Última actualización: 10/08/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Ya sea por reducir el consumo de plástico o ahorrar un poco de dinero, cada vez hay más hogares que deciden comprar una jarra filtradora de agua. El cambio de hábitos relacionados con nuestra vida cotidiana, como en este caso beber, es algo que nos cuesta mucho.

Estas jarras poseen un filtro con varios componentes, como son el carbón activado y la resina de intercambio iónico, pero después de leer este artículo vas a conocer a fondo todo lo relacionado con las jarras purificadoras y finalmente podrás decidir si te gustaría tener una.




Lo más importante

  • Las jarras filtradoras son jarras diseñadas para poder consumir el agua del grifo sin ninguna de sus impurezas. Esta jarra sirve tanto para el hogar como para el trabajo.
  • Los compuestos del filtro de la jarra son solo dos, carbón activado y resina de intercambio iónico, totalmente inocuos para nuestra salud.
  • El agua que se obtiene puede ser consumida por cualquier persona, desde los más pequeños hasta las personas ancianas con problemas de riñón.

Las mejores jarras del mercado: nuestras recomendaciones.

En cuanto a jarras filtradoras se refiere, si conoces un poco este mundo sabrás que existe una marca estrella, pero aquí dejamos algunas de las mejores opciones de compra según tus necesidades:

La mejor jarra filtradora relación calidad-precio

Esta jarra filtradora de 2.6L de capacidad se encuentra en un paquete seleccionado con la etiqueta Amazon’s Choice, ya que no contiene la jarra exclusivamente, sino que va acompañada de 6 filtros más. Por un precio bastante razonable puedes tener agua para 6 meses desde su compra.

Esta jarra es de color blanco, está fabricada con plástico y tiene una garantía de 2 años. Para ser un producto que vamos a usar diariamente, incluso varias veces, no está nada mal.

La mejor jarra filtradora según su usabilidad

Esta es la jarra más pequeña que podemos encontrar en Amazon, su capacidad es de 2.3L. Aunque el volumen de agua filtrada es menor: 1.2 L esto hace que la jarra pese menos que la jarra anterior y por ello sea más manejable para los niños o para personas mayores. En cuanto a la forma de uso, es igual que todas las demás, todas las jarras son fáciles de usar.

Esta jarra no incluye filtros extra, por lo que es más económica. Sus filtros tienen una duración de 1 mes. Lo interesante de esta jarra es que la puedes pedir del color que quieras. Está fabricada de plástico reglamentario para no contaminar líquidos ni alimentos.

La mejor jarra filtradora para el lugar de trabajo

En el lugar de trabajo suele beber mucha agua bastante gente, por esta razón encontramos una alternativa bastante similar. Es un dispensador de agua filtrada, los filtros que se utilizan son los mismos que los de las jarras filtradoras, por lo que no tendrás problemas en encontrarlos.

Disponible en color blanco, posee una capacidad de 9 L de agua filtrada. Puede colocarse fácilmente en una superficie de nuestra sala común, ya que solo ocupa 35 x 20 x 22 cm. Si por su uso el grifo llega a romperse se puede adquirir por separado sin ningún problema.

La mejor jarra filtradora para los bebés

En este punto podemos mencionar una jarra filtradora de la marca que más vende y que además el precio se ajusta a nuestras necesidades. Generalmente todos los filtros deben ser seguros para todos las personas tengan la edad que tengan, pero esta es la marca “pro” en cuanto de jarras filtradoras hablamos.

Sus filtros hechos de una mezcla de carbón activado y resina de intercambio iónico hace que el agua salga totalmente limpia de cloro, cales, toxinas, microplásticos… Incluso podemos decir que conseguimos un agua totalmente insabora.

La mejor jarra filtradora el cloro

El cloro es la sustancia que da sabor al agua, en muchos hogares el agua corriente contiene mucho, por lo que tenemos que buscar una jarra que se ajuste a nuestras necesidades.

Además con un diseño adaptable totalmente al frigorífico, esta jarra hace que el agua que sale de ella de mejor sabor a nuestros alimentos, si utilizamos esta agua para lavarlos.

Guía de compras: lo que debes saber sobre la jarra.

Antes de adquirir un producto siempre viene bien que contesten a las preguntas más importantes, de esta manera podremos decidir nuestra compra de una manera más fácil y segura.

Aquí dejamos una serie de preguntas interesantes sobre las jarras filtradoras:

Las botellas de agua fría dejarán de ser un problema en tu frigorífico. (Fuente: Cooper/ Unsplash)

¿Qué tipo de jarra filtradora debes usar?

Debes usar una jarra que además de ser del tamaño adecuado, debe estar fabricada de plásticos que sean especiales para alimentos. Además debes fijarte en que los componentes del filtro sean los correctos.

Estos componentes deben ser carbón activado y resina de intercambio iónico, la mezcla de estos compuestos hace que la jarra funcione perfectamente, así el agua que sale de tu grifo estará totalmente libre de cales y otras toxinas.

Aunque el agua de nuestro grifo es potable, todavía quedan muchos residuos sin filtrar y esto podría dañar nuestros riñones. Por ello es muy recomendable esta jarra filtradora si tienes como costumbre consumir esta agua.

¿Cuándo debes usar la jarra filtradora?

Esta jarra puedes usarla en todo momento, puedes beber toda el agua que desees y la jarra seguirá siendo igual de inocua para nosotros. Claro está que esto es verdad si no excedes el tiempo que debe estar el filtro en la jarra.

También es recomendable que se use en un hogar o en un centro de trabajo, donde hay mucha gente. Esto hace que se reduzca el consumo de plástico debido al agua embotellada. Además de ahorrar un poco de dinero (solo si hay bastante gente).

Sin ningún problema también puedes llevarte esta agua donde quieras, así no tienes que estar pendiente de comprar agua y puedes usar una botella reutilizable.

¿Cómo usar la jarra filtradora?

No debes preocuparte sobre este aspecto, ya que es bastante fácil, según llegue a tu casa ya casi está lista para su uso. Debes seguir unos pasos muy simples para que pueda funcionar:

  • Primero debes lavarla para que toda la jarra esté desinfectada, ten mucho cuidado con la parte superior de la tapa, ya que esta no puede mojarse.
  • Luego ya puedes poner el filtro en su lugar (puede ser que este no encaje bien), debes eliminar todo el aire que exista en el filtro sumergiendo.
  • Finalmente debes hacer una serie de lavados al filtro (los que recomiende el fabricante). Pones el contador a cero y ya está lista para usar.

¿Cómo funciona la jarra?

El funcionamiento de una jarra filtradora de agua es muy fácil. Una vez lista para su uso, debes introducir el agua del grifo por donde el fabricante indique, esta agua pasará directamente por el filtro, y lentamente caerá en la base de la jarra lista para su consumo.

Quizás puedas encontrar en la cajetilla del filtro una arenilla negra, esta es algo de carbón activado que se ha desprendido, pero tranquilo, no cae a la base de la jarra y si lo hiciera, este compuesto es totalmente inocuo.

Gracias a los compuestos del filtro no debemos preocuparnos porque no funcione correctamente, eso sí, siempre y cuando cambies el filtro cuando corresponda.

¿Cada cuánto debes cambiar el filtro de la jarra?

Desde el día que colocas el primer filtro, dependiendo del modelo, debes cambiar este cada 4 semanas (tiempo medio), muchas jarras filtradoras poseen un contador para que no olvides el día del cambio. Cada vez que cambies el filtro debes realizarle todos los lavados recomendados por el fabricante y también recuerda desinfectar la jarra.

Con la compra de la jarra filtradora suelen venir unos filtros extras, cuando estos se acaben no te preocupes, fácilmente puedes encontrarlos en cualquier tienda on-line a un precio bastante aceptable.

¿Cuánto tiempo te va a durar la jarra?

En principio no hay un tiempo establecido para cambiar la jarra filtradora, esto no quiere decir que te puede durar toda la vida.

Cuando puedas observar en ella imperfecciones o quizás roturas, posiblemente sea el momento de comprarse una nueva. Aún así es muy complicado que esto ocurra, ya que el plástico del que está fabricada la jarra es muy resistente y evita deteriorarse para no contaminar ningún alimento, o líquido en este caso.

Los compuestos del filtro de la jarra son solo dos, carbón activado y resina de intercambio iónico, totalmente inocuos para nuestra salud. (Fuente: Antonioguillem: 50532402/ 123rf)

¿Por qué comprar una jarra?

Comprando una jarra filtradora ya no tienes que preocuparte de ir a comprar el agua embotellada a la tienda. Los paquetes de agua son muy pesados además de contaminar bastante por el desperdicio de plástico que generan.

Otro aspecto importante es el ahorro de dinero a largo plazo, ya que el agua corriente es bastante más barata que la embotellada , y en este caso no se encuentra ninguna diferencia de calidad entre las dos aguas.

Finalmente puedes tener agua cuando quieras y a la temperatura que desees, sin tener botellas ocupando espacio en tu frigorífico.

Ventajas y desventajas de comprar la jarra.

Ventajas
  • Tienes agua cuando quieres.
  • Fácil de encontrar en el mercado,
  • Fácil de usar.
  • Puede tener una capacidad de hasta 3.5 L.
  • Ahorras dinero a largo plazo.
  • Reduces el consumo de plástico.
Desventajas
  • Olvidar cambio de filtro
  • Sus compuestos no son reciclables.

Criterios de compra

A la hora de decidir si quieres comprar la jarra con filtro o no, no es suficiente con saber la respuesta de las preguntas anteriores, debes centrarte en otros aspectos más importantes que conciernen tu vida diaria. A continuación podrás ver diferentes criterios de compra a tener en cuenta:

Compuestos del filtro

El filtro es el que hace que el agua introducida en la jarra filtradora salga limpia de cal y de otras sustancias que pueden ser nocivas para nuestra salud, por este motivo debes estar informado si los compuestos del filtro funcionan correctamente o afectan a nuestra salud.

El carbón activado granular y la resina de intercambio iónico, una mezcla de estos compuestos es lo que hace que la filtración del agua sea la correcta. Estos no tienen ningún efecto nocivo sobre la salud, siempre y cuando se cambie el filtro cuando el fabricante recomiende.

Usos de los compuestos utilizados:

Carbón activado Resina de intercambio iónico
Salud renal Ósmosis inversa
Gas intestinal Industria agroalimentaria
Filtración de agua Industria química y farmacéutica
Diarrea Industria energética, electrónica y nuclear
Salud bucal Tratamiento de superficies
Cuidado de la piel Aporte de agua de calderas
Desodorante Potabilización del agua

Material

No todos los plásticos son reutilizables, ya que la calidad de estos define las veces que puede volver a usarse. Por ello es importante saber si la jarra filtradora que queremos comprar está hecha con unos materiales que no afecten a nuestro organismo.

Aunque pueden ser de cristal o acero inoxidable, la jarra que debes elegir debe ser de plástico, ya que las marcas que fabrican estas jarras purificadoras están obligadas a usar plásticos sin toxinas, y a su vez diseñados para entrar en contacto con alimentos.

Aunque el agua de nuestro grifo es potable, todavía quedan muchos residuos sin filtrar y esto podría dañar nuestros riñones.(Fuente: Takeuchi/ Unsplash)

Capacidad

Este aspecto de la jarra debe adaptarse a las necesidades particulares del usuario. No vas a necesitar la misma jarra si en tu casa viven 2 personas o 5, por lo que la marca que elijas debe tener varias medidas de jarras purificadoras.

Las jarras más pequeñas poseen una capacidad de 2L, este tamaño no está nada mal teniendo en cuenta que una botella estándar es de 1,5L. Pero si necesitas una jarra más grande, las hay de hasta 3,5L.

Contador

Si todavía no posees una jarra filtradora, es probable que desconozcas este aspecto que es bastante útil.

A la hora de elegir la jarra recuerda que puede tener un contador que avisa cuándo debes cambiar el filtro. Esto hace que no tengas que preocuparte por si se te olvida. Además este contador se reinicia cada vez que cambias el filtro solo con tocar un botón.

Precio

Este aspecto es muy importante para muchas familias, ya que es probable que decidas comprar la jarra para ahorrarte un poco de dinero. Pero, ¿de verdad sale más barato?

La familia española gasta de media 63€ al año en agua embotellada, comprar esta jarra purificadora le supondría unos 20€, y la compra de los filtros unos 36€ al año. Si contamos con el gasto del agua corriente, el primer año sería el mismo gasto, pero al año siguiente se reduciría este gasto.

Seguridad

Este es probablemente el aspecto más importante de todos ellos, cuando hablamos de alimentos o líquidos que va a consumir nuestra familia miramos todo con “mil ojos”.

Pero no hay de qué preocuparse. El agua que pasa por el filtro de la jarra filtradora sale totalmente limpia de impurezas y es apta para el consumo de cualquier persona, desde bebés hasta los más mayores.

Agua embotellada vs. Agua filtrada

Agua embotellada Agua filtrada
Seguridad
Resistencia
Reciclable
Reutilizable
Reciente
Transportable

Resumen

Una jarra filtradora es bastante útil para el hogar y el lugar de trabajo, sobre todo si hay mucha gente. Es un producto muy fácil de usar y, además, puedes despreocuparte de comprar agua embotellada.

De hecho, su calidad no tiene nada que envidiar a la del agua embotellada gracias a su perfecta filtración, realizada por los compuestos totalmente inocuos del filtro. El agua sale totalmente limpia, incolora e inodora.

(Fuente de la imagen destacada: Sebra: 71165496/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones