En ámbitos profesionales, como grandes oficinas, bancos y centros de logística, las impresiones están a la orden del día, sobre todo en lo que respecta a etiquetas, informes, y tickets. La necesidad es tal, que se afrontan unos costes muy altos, sin mencionar el impacto medioambiental. Por suerte, una alternativa muy eficiente que considerar son las impresoras térmicas.

¿Habías oído hablar de ellas? Si no, no te preocupes: has llegado al sitio correcto. Aunque para la mayoría de nosotros estas máquinas escapan a nuestro conocimiento, la realidad es que se usan muchísimo en el día a día, y en diversos ámbitos. En este artículo que hemos elaborado, te iremos guiando por toda la información relevante que hace falta conocer sobre ellas.

Lo más importante

  • Las impresoras térmicas, también llamadas «libres de impacto», son dispositivos electromecánicos cuyo funcionamiento depende del calor y de un tipo de papel termosensible. No hay cartuchos ni ningún otro sistema de inyección de tinta, por lo que los costes de impresión son muy bajos y el impacto ambiental es mínimo.
  • El uso de impresoras térmicas es muy frecuente en cajeros automáticos, supermercados, tiendas y centros de logística, así como en todos los ambientes donde se imprimen etiquetas. Suelen ser máquinas muy veloces y resultan sencillas de utilizar. La mayoría son eléctricas, pero hay modelos inalámbricos o que funcionan por cable USB o Ethernet.
  • Si estás pensando en tu próxima impresora térmica, hay ciertos criterios de compra que deberías tener en cuenta antes de hacer tu elección: el diseño y dimensiones, la fuente de alimentación, la velocidad de impresión y la facilidad de uso, entre otros.

Las mejores impresoras térmicas del mercado: nuestras recomendaciones

Para entrar a una función de cine, a un museo o a concierto, necesitas un ticket. También cuando vas al supermercado o te dan el recibo bancario de tus gastos. La realidad es que las impresoras térmicas se usan más de lo que pensamos. Elegir una adecuada puede ayudarte a ahorrar en costes y tiempo. En esta selección podrás echar un vistazo a las mejores ofertas que hay.

La mejor impresora térmica adaptada a todos los usos

La impresora térmica Epson TM-T20II es la elegida por Amazon. Funciona a través de cable mini USB y USB 2.0. Ideal para TPV (terminales de puntos de venta) y para la impresión rápida de etiquetas o recibos.

Esta impresora térmica tiene función de reducción automática de papel y una vida útil de 15 millones de líneas. La velocidad de impresión es de 200 mm/s y es compatible con controladores Windows.

La mejor impresora térmica para logos e imágenes

Brother presenta la impresora térmica más vendida de Amazon. El modelo QL700 tiene tecnología térmica directa e imprime hasta 93 etiquetas por minuto, incluyendo logotipos e imágenes.

El ancho máximo del papel para esta impresora es de 62 mm y el dispositivo detecta el tamaño automáticamente. Funciona con puertos USB y no se requiere de instalación de controladores u otro software específico.

La mejor impresora térmica para pequeñas tiendas

Approx presenta su impresora térmica de alta velocidad diseñada especialmente para pequeños comercios. Con su alta tecnología y módulo de impresión eficiente, es de larga durabilidad e imprime sobre papel térmico de 80 mm.

La impresora tiene un muy fácil mantenimiento y una elevada velocidad de impresión de 200 mm/s. Es compatible con sistemas operativos Windows, Linux e iOS, y funciona con USB.

La mejor impresora térmica para quienes buscan ahorrar energía

Alta calidad y bajo coste. Estas son las garantías de la impresora térmica de Boyisen. Hace muy poco ruido e imprime a unos 90 mm/s. Es de muy fácil instalación y mantenimiento. Su consumo de energía es realmente mínimo.

La impresora térmica es compatible con TPV y tiene función de carga de papel automática. Opera a través de cable USB y es apta para los sistemas operativos Windows y Linux.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las impresoras térmicas

Por mucho que se utilicen en diversos ámbitos, la realidad es que muchos desconocen las características, ventajas y potencial de las impresoras térmicas. Si trabajas en oficinas con mucho papelerío o necesitas etiquetas, seguramente te interesará saber más sobre ellas. En esta sección recorreremos los interrogantes más habituales que se ciernen sobre estas máquinas.

Hombre en negocio

El uso de impresoras térmicas es muy frecuente en cajeros automáticos, supermercados, tiendas y centros de logística, así como en todos los ambientes donde se imprimen etiquetas. (Fuente: Rido: 59968299/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una impresora térmica?

La impresora térmica es una máquina electromecánica cuya proceso de impresión está basada en un sistema de agujas calientes que van recorriendo un tipo de papel termosensible. Cuando se da el contacto, este se vuelve de color negro (impresión monocromo). En esta clase de impresoras no se usan cartuchos ni ningún otro mecanismo de inyección de tinta.

¿Cómo funciona una impresora térmica?

Las impresoras térmicas son impresoras libres de impacto, es decir, no se basan en la fuerza de impacto para transferir la tinta al medio o soporte. Básicamente, se utilizan para impresión monocromo. Cuentan internamente con pines y circuitos electrónicos que reciben órdenes del ordenador y almacenan los datos para imprimirlos.

El cabezal de una impresora térmica está compuesto por una serie de pines que se calientan a través de unas resistencias situadas en el cabezal. Esto hace reaccionar la película que cubre el papel, transmitiendo así la imagen sobre el soporte. Para conseguir los diferentes glifos o imágenes que representar, el cabezal térmico especifica qué pines deben calentarse.

Óscar VisuñaResponsable de sostenibilidad en EPSON

“Con impresoras térmicas podemos ser energéticamente eficientes y respetuosos con el medioambiente. Son tecnologías que reducen considerablemente el consumo de energía, la generación de residuos y la huella de carbono. Son útiles para ser socialmente más responsable”.

¿Puede una impresora térmica imprimir a color?

Históricamente, las impresoras térmicas son monocromáticas. De hecho, esta es la característica que les permite ahorrar tantos costes. Sin embargo, algunos últimos modelos están incluyendo la posibilidad de imprimir 2 o hasta 3 colores. Esta función es muy demandada en los comercios que imprimen etiquetas, ya que ahorran las históricas etiquetas preimpresas.

El negro es el color más habitual porque las impresoras térmicas, en sus inicios, eran muy populares para los códigos de barras (¡aún lo son!). Hoy en día, el color rojo es, después del negro, el más frecuente en estos tipos de impresiones, aunque también lo es el color azul. La diferencia de colores se consigue calentando los pines del cabezal a diferentes temperaturas.

¿Cómo se compone la estructura de una impresora térmica?

Las impresoras térmicas tienen un diseño y una estructura muy diferentes al de otros tipos de impresoras. Para empezar, suelen ser más pequeñas. Esto es positivo porque se adaptan a cualquier espacio, sobre todo en contextos laborales donde la cantidad de dispositivos es muy alta. Podemos resumir las partes de una impresora térmica en las siguientes:

  • Bandeja de entrada: Espacio asignado para colocar el rodillo de papel especial.
  • Tapa: Protege de polvo el interior de la máquina y permite visualizar el proceso de impresión.
  • Bandeja de salida: Espacio para retirar la hoja una vez impresa.
  • Panel: Tiene indicadores LED sobre el estado de la impresora (encendido, atasco de hoja, en proceso) así como botones para diferentes funciones.
  • Cubiertas: Protegen los circuitos internos y cumplen una función estética.
  • Puertos de conexión: Se utilizan para transferir datos o archivos con el ordenador.
  • Conector de alimentación: Proporciona la fuente de alimentación.
  • Soporte: Permite colocar la impresora en la forma más conveniente.
Impresa termica

La impresora térmica es una máquina electromecánica cuya proceso de impresión está basada en un sistema de agujas calientes que van recorriendo un tipo de papel termosensible. (Fuente: Corciulo: 2880280/ Pixabay.com)

¿Qué fuente de alimentación utilizan las impresoras térmicas?

Los costes de la energía son siempre un problema. Las impresoras térmicas suelen funcionar por corriente alterna, por lo que se necesita de una conexión eléctrica para su correcto funcionamiento. Últimamente, sin embargo, muchos modelos permiten utilizarse con cable USB, con conexión Ethernet, inalámbricamente o combinando distintas de estas opciones.

¿Qué ventajas y desventajas tienen las impresoras térmicas?

Desde su aparición, las impresoras térmicas han revolucionado la industria de la impresión en lo que respecta a etiquetas, recibos bancarios, códigos de barras y tickets, o billetes de todo tipo. Desde supermercados y bancos, comercios y tiendas, las ventajas de estos dispositivos las han hecho enormemente populares. En esta tabla te mostramos ventajas y desventajas.

Ventajas
  • Económicas, ya que al no utilizar tinta tan solo hay que adquirir como consumible el papel. Además, el coste de mantenimiento es prácticamente inexistente
  • Silenciosas y precisas, ya que no existe ningún mecanismo de percusión y los atascos de papel escasamente se producen
  • Pequeñas y compactas
  • Fiables, sencillas y limpias
Desventajas
  • Es necesario adquirir un papel especial
  • Usualmente, la impresión térmica es solamente en color negro
  • El desgaste de la impresión del ticket, particularmente en ambientes con temperaturas altas, hace que la durabilidad de la impresión sea relativamente baja, ya que la capa cerosa del papel reacciona con la temperatura y provoca con el tiempo que se borre el texto escrito en el mismo

¿Qué tipo de papel se utiliza con una impresora térmica?

El papel que se usa para las impresoras térmicas está impregnado por una sustancia cerosa que, al aplicarle calor, reacciona y se vuelve habitualmente de color negro. Este papel se adquiere normalmente en rollos, con un ancho estándar de 40 mm. También existen rollos de 50 y de 80 mm que, habitualmente, son los que usan las impresoras térmicas de los cajeros automáticos.

Impresora de etiqueta

Las impresoras térmicas son impresoras libres de impacto, es decir, no se basan en la fuerza de impacto para transferir la tinta al medio o soporte. (Fuente: Vacharapong: 93567003/ 123rf.com)

¿Cuál es la diferencia entre impresión térmica directa e impresión de transferencia térmica?

Las impresoras térmicas no son todas iguales ni ofrecen un mismo tipo de impresión. La impresión térmica directa se realiza mediante la aplicación de calor a los cabezales de la impresora. Estos se ponen en contacto con la superficie de impresión, que debe ser sensible al calor.

De este modo, la superficie de impresión que contacta con los cabezales se vuelve más oscura.

En cuanto a la impresión con transferencia térmica, la diferencia reside en que, en este caso, los cabezales de la impresora se ponen en contacto con un ribbon (rollo) que, al recibir el calor, provoca que el material se adhiera a la superficie de impresión. En ese sentido, esta segunda opción ofrece mayor flexibilidad de materiales a la hora de aplicar la impresión.

Al imprimir en materiales que no son sensibles al calor, estos no se degradan con el tiempo y se mantiene la calidad de la impresión a largo plazo. Las impresoras de transferencia térmica se utilizan en muchas industrias, especialmente en aquellas en las que los procedimientos de etiquetado son importantes en el proceso productivo y la calidad debe mantenerse.

Impresora junto a maquina de escribir

As impresoras térmicas suelen funcionar por corriente alterna, por lo que se necesita de una conexión eléctrica para su correcto funcionamiento. (Fuente: Zavgorodny: 47072099/ 123rf.com)

¿Cómo se mide la velocidad de una impresora térmica?

La velocidad de impresión se obtiene de la cantidad de milímetros impresos con texto en color negro por segundo que es capaz de realizar la impresora térmica. Hay que tomar en cuenta que estas máquinas se especializan en tickets y recibos, por lo que no imprimen una gran cantidad de caracteres, pero sí a una muy alta velocidad. Su medida es mm/s (milímetros por segundo).

¿En qué sectores se utilizan las impresoras térmicas?

El negocio de los TPV (terminales de puntos de venta) es uno de los sectores donde más se utiliza este tipo de impresoras. El correcto balanceo entre rapidez y calidad, unido a una durabilidad del documento obtenido, suficiente para el uso al que está destinado, hacen que prácticamente todos los TPV de cualquier comercio dispongan de una impresora térmica.

Otro sector que utiliza este sistema es el de la logística, debido al empleo de las impresoras térmicas de etiquetas, más conocidas como etiquetadoras. Estas funcionan con rollos de papel autoadhesivo y son las más eficaces, ahorrando tiempos totales de proceso. Además, su robustez y bajo coste de impresión las hacen, hoy en día, insustituibles.

También los parques de atracciones, cines y teatros, discotecas, museos o zoos.

En definitiva, cualquier tipo de espectáculo de entretenimiento es un sector donde las impresoras térmicas han ganado ampliamente el espacio a las demás. El escaso mantenimiento y la facilidad de su uso hacen que su implantación sea una tarea que exige dedicar muy pocos recursos.

¿Por qué las impresoras térmicas son productos sustentables?

Las impresoras tradicionales, como las de inyección de tinta y las multifunción, constituyen una fuente de contaminación debido a los cartuchos y los tipos de papel que utilizan. Una ventaja de las impresoras térmicas es que no hay inyección de tinta. Es el calor el que actúa sobre el papel termosensible, por lo que no hay cartuchos ni otros consumibles que contaminen.

Criterios de compra

Si necesitas ampliar y complementar las herramientas y el mobiliario de trabajo de tu oficina o empresa, posiblemente estés en busca de una impresora térmica. No solo por sus múltiples ventajas en cuanto a ahorro de costes y tiempo, sino también porque resultan muy sencillas de usar. Antes de hacer tu elección, sin embargo, considera los siguientes criterios de compra.

  • Velocidad
  • Diseño y dimensiones
  • Fuente de alimentación
  • Color

Velocidad

Las impresoras térmicas se caracterizan por su alto nivel de productividad. Los centros de logística, supermercados o bancos imprimen una enorme cantidad de recibos, tickets o códigos de barras al día. Por lo tanto, la velocidad es un factor clave que no deberías pasar por alto. Es recomendable que tu modelo sea capaz de imprimir, por lo menos, a 150 mm/s.

Impresora sobre mesa

Las impresoras térmicas son silenciosas y precisas, ya que no existe ningún mecanismo de percusión y los atascos de papel escasamente se producen. (Fuente: Boonpong: 87163610/ 123rf.com)

Diseño y dimensiones

A diferencia de otras impresoras como las de inyección de tinta y las multifunción, las térmicas tienen el valor de agregado de ocupar poco espacio. Esto es algo que debes corroborar antes de tu compra, ya que hay modelos que por su forma y diseño pueden resultar muy incómodos en oficinas o zonas de trabajo. En este sentido, si son inalámbricas, ahorrarás en cables.

Fuente de alimentación

La mayoría de impresoras térmicas son eléctricas, aunque últimamente ya se comercializan modelos que son inalámbricos. Sin duda, estos últimos conllevan múltiples ventajas en cuanto al espacio que ahorran y su más fácil funcionalidad. También debes tener en cuenta los puertos de conexión disponibles: los de USB y los de cable Ethernet son los más recomendables.

El papel que se usa para las impresoras térmicas está impregnado por una sustancia cerosa que, al aplicarle calor, reacciona y se vuelve habitualmente de color negro. (Fuente: Alexmx: 116480121/ 123rf.com)

Color

Aunque históricamente las impresoras térmicas solo den resultados monocromáticos, cada vez hay más modelos que incluyen el rojo y azul como un extra. Esta particularidad puede serte muy útil, sobre todo si necesitas imprimir etiquetas donde el diseño con más de un color es mucho más ventajoso. Asegúrate de que, aunque ofrezcan más colores, la velocidad se mantiene.

Resumen

Las impresoras térmicas son dispositivos electromecánicos cuyo funcionamiento se basa en el calor y no en la inyección de tinta. Esto supone un ahorro importante en consumibles de impresión, ya que no llevan cartuchos. Son muy útiles en centros logísticos, supermercados, bancos y pequeños comercios o tiendas en general para la impresión de recibos o tickets.

Lo normal es que las impresoras térmicas solo impriman en negro, pero los últimos modelos ya están añadiendo más colores, como el rojo y el azul. Además de ser muy eficientes energéticamente, son muy veloces, ayudan a cuidar el medioambiente y suelen ser muy silenciosas. Funcionan por corriente eléctrica, aunque hay modelos inalámbricos.

Si te ha gustado el artículo, compártelo entre tus contactos para que otros conozcan en profundidad todo lo que hay que saber sobre impresoras térmicas. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Boonpong: 87163609/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
43 Voto(s), Promedio: 5,00 de 5
Cargando…