destacada
Última actualización: 15/04/2020

Nuestro método

18Productos analizados

21Horas invertidas

8Artículos evaluados

78Opiniones de usuarios

Parece que los juguetes sexuales siguen siendo cosa de mujeres, aunque cada vez son más los hombres y las parejas que se animan a probarlos. Según el último barómetro de la marca Tenga, un 56 % de las féminas habrían probado un juguete de este tipo en algún momento de sus vidas frente a un 43 % de los hombres, ¡un porcentaje que tampoco es desdeñable! (1).

Sea como sea, es un hecho que los juguetes eróticos son un valor en auge en los últimos años y se estima que el mercado de los femeninos pueda aumentar «en 6180 millones de euros durante los próximos cuatro años» (2). Hombres, ¿a qué esperáis? ¡Poneos las pilas vosotros también! A continuación, te contaremos todo lo que necesitas saber para adquirir un juguete sexual.




Lo más importante

  • Los juguetes sexuales son para todo el mundo: no importa tu estado civil o tu orientación sexual. Cualquiera puede disfrutar de los muchos placeres que nos ofrecen.
  • En el mercado podrás encontrar un artículo erótico que se adapte a tus gustos y necesidades. La oferta es cada vez más amplia y variada, seguro que hay algo para ti.
  • Cuando compramos un juguete sexual, es importante tener en cuenta su propósito, el material con el que está fabricado y la seguridad que nos brinda. Profundizaremos más en estos y otros criterios de compra en la última sección del artículo.

Los mejores juguetes sexuales: nuestros favoritos

Cada vez se encuentran juguetes sexuales más variados en las tiendas. Ya no son artículos sórdidos —borra esa idea de tu mente ya mismo—, sino que están pensados para todos los gustos: mujeres, hombres, parejas heterosexuales u homosexuales. Y pueden ser incluso estéticamente bonitos, lo creas o no. Aquí te presentamos algunas opciones con las que puedes pasarlo muy bien:

El juguete sexual más versátil

Este masajeador de la marca Six Nine es de los artículos más versátiles que se pueden encontrar en el sector de los juguetes eróticos. Y es que ni siquiera hay por qué darle un uso sexual, sino que puedes emplearlo para masajear cualquier parte del cuerpo.

Es muy silencioso, inodoro y ofrece 20 patrones y 8 velocidades. La batería solo tarda dos horas en cargarse mediante un cable USB.

Un succionador femenino para duplicar el placer

Podríamos decir que este aparato es una versión mejorada del archiconocido Satisfyer, dado que ofrece muchas ventajas. Parece mentira, dado su reducido tamaño. Sin embargo, SONA estimula todo el clítoris con placenteras ondas sónicas en vez de vibraciones covencionales.

Es muy silencioso, sin que su potencia se vea comprometida. Asimismo, es sumergible, así que puedes usarlo en la ducha o en la bañera. Otra ventaja es que no es necesario que el clítoris entre en contacto directo con el aparato, por lo que podrás disfrutar de orgasmos múltiples sin molestias por el roce.

Un juguete erótico para parejas

¿Quién dijo que los juguetes sexuales son para usar en solitario? Casi todos pueden usarse en pareja, pero hay algunos que están especialmente diseñados para ello, como el modelo IDA de LELO.

Este pequeño dispositivo cuenta con mando a distancia y combina potentes movimientos que ofrecen novedosas sensaciones para ambos miembros de la pareja. El masajeador está disponible en varios colores, es resistente al agua y tiene 8 modos de vibración.

Un masajeador para la gran olvidada

Cuando hablamos de la gran olvidada, no nos referimos a otra que a la próstata. Este masajeador está pensado para estimular el punto G de ellos, aunque puede usarse en tantas situaciones como puedas imaginar. Su mando a distancia lo convierte en un juguete ideal para parejas.

Cuenta con 9 modos de intensidad y está fabricado en silicona de grado médico. Se carga mediante USB.

El masturbador masculino sin complicaciones

Si buscas algo sencillo, que funcione y que sea prácticamente irrompible, este producto es para ti. La reputada marca Tenga ha diseñado este masturbador masculino con 5 modos de vibración.

Por supuesto, es del todo lavable y resistente al agua, excepto la base de carga. Gracias a su diseño desplegable permite un fácil secado. Se carga mediante USB y tiene unos 40 minutos de autonomía.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre juguetes sexuales

Muchas personas no se aventuran a comprar un juguete sexual, aunque se mueran de ganas y curiosidad, por puro desconocimiento. Es normal no saber por dónde empezar o a quién preguntar, ¡son temas muy personales! Aquí no queremos saber nada de pudores, pero vamos a intentar resolver las dudas más frecuentes que pueden surgir al comprar este tipo de artículos.

Los juguetes sexuales son para todo el mundo: no importa tu estado civil o tu orientación sexual. Cualquiera puede disfrutar de los muchos placeres que nos ofrecen. (Fuente: Dolmatov: 93049332/ 123rf.com)

¿Cómo adentrarse en el mundo de los juguetes sexuales?

Para todo hay una primera vez y estos cacharros tan placenteros no son la excepción. ¿Qué opciones son mejores para principiantes? Bueno, como en cualquier otro aspecto de la vida, nuestro consejo es que empieces poco a poco. Vamos a darte unos consejos para que entres con buen pie y sin sobresaltos en este mundillo:

  1. Lo primero que debes hacer es dejarte llevar por tus instintos —como si eso fuese fácil, ¿no?—. Piensa en lo que normalmente te llama la atención o te «pone a tono».
  2. También tienes que plantearte si vas a usarlo en solitario o si quieres disfrutarlo en pareja. Este aspecto te ayudará a descartar opciones.
  3. En caso de que las formas demasiado anatómicas te den repelús, puedes optar por opciones más abstractas o incluso con formas de fantasía.
  4. ¿Dudas entre dos tallas? Opta por la de menor tamaño. Ya tendrás tiempo de ir aumentando el tamaño de tu juguete si así lo deseas en el futuro.
  5. No escatimes en lubricante. De hecho, te recomendamos que añadas uno de base acuosa a la cesta de la compra. Créenos, te vendrá bien.

¿Qué no pensar al comprar un artículo erótico?

Cuidado, porque el campo de los juguetes sexuales está minado de falsas creencias, tabúes y rumores, ¡no caigas en sus trampas! Casi siempre, estos prejuicios se deben a la desinformación. A continuación, desmontaremos varios de los mitos más extendidos sobre este tipo de productos:

  1. Son para pervertidos. Por supuesto que no, un juguete sexual —o dos, o cinco— no te convierte en una mujer ninfómana ni en un hombre que padezca satiriasis, sino en alguien que busca innovar, disfrutar y pasarlo bien con su cuerpo.
  2. Son para personas solteras. Pueden serlo, pero también son muy populares entre las parejas. El uso de un juguete no implica que el sexo entre vosotros sea malo: no es más que un complemento para salir de la rutina.
  3. Pueden desplazar a tu pareja. ¿De verdad crees que un pedazo de silicona con un motor puede reemplazar a tu pareja? En tal caso, recuerda: no es más que un complemento en tu relación y está aquí para que lo paséis bien, no para dividiros.
  4. Las personas «normales» no los usan. Para empezar, ¿qué es ser normal? A la vista del porcentaje de personas que disfrutan de estos artículos, parece que lo más «normal» es no serlo, ¿no crees?
  5. Pueden ser nocivos para la salud. Claro que no, ya que están fabricados con materiales del todo seguros. Siempre y cuando mantengas la higiene, los juguetes sexuales no le harán ningún daño a tu salud, ¡al contrario!

Francisca MoleroPresidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología

"El onanismo, como cualquier tipo de actividad sexual, estimula el sistema inmunitario porque produce una liberación de la dopamina y una modulación de serotonina, activando los circuitos de recompensa, lo que provoca un clima neuroendocrino a nivel cerebral que, además, nos lleva a ver las cosas de manera más positiva".

¿Cómo pueden mejorar la sexualidad?

Los juguetes eróticos pueden hacer mucho para favorecer nuestra sexualidad, ya sea en solitario o en pareja. La sexóloga Martina González opina que, siempre y cuando se empleen debidamente y con el asesoramiento adecuado, pueden:

  • Favorecer el conocimiento del cuerpo y de la sexualidad propios.
  • De este modo, pueden convertirse en un recurso terapéutico para solucionar problemas de índole sexual.
  • Expandir las posibilidades del placer más allá del pene y de la vagina.
  • Mejorar la comunicación de la pareja.
  • Terminar con la rutina y potenciar el deseo.
  • Ampliar las posibilidades del disfrute, lo cual resulta especialmente interesante en el caso de personas con diversidad funcional (3).

¿Cuándo no deben usarse juguetes sexuales?

Aunque son para todo el mundo, no todos los momentos son buenos para usarlos. Por ejemplo, no es recomendable que eches mano de un juguete erótico «para substituir o llenar un vacío

[en la] sexualidad compartida o para arreglar alguna dificultad sexual severa» (4). No, sentimos decirte que en ningún caso van a suplir el papel de una pareja de carne y hueso.

Asimismo, en caso de que estés experimentando problemas graves relacionados con tu sexualidad o con tus relaciones en pareja, te recomendamos que acudas a un especialista, como un sexólogo. Uno de estos aparatos puede ayudarte a descubrir tu cuerpo o a salir de la rutina, pero no podrá solucionar cuestiones más complejas y profundas.

En el mercado podrás encontrar un artículo erótico que se adapte a tus gustos y necesidades. La oferta es cada vez más amplia y variada, seguro que hay algo para ti. (Fuente: Demkina: 134032980/ 123rf.com)

¿Qué juguetes recomiendan los sexólogos?

Aunque todos podemos usar cualquier tipo de juguete erótico —siempre y cuando se adapte a nuestra anatomía, claro—, cada uno de ellos nos puede ser de especial ayuda con cuestiones o problemáticas determinadas.

Descripción
Estimuladores de clítoris o vibradores Estupendos para ir acercándote sin presiones a tu sexualidad en caso de que te cueste llegar al orgasmo. ¿Por qué no te animas a probar un succionador?
Dildos Funcionan muy bien en chicas a quienes les molesta o duele la penetración tradicional. Ten cuidado con el tamaño.
Masturbadores masculinos Favorecen la erección y el control de la eyaculación precoz en hombres.
Bolas chinas Muy efectivas en el fortalecimiento del suelo pélvico tras el parto o en la menopausia.
Juguetes para usar en pareja Perfectos para salir de la monotonía probando cosas nuevas y pasándolo bien ambos. ¿Quieres ideas? Probad un anillo vibrador.
Cosmética erótica Puede mejorar nuestra autoestima al hacernos sentir más atractivos y darle un toque extra de interés a las relaciones en pareja.

¿Puedo viajar en avión con un juguete sexual?

Para empezar, debes saber que llevar este tipo de artículos en la maleta o en el equipaje de mano es totalmente legal, ¿por qué no habría de serlo? Ahora bien, también entendemos que a nadie le haría demasiada gracia tener que sacarlo y explicar qué es y qué función tiene delante de un guardia de seguridad, ¡qué vergüenza!

  1. Un consejo es que los guardes en bolsas transparentes para que se vean perfectamente al escanear la maleta y no te toque mostrarlos en público.
  2. Quita las pilas siempre, aunque factures tu equipaje.
  3. No te recomendamos que lleves unas esposas contigo, ya que pueden despertar las sospechas de los guardias de seguridad.
  4. Recuerda que no puedes llevar envases con líquidos de más de cien mililitros, así que lleva únicamente muestras de lubricante o cómpralo cuando llegues a tu destino.
  5. En caso de que te pillen, no mientas. El personal del aeropuerto está acostumbrado a ver cosas muy raras, de verdad, y no se van a escandalizar al ver tu juguete.
  6. Eso sí, ten cuidado que no todos los países aceptan de buen grado estos artículos. No te recomendamos que los lleves contigo si vas a visitar Arabia Saudí, a Emiratos Árabes Unidos o a la India. Infórmate antes de viajar.

¿Cómo se limpian los juguetes sexuales?

Para saber cómo limpiar de forma adecuada tu artículo, primero debes tener muy en cuenta el material del que está fabricado. En el caso de los juguetes más comunes, que son los de silicona de grado médico, te recomendamos que uses un jabón neutro o, mejor aún, un detergente especial que podrás comprar en cualquier sex shop y también tiendas en línea.

Todos los juguetes pueden humedecerse para limpiarlos, aunque no sean sumergibles, así que no dudes en lavarlos cuidadosamente con agua. Los juguetes no eléctricos pueden hervirse durante un par de minutos para desinfectarlos por completo. Por supuesto, ante la más mínima duda, lee las instrucciones del fabricante o ponte en contacto con ellos.

En caso de que las formas demasiado anatómicas te den repelús, puedes optar por opciones más abstractas o incluso con formas de fantasía. (Fuente: Anotherchance: 97836146/ 123rf.com)

Criterios de compra

Como te venimos mencionando a lo largo de este artículo, en el sector de los juguetes sexuales hay muchas opciones —cada vez más— y casi todas son buenas. No obstante, también es posible cometer errores. Por eso en este apartado vamos a contarte qué criterios debes tener en cuenta para que tu adquisición sea un éxito y no un fracaso.

¿Qué tipo de juguete buscas?

Hay juguetes eróticos para todos los gustos y para todo tipo de personas —sí, para ti también—. Como ya te hemos mencionado, antes de adquirir un artículo de este tipo, debes pararte a pensar en tus deseos y en tus fantasías, ¡déjate llevar! A continuación, vamos a analizar algunas de las opciones más populares:

Tipo de juguete ¿Para quién? ¿Para qué sirven?
Vibradores y masajeadores Pueden usarlos hombres y mujeres, tanto en solitario como en pareja. Estimulan las zonas erógenas para producir sensaciones excitantes y alcanzar el orgasmo.
Dildos Pueden usarlos tanto hombres como mujeres, así como parejas heterosexuales u homosexuales. Ofrecen una penetración placentera —cuidado con el tamaño— y están disponibles en distintas formas.
Anillos para el pene Están pensados para el órgano masculino, pero los vibradores también ofrecen placer a su pareja. Contribuyen a lograr una erección más potente y duradera y además estimulan el clítoris en la penetración.
Juguetes y plugs anales Puede usarlos todo el mundo, tanto en solitario como en pareja. No temas la penetración anal, ya que esta zona es rica en terminaciones nerviosas. Recuerda que el punto G de los hombres está dentro del ano.
Masturbadores masculinos Están diseñados para el placer del hombre y normalmente se usan en solitario, aunque también pueden incorporarse como un juego en pareja. Ofrecen sensaciones de penetración o sexo oral muy realistas gracias a sus texturas internas.
Huevos vibradores y bolas chinas Las bolas chinas están pensadas para la anatomía femenina, pero los huevos o balas vibradoras pueden usarse por ambos sexos. No solo fortalecen el suelo pélvico, sino que, en el caso de los huevos vibradores, pueden ofrecer sensaciones muy placenteras.
Artículos de bondage Para parejas heterosexuales u homosexuales, los límites los pones tú. El bondage puede ayudarte a ampliar tus horizontes sexuales e incorporar juegos novedosos en la cama.

El tamaño sí importa

Este criterio no es determinante en todos los tipos de juguetes, pero sí en los que son insertables. Lo más importante que debes tener en cuenta no es tanto el largo, sino el ancho o el diámetro del artículo. Ante la duda, especialmente si es el primero que compras, no te vengas arriba y opta por un tamaño pequeño —para penetración vaginal, puedes empezar por dos o tres centímetros—.

En cuanto al largo, los de tamaño pequeño, en torno a doce centímetros, son perfectos para llevarlos de viaje. El tamaño más habitual está entre los doce y los dieciocho centímetros y también son perfectos para empezar. En caso de que ya tengas experiencia, los insertables de tamaño grande, de más de dieciocho centímetros, deben usarse con un lubricante de base acuosa.

Los juguetes eróticos pueden hacer mucho para favorecer nuestra sexualidad, ya sea en solitario o en pareja.
(Fuente: Trendsetter Images: 108466931/ 123rf.com)

¿De qué material está fabricado?

Nunca pases por alto el material con el que está fabricado el juguete que piensas comprarte, pues de este depende en buena medida su calidad y tu propia seguridad al usarlo. Por supuesto, este aspecto también determina el tacto del artículo: nadie quiere usar un juguete que no resulte confortable al rozarlo, tocarlo o insertarlo según como te dicte tu imaginación, ¿no crees?

  • La silicona es uno de los materiales más seguros y estables que existen. No es porosa, no tiene olor y se adapta fácilmente a la temperatura corporal.
  • El PVC no es tan estable y no tiene tan buena duración como la silicona. Aunque se usa mucho en juguetería erótica, resulta más frío al tacto y ofrece una sensación menos realista.
  • El plástico ABS es un material no poroso que ofrece una textura suave y sólida al mismo tiempo. Normalmente se usa en los mangos y controles de los juguetes sexuales.
  • El elastómero es también un material no poroso e inodoro, suave y flexible. Destaca por su plasticidad.
  • El compuesto de polímero de caucho resiste muy bien los impactos, aunque es más poroso que la silicona. Especialmente si los compartes con otra persona, te recomendamos que uses este tipo de juguetes con un preservativo.
  • El metal es estable y no poroso. Aunque al principio puede resultar frío, retiene muy bien el calor una vez que se ha templado.
  • El cristal es el material más estable y duradero. No es poroso, resulta muy sólido y retiene muy bien la temperatura. No requiere mucho lubricante para ofrecer un efecto resbaladizo.

Resistencia y seguridad

Aunque a veces nos dejemos llevar por otros criterios de compra, al adquirir un juguete erótico, lo primero que deberíamos contemplar es la seguridad. Todos los artículos que te hemos presentado en esta guía son seguros y cuentan con todos los certificados necesarios para su comercialización en la Unión Europea, pero, por desgracia, esto no siempre es así.

Antes de comprar un artículo que va a estar en un contacto tan íntimo con tu cuerpo, te recomendamos que te informes acerca de su fabricante y de los controles que ha pasado antes de su comercialización. Asimismo, debes leer sobre de los materiales con los que está fabricado y revisar las reseñas aportadas por personas que ya lo han probado. La salud es lo primero.

foco

Según un estudio de LiveScience, el 37 % de las mujeres piensa que a los hombres les intimidan los juguetes sexuales, mientras que el 70 % de ellos se sienten del todo cómodos con la idea de usarlos.

Resumen

Los juguetes sexuales son cada vez más populares en nuestra sociedad. Puede que nos estemos librando de tabúes pasados, pero el hecho de que ahora se puedan adquirir a través de Internet sin necesidad de acudir a un sex shop también ha debido contribuir a su éxito. Es cierto que estamos más liberados que nunca, ¡pero todavía no nos hemos despojado de todos los pudores!

Aunque las mujeres han sido pioneras en el uso y popularización de la juguetería erótica, cada vez son más los hombres que también se animan a probarlos. Y, por supuesto, no son solo para personas solteras. Ya hay muchas parejas, heterosexuales u homosexuales, que también disfrutan de sus muchas bondades y de los placeres que nos ofrecen.

Y tú, ¿ya te has animado a probar alguno? Cuéntanoslo en los comentarios, si te atreves, y no dudes en compartir este artículo en caso de que te haya parecido interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Lightfieldstudios: 139816794/ 123rf.com)

Referencias (5)

1. Tenga (2019): «Barómetro del autoplacer en 2019», pág. 27.
Fuente

2. Redacción La Vanguardia (2020): «Mercado juguetes sexuales para la mujer crecerá en 6.180 millones en 4 años», en La Vanguardia.
Fuente

3. Redacción (2013): «Juguetes eróticos: diseño y tecnología para combatir la rutina», en EFE Salud.
Fuente

4. Elena Crespi (2015): «Cuándo usar juguetes sexuales», en El Periódico.
Fuente

5. Jennifer Abbasi (2011): «Vibrators Boost Sexual Satisfaction, Don't Intimidate Men», en NBC News.
Fuente

¿Por qué puedes confiar en mí?

REVIEWBOX Redacción
Los redactores de REVIEWBOX.es investigan y escriben artículos informativos de la más alta calidad sobre diferentes temas de consumo.
Artículo informativo
Tenga (2019): «Barómetro del autoplacer en 2019», pág. 27.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Redacción La Vanguardia (2020): «Mercado juguetes sexuales para la mujer crecerá en 6.180 millones en 4 años», en La Vanguardia.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Redacción (2013): «Juguetes eróticos: diseño y tecnología para combatir la rutina», en EFE Salud.
Ir a la fuente
Artículo informativo
Elena Crespi (2015): «Cuándo usar juguetes sexuales», en El Periódico.
Ir a la fuente
Artículo científico
Jennifer Abbasi (2011): «Vibrators Boost Sexual Satisfaction, Don't Intimidate Men», en NBC News.
Ir a la fuente