y nutritivas recetas. Son beneficios que también aportan los horno de sobremesa o el horno pequeño eléctrico, como comprobarás en el Ranking que hemos preparado para ti.

El mejor horno pequeño por convección

Este horno de sobremesa con convección está equipado con luz interior que ayuda a controlar el estado de la cocción y tiene una capacidad de 30 litros. Su puerta de doble cristal de alta resistencia ayuda al mantenimiento de la temperatura.

Tiene indicador luminoso de funcionamiento y base antideslizante. Temporizador hasta 60 minutos. Temperatura regulable hasta 230 ºC. Cocina de forma homogénea con el aire que envuelve los alimentos y consigue unos resultados tiernos y sabrosos.

Evaluación editorial: Este pequeño horno permite cocinar sin aceite, con menos grasas saturadas. Obtiene comidas más saludables que al freír o saltear.

El mejor horno pequeño de uso familiar

Este horno de 39 litros de capacidad, que alcanza una potencia de 2000 vatios, tiene un diseño elegante y con acabados en acero inoxidable. Cuenta con 6 modos de cocción: convección, convencional, parrilla, repostería, baño María y función de descongelación.

Cuenta con temporizador de hasta 120 min para poder programar cuándo querés tus platos listos. Y una rejilla de acero inoxidable reversible que ofrece 8 niveles diferentes de cocción.

Evaluación editorial: Este producto es ideal para lograr una cocción uniforme y sana para tu familia. No requiere instalación y su diseño se integra al de tu cocina con tirador de acero inoxidable y acabados cromados.

El horno pequeño más compacto

Este horno de convección de 1500 vatios de potencia tiene una capacidad 12.6 litros. Su exterior es de acero inoxidable, incluye fuente y rejilla. Tiene 5 modos de funcionamiento distintos: freír sin aceite, grill, tostar y mantener caliente.

Es ideal para toda la familia.Puedes cocinar desde un pollo entero hasta 6 rebanadas de pan o una pizza grande. Por su uso eficiente de la energía, puedes ahorrar aproximadamente hasta un 63% de electricidad, comparado con un horno eléctrico convencional.

Evaluación editorial: Este producto cuenta con una tecnología que utiliza el aire caliente de alta intensidad para hornear, dorar y dejar crujientes tus alimentos fritos favoritos usando muy poco aceite.

El mejor horno pequeño eficiente

Los pequeños hornos son la opción perfecta para preparar rápidamente deliciosas comidas. Este producto cuenta con temporizador de 60 minutos y un termostato regulable.

Este horno de sobremesa ofrece 2000 vatios de potencia y 45 litros de capacidad. Cuenta con 4 funciones: asar, horno, grill y convección. Manejo sencillo y bandeja extraíble para una correcta limpieza.

Evaluación editorial: Es un producto muy conveniente, ofrece luz interior, bandeja y parrilla.  Es muy versátil ya que la puerta es abatible.

El mejor horno pequeño y ligero

Este pequeño horno tiene una capacidad de 28 litros. Sus 1600 vatios de potencia permiten cubrir las necesidades de cada receta. Incluye varios accesorios, una bandeja para alimentos con líquido, una parrilla para alimentos más ligeros y un asa de extracción.

Cuenta con hasta 3 funciones de calor diferentes para que ajustes el flujo de calor: únicamente por arriba, únicamente por abajo o la combinación de ambas para un cocinado uniforme. La función de convección tiene un botón independiente de accionado.

Evaluación editorial: Es un producto que por sus mandos independientes te permite controlar la luz, cambiar de temperatura, modo de calentamiento y controlar el tiempo de forma fácil e intuitiva.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los hornos pequeños

Si te apasiona la gastronomía y tienes dotes culinarias, no dejes de lado el horno pequeño eléctrico para preparar tus recetas. Da igual que tengas una cocina de reducidas dimensiones, el horno de sobremesa ahora incluye funciones impensables hace unos años. A continuación, te mostramos las preguntas más frecuentes entre los usuarios.

Actualmente, el mercado ofrece una gran variedad de hornos de sobremesa, la mayoría de ellos con funciones adicionales que harán que cocinar sea un placer.
(Fuente: Auremar: 69328960/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente un horno de sobremesa u horno pequeño eléctrico?

Es un electrodoméstico de pequeño tamaño que sirve para cocinar u asar alimentos, al igual que el horno convencional, mediante el calor que desprenden sus paredes a través de resistencias. Basta con conectarlo a la red eléctrica, como un microondas, y actualmente incorpora muchas funcionalidades, como por ejemplo la función de convección.

¿Qué significa cocinar por convección en un horno de sobremesa?

Significa que hay hornos de sobremesa en el mercado que utilizan esta función de convección. En este modo, los dispositivos recurren a ventiladores para distribuir el calor de forma homogénea. Así, los alimentos se cocinan uniformemente y todos por igual. Además, esta función implica que cocinar en un minihorno sea mucho más rápido.

Modo descongelación, Baño María o grill son solo algunas de sus prestaciones adicionales.
(Fuente: Veselova: 36800484/ 123rf.com)

¿Es lo mismo un horno de sobremesa que un microondas?

No. Son similares en tamaño y basta con conectar un enchufe para que los dos estén plenamente operativos, pero hay diferencias básicas. El horno de sobremesa funciona mediante resistencias, mientras que el microondas recurre a las ondas electromagnéticas, que al calentarse generan que los alimentos se cuezan o calienten.

Los microondas están indicados para calentar y descongelar porque inciden en el interior del alimento hasta una profundidad de 2,5 centímetros. El alimento no se tuesta, se deshidrata, mientras que el horno traslada el calor al interior y tuesta cuando se produce el proceso de deshidratación. En la siguiente tabla resumimos las diferencias:

Microondas Horno pequeño eléctrico
Las ondas generan que las moléculas de los alimentos se agiten para ser calentados. Calienta la superficie del alimento y el calor se traslada a su interior.
No dora ni tuesta los alimentos. Tuesta y dora los alimentos, generando un interior más suave y un exterior crujiente.
Es más rápido que el horno, de ahí que se utilice para descongelar y calentar. Es más lento que un microondas, aunque también se utiliza para calentar.
Reseca un poco los alimentos. No reseca las preparaciones.
En los últimos diez años han ganado en funcionalidades e incorporan funciones como dorar, gratinar, asar pollos mediante un rustidor, Baño María o modo convección, entre otras muchas posibilidades. En la actualidad, el mercado también ofrece hornos “combi”. Es decir, son hornos de sobremesa que combinan las prestaciones de un horno con los métodos de calentamiento de un microondas. También se les denomina “hornos microondas” en contraposición al “microondas”.

¿Puedo utilizar un horno pequeño eléctrico para repostería?

¡Claro que sí! Es una estupenda fórmula para comenzar a realizar bizcochos, pasteles y otros productos propios de la repostería. Eso sí, fíjate en que el horno pequeño eléctrico cuente con resistencias en la parte superior e inferior. Además, es importante que el dispositivo tenga modo convección para distribuir el calor de modo uniforme.

Si el uso va a ser esporádico, te basta con un horno de 12 L.
(Fuente: Auremar: 80273188/ 123rf.com)

¿Es lo mismo un horno de sobremesa que un horno portátil?

Sí. Tanto pueden ser denominados minihornos como hornos portátiles o de sobremesa. Al principio de salir al mercado, este tipo de horno estaba limitado en sus funciones y solo servía para asar alimentos, pero hoy en día incorporan muchas opciones.

Pueden incluir grill, temporizador o regulador de la temperatura, entre otras prestaciones.

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de un horno pequeño eléctrico?

Si optas por un horno de sobremesa no necesitarás la engorrosa instalación del horno convencional, pero además cuenta con muchos más beneficios que a buen seguro todavía no conoces. En la siguiente tabla te mostramos las ventajas y desventajas que tiene adquirir uno de estos pequeños dispositivos para nuestra cocina:

Ventajas Inconvenientes
Son económicos y es posible hacerse con uno por un precio aproximado de 60 euros. Las resistencias interiores se deterioran con el tiempo.
Son pequeños y caben en cualquier rincón de la cocina. Si no lo utilizas durante un tiempo largo, puedes guardarlo en una despensa para ahorrar espacio. No son indicados para preparar un gran volumen de alimentos porque el espacio interior es más reducido que el de un horno convencional.
Es mucho más cómodo de limpiar que un horno convencional.
Al ser de tamaño reducido, se calienta antes porque la superficie que tiene que alcanzar temperatura es menor.
Consumen menos energía que un horno convencional debido al tamaño y la velocidad de calentamiento.

¿Cómo limpiar un horno de sobremesa u horno pequeño eléctrico?

Exactamente igual que un horno de mayores dimensiones. La ventaja que tienes es que no tendrás que proceder a su limpieza en cuclillas y que su mantenimiento será mucho más fácil al ser un dispositivo de pequeñas dimensiones. A continuación, te ofrecemos unas reglas básicas para que mantengas tu horno de sobremesa como los chorros del oro:

  • Antes de nada, desconecta el horno de sobremesa. No juegues con la electricidad, es muy importante desconectar el dispositivo de la red eléctrica para evitar accidentes.
  • Deja enfriar del todo y elimina la grasa sobrante. Otra cuestión crucial para tu seguridad es que dejes enfriar totalmente el dispositivo, así te evitarás quemaduras innecesarias. A la hora de eliminar la grasa sobrante, puedes utilizar papel de cocina humedecido en agua caliente.
  • Guantes protectores. Para que no te sorprendan las reacciones alérgicas usa siempre guantes protectores por seguridad.
  • Primera opción de limpieza. Una posibilidad es introducir un recipiente con agua, unas gotas de amoníaco y un paño. Basta con encender el horno a fuego lento un par de horas, apaga y cuando esté frío limpia con el trapo.
  • Segunda opción de limpieza. Otra alternativa para limpiar tu horno de sobremesa es espolvorear el interior con bicarbonato de sodio. Hazlo cuando acabes de cocinar y el horno de sobremesa todavía esté caliente, pero no te olvides nunca de desconectarlo de la red eléctrica. Tras una hora, recoge los residuos con una esponja.
  • La última opción es recurrir a los desengrasantes. De fácil compra en las tiendas, no es lo más recomendable. Te aconsejamos que optes siempre por métodos más naturales.
  • Ventila. Es importante que dejes la puerta abierta del horno de sobremesa una vez hayas realizado las tareas de limpieza. Ventila entre dos y tres horas, así se expulsarán los gases de los productos que hayas utilizado.

Criterios de compra

Si estás pensando en comprar un horno pequeño eléctrico u horno de sobremesa es importante que consideres una serie de criterios antes de “lanzarte” a su adquisición sin más. Existen aspectos cruciales que debes observar para que no tengas que devolver el producto y que tu compra de verdad se adapte a tus necesidades. Entre ellos están:

Capacidad

La capacidad de un horno de sobremesa, al igual que la de los hornos convencionales, se mide en litros. En estos últimos suele rondar los 60 L, pero el horno pequeño eléctrico es más pequeño, por lo que su capacidad alcanza, como máximo, 45 L. Veamos seguidamente una tabla con la relación entre capacidad y número de comensales:

Número de comensales Capacidad
1-2 personas Entre 9 y 12 L
3 personas Entre 12 y 23 L
4 personas Entre 24 y 30 L
A partir de 6 personas 30 L o más

Tamaño

Es importante que tomes las medidas del espacio donde vas a situar tu horno de sobremesa, no vaya a ser que después no puedas moverte por tu cocina. Además, ten en cuenta que haya cerca una conexión a la red eléctrica para no recurrir a un alargador. Además, deja un poco de espacio para que el electrodoméstico disponga de ventilación.

Notarás el ahorro energético en tu factura.
(Fuente: Auremar: 67506775/ 123rf.com)

Potencia

La potencia es un aspecto determinante en un horno de sobremesa porque es la que establece qué platos puedes preparar. Generalmente, este tipo de dispositivo cuenta con una potencia que oscila entre los 800 y los 3000 W. Te bastará con un horno pequeño eléctrico entre 1400 y 2000 W para cocinar cualquier tipo de alimento. ¡Tenlo en cuenta!

Regulación de temperatura

Otro aspecto crucial a la hora de adquirir un horno de sobremesa es que éste posea temperatura regulable. Algunos alimentos necesitan más calor que otros, por lo que solo considera los electrodomésticos que dispongan de velocidades regulables de temperatura. El máximo en este tipo de dispositivos suele alcanzar los 250 grados centígrados.

Un horno portátil es el complemento ideal para tu cocina.
(Fuente: Mlynek: 60839735/ 123rf.com)

Funcionalidades

Como te recordábamos en otro apartado de este artículo, los hornos de sobremesa actuales cuentan con diversas funciones que te serán muy útiles a la hora de cocinar. Escoge uno de acuerdo a tus necesidades, ya sea que necesites un grill, que incluya el modo descongelación o la función de Baño María. No te olvides tampoco del temporizador.

Visibilidad

Otro aspecto que no siempre tenemos en cuenta a la hora de comprar un horno de sobremesa es la visibilidad. ¿A qué nos referimos?: a que los alimentos estén visibles durante el proceso de cocción, por lo que es importante que el electrodoméstico cuente con una puerta de cristal. También debes considerar si necesitas o no luz interior.

Accesorios

La mayoría de los hornos de sobremesa actuales incluyen accesorios adicionales, como bandeja recogemigas, rejillas, gancho para no quemarte o rustidor giratorio para que puedas asar pollos. Fíjate en que los accesorios sean de calidad para no tener que recurrir a recambios con frecuencia y que la compra sea realmente de tu agrado.

Resumen

Un horno de sobremesa u horno pequeño eléctrico es práctico y funcional, especialmente para personas solteras o parejas que disponen de poco espacio en la cocina. Este tipo de dispositivo, además, es pequeño y compacto, pero muy versátil, con lo que es posible agasajar a tus invitados con todos los honores, pero además de forma muy rápida.

Como señalábamos anteriormente, los hornos de sobremesa cuentan con la particularidad de que son más veloces que el horno clásico y te ahorrarán dinero en la factura al consumir menos energía. No todo son ventajas porque su vida útil es menor, pero sus beneficios superan con creces los inconvenientes. No te lo pienses, no te arrepentirás.

Si te ha gustado el artículo, comparte en las redes sociales. O quizá prefieras una pregunta directa: ¿Tu qué opinas? Déjanos un comentario y te contestaremos encantados. ¡Gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Auremar: 73752208/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones