Una lavadora con ropa dentro

En muchos hogares, la falta de espacio para los electrodomésticos puede suponer un problema importante. No obstante, opciones como la lavadora secadora constituyen soluciones muy interesantes para quienes no dispongan de demasiado sitio en su cocina o lavadero. Además, cuentan con la ventaja de realizar dos funciones en un solo aparato con la comodidad que ello acarrea.

Existen muchos modelos de lavadoras secadoras: según su eficiencia energética, el nivel de decibelios o la carga máxima, entre otros factores. Lejos han quedado ya aquellos tiempos en los que comprar uno de estos electrodomésticos era algo prohibitivo para muchas familias, ya que hoy en día se pueden encontrar lavadoras secadoras con una excelente relación calidad-precio.

Lo más importante

  • Las lavadoras secadoras suponen una interesante opción tanto para viviendas pequeñas como para personas que no pueden esperar a que sus prendas se sequen. Las hay de tres tipos: de evacuación, de condensación y de bomba de calor. Estas últimas son las más eficientes energéticamente hablando. También pueden agruparse en cuanto a su forma de carga: frontal o superior.
  • El consumo de una lavadora secadora depende de su sistema de secado y de su nivel de eficiencia energética. Los aparatos de clase A+++ pueden ahorrar hasta un 50 % más de electricidad que una lavasecadora con distintivo A. Como todo gran electrodoméstico, también precisan de ciertas tareas de mantenimiento y limpieza periódicas.
  • Dado que estamos ante dos electrodomésticos en uno, deberemos tener especial cuidado al planificar su compra. Para ello, habrá que considerar variables como el presupuesto disponible, la capacidad de carga, la velocidad del centrifugado, el consumo energético del aparato o las funciones adicionales que incorpore.

Las mejores lavadoras secadoras del mercado: nuestras recomendaciones

Comprar un nuevo electrodoméstico nunca debe ser tomado a la ligera, sobre todo si se trata de uno de gama blanca (frigoríficos, lavadoras, lavavajillas, entre otros). ¿El motivo? La gran cantidad de factores que deben ser tenidos en cuenta. Con nuestra selección, queremos facilitarte esa tarea, brindándote la lavadora secadora ideal para cada necesidad.

La lavadora secadora más valorada por los compradores online

La lavadora secadora Indesit IWDC-71680 ECO dispone de una capacidad de carga de siete kilos para lavado y cinco para secado. Esta diferencia de dos kilos responde a la necesidad de garantizar un correcto secado. Su velocidad máxima de centrifugado es de 1600 rpm, lo que hará que tu ropa salga más escurrida y, por tanto, no deba pasar tanto tiempo en el secado.

Este modelo se encuentra en un nivel de eficiencia energética A, lo que significa un consumo moderado de electricidad. Así mismo, su nivel de ruido es de solo 55 dB, bastante menor, incluso, que el de otras marcas de gama superior. Entre sus características, destacan sus pilotos luminosos de avance de ciclo y la regulación de temperatura y centrifugado, entre otros.

La mejor lavadora secadora integrable

Si necesitas una lavadora secadora que puedas integrar en tu cocina, el modelo CBWD-8514D de la prestigiosa marca Candy es tu mejor opción. Permite cargar hasta ocho kilos de ropa, lo que la hace muy recomendable si sois tres o cuatro en casa. Como secadora, en cambio, solo admite cinco kilos. Sus niveles de ruido en lavado y en secado son, respectivamente, 56 y 61 dB.

Esta lavadora secadora integrable viene con bisagras reversibles que permiten adaptarla a cualquier mueble de cocina. Aparte de una velocidad de centrifugado máxima de 1400 rpm, este modelo cuenta con varios programas de lavado especiales, detección automática de la carga y otras útiles funciones. Tiene una clasificación energética A dentro de la media de su segmento.

La lavadora secadora con más kilos de carga

Si sois muchos en casa y buscas una lavadora secadora con una gran capacidad de carga, la SPA TKD 1610 WD de Teka te ofrece 10 kg en lavado y 7 en secado. Este modelo emite solo 56 dB mientras lava, 78 dB centrifugando y 62 durante el programa de secado. Su velocidad máxima de centrifugado es de 1600 rpm y cuenta con 16 programas de lavado y 6 de secado.

Entre sus características, podemos destacar el innovador diseño del tambor —formado por pequeños cubos que tratan mejor las prendas delicadas— o su exclusivo sistema de gestión electrónica del lavado Fuzzy Logic. También cuenta con la certificación Woolmark®, un sello de calidad que solo se otorga a las lavadoras que mejor cuidan de las prendas delicadas.

La lavadora secadora con una mejor relación calidad-precio

La lavadora secadora Indesit XWDA751680XW tiene una capacidad de carga de 7 kg en el lavado y 5 en el secado, lo que la hace adecuada para hogares de hasta cuatro miembros. Su velocidad máxima de centrifugado es de 1600 rpm, con unas emisiones sonoras que oscilan entre los 59 dB del lavado y los 80 dB del centrifugado.

Las lavadoras secadoras de Indesit incorporan la tecnología Wash & Dry 45, un ciclo de lavado exprés pensado para prendas poco sucias. También disponen de la función Antiodours, que permite eliminar esos olores que a veces quedan fijados en la ropa. Otra característica interesante es la función «Ciclo de limpieza», que permite mantener limpio el aparato con solo un botón.

La mejor lavadora secadora de gama alta

Si el presupuesto no supone un problema, la lavadora secadora AEG L9WE86605 ha de ser tu primera opción. Con 10 kg de carga de lavado y 6 kg de secado, este modelo puede satisfacer las necesidades de una familia de cinco o más miembros. Por otro lado, gracias a su tecnología SensiDry®, las prendas se lavan y secan por igual a la mitad de temperatura que en otras secadoras.

Gracias a su sistema ProSense®, este electrodoméstico permite ahorrar hasta un 40 % más de agua y energía que otros similares a la vez que cuida de tus prendas al evitar lavados o secados excesivos. Otras de sus funciones son su programa de vapor, que elimina las arrugas y facilita el planchado, o la opción de refresco, que elimina malos olores sin necesidad de lavar.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las lavadoras secadoras

La lavadora secadora se ha convertido en un electrodoméstico indispensable en nuestros hogares. Además de combinar en un solo ciclo las funciones de lavado y secado, nos permite ahorrar espacio (y dinero) al no tener que instalar dos aparatos. A continuación, intentaremos resolver las dudas más comunes relacionadas con estos útiles y completos electrodomésticos.

Un hombre poniendo una lavadora

El ahorro de espacio, de tiempo y de dinero son las principales virtudes de la lavadora secadora. (Fuente: Popov: 44591963/ 123rf.com)

¿Por qué adquirir una lavadora secadora?

Las lavadoras secadoras han dejado de ser aquellos aparatos caros, ruidosos e ineficientes de hace alguno años. Hoy en día, gracias al desarrollo de la tecnología, han pasado a ser unos electrodomésticos asequibles, silenciosos y con un bajo consumo energético.

  • Ahorro de espacio. No todos disponemos en nuestra cocina o lavadero de un hueco de 1,2 metros de ancho para instalar juntas una lavadora y una secadora. Aunque hay personas que optan por colocar la secadora sobre la lavadora, de no hacerse adecuadamente, los electrodomésticos podrían sufrir daños, por no hablar del riesgo de caídas.
  • Versatilidad. Estos electrodomésticos permiten realizar el lavado y el secado en un solo ciclo o bien realizar ambas funciones independientemente. Hay que tener en cuenta que la carga máxima de la función secado siempre es de dos a tres kilos menor que la del lavado. De este modo, se asegura que las prendas salgan completamente secas tras la etapa de secado.
  • Ahorro de tiempo. A veces no podemos esperar que alguna prenda se seque en el tendedero, como sucede con los uniformes de trabajo o la ropa de los niños. Con una lavadora secadora, tendremos nuestra ropa limpia y seca en muy poco tiempo. Eso sí, esto depende de factores como el tipo de tejido, la carga o la humedad que retengan las prendas tras el centrifugado.
  • Ahorro económico. A menos que compres una lavadora secadora de gama alta, su coste difícilmente superará al de adquirir los dos electrodomésticos por separado. Y, aunque su consumo es algo superior al de una lavadora, es menor que si empleamos los dos electrodomésticos por separado, gracias, sobre todo, a su certificación de eficiencia energética A o superior.

¿Cómo funcionan las lavadoras secadoras de evacuación?

Las lavadoras secadoras de evacuación fueron de las primeras en comercializarse. Estas toman aire del exterior, lo calientan con unas resistencias y lo hacen circular en el bombo durante el ciclo de secado. En este proceso, el aire caliente capta la humedad de las prendas, tras lo cual es evacuado a través de un conducto que expulsa el aire al exterior por un tubo.

Una chica junto a un montón de ropa

La mayoría de las lavadoras secadoras del mercado incorporan una serie de funciones adicionales que facilitan y mejoran los procesos de lavado y secado. (Fuente: Amikishiyev: 90785702/ 123rf.como)

¿Cómo funcionan las lavadoras secadoras de condensación?

Básicamente, funcionan del mismo modo que las de evacuación. La diferencia estriba en que el aire caliente cargado de humedad de la ropa no es expulsado fuera, sino que es refrigerado con aire del exterior mediante un dispositivo denominado intercambiador. De este modo, se consigue que la humedad se condense en agua, la cual va a parar a un depósito o al desagüe.

Una vez desprovisto de humedad en el intercambiador, el aire vuelve a circular por las resistencias eléctricas. La mayor eficiencia de este sistema se debe a que ya no es preciso volver a calentar aire frío del exterior. Bastará con mantener la temperatura del que ya circula por el aparato, con el consiguiente ahorro energético.

¿Cómo funcionan las lavadoras secadoras de bomba de calor?

Aunque parecidas a las que funcionan por condensación, estas lavadoras secadoras se sirven de una bomba de calor, similar a la de los acondicionadores, para calentar y enfriar el aire. Aunque no elevan tanto la temperatura del aire como las resistencias eléctricas, son tres veces más eficientes que las basadas en los dos sistemas anteriores.

Estas lavadoras secadoras tienen ciclos de secado más largos que las de otros sistemas debido, precisamente, a que el aire no se calienta tanto. Eso sí, son más cuidadosas con los tejidos delicados, dada la menor temperatura del aire. Por otro lado, son menos ruidosas y más duraderas que las demás gracias a sus eficientes motores inverter.

Un hombre con ropa planchada

Hoy en día, ya no es necesario un gran desembolso para adquirir una lavadora secadora con unas buenas prestaciones. (Fuente: dolgachov: 36669691/ 123rf.com)

¿Qué ventajas tienen las lavadoras secadoras de carga superior?

La mayoría de las lavadoras secadoras disponen de un sistema de carga frontal. No obstante, cada vez son más los fabricantes de electrodomésticos que apuestan por lanzar al mercado modelos de carga superior, tanto de 45 como de 60 cm de ancho. Son aparatos de instalación independiente, adecuados para cocinas, lavaderos y cuartos de baño.

Las lavadoras secadoras de carga superior de 45 cm pueden instalarse allá donde no caben aparatos de tamaño estándar. Además, tienen como ventaja añadida su comodidad de uso, sobre todo para personas mayores o de movilidad reducida a las que les cueste agacharse. Algunos modelos, incluso, permiten añadir prendas durante el lavado.

¿Cuánto consumen las lavadoras secadoras?

El ahorro energético es uno de los grandes atractivos de este versátil electrodoméstico. La mayoría de los modelos tienen una clasificación de eficiencia energética A o superior gracias a sus sistemas de secado y sus eficientes programas automáticos. A continuación, te ofrecemos una tabla comparativa con el consumo de las lavadoras secadoras de nuestra selección.

Consumo de agua (lavado y secado) Consumo energético (lavado y secado)Consumo de agua anual (lavado y secado)
Indesit IWDC 71680 ECO (EU)96 litros4,8 kWh18 400 litros
Candy CBWD 8514 D-S115 litros5,44 kWh23 000 litros
Teka SPA TKD 1610 WD160 litros6,8 kWh10 000 litros
Indesit XWDA751680XW92 litros4,76 kWh18 400 litros
AEG L9WE86605115 litros6,7 kWh23 000 litros

Mantenimiento y limpieza de las lavadoras secadoras

Las lavadoras secadoras, como ambos electrodomésticos por separado, necesitan una limpieza y mantenimiento periódicos. Tras cada ciclo de lavado y secado, es necesario retirar, tanto del tambor como del filtro, las pelusas que hayan podido quedar. Puedes eliminarlas del filtro con agua caliente o un aspirador. Si haces esto regularmente, alargarás la vida útil del aparato.

Si tu lavasecadora es de condensación, deberás limpiar el depósito que recoge el agua de la ropa al menos una vez al mes. Realiza esta operación siempre con la secadora fría. Si conectas este depósito con el desagüe, no tendrás que vaciarlo manualmente tras cada secado. Los aparatos con bomba de calor tienen un condensador autolimpiante que no precisa mantenimiento.

Las secadoras tienen sensores que miden la humedad de la ropa.

El uso continuado puede hacer que aparezca cal en ellos, reduciendo su eficacia. Te recomendamos que, cada tres o cuatro lavados, los limpies con un paño de microfibra humedecido y los seques con un trapo seco. También deberás limpiar la rejilla de ventilación con un aspirador 3 o 4 veces al año.

Para el bombo usa solo agua y jabón o productos especiales para lavadoras, junto a un lavado de mantenimiento a alta temperatura que elimine gérmenes y suciedad incrustada. También debes limpiar regularmente el filtro del agua y el cajetín del detergente. Para la goma usa carbonato sódico, lejía concentrada o detergente de lavavajillas, siempre con guantes y mascarilla.

¿Cómo son las lavadoras secadoras inteligentes?

Cada vez hay más fabricantes que deciden integrar en sus lavadoras secadoras funciones para controlarlas a distancia. Muchos modelos de gama media y alta ya incorporan conectividad wifi o bluetooth, que permite, a través de una sencilla aplicación para móviles y tablets, programar nuestro electrodoméstico y recibir cualquier notificación acerca del estado de la colada.

Una de las ventajas de los electrodomésticos inteligentes es que podrás controlar con la misma app todos los aparatos de la misma marca que posean esta tecnología. Por tanto, no solo podrás controlar tu lavasecadora, también tu cafetera o lavavajillas, entre otros. Algunos modelos, incluso, disponen de reconocimiento de voz y capacidad de aprendizaje de rutinas de lavado.

Una mujer haciendo la colada

La mayoría de las lavasecadoras del mercado tienen, al menos, una clasificación energética A.
(Fuente: Białasiewicz: 83100930/ 123rf.com)

Criterios de compra

Adquirir un gran electrodoméstico nunca es tarea sencilla dada la gran variedad de fabricantes, modelos y características clave que hay que considerar. En el caso de las lavadoras secadoras, tendremos que ser aún más cuidadosos con nuestra elección, ya que no estamos ante un solo aparato, sino ante dos electrodomésticos en uno.

  • Capacidad de carga
  • Consumo energético
  • Velocidad de centrifugado
  • Presupuesto disponible
  • Funciones adicionales

Capacidad de carga

El número de personas que viven en casa condicionará el tipo de lavadora secadora que vayamos a comprar. Si vives solo, un aparato con una capacidad de carga de entre seis y siete kilos será más que suficiente. Eso sí, ten presente que la capacidad de secado suele ser de dos a tres kilos menor que la capacidad de lavado, dependiendo de la marca y el modelo.

Para familias de entre tres y cuatro miembros, lo ideal es elegir una lavasecadora que admita una carga de entre siete y ocho kilos. Para familias más grandes, habrá que decantarse por un modelo que sea capaz de cargar de nueve a diez kilos en el lavado, y seis o siete durante la fase de secado.

Consumo energético

El consumo energético de una lavadora secadora depende, esencialmente, de su sistema de secado y su clasificación de eficiencia energética. En general, las que cuentan con un sistema de bomba de calor consumen menos electricidad que el resto. Tienen un precio algo más elevado, pero se amortizan en poco tiempo gracias al ahorro energético que proporcionan.

La mayoría de las lavasecadoras del mercado tienen, al menos, una clasificación energética A. Las de las categorías A+, A++ y A+++ suelen ser modelos de gama media-alta, generalmente más caros, pero que brindan un mayor ahorro energético a medio y largo plazo. Un ejemplo: una lavadora de clase A consume de media al año 270 kWh; una con clasificación A+++ solo 140 kWh.

Velocidad de centrifugado

Obviamente, cuanto mayor sea la velocidad del centrifugado, menos humedad habrá en la ropa. Por tanto, el tiempo de secado será menor, lo que permitirá un mayor ahorro energético, ya que el centrifugado consume menos electricidad que el secado. La mayoría de las lavadoras secadoras del mercado cuentan con velocidades de centrifugado que van de 1200 a 1600 rpm.

Presupuesto disponible

Hoy en día, ya no es necesario un gran desembolso para adquirir una lavadora secadora con unas buenas prestaciones. El rango de precios oscila entre los 380 euros, las más baratas, y los más de 1500, las más caras. Estas últimas son modelos de fabricantes de gran prestigio, dotadas, en muchos casos, de funcionalidades y características muy avanzadas.

Quizás creas que la clasificación energética mejora cuanto más cara es la lavasecadora, pero no siempre es así. Comprar una lavadora secadora eficiente no tiene por qué ser prohibitivo: puedes encontrarlas con distintivos A+, A++ y A+++ entre 520 y 630 euros. En cambio, hay lavasecadoras de 800 o 900 euros con una clasificación D, de las menos eficientes de la escala.

Funciones adicionales

La mayoría de las lavadoras secadoras del mercado incorporan una serie de funciones adicionales que facilitan y mejoran los procesos de lavado y secado. La función ECO, presente en muchos modelos, permite ahorrar hasta un 50 % más de energía que usando otros programas. Algunas disponen de una función vapor con la que se reducen las arrugas y se facilita el planchado.

También podemos encontrar equipos de gama media-alta con funciones tan interesantes como programas de sanitización y eliminación de olores, prelavados con burbujas, control por voz o aromatización mediante vapor, entre otras. Muchas de estas prestaciones son exclusivas de ciertas marcas; otras, en cambio, están presentes en muchos modelos con diferente denominación.

Resumen

Hasta no hace mucho, las lavadoras secadoras eran de los electrodomésticos más caros. Hoy en día, en cambio, puedes encontrar en el mercado modelos que van de los 380 a los 1500 euros, todos ellos con características y funciones que te harán la vida un poquito más fácil. El ahorro de espacio, de tiempo y de dinero son las principales virtudes de este electrodoméstico.

Para ayudarte a elegir tu nueva lavadora secadora, hemos seleccionado cinco modelos que responden a diferentes necesidades. Además, te hemos explicado cómo funcionan los distintos tipos que existen, cuál es su mantenimiento, cuánta energía consumen o las opciones de conectividad de los modelos más avanzados, entre otras interesantes cuestiones.

Si nuestro artículo te ha resultado útil e interesante, difúndelo en tus redes sociales, como Twitter o Facebook. Por otro lado, si tienes algo que aportar, no dudes en dejarnos tus dudas y consultas en nuestra sección de comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Atamanenko: 84975599/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Diego Sánchez Periodista
Diego Sánchez
Enamorado de la literatura en general y de la ciencia ficción en particular. Internauta autodidacta, experimentado bloguero y friki en su sentido más amplio desde antes de que existiera el término.