destacada
Última actualización: 08/09/2020

Nuestro método

25Productos analizados

17Horas invertidas

9Artículos evaluados

623Opiniones de usuarios

No lo niegues, te gusta cuidarte y lucir un rostro sano, libre de impurezas y preparado para la jornada que se avecina. Además, eres una persona que no pierde la ocasión de descubrir productos nuevos que se ajusten a las particularidades de tu piel, ¿verdad? Hoy nos referimos al jabón para la cara.

Estos se han convertido en un compañero ideal para tu cutis, pues le procuran limpieza y cuidado. Por otro lado, debido a la gran variedad de productos de este tipo que puedes encontrar en el mercado, muchos de ellos a base de ingredientes 100 % naturales, se han convertido en todo un descubrimiento. ¿Quieres saber más? ¡Quédate y lee!




Lo más importante

  • El jabón para la cara es un aliado del que podemos hacer uso en cualquier momento del día, sin que sea preciso acotarlo exclusivamente a la mañana y a la noche como ocurre con otros productos.
  • Por otro lado, este producto cosmético está pensado para menguar el tamaño de nuestros poros y protegerlos de la suciedad y otros agentes externos.
  • En cualquier caso, si queremos elegir bien entre todos los jabones a nuestro alcance es importante tener en cuenta criterios de compra como tu tipo de piel, escoger entre jabón sólido o líquido, qué ingredientes lleva, su pH o sus resultados.

Los mejores jabones para la cara del mercado: nuestros favoritos

Si acabas de descubrir este producto, o al menos alguna de sus utilidades que no te habías planteado, es normal que no sepas muy bien por dónde empezar, no pasa nada. Pero como el saber es poder, a continuación te mostramos una selección de los mejores jabones para la cara que puedes encontrar en el mercado.

El jabón para la cara para más polivalente

Este jabón en formato gel y de textura ligera constituye una gran elección para las personas que tengan la piel sensible, normal o tendente a la tirantez y descamación propia de las pieles secas. Su aporte de ácido hialurónico dejará tu piel relajada, hidratada y con sensación de frescura.

Además, protege su barrera lipídica natural sin dejar una sensación aceitosa ni dejar residuos en tu cutis tras su uso. Su suave espuma es perfecta para retirar el maquillaje y las impurezas. Carece de perfume, por lo que es perfecto para evitar posibles irritaciones.

El mejor jabón exfoliante para la cara

Si eres de las personas con tendencia al acné y tienes la sensación de tener el cutis congestionado y lleno de pieles muertas, no desesperes. Este jabón en pastilla contiene granitos de albaricoque orientados a limpiar en profundidad tus poros y tu piel.

Asimismo, contiene ácido salicílico, cuya función antibacteriana y preventiva de la obstrucción de los poros ayudará a mantener tu cutis limpio, sano y combatirá la aparición de los dichosos granos y marcas producidos por el acné.

El mejor jabón para pieles mixtas y secas

Este jabón formulado por dermatólogos contiene el equilibrio entre una limpieza eficaz y la ausencia de tirantez y sequedad tras su uso. Esto se debe a que no merma el nivel de humedad de nuestra piel para mantenerla protegida gracias a su contenido en glicerina.

Otra de sus ventajas es su facilidad de uso y la sensación de frescura que procura después de utilizarlo. Por otro lado, dentro de la gama de productos de esta línea encontramos jabones para todo tipo de pieles. No habrá problema en encontrar el ideal para ti.

El mejor jabón natural para la cara

Este jabón recoge los tres pilares de los productos naturales. Sus ingredientes se han obtenido de manera sostenible, son 100 % naturales y son veganos. Dentro de su formulación encontramos cáscara de cacao, manteca de karité o aceite de coco.

Entre sus ventajas podemos destacar que se puede usar también como jabón corporal y que sus ingredientes son perfectos para limpiar, suavizar las manchas, hidratar y combatir afecciones cutáneas como eccemas o el acné.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el jabón para la cara

Una vez que has podido ver nuestra selección de nuestros jabones favoritos, seguro que te invaden un montón de preguntas. Estamos de acuerdo en que comprar un producto para nuestro rostro no puede hacerse a lo loco, así que toma nota de las respuestas que te damos. ¡Dispara!

El jabón para la cara es un aliado del que podemos hacer uso en cualquier momento del día, sin que sea preciso acotarlo exclusivamente a la mañana y a la noche como ocurre con otros productos. (Fuente: Suebsri: 81759362/ 123rf.com)

¿Qué clases de jabones para la cara hay?

Empecemos por el principio. Ahora que te has dado cuenta de que un jabón para la cara te puede ofrecer mucho más de lo que pensabas, asegúrate de conocer bien sus diferentes tipos. En este sentido, podemos señalar dos categorías: jabones naturales o sintéticos. Por supuesto, cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas:

Tipo de jabón Ventajas Desventajas
Natural Ingredientes de origen natural.

Menor probabilidad de reacciones adversas.

Con algunos puedes extender su uso a cabello y cuerpo.

Sus ingredientes conservan mejor sus propiedades.

Suelen tener un precio más elevado

En ocasiones no ofrecen los mismos resultados que los sintéticos.

Si es en pastilla su conservación es más compleja.

Sintético Su precio final suele ser inferior

Suelen incorporar agentes hidratantes para compensar la sequedad

Pueden tener múltiples focos de acción.

Mayor presencia de compuestos artificiales.

Más propensión a provocar reacciones.

El tensioactivo usado puede ser más agresivo.

¿Por qué no vale cualquier jabón para la cara?

Seguro que en algún momento has usado para la cara el mismo jabón que usas para las manos y, a continuación, también has notado que tu piel se veía tirante y sensible. Así que la respuesta es sencilla: como no todas las partes de la piel son iguales, lo ideal es usar jabones cuya formulación se ajuste a la sensibilidad de cada parte del cuerpo.

Incluso si has sido escrupulosa en este aspecto, puede que el jabón que uses no tenga el resultado que deseas. Si este es tu caso, averigua qué particularidades tiene tu piel y elige siempre el jabón que más se ajuste a ellas.

¿Es cierto que usar el jabón para la cara muchas veces al día perjudica nuestra piel?

Esta es una afirmación que se suele repetir muy a menudo. Pero, como en cosmética existen tantos mitos, ya no sabemos de qué fiarnos y de qué no. Pues bien, en el caso del jabón para la cara, esta es una realidad. Y no sin razón, ya que muchas veces los cosméticos que utilizamos no respetan nuestra piel y, con el uso continuado, tienden a dañarla.

Ten en cuenta que en ocasiones se disfrazan de jabones otros productos limpiadores y detergentes que no lo son y estos pueden afectar negativamente al pH de nuestra tez. Toda nuestra piel tiene una capa protectora natural y nuestro rostro no iba a ser distinto. De esta manera, si nos lavamos la cara más de tres veces al día, podemos padecer los siguientes efectos:

  • Sequedad y descamación
  • Irritación
  • Infecciones
  • Alergias
  • Sensibilidad
  • Mayor producción de sebo

Aplicar jabones para el cuerpo con un pH superior, o más alcalino, puede alterar el nivel de protección de la piel y perjudicar a nuestro cutis. (Fuente: Yastremska: 137675447/ 123rf.com)

¿Es un error usar agua caliente durante la limpieza facial?

Y continuamos con otra afirmación contundente sobre los jabones para la cara y la limpieza facial. De hecho, este es uno de los errores más comunes. Tendemos a relacionar el uso de agua caliente como un potenciador de la limpieza, pero no es cierto lo que cuentan. Mezclar agua muy caliente con el jabón o para aclararnos puede perjudicar más la barrera lipídica de nuestra piel y posteriormente incrementar la sequedad.

Si esto lo unimos a usar el jabón más del número recomendado de veces, limpiaremos nuestro rostro, sí, pero tendremos que incorporar cremas hidratantes u otros productos que combatan los efectos negativos de esta práctica.

¿Cómo se debe utilizar un jabón para la cara?

La rutina de limpieza no es un tema a tomarse a la ligera, por eso es conveniente tener algunos conceptos claros sobre esta práctica diaria. Piensa que la piedra angular sobre la que gira este proceso es tu tipo de piel, así que toma nota de estos consejos en función de cada tipología.

Tipo de piel Recomendación
Piel grasa Por sus características es en la que más incisivo hay que ser con la limpieza. Usa jabones específicos y repite la operación si es necesario, de otro modo podrías perder tono en el rostro. Sé cuidadoso si tu piel es acneica y aclara con mucha agua.
Piel normal o mixta Para este tipo de piel no hace falta usar jabones que cierren mucho los poros, en ese caso conseguimos generar más sebo y provocar irritaciones. Con usar un producto neutro es suficiente. En caso de notar sequedad, reduce el uso del producto o hidrátate después.
Piel seca En esta piel lo preferible es usar dos técnicas. La limpieza antes de dormir tiene que ser la más profunda, pues los lípidos que produzcas mientras duermas serán beneficiosos para tu piel. Sin embargo, por la mañana hazlo de manera más suave para que tu tez siga aprovechando los lípidos protectores generados.

Criterios de compra

Vaya, parece que el jabón para la cara daba mucho más de sí de lo que siempre habíamos pensado. Por ello, a la hora de elegir nuestro siguiente jabón, lo más recomendable es tener en cuenta algunos criterios de compra que nos permitan escoger el más adecuado para nosotras. ¡Toma nota!

Tipo de piel

Como no podía ser de otra manera, el primer paso para adquirir un jabón para la cara es saber en qué tipo de piel se va a usar. Así que, si aún no sabes cómo clasificar la tuya, presta atención a los siguientes para conocer mejor las necesidades específicas de tu cutis y conseguir así unos mejores resultados.

Tipo de piel Características esenciales
Mixta Presencia de grasa en la frente, nariz y mentón.

Poros abiertos y con residuos en estas zonas.

Resto del rostro la piel es seca o normal.

Grasa Produce exceso de sebo.

Los poros son visibles.

Tiene brillos.

Es propensa al acné en distintos grados.

Normal Es la más infrecuente.

Los poros son poco perceptibles.

La piel es homogénea y lisa.

Mantiene el equilibrio la sequedad y la creación de grasa.

Luce limpia.

Tiene buena circulación.

Seca Produce poca cantidad de sebo.

No mantiene la humedad.

Es común en pieles maduras.

Falta de elasticidad y sensación áspera.

En los casos más severos se presentan picor, irritación y agrietamiento.

¿Sólido o líquido?

Una vez has superado el primer paso, la elección del formato es casi una cuestión de gustos. En ambos casos puedes encontrar jabones que se ajusten a tus necesidades. Aunque es cierto que el jabón en pastilla puede parecer más natural, también puede contener más productos sintéticos de lo que pensamos. Aquí lo que prima es el uso que le vayas a dar:

  • Si además de la cara puede aplicarse en más partes del cuerpo, para tenerlo en la ducha, por ejemplo, o bien si lo vas a llevar contigo de viaje, el formato en pastilla te resultará más práctico.
  • Por otro lado, si queremos conservar bien un jabón en pastilla hace falta una jabonera específica para retirar bien en el agua. Además, se recomienda darle un poco de agua caliente antes de su uso.

El primer paso para adquirir un jabón para la cara es saber en qué tipo de piel se va a usar. (Fuente: Guzhva: 105733469/ 123rf.com)

Ingredientes

Por supuesto, los ingredientes son otro de los aspectos esenciales que considerar cuando vas a adquirir un jabón para la cara. Si no eres de las que mira los ingredientes detrás del envase, busca y asegúrate de que contiene los ingredientes que necesitas, ya sean hidratantes, astringentes o exfoliantes, dependiendo de tu tipo de piel.

Por otro lado, te recomendamos que prescindas de aquellos que incluyan cantidades grandes de aceite, fragancias artificiales o alcoholes, pues unos pueden dejarte la piel grasa y los otros irritarla. Busca siempre la opción más compatible con tu piel y, si es necesario, termina con una crema hidratante.

pH

Y otro de los contenidos que debemos buscar en la etiqueta de nuestro futuro jabón para la cara es el pH. Este es importante en dos sentidos: desde el punto de vista de nuestra piel y del jabón que adquiramos.

La salud de nuestra piel depende en gran medida de que no alteremos los valores de esta protección usando un producto con un pH inadecuado. A continuación te dejamos una serie de consejos para que los tengas en cuenta en tu elección:

  • El nivel de pH de nuestra piel se sitúa entre 4 y 6, es decir, levemente ácida. Esto nos sirve de manto protector de los agentes externos.
  • Aplicar jabones para el cuerpo con un pH superior, o más alcalino, puede alterar el nivel de protección de la piel y perjudicar a nuestro cutis.
  • Tal y como has podido leer en párrafos anteriores, lavar demasiadas veces la cara perjudica tu rostro de varias formas y muchas de ellas son consecuencia de alterar el equilibrio del pH del cutis.

Puedes encontrar el jabón para cara en diferentes presentaciones. (Fuente: Nadisja: 137696496/ 123rf.com)

Espuma, ¿con o sin?

Por último, nos toca desmentir la leyenda urbana de que la espuma en sí, o cuanta más espuma haga un jabón, más posibilidades tiene de alterar negativamente el pH de nuestra tez o de secarla. Pues no, la espuma no es, ni mucho menos, un factor determinante para que esto ocurra.

La agresividad del producto lo va a determinar su composición, con independencia de que sea un jabón natural o sintético. La espuma es más un complemento que incorpora el producto para hacer más gustoso su uso. Así que, ya sabes, elígelo dependiendo de tus preferencias.

Resumen

Es cierto que el mundo del cuidado y limpieza facial está lleno de productos y alternativas. Pero seguramente no te habías parado a pensar que los jabones para la cara ocupan dentro de este sector un reducto cada vez más popular y que está en constante evolución.

Este es un producto lleno de posibilidades y con la gran variedad de ellos que puedes encontrar en el mercado es muy complicado no hallar el que más se ajuste a tus necesidades. Desde jabones sólidos o en forma de gel a jabones para todo tipo de pieles, exfoliantes, que combaten el acné o con efectos antiedad. Sin duda un descubrimiento, ¿verdad?

Si te ha parecido útil nuestra guía sobre los jabones para la cara, no dejes de compartir en redes sociales y déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Whiteshoes91: 62925040/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beatriz Cámara Traductora y redactora
Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.