Última actualización: 08/10/2020

Nuestro método

13Productos analizados

23Horas invertidas

7Artículos evaluados

78Opiniones de usuarios

«Aquellos que desconocen su historia están condenados a repetirla». Este famoso aforismo, atribuido a personajes tan dispares como Napoleón Bonaparte (1769-1821) o el filósofo español George Santayana (1863-1952), transmite perfectamente la importancia de los libros de historia. Sin ellos, no seremos capaces de entender nuestro presente ni anticiparnos a eventos futuros.

La preocupación por el devenir de nuestra sociedad ha hecho que los libros de historia irrumpan con fuerza en rankings de superventas. Los ensayos históricos han dejado de estar reservados a los estudiosos para convertirse en bestsellers. Sin embargo, nunca viene mal seguir ciertas pautas al elegir el libro de historia más acorde a nuestros conocimientos e inquietudes.




Lo más importante

  • El estudio de la historia es una de las ramas del saber más antiguas; los primeros historiadores se remontan a los tiempos de la antigua Grecia. Actualmente, los libros de historia vuelven a ocupar un lugar prominente en las listas de superventas y han dejado de ser exclusivos de estudiosos e investigadores.
  • Ser más conscientes de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos son algunas de las ventajas de leer obras históricas. Sin embargo, no debemos confundir los títulos de divulgación con las novelas históricas o la historia novelada. Por otra parte, no todos los libros de historia ofrecen el mismo enfoque, ni tampoco están escritos con el mismo rigor.
  • Al escoger un libro de historia habremos de tener presentes ciertos factores. Ante todo, debes sopesar si está escrito para un lector no versado en historia, con un lenguaje claro y sencillo. También debes indagar sobre el autor y su solvencia como historiador y asegurarte que esté actualizado con los últimos descubrimientos históricos.

Los mejores libros de historia: nuestras recomendaciones

Nuestra selección recoge algunos de los mejores libros de historia del panorama editorial actual. Algunos están dirigidos a los más jóvenes; otros, en cambio, son ensayos para lectores que deseen ahondar en algún período histórico. En cualquier caso, se trata de títulos adecuados para cualquier lector, sin que sean precisos conocimientos previos sobre esta materia.

Una obra imprescindible para conocer nuestros más remotos orígenes

Sapiens: De Animales a Dioses se ha convertido en uno de los libros de historia más vendidos. Recomendada por personalidades como Barack Obama o Bill Gates, la obra del historiador israelí Yuval Noah Harari sintetiza en apenas 500 páginas 70 000 años de historia humana. Desde los primeros cazadores y recolectores hasta nuestra cambiante sociedad actual.

Bien documentado, el libro de Harari está escrito con un lenguaje asequible para cualquier lector. El autor juega a plantearnos toda una serie de atrevidas interrogantes que nunca se nos hubiera ocurrido preguntarnos y que encuentran respuesta en esta obra. A caballo entre la historia, la antropología y la sociología, el libro de Harari no te dejará indiferente.

Un libro clave para entender el imperialismo

En Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el imperio español, María Elvira Roca analiza los rasgos comunes de los más grandes imperios y la mala fama que, inevitablemente, los acompaña. La autora se detiene especialmente en el imperio español, sobre el cual se siguen vertiendo actualmente mentiras y falacias que es preciso desmentir.

En este ensayo, la autora ahonda en el origen de la hispanofobia y cómo ciertos países se han servido de ella para castigar a España en lo económico. Estamos ante una obra lúcida y fundamentada escrita, no obstante, para ser entendida por cualquier tipo de lector. En definitiva, un título polémico y esclarecedor que nos hará replantearnos muchas ideas preconcebidas.

Una divertida forma de enseñar la prehistoria a nuestros hijos

La Prehistoria pertenece a la colección Mini Larousse, una iniciativa de la prestigiosa editorial que pretende acercar a los más pequeños temas como el cuerpo humano, los dinosaurios o la historia. La colección está dirigida a niños mayores de tres años y combina el rigor histórico con un enfoque lúdico y divertido.

Esta pequeña obra es ideal como apoyo a aquellos padres que desean complementar lo que sus hijos aprenden en el colegio. Nuestro más remoto pasado es explicado mediante bonitas ilustraciones y textos cortos y sencillos, fácilmente entendibles por los más pequeños. Un libro esencial para despertar en los niños el interés por nuestro pasado.

Una obra visual para conocer mejor nuestro pasado

Vivimos una época eminentemente visual; buena muestra de ello son los atlas ilustrados. Es el caso de La historia del mundo en mapas, de editorial Susaeta, una obra que recopila los eventos clave de la historia siguiendo un criterio geográfico. Cada zona geográfica y período histórico incluyen textos explicativos y completas cronologías.

Los textos, redactados por un equipo de historiadores, se apoyan en numerosos mapas e infografías de fácil comprensión. Además, abarca todo el mundo, sin obviar ningún territorio, al contrario que otros libros de historia demasiado centrados en Occidente. En definitiva, una obra pensada para asimilar a golpe de vista toda la historia de la humanidad.

Un libro para entender mejor la I Guerra Mundial

Juan Eslava Galán se ha convertido en uno de los divulgadores de la historia más populares entre los lectores de habla hispana. En La Primera Guerra Mundial contada para escépticos, vuelve a sorprendernos con una visión de la historia lúcida y sin complejos. Con una buena dosis de ironía, el autor nos plantea qué provocó aquel desastre y sus terribles consecuencias.

En este ensayo, Eslava Galán da a conocer datos y hechos poco conocidos de aquella contienda y de sus principales protagonistas. Por las páginas de este libro desfilan personajes como Rasputín, Lenin, Mata Hari o el Barón Rojo y las curiosas anécdotas que protagonizaron. Un libro ameno y revelador acerca de una de las guerras más sangrientas de la historia.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los libros de historia

Vivimos tiempos en los que es especialmente importante conocer nuestro pasado. En ocasiones, políticos y tertulianos emiten juicios y afirmaciones sobre hechos históricos que no se ajustan a la realidad. Ahí es donde entran en juego los libros de historia al derribar falacias y creencias erróneas. ¿Deseas conocer más sobre este tipo de obras?

Mujeres leyendo

Los personajes históricos pueden servirnos de inspiración.
(Fuente: Brown: omeaHbEFlN4/ Unsplash.com)

¿Por qué es beneficioso leer libros de historia?

A continuación, vamos a enumerar los motivos por los que deberías leer ensayos históricos, un género que muchos lectores suelen rechazar debido a prejuicios en muchos casos infundados.

  • Descubrir de dónde venimos nos permite conocer mejor nuestro presente. En muchas ocasiones, damos por sentado todos los logros y avances que disfrutamos actualmente. Sin embargo, no siempre fue así, algo que conviene tener presente a la hora de valorar lo que hemos logrado como sociedad.
  • Conocer la historia es fundamental para no repetir errores de nuestro pasado.
  • Leer libros de historia nos hace más cultos. Además, nos permite abordar los temas de actualidad desde la perspectiva que brinda un conocimiento amplio de nuestro ayer.
  • Conocer la historia nos hace más abiertos al progreso social. La evolución de la sociedad se cimenta en ideas y propuestas que, muy a menudo, fueron rechazadas cuando fueron planteadas por primera vez. Conocer cuáles fueron esos valores y qué obstáculos debieron vencer nos permitirá descubrir las ideas que actualmente luchan por abrirse paso en nuestra sociedad.
  • Los personajes históricos pueden servirnos de inspiración. Conocer las vidas de grandes personajes de nuestro pasado puede valernos como modelo para definir nuestra propia trayectoria vital.

¿Qué es la historia novelada?

La novela histórica, tan en boga hoy en día, es un relato de ficción ambientado en un periodo histórico definido. Su argumento, aunque inventado, debe ser creíble, de ahí que sus autores se sirvan de eventos y personajes históricos como armazón de la trama.
Entonces, ¿qué es la historia novelada? ¿Es lo mismo que la novela histórica?

Los límites entre novela histórica e historia novelada son difusos. Según ciertos estudiosos, la historia novelada sería algo similar a un ensayo con ciertos rasgos propios de la narrativa de ficción. Se trataría de obras en las que, por ejemplo, no existirían protagonistas inventados, solo figuras históricas que hablan, piensan y se comportan como personajes novelescos.

La historia novelada es, por tanto, un género a caballo entre el ensayo y la novela histórica. Su finalidad es describir un período histórico recurriendo a la ficción solo cuando no existen datos suficientes acerca del mismo. De ahí que sea un género que no despierte muchas simpatías ni entre los aficionados a los ensayos ni entre los lectores de novela histórica.

Libros apilados

Los libros de historia universal no cuentan la misma historia. Cada autor tiende a abordar el pasado desde un determinado punto de vista, distinto al de otros historiadores. (Fuente: Robertson: eeSdJfLfx1A/ Unsplash.com)

Los mejores libros de historia universal

Los libros de historia suelen versar sobre determinados personajes o períodos como, por ejemplo, la II Guerra Mundial, Churchill o la Revolución Francesa. Si queremos profundizar sobre un tema son la elección más lógica. Sin embargo, es recomendable adquirir una visión global de la historia antes de centrarse en un período concreto. Estas son nuestras recomendaciones:

  • Historia Universal Asimov. El famoso autor de la saga Fundación no solo escribió ciencia ficción y libros de divulgación científica. Su Historia Universal, dividida en catorce volúmenes, abarca algunos de los períodos históricos más importantes. Están escritos en un lenguaje llano y sencillo, adecuado para la mayoría de los lectores.
  • El corazón del mundo. Una nueva historia universal. En esta obra, Peter Frankopan propone una nueva visión de nuestro pasado al poner el foco en las tierras de Asia central por las que discurría la Ruta de la Seda. El autor se aleja de la visión eurocentrista de otros historiadores para describir hechos apenas mencionados en otros ensayos.
  • El libro de la Historia. Editado por Akal dentro de su colección Grandes Temas, este volumen eminentemente visual explica con claridad y sencillez las ideas que se esconden tras los eventos históricos más relevantes. ¿Por qué Grecia fue la cuna de la democracia? ¿Qué causó la caída del muro de Berlín?
  • Breve historia del mundo. En poco más de 300 páginas, Luis E. Íñigo Fernández sintetiza los acontecimientos más importantes de la historia desde el punto de vista de las clases populares, alejándose de las gestas de los personajes más prominentes. Una obra esencial para tener una visión global de la historia.

¿Por qué es bueno que los niños lean libros de historia?

Los niños suelen pensar que la historia es aburrida y difícil de entender. Los libros de historia para niños juegan aquí un papel fundamental, ya que son el instrumento ideal para despertar en los más pequeños el interés por el pasado. Con ellos, el niño descubrirá sus raíces, así como los avances que hicieron posible modelar la sociedad tal y como es actualmente.

Los libros de historia para niños también les ofrecen la oportunidad de conocer cómo eran las personas en eras anteriores y cómo han ido evolucionando. De este modo, entenderán mejor muchos aspectos de nuestra sociedad actual que, en principio, les pueden parecer confusos. Y lo más importante: el conocimiento de la historia ayuda a los niños a aprender de los errores.

Libros sobre mesa

El papel de la mujer ha sido determinante en la historia de la humanidad, a pesar de que algunos autores obvian este hecho en sus ensayos históricos. (Fuente: Pavstyuk: EKy2OTRPXdw/ Unsplash.com)

Libros de historia con la mujer como protagonista

El papel de la mujer ha sido determinante en la historia de la humanidad, a pesar de que algunos autores obvian este hecho en sus ensayos históricos. Breve historia de la mujer, de Sandra Ferrero Valero, intenta desmontar los estereotipos históricos que a menudo abundan en los ensayos históricos al ofrecer una visión del pasado desde el punto de vista femenino.

Otro excelente ensayo sobre el papel de la mujer en la historia es Historia de las mujeres, de George Duby. Dividida en cinco tomos, la obra pone de manifiesto la influencia de las relaciones entre los sexos en los acontecimientos históricos.

Reinas malditas, de Cristina Morató, aborda la vida de cinco reinas marcadas por la tragedia, como Sissí o María Antonieta.

¿Cuentan lo mismo todos los libros de historia?

Los libros de historia universal no cuentan la misma historia. Cada autor tiende a abordar el pasado desde un determinado punto de vista, distinto al de otros historiadores. Por ejemplo, muchos autores europeos y norteamericanos tienden a centrarse en la civilización occidental, obviando en sus análisis regiones tan importantes como China o el sudeste asiático.

Otros cronistas suelen ofrecer una visión sesgada de la historia al hacer hincapié o exagerar determinados aspectos negativos de un personaje o nación. Lo recomendable es, en consecuencia, no quedarnos con una única interpretación del pasado sino intentar contrastar lo que tienen que decir de un determinado tema diversos autores.

Persona leyendo libro

La novela histórica, tan en boga hoy en día, es un relato de ficción ambientado en un periodo histórico definido. (Fuente: White: 1MHU3zpTvro/ Unsplash.com)

¿Podemos confiar en los libros de historia?

La historia es una ciencia social y, por lo tanto, sujeta a diversas interpretaciones. La mayoría de los ensayos históricos están respaldados por análisis serios de las fuentes originales, las cuales han sido contrastadas y verificadas. Toda esa información es procesada por el historiador, quien nos ofrece en su obra una visión de la historia desde su enfoque particular.

No obstante, a veces encontramos en las librerías obras de historia que no son producto de ningún estudio científico de nuestro pasado. Se trata de obras divulgativas —escritas en muchos casos por periodistas y personas ajenas al mundo académico— pensadas para un lector lego en la materia, y que no suelen tener detrás estudios científicos que las avalen.

Criterios de compra

Saber elegir un buen libro no siempre es tarea fácil. En el caso de los libros de historia, la cosa se complica algo más, ya que debemos tener en cuenta una serie de variables adicionales, como por ejemplo nuestro nivel de conocimientos. Los siguientes criterios de compra te ayudarán a escoger el libro de historia más adecuado para tu perfil lector.

Ten en cuenta tu nivel de conocimientos

Los ensayos históricos no están escritos para cualquier lector. Normalmente, son obras académicas para estudiosos de la materia, en las que abunda la terminología científica. A veces, alguna de estas obras se cuela en los rankings de superventas, simplemente porque el autor o el tema se han puesto de moda. Tenlo en cuenta a la hora de acercarte a una de estas obras.

Sin embargo, hay multitud de libros de historia accesibles a cualquier lector, sea cual sea su nivel formativo. Están escritos con un lenguaje sencillo y cercano, sin tecnicismos ni términos científicos. Son obras divulgativas, que pueden o no estar escritas por un historiador, y cuyo objetivo es difundir el conocimiento de la historia al mayor número de personas posible.

Libros en primer plano

Los libros de historia para niños juegan aquí un papel fundamental, ya que son el instrumento ideal para despertar en los más pequeños el interés por el pasado. (Fuente: Wachs: slItfWbhijc/ Unsplash.com)

Indaga sobre el autor

Los libros de divulgación histórica —también los académicos— suelen dejar entrever la ideología del autor. Al ser una ciencia social es habitual que el escritor deslice en el texto —consciente o inconscientemente— su forma de entender el mundo.

En ciertos casos, la postura del autor es tan evidente que puede desvirtuar la obra, restándole toda credibilidad.

Siempre es aconsejable investigar un poco sobre el autor del libro que vamos a comprar. Lee su biografía, mira qué otras obras ha publicado e investiga un poco en Internet sobre sobre él. Si sigues este consejo, enseguida sabrás si vas a ser capaz de conectar con su discurso o si, por el contrario, te van a chirriar muchos de sus postulados.

Fíjate en la fecha de publicación

La historia es una ciencia, y como tal está en continua evolución. A la hora de elegir un libro de historia debemos tener presente cuándo fue escrito. Hay numerosos libros de historia que son considerados clásicos —las obras de Tito Livio, Julio César o Bartolomé de las Casas, entre otras—, pero que hoy en día han quedado desfasados a la luz de nuevos descubrimientos.

También es habitual que aparezcan en el mercado numerosos libros tratando un mismo período histórico, como la II Guerra Mundial o la Guerra Civil española. Siempre es conveniente elegir el más reciente, ya que probablemente el autor haya tenido en cuenta todo lo publicado sobre el tema hasta ese momento.

Libros ordenados

Los libros de historia suelen versar sobre determinados personajes o períodos como, por ejemplo, la II Guerra Mundial, Churchill o la Revolución Francesa. (Fuente: Lawton: 9T346Ij4kGk/ Unsplash.com)

Intenta ir de lo general a lo particular

El estudio de la historia debe tener una perspectiva holística, es decir, debe ser analizada en su conjunto para evitar sesgos. Lo mismo podemos aplicar a la lectura de los libros de historia. Lo más aconsejable es que comencemos por la historia universal, obteniendo así una visión global de nuestro pasado.

Una vez que tengamos un conocimiento general de la historia, podremos acercarnos a obras que traten períodos o hechos concretos. De este modo, nos resultará más fácil asimilar lo que el historiador pretende transmitir y, a la vez, seremos conscientes del lugar que ocupan esos hechos o personajes en el conjunto de la historia.

David Humefilósofo, economista, sociólogo e historiador escocés

"La primera cualidad de un historiador es ser veraz e imparcial; la segunda, ser interesante".

Lee las primeras páginas

Como ocurre con la mayoría de los libros, leer las primeras páginas de un título histórico suele ser un método infalible para no llevarnos a engaño. Si el libro tiene prólogo o introducción, y no son demasiado extensos, te recomendamos que los leas; así te formarás una idea bastante acertada del enfoque del autor.

A menudo, compramos un libro impulsados por la sinopsis de su contraportada, sin pararnos a leer ni siquiera sus primeras páginas. En el caso de los libros de historia, también conviene echar un vistazo al índice y la bibliografía utilizada por el autor. Ello nos dará una idea de la seriedad de la obra y de cómo está estructurada.

Resumen

Los libros de historia siempre han sido relacionados con lo académico. No obstante, desde hace años, diversos historiadores han tratado de acercar el estudio de nuestro pasado a una amplia variedad de lectores. La divulgación histórica ha saltado de los anaqueles de las bibliotecas universitarias a los rankings de libros más vendidos.

En el artículo que acabas de leer te hemos ofrecido unos cuantos títulos que pueden ser adecuados para cualquier lector, sean cuales sean sus conocimientos sobre historia. Conocer nuestro pasado nos hará más conscientes de nuestro presente y nos preparará mejor para enfrentarnos a los retos futuros. De ahí la importancia de que los niños lean historia.

¿Te ha resultado interesante nuestro artículo? Si es así, puedes divulgarlo en tus redes sociales, como Facebook o Twitter. Si además deseas dejarnos tus impresiones, puedes hacerlo en nuestra sección de comentarios, estaremos encantados de conocer tus sugerencias y opiniones.

(Fuente de la imagen destacada: Kelley: hHL08lF7Ikc/ Unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?