Variedad de juguetes para niño de 1 año destacada

Tu bebé está a punto de cumplir su primer año de vida. Seguramente, ya ha comenzado a gatear o incluso está dando sus primeros pasos. Le escuchas decir algunas palabras y quieres motivarlo de todas las formas posibles para que siga desarrollando su inteligencia, su motricidad y su lenguaje. A través del juego puedes estimularlo para que siga mejorando sus habilidades.

Sin embargo, fíjate bien en qué elementos está usando tu hijo para jugar. A veces creemos que no pasa nada si lo dejamos que coja nuestro móvil o las llaves de casa. Pero realmente estos objetos no son apropiados para ellos. Además existen juguetes para niños de un año que cumplen con todas las medidas de higiene y seguridad para los peques. Así que, lee con atención.

Lo más importante

  • Los juguetes que damos a nuestros hijos deben ser los indicados para su edad. Además de fijarnos en las formas, la estética y la posibilidad de diversión de nuestros peques, es primordial que los juguetes sirvan para desarrollar sus habilidades. Por ello, no podemos dejar de prestar atención a aspectos como la coordinación o el desarrollo psicomotor, entre otros.
  • Los juguetes para niños de un año deben coincidir en su forma y funcionalidad con las especificaciones de las escalas de desarrollo infantil. Es importante que estimulen áreas específicas que los bebés de doce meses necesitan ir madurando, como: la motricidad gruesa, la motricidad fina, la audición y el lenguaje, además de las habilidades personales y sociales.
  • Cuando vayas a escoger un juguete para un niño de un año debes tener presente criterios como los materiales de fabricación (fíjate en que sean sostenibles y no tóxicos), el diseño y los acabados (deben ser redondeados y preferiblemente suaves), las dimensiones, la edad recomendada (verifica que efectivamente sean para bebés de doce meses) y el aspecto lúdico-didáctico.

Los mejores juguetes para niños de un año: nuestros favoritos

Sabemos que quieres regalarle un montón de juguetes a tu peque. Pero a veces los padres saturamos de tantas cosas a nuestros hijos que ellos terminan por no prestar atención a ninguna. Por eso hemos preparado esta lista con los mejores cinco juguetes para niños de un año del mercado. Así podrás elegir el más completo e indicado para tu hijo. ¡Mejor calidad que cantidad!

El mejor para el aprendizaje y la música

Este juguete es un andador, con regulador de velocidad, cuyas patas se pueden plegar. Incluye un panel extraíble con actividades para los niños que cuenta con dos modos de juego: aprendizaje y música. El primero sirve para conocer las formas, los animales y los números. El segundo, para que los niños se relajen y diviertan tocando el piano, escuchando sonidos y melodías.

La parte sonora tiene dos posiciones de control de volumen y equivale a más de 3 horas de canciones, voces y efectos de sonido. Además tiene un teléfono móvil de juguete. El andador cuenta además con sensor de movimiento y desconexión automática. Tiene un asa para empujar y cuatro ruedas. Las delanteras tienen freno regulador de velocidad (dos posiciones) y un rodillo.

El favorito de los futuros lectores

Estos libros con texturas están hecho con materiales 100 % seguros (fibra de poliéster y relleno de algodón), no tóxicos, lavables y resistentes. Traen correa y asas, lo que permite colgarlos. También sirven para decorar la habitación del niño. Los contenidos de estos primeros libros para los peques son: mundo marino, mundo animal, números, vegetales, frutas y coches.

Cada libro tiene unas dimensiones de 11 cm x 10 cm. Han sido fabricados con paño (aprobado por la FDA) y sus costuras son resistentes a tirones y rasgaduras. Además, se pueden lavar en máquina y no hay peligro de que se rompan. Son ideales para la estimulación temprana del interés lector en los niños. Asimismo, sus sonidos y texturas ayudan a desarrollar los sentidos.

El mejor para el desarollo neurosensorial

Con este martillo puedes llamar la atención de tu bebé y estimular su desarrollo neurosensorial. Su goma es suave para evitar que los niños se lastimen. Está elaborado con materiales no tóxicos como el plástico ABS (Acrilonitrilo butadieno estireno). No contiene BPA (Bisfenol A), plomo, ni ftalatos. Tiene unos ojos divertidos que cambian al golpear alguna superficie.

Asimismo, el martillo estimula la capacidad de agarre de los niños entre los 12 y los 18 meses de edad. Al presionar el botón de la cabeza se reproducen distintas canciones. Además, cada golpe genera divertidos sonidos y variedad de luces. Así, los niños se entretienen y ejercitan, pero también pueden aprender a contar los números del 1 al 10 en el “modo aprendizaje”.

La mejor tablet para niños de un año

Esta tablet infantil permite que los niños jueguen y aprendan de manera divertida. Se ha diseñado para bebés a partir de los 12 meses de edad. Cuenta con 28 opciones táctiles que estimulan la coordinación manos-ojos y la motricidad fina. Ofrece distintas canciones, melodías y sonidos a través de los cuales los pequeños aprenden el abecedario, los animales y los colores.

Tiene 3 niveles de juego para facilitar el aprendizaje progresivo. Para los peques de 1 año se recomienda el primer nivel (“explorar”). Desde los 18 meses de edad, los niños pueden jugar con el nivel “estimular”. A partir de los 2 años puede activarse el nivel “simular”. La tablet (fabricada en plástico) está disponible en cuatro colores y funciona con 3 pilas AAA.

El favorito de los deportistas

No products found.

Esta bicicleta sin pedales evita que los niños se lastimen los pies y es ideal para ejercitar el equilibrio. Es bastante ligera (1.8 Kg) y silenciosa porque las ruedas están hechas de goma EVA, lo que favorece su uso en interiores. La estructura está hecha de acero al carbono, un material resistente y duradero. La dirección tiene una limitación de giro de 135°.

Está indicada para niños a partir de 1 año de edad, pero pueden usarla hasta los 3 años. Es un juguete ideal para recrearse al aire libre o bajo techo (sin que se deterioren las superficies). Cuenta con las certificaciones CPC (Carbon Proof Certified), EN71 (Estándar europeo relativo a la seguridad de los juguetes) y ASTM F963 (Normativa internacional sobre seguridad).

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los juguetes para niños de un año

Los niños de un año deberían saber decir “mamá”, “papá” y hacer “adiós” con la mano; en el área socioemocional, tener personas o cosas favoritas y repetir algunos sonidos para llamar la atención; en el aspecto cognitivo, seguir instrucciones simples. Para saber más sobre el desarrollo infantil y la función que cumplen los juguetes para niños de un año, lee esta guía.

Niño jugando

Los niños de un año deberían saber decir “mamá”, “papá” y hacer “adiós” con la mano; en el área socioemocional, tener personas o cosas favoritas y repetir algunos sonidos para llamar la atención. (Fuente: Olesia Bilkei: 23932525/ 123rf.com)

¿Qué tipo de juguetes para niños de un año hay en el mercado y cuáles son sus características?

Existen juguetes destinados a desarrollar la motricidad de los bebés de doce meses, otros están pensados para la estimulación sensorial; algunos se han diseñado para incentivar el juego, otros tienen como finalidad la madurez emocional; están los que estimulan el lenguaje y la comunicación, y los que favorecen el aprendizaje, el razonamiento y la resolución de problemas.

No obstante, gran porcentaje de los juguetes para niños de un año que tenemos a disposición en el mercado (y los juguetes en general) son multipropósito. Es decir, sirven para trabajar distintas áreas del desarrollo de manera simultánea o alternada. Por ejemplo, con un teléfono de juguete podemos incentivar el lenguaje en el peque y, también, estimular su motricidad.

Niño con abaco gigante

os juguetes para niños de un año deben coincidir en su forma y funcionalidad con las especificaciones de las escalas de desarrollo infantil. (Fuente: Vladimir Mucibabic: 22350948/ 123rf.com)

En general, los juguetes para niños de un año se caracterizan por estar elaborados con materiales y pinturas no tóxicos (generalmente, muy resistentes a las caídas, arañazos y golpes). Asimismo, ofrecen sonidos, melodías y luces de colores que se encienden al pulsar diversos botones y sus diseños incluyen acabados redondeados. La mayoría son versátiles y desmontables.

¿Qué beneficios trae comprarle a mi hijo de un año juguetes específicos para su edad?

Aunque cada niño es diferente y tiene un ritmo particular de desarrollo, existen unas escalas generales que indican las habilidades y destrezas que deben poseer los pequeños en las distintas etapas de su infancia.

A estas escalas se les conoce como “Indicadores del desarrollo” y dan pistas claves sobre lo que debe saber y hacer un niño según la edad que tenga.

Los principales fabricantes de juguetes a nivel mundial suelen tomar como pautas las escalas del desarrollo infantil y, a partir de ellas, establecen las edades de uso recomendadas para los distintos productos de entretenimiento y aprendizaje que ofrecen. Por esta razón, es necesario tener en cuenta las especificaciones de los juguetes para elegir el apropiado.

Si nuestro pequeño tiene un año es importante elegir juguetes específicos para su edad (o que estén dentro de su rango: 9-12 meses, 12-18 meses, por ejemplo). No es recomendable comprarle juguetes para niños menores ni mayores. De esta forma, nos aseguramos de estar estimulando las áreas específicas que necesita sin retrasar ni acelerar en exceso su desarrollo.

Tómate un tiempo para elegir el juguete adecuado. No intentes que tu hijo se salte procesos en su desarrollo, mejor mantente al tanto de los logros que debería estar alcanzando según la edad. Es indispensable que los bebés hagan lo que les es propio en cada momento. Para ello, además de un juguete apropiado, hace falta una madre/padre implicada/o en la vida de su hijo.

jugando bebe

Es primordial que los juguetes sirvan para desarrollar sus habilidades. (Fuente: Oksana Kuzmina: 31491859/ 123rf.com)

¿Qué debe saber y hacer un niño de un año?

En el área social y emocional, un niño de un año debería repetir sonidos o acciones para llamar la atención y levantar al menos un brazo o una pierna para ayudarse a vestir. En el área del lenguaje y la comunicación, tendría que entender instrucciones sencillas, hacer “no” con la cabeza o “adiós” con la mano. En el área cognitiva debería poder sacudir o tirar objetos.

También dentro del área del razonamiento, un niño de un año debe ser capaz de encontrar algunos objetos escondidos, copiar gestos y usar algunas cosas correctamente (coger un cepillo de pelo, por ejemplo). En el aspecto de desarrollo físico y motor, un niño de un año tendría que ser capaz de sentarse solo sin ayuda. En la siguiente tabla te ampliamos la información:

Área Social y emocional Lenguaje y comunicación Cognitiva Desarrollo físico y motor
Indicadores de desarrollo Demuestra timidez frente a desconocidos. Entiende indicaciones sencillas. Explora los juguetes (los sacude, golpea o tira). Se sienta y levanta sin ayuda.
Indicadores de desarrollo Llora cuando mamá o papá se van. Dice “adiós” con la mano, “no” con la cabeza. Encuentra ciertos objetos escondidos. Gatea.
“un año” Tiene cosas o personas preferidas. Hace sonidos con cambios de entonación (en su jerga). Mira personas o lugares cuando se le menciona. Intenta agarrar los objetos que hay a su alrededor.
“un año” Repite sonidos o acciones para llamar la atención. Dice “mamá”, “papá”, “agua” y otras palabras sencillas. Imita gestos y sigue algunas indicaciones. Intenta dar besitos o “lanzarlos” con la mano.
“un año” Empieza a ayudarse a vestir. Trata de imitar las palabras que oye. Empieza a usar correctamente ciertos objetos (cepillos, cucharas). Algunos bebés se sostienen en pie.
“un año” Juega con mamá o papá a dar palmas. Usa la “palabra señal” (para cosas distintas). Introduce y extrae piezas pequeñas de otros juguetes. Ciertos niños empiezan ya a dar sus primeros pasos.

¿Cuáles son los beneficios del juego para los niños?

El juego además de divertir, entretener y hacer felices a los niños, es un elemento que forma parte de su desarrollo integral. Para jugar los niños deben hacer uso de su imaginación, habilidades y aptitudes. Por esto los peques suelen utilizar cualquier elemento u objeto que encuentran a su alrededor, ya que esto forma parte de la exploración que ellos hacen del mundo.

Sin embargo, debemos enseñar a nuestros hijos a que jueguen y se diviertan con juguetes. Los padres conocemos los riesgos de que jueguen con cualquier cosa: hay más objetos de los que creemos que pueden ser cortopunzantes, los cajones de las casas están llenos piezas pequeñas y rígidas o tenemos cerca diversos aparatos que pueden transmitir corriente eléctrica.

bebe jugando

Cuando vayas a escoger un juguete para un niño de un año debes tener presente criterios como los materiales de fabricación. (Fuente: Okasana :40841731 / 123rf.com

Por tanto, es muy importante que motivemos a los peques a jugar con sus propios juguetes. La mejor estrategia es que mamá o papá jueguen con ellos. Recuerda que los niños imitan todo lo que nos ven hacer a nosotros: son “nuestro espejo” ampliado. Así que, saca tiempo cada día para jugar con tu pequeño, además de que eso os acercará, los beneficios son casi infinitos:

  • Exploración del entorno e interacción con otros.
  • Los niños mejoran la psicomotricidad, el lenguaje o la coordinación.
  • A través del juego podemos enseñar a nuestros hijos normas, actitudes y valores (aprendizaje teórico-práctico).
  • El juego potencia la creatividad, el pensamiento abstracto y el intelecto.
  • Los juegos al aire libre (y que implican movimiento) permiten que los pequeños se ejerciten y mejoren su salud física y mental. Un niño que juega mucho suele ser un niño sano.
  • Los juegos grupales hacen que los niños empiecen a tolerarse cada vez más entre ellos y a compartir ciertos juguetes.
  • Es una manera de estimular la socialización del niño.
  • Jugar mejora la autoestima de los pequeños.
  • Los juegos de infancia marcan la vida de la mayoría de las personas: ¿A qué juegas con tus hijos?

¿Qué hago si mi hijo no quiere jugar con sus juguetes?

A veces, nuestros pequeños tienen tantos juguetes en casa que dejan de prestarles atención y parece que sólo se interesan por los objetos de los adultos. Hay distintas razones por las que esto puede ocurrir: volumen exagerado de juguetes (no saben ni con qué jugar o no encuentran aquello que sí les interesa en determinado momento), exceso de dibujos, entre otras.

Pero hay algunas estrategias que puedes utilizar para que tu hijo se interese nuevamente por jugar con sus propios juguetes. La más importante es que te sientes en el suelo a jugar con él y le muestres las maneras en las que puede jugar con estos. También puedes esconderle por unas semanas la mitad de sus juguetes y dárselos nuevamente (luego, esconde la otra mitad).

Asimismo, es importante no saturar a los niños con demasiados juguetes porque pierden el interés por los mismos y optan por explorar todo aquello que no es un juguete. Es bueno que tengan algunos juguetes muy sencillos y resistentes y otros muy versátiles y desmontables. Otra estrategia para que “quieran” sus juguetes es intercambiarlos por temporadas con sus amigos.

Bebe rodeado de juguetes

Si nuestro pequeño tiene un año es importante elegir juguetes específicos para su edad. (Fuente: Anna Grigorjeva: 46496818 / 123rf.com)

Criterios de compra

Existen juguetes para niños de un año que sirven para que ellos golpeen sin hacer o hacerse daño, otros que les permiten aprender a introducir figuras en ciertos moldes, algunos les ayudan a permanecer de pie e, incluso, aprender a caminar. Además de pensar en la utilidad lúdico-didáctica del juguete, debes tener en cuenta ciertos criterios. Te los indicamos aquí:

  • Materiales de fabricación
  • Diseño y acabados
  • Dimensiones
  • Edad recomendada
  • Versatilidad

Materiales de fabricación

Es primordial que los juguetes se hayan fabricado con materiales y pinturas que no sean tóxicos ni inflamables. Asimismo, mejor que sean de plástico o madera ecológica. Si se trata de juguetes plásticos, cerciórate de que sean de fácil limpieza y durabilidad como el polipropileno (PP), el poliestireno (PS) de alto impacto o el acrilonitrilo butadieno estireno (ABS).

También están los de plástico PVC y policloruro de vinilo. Por otra parte, es importante que los juguetes plásticos estén libres de bisfenol A (BPA) y que puedan limpiarse y desinfectarse fácilmente. Además, lee las recomendaciones de la AEFJ (Asociación Española de Fabricantes de Juguetes) y de la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Bebe jugando y aprendiendo

Es necesario tener en cuenta las especificaciones de los juguetes para elegir el apropiado.(Fuente: Oksana Kuzmina: 34449745 / 123rf.com)

Diseño y acabados

Te recomendamos que busques juguete con diseños creativos, pero seguros para los niños. Fíjate en que los acabados no sean porosos y busca bordes gruesos, suaves y redondeados. Asimismo, busca siempre objetos que no contengan piezas pequeñas. Por otra parte, elige juguetes con diferentes colores, tamaños y texturas para que los peques ejerciten la vista y del tacto.

Cerciórate de que el juguete no tenga filos ni puntas cortantes y que sea resistente a los golpes y caídas. Pero además de buscar materiales, diseños y acabados seguros, elige juguetes que por su forma y manera de utilización motiven a resolver sencillos problemas. Además, también es recomendable que el uso del juguete siempre sea orientado y supervisado por un adulto.

Dimensiones

Para los niños de un año se recomiendan los juguetes grandes. Entre mayores sean sus dimensiones, mejor. En el caso de cubos u otras figuras geométricas, es preferible que sus lados midan más de 4 cm (largo) x 4 cm (alto) x 4 cm (ancho). Así, evitaremos contratiempos cuando el niño intente introducirse estos objetos a la boca.

Asimismo, evita todos los juguetes que contengan piezas pequeñas que tu hijo pueda intentar ingerir. Y cuando elijas juguetes de grandes dimensiones, asegúrate de que no pesen demasiado para que no lastimen al niño si caen sobre sus extremidades, por ejemplo. También piensa en que sean fáciles de guardar o transportar.

Jerome Brunerexperta en educación y psicología

“No hace falta decir que el juego divierte y que divierte mucho. Incluso los obstáculos que se ponen en el juego para superarlos divierten. En realidad, esos obstáculos parecen necesarios, porque de lo contrario el niño se aburriría muy pronto. En este sentido podemos asimilar el juego a la resolución de problemas, pero en forma más agradable”.

Edad recomendada

Tal y como se ha indicado a lo largo de esta guía, es muy importante seguir las recomendaciones que vienen especificadas en cada juguete sobre la edad de uso recomendada. Lo anterior es debido a la existencia de los indicadores de desarrollo infantil, los cuales determinan las habilidades y saberes propios de los niños en cada etapa de su vida.

Por tanto, no es beneficioso para tu peque de un año que únicamente le des juguetes recomendados para bebés de 6 meses, por ejemplo. Tampoco le conviene adelantarse y empezar a jugar con objetos indicados para niños de 2 años. Es importante que según su edad ejercite determinadas áreas (psicomotora, lenguaje, entre otras) y sentidos (tacto, visión, oído, olfato, gusto).

Versatilidad

Cada vez es más amplia la oferta de juguetes versátiles que permiten tener distintos juegos en uno solo. Al mismo tiempo, sirven para ejercitar distintas áreas del desarrollo del bebé, según se utilicen de una manera o de otra. Por ejemplo, encontramos juguetes que traen instrumentos musicales incluidos (como piano o tambor), piezas para encajar y figuras para montar.

Entre los juguetes para niños de un año más versátiles están los caminadores con paneles extraíbles que contienen variedad de objetos y funciones. También destacan las mesas musicales y de aprendizaje que incluyen instrumentos musicales o botones con variedad de luces y sonidos. Asimismo, llaman la atención de los pequeños los juguetes para apilar, organizar y encajar.

https://www.instagram.com/p/BvmJfGXHsw0/

Resumen

Los juguetes para niños de un año están diseñados específicamente para estimular las áreas que un bebé de 12 meses necesita ejercitar. Asimismo, la forma y funcionalidad de estos juguetes ayudan a que los niños de un año trabajen el agarre, la coordinación visomanual, la motricidad y el lenguaje (vocabulario y pronunciación), entre otras áreas importantes para su edad.

A la hora de elegir el juguete ideal para tu hijo de un año, debes tener en cuenta los indicadores de desarrollo infantil y las características particulares de tu peque. Así, además de saber cuáles son las fortalezas de tu hijo, podrás analizar cómo va su desarrollo y qué aspectos tiene que mejorar. Recuerda no forzar a tu hijo a saltarse ninguna etapa de su desarrollo.

Esperamos que te haya sido útil esta guía sobre juguetes para niños de un año. Por favor califícanos o déjanos tu opinión. ¡Ah, y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales!

(Fuente de la imagen destacada: Pongsakorn Tantiyakorn: 46205264/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Mariana Hoyos
Mariana Hoyos
Periodista y Dr. en Derechos Humanos
Correctora de estilo y traductora. Escritora de cuentos, poesías, artículos académicos -para revistas indexadas y libros científicos- y otros textos. Conferencista en temas de educación, pareja, familia y formación en valores. Lic. en Periodismo y Dra. en Derechos Humanos, Paz y Desarrollo Sostenible (Universitat de València, UV). He trabajado como investigadora y docente universitaria (UV y Universidad de La Sabana, Bogotá-Col).