Humificador de bebes destacada

En invierno la calefacción y en verano el aire acondicionado. Da igual la época del año que sea, siempre hay un motivo por el que el ambiente en casa puede resecarse demasiado para nuestro hijo. Por ello, un humidificador para bebés será nuestro mejor aliado para mantener y controlar la humedad relativa adecuada.

Con el uso del humidificador para bebés se reduce el riesgo de que nuestro peque se contagie de gripe, catarro u otras infecciones respiratorias. Además de muchos otros beneficios para el bienestar general del más pequeño de la casa. Si no estás demasiado familiarizado con este aparato, atento a esta guía tan completa.

Lo más importante

  • El sistema respiratorio de los niños es muy sensible y puede reaccionar de manera negativa ante factores como la humedad relativa o la temperatura. Es entonces cuando los virus entran en acción.
  • Los niveles de humedad relativa recomendados para la salud de nuestro bebé oscilan entre el 40 y el 60 %, pero, con el uso de aires acondicionados y calefacciones, no siempre es fácil mantenerlos a raya.
  • Antes de dar la bienvenida a un humidificador para bebés en casa, debemos tener en cuenta ciertos factores que asegurarán la compra correcta. Algunos de estos factores son, por ejemplo, el tipo de humidificador, la capacidad, la potencia y otras características específicas.

Los mejores humidificadores para bebés del mercado: nuestras recomendaciones

Con el avance de la tecnología, poco tienen que ver los humidificadores para bebés de antes con los que se venden en la actualidad. Hay tantos entre los que elegir que, a veces, la decisión no es nada fácil. A continuación, encontrarás una selección de los 5 mejores humidificadores del mercado para que te sirva como guía.

El humidificador para bebés favorito de los usuarios online

Este humidificador utiliza la tecnología ultrasónica para mantener la humedad relativa en el ambiente y mejorar así la respiración hasta de los más pequeños. La intensidad de la nebulización de este dispositivo es regulable y cuenta con un bajo nivel de ruido, lo que lo hace adecuado para la habitación de un bebé.

La capacidad de su depósito de agua es de 4,2 L y tiene una potencia de 230 ml/h, ideal para humidificar habitaciones de hasta 30 m² con una autonomía aproximada de 16 h sin necesidad de cambiar el depósito. Este humidificador incluye un cepillo para que la limpieza y mantenimiento sean mucho más fáciles.

El mejor humidificador para utilizar durante la noche

Un humidificador supersilencioso y con un diseño cuidado y exclusivo. Su tecnología ultrasónica trabaja sin emitir molestos ruidos, por lo que es adecuado para utilizar mientras el bebé duerme. Además, cuenta con siete colores diferentes para combinar y su difusor en forma de lágrima le otorga un acabado perfecto.

Su tanque de agua de 1,5 L (litros) y su potencia máxima de nebulización de 230 (mililitros/hora) ml/h le permite trabajar más de 8 horas (h) seguidas. Además, cuenta con un sensor de apagado automático que detiene el funcionamiento del dispositivo cuando el depósito se encuentra vacío. La combinación perfecta entre funcionalidad y diseño.

El humidificador para bebés favorito de los amantes de la aromaterapia

No products found.

Humidificador de diseño elaborado con materiales seguros y 100% libre de sustancias cancerígenas (BPA). Cuenta con una gran capacidad y puede trabajar una media de 6 h seguidas en habitaciones de hasta 40 metros cuadrados (m²). Incluye un mando a distancia con el que se puede controlar el tiempo, dos modos de niebla diferentes y siete colores de luz.

Además, su temporizador permite establecer tres modos automáticos (1 h, 3 h y 6 h) y su sensor de apagado automático detiene el funcionamiento cuando el depósito se ha vaciado por completo, lo que garantiza una mayor seguridad. También puede utilizarse como lámpara nocturna, combinando varios colores o manteniendo uno fijo.

El humidificador para bebés con mayor autonomía

Un humidificador sencillo pero tremendamente eficaz. Su depósito de 2 L permite que el aparato trabaje hasta por 24 h si se mantiene una potencia baja. Gracias a su estructura interna mejorada, el dispositivo humidifica la habitación de manera completamente silenciosa, permitiendo que lo utilicemos mientras el bebé duerme.

Cuenta con un control único, One Touch Control, desde el que se maneja el encendido y apagado, y el modo reposo (con una pulsación larga), lo que facilita su uso. Su boquilla gira 360 º, asegurando que la niebla llegue correctamente a cualquier punto de la estancia. Existen diseños en cuatro colores diferentes.

El humidificador para bebés más sofisticado

NAIXUES ha diseñado un humidificador sencillo y moderno pensado particularmente para bebés. Está elaborado con materiales de seguridad certificados y 100% sin BPA. Es completamente silencioso gracias a su tecnología ultrasónica y es capaz de trabajar entre 2 y 4 h en estancias entre los 25 y los 30 m².

Cuenta con un sensor de apagado automático cuando el depósito se queda sin agua y un temporizador para apagar el dispositivo tras 2 o 4 h de uso. Además, está equipado con luces LED de siete colores diferentes que pueden fijarse o alternarse, por lo que puede ser utilizado a su vez como lámpara de noche.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el humidificador para bebés

Antes de adquirir cualquier producto para nuestro bebé nos surgen un millón de preguntas al respecto. Lo ideal es que nos informemos para estar seguros de que la compra que estamos realizando es beneficiosa para el niño. Por ello, hoy respondemos para ti a las preguntas más frecuentes sobre humidificadores para bebés.

Una madre y su hijo jugando en el sofá

En la actualidad, existen humidificadores para bebés de una gran calidad que utilizan la mejor tecnología. (Fuente: Yury Stroykin: 37444590/ 123rf.com)

¿Qué es un humidificador para bebés y para qué sirve?

Un humidificador para bebés es un aparato electrónico diseñado para regular, controlar y mantener la humedad relativa en un entorno cerrado, como la habitación del bebé. Estos dispositivos funcionan mediante la evaporación del agua que contienen sus depósitos, aumentando de esta manera la humedad del aire.

Su función principal es mantener la humedad relativa en los niveles recomendados y adecuados al sistema respiratorio de un bebé, entre los 40 y los 60 º.

foco

Se reduce considerablemente el riesgo de contagio de ciertas enfermedades respiratorias, además de mejorar el confort general del niño.

¿Qué beneficios tiene el uso de un humidificador para bebés?

Además de los beneficios innatos del humidificador para bebés, como la prevención de infecciones respiratorias, el uso de este tipo de dispositivos tiene numerosas ventajas para la salud de nuestro hijo. Entre ellas encontramos la hidratación de los ojos y la piel en general, así como de las secreciones nasales.

Por otro lado, los pediatras recomiendan la utilización de estos aparatos sobre todo en invierno. Como no queremos que nuestro bebé pase frío, subimos la temperatura de la calefacción, pero esto aumenta la sequedad del ambiente. En cambio, el humidificador aporta sensación de calor manteniendo la humedad.

Luis Gonzáles TrapotePediatra

“Resulta útil adquirir un humidificador para garantizar el bienestar del bebé en el hogar. Además, en caso de resfriado, se aconseja evitar el uso de medicamentos en niños menores de dos años. Por tanto, una buena forma de prevenir y aliviar los síntomas del resfriado, es mediante el uso del humidificador”.

¿Qué riesgos puede tener no utilizar un humidificador para bebés?

Los ambientes secos y fríos son el entorno ideal para la actuación de los virus. Por ello, ante la falta de humedad, el sistema respiratorio de nuestro pequeño se puede ver afectado. Gracias al humidificador para bebés podemos evitar este y otros efectos negativos para nuestro hijo, como los que te presentamos a continuación:

  • Picores: Picor e irritación en los ojos que, además de ser muy molesto para el bebé, puede derivar en conjuntivitis.
  • Respiración: Sequedad en las mucosas de las vías respiratorias, lo que las hace más vulnerables al ataque de infecciones o virus.
  • Resfriados: Empeoramiento de los catarros y aumento de síntomas como la tos o la secreción nasal constante.
  • Piel: Sequedad en la piel, con manifestaciones como los labios agrietados o la aparición de eccemas.
  • Estado general: Dificultades para respirar, dolor de cabeza y malestar generalizado.
  • Ambiente de la habitación: El humidificador para bebés actúa para regular la humedad del ambiente y mantener siempre los niveles recomendados (entre el 40 y el 60 %), reduciendo así el riesgo de sufrir los síntomas mencionados.

¿Qué tipos de humidificador para bebés hay?

En general, y aunque ahora existen muchos tipos de humidificador para bebés entre los que elegir, podemos diferenciar dos grandes grupos: los de vapor frío y los de vapor caliente. ¿Cuál es mejor? No hay una respuesta exacta, ya que hay pediatras que recomiendan el vapor frío y otros que recomiendan el caliente.

Vapor frío Vapor caliente
Aumenta la temperatura de la habitaciónX
Hierve el agua para generar el vaporX
Emisión de vapor finoX
Menor consumo de electricidadX
Mayor efecto contra los gérmenes y virusX
Beneficioso para el tratamiento de laringitis, bronquitis u otras enfermedadesX

Podemos observar que ambos cuentan con ventajas y desventajas en diferentes sentidos. Mientras que el humidificador para bebés de vapor frío emite un vapor fino por medio de ondas de ultrasonidos, el de vapor caliente lo hace hirviendo el agua, lo que puede suponer la subida de 1 a 3 º de la temperatura de la habitación.

El hecho de que los humidificadores de vapor caliente hiervan el agua supone un aumento en el consumo de la electricidad. Pero también una mayor efectividad en la eliminación de gérmenes y virus. Y, aunque los de vapor frío se utilicen en los hospitales para el tratamiento de enfermedades, el aire caliente abre las vías respiratorias, expandiéndolas.

Un bebé de pie y un humificador

Estos dispositivos están diseñados para mantener la humedad relativa en los niveles recomendados. (Fuente: Владимир Комок: 110799877/ 123rf.com)

¿Qué precauciones debo tomar con el uso del humidificador para bebés?

Cualquier aparato, ya sea eléctrico o a pilas, que vayamos a utilizar en presencia de nuestro bebé debe ser seguro y adecuado. Para realizar un uso correcto del humidificador para bebés, debemos tener en cuenta algunos aspectos que serán fundamentales para garantizar el buen funcionamiento del mismo y la seguridad de nuestro peque.

  • Lo primero es asegurarnos de que necesitamos un humidificador para bebés, ya que, si el entorno del niño ya es suficientemente húmedo, utilizarlo puede llegar a ser contraproducente.
  • Los humidificadores son aparatos peligrosos para los niños. Colócalos siempre en un lugar fuera de su alcance e intenta que los cables tampoco queden a la vista.
  • Siempre que no se vaya a utilizar, es recomendable desenchufarlo. Además de por seguridad, porque así aumentaremos la vida del aparato.
  • Cuando el humidificador se encuentre en la habitación del bebé, mantén la puerta abierta. De esta manera, evitarás la generación de condensación o moho.
  • Intenta utilizar siempre agua destilada mejor que agua del grifo. El agua destilada produce un vapor más limpio, ya que no contiene cal ni trazas de minerales.

Si seguimos estos sencillos consejos y precauciones, no tendremos ningún problema y el uso del humidificador será todo ventajas. Evitar las infecciones respiratorias y mejorar la calidad de vida de nuestro bebé nunca había sido tan sencillo y tan seguro. Y no hay nada que nos guste más a los padres.

¿En qué situaciones no es recomendable utilizar el humidificador para bebés?

Pese a los múltiples beneficios que presenta la utilización de este tipo de dispositivos, existen ciertas situaciones en los que su uso puede resultar contraproducente e incluso perjudicial para el bebé. En primer lugar, los humidificadores están diseñados para ambientes secos, por lo que habrá que evitar utilizarlos si ya hay suficiente humedad natural.

Además, aunque son beneficiosos para el tratamientos de catarros o gripes, si nuestro bebé padece rinitis alérgica, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) o asma, el uso de un humidificador puede provocar la aparición de una crisis respiratoria. Lo ideal es consultar con el pediatra antes de utilizarlo.

¿Dónde debo colocar el humidificador para bebés?

El lugar en el que coloquemos el humidificador es fundamental para realizar un uso correcto del mismo y prevenir ciertos riesgos para nuestro bebé. Lo primero que debemos tener en cuenta es que la niebla o vapor nunca debe ser proyectado directamente hacia el pequeño. Se recomienda mantener una distancia mínima de dos metros.

Lo ideal es colocar el aparato en el centro de la habitación, o, por lo menos, dirigir la niebla hacia ese lugar, ya que de esta manera se humidificará la estancia completa. Si se trata de un humidificador de vapor caliente, además habrá que tomar la precaución de no situarlo demasiado cerca del bebé por el riesgo de quemarse.

¿Cómo se limpia un humidificador para bebés?

Los humidificadores expulsan vapor del agua que contienen en su depósito. Por lo tanto, de la limpieza del aparato y del agua dependerá que la niebla emitida, la que quedará en el aire que respira nuestro bebé, esté más o menos sucia. El mantenimiento de estos dispositivos es sencillo y se puede realizar en casa:

  • Asegúrate de que el humidificador está desenchufado a la hora de limpiarlo.
  • Separa el depósito de agua de la base y del filtro.
  • Limpia bien el depósito de agua. Se puede añadir una cucharada de lejía y dejar reposar durante 30 minutos para asegurar la eliminación de cualquier bacteria.
  • Llena una olla con agua y añade dos tazas de vinagre blanco para limpiar el filtro. Déjalo en la olla durante 30 minutos.
  • Limpiar la base también es importante. Puedes hacerlo vertiendo vinagre blanco sin diluir y dejando actuar 30 minutos.
  • El resto de pequeñas piezas se pueden limpiar cuidadosamente con agua y jabón.
  • Seca todas las partes con cuidado antes de volver a enchufar el aparato.

Resulta sencillo ¿verdad? Pues bien, se recomienda seguir esta rutina de limpieza al menos una vez a la semana para mantener el humidificador siempre en buen estado. Estas son unas instrucciones genéricas, debemos leer con atención las indicaciones del fabricante para la limpieza de nuestro aparato en particular.

Criterios de compra

Con las compras para nuestro bebé no nos la jugamos. Y menos si se trata de un humidificador que va a actuar sobre el aire que respiramos en casa. Por ello, es recomendable seguir ciertos criterios de compra a la hora de hacernos con un aparato de este tipo. Aquí te dejamos una selección de los principales:

  • Tipo
  • Potencia
  • Humidistato
  • Capacidad
  • Mantenimiento

Tipo

Antes hemos podido observar que tanto un humidificador para bebés de vapor frío como uno de vapor caliente pueden presentar múltiples ventajas. A la hora de elegir uno u otro deberemos tener en cuenta factores como las necesidades de nuestro hijo o el entorno en el que vamos a colocar el humidificador.

Por ejemplo, si vivimos en una zona en la que suele hacer calor, nos vendrá mejor un humidificador de vapor frío, ya que evitaremos aumentar todavía más la temperatura de la habitación. Sin embargo, si el lugar en el que vivimos es frío y seco, un humidificador de vapor caliente será mucho más efectivo.

Potencia

La potencia del humidificador para bebés juega un papel fundamental en la efectividad de este. Si bien el sistema respiratorio del bebé no requerirá tanta potencia, lo importante es medir la potencia en cuanto al tamaño de la habitación. No debemos abusar de la potencia si no queremos aumentar la humedad en exceso.

Cuanto más grande sea la estancia en la que se colocará el humidificador, más potencia deberá tener para conseguir su objetivo. Para que nos hagamos una idea, una potencia suficiente para una habitación de 10 m² es de 75 ml/h. Actualmente, la mayoría de los fabricantes incluyen una tabla explicativa de las potencias.

Potencia
10 m²75 ml/h
30 m²230 ml/h
50 m²380 ml/h

Humidistato

El humidistato es un sensor que controla los niveles de humedad relativa en el ambiente y es capaz de regularse automáticamente. Que el humidificador para bebés que escojamos cuente con este sensor es fundamental para evitar que la humedad del entorno aumente en exceso y llegue a ser contraproducente.

Aunque la mayoría de los aparatos cuentan con un control de salida de vapor, es recomendable comprobarlo. Gracias al humidistato, el funcionamiento del humidificador se detiene cuando la humedad de la habitación ha llegado al nivel establecido (entre el 40 y el 60 %) y vuelve a activarlo cuando baja.

Capacidad

Otro de los criterios de compra fundamentales es el tamaño del depósito del humidificador para bebés. Aunque este no sea un factor del que dependa el funcionamiento del aparato, nos facilita su uso. Cuanto mayor sea la capacidad, mayor autonomía tendrá. Con una capacidad de 2 L obtendremos una autonomía media de 8 h, dependiendo también de la potencia.

Sin embargo, otro aspecto que debemos tener en cuenta relacionado con el volumen del depósito es el tamaño. Si buscamos un humidificador compacto que no ocupe demasiado espacio en la habitación, necesariamente tendremos que sacrificar algo de capacidad. Como siempre, todo dependerá de nuestras necesidades.

Mantenimiento

A pesar de que la tecnología de los humidificadores para bebés ha mejorado mucho en los últimos tiempos, todavía es necesario seguir algunos pasos para la limpieza y mantenimiento de los mismos. Que el aparato se encuentre siempre en buen estado será fundamental para el funcionamiento y para cuidar la salud del bebé.

Lo principal es que el agua del depósito esté limpia y que la cambiemos con regularidad para evitar la aparición de moho y bacterias. Debemos asegurarnos de que el humidificador cuenta con filtro extraíble, si es reutilizable mejor que mejor. De esta manera, se facilita mucho el mantenimiento del aparato.

Resumen

Que un humidificador para bebés forme parte del mobiliario de la habitación de nuestro hijo aportará grandes beneficios a su salud y a su bienestar. Estos dispositivos están diseñados para mantener la humedad relativa en los niveles recomendados (entre 40 y 60 %), favoreciendo así el correcto funcionamiento del sistema respiratorio del bebé.

En la actualidad, existen humidificadores para bebés de una gran calidad que utilizan la mejor tecnología. La solución natural a los catarros y las gripes de los más peques. Siempre debemos informarnos sobre los tipos, el funcionamiento y el mantenimiento de este tipo de dispositivos para evitar que su uso resulte contraproducente.

Si te ha gustado nuestra guía sobre humidificadores para bebés, compártela en redes sociales y déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: draw05: 71327738/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Andrea Barragán Periodista
Andrea Barragán
Me licencié en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y trabajo de redactora freelance desde el año 2012. En este tiempo, he intentado combinar mis dos pasiones: escribir y viajar. Clientes como Kaufberater te lo hacen todo mucho más fácil. Detrás hay un equipo de profesionales que se esfuerzan en que siempre mejores y, por supuesto, cuando eso ocurre, te lo saben reconocer.