Lijas de diferentes formas
Última actualización: 11/08/2022

Nuestro método

21Productos analizados

62Horas invertidas

16Artículos evaluados

221Opiniones de usuarios

Una lija es un material que se utiliza para eliminar las asperezas de un objeto. Puede estar hecho de muchos materiales diferentes, como vidrio o metal. Las lijas más comunes están hechas de carburo de silicio y óxido de aluminio. Estos dos tipos tienen granos muy finos que no dañarán tu pieza cuando las utilices para alisar superficies de madera o eliminar la pintura de objetos de acero.

El papel de lija es un material muy versátil. Puede utilizarse para alisar, pulir y dar acabado a superficies de madera, así como de metal o plástico. El proceso de lijado elimina la capa superior de un objeto para revelar su belleza natural, a la vez que lo hace más suave y con un aspecto más atractivo. Esto hace que el papel de lija sea ideal para utilizarlo en muebles, suelos, paredes y otros objetos que necesitan un poco de cariño de vez en cuando.




Las mejores lijas del mercado: nuestras recomendaciones

La mejor lija multiuso

Esta opción se trata de un kit con 42 hojas de lija en diferentes grosores de grano. Es debido a esto que puede utilizarse para variedad de tareas, desde carpintería a la creación de manualidades.

En lo que a su fabricación respecta, están hechas de carburo de silicio que logra soportar el agua, y sus dimensiones son de 9 x 3.6 pulgadas. De todos modos, pueden recortarse de acuerdo a tus necesidades.

La mejor lija más adaptable

Gracias a su presentación en un rollo de 5 metros, esta lija puede recortarse para utilizar de la forma en que tú prefieras. Además, es muy adecuada para superficies de madera y metal.

Por otra parte, está fabricado en corindón, más conocido como óxido de aluminio. El grano de su superficie abrasiva es de 240, siendo este el adecuado para acabados delicados.

La mejor lija de más variedad

Esta lija se destaca por los usos que se le pueden dar. Consiste en un pack con 36 hojas con 9 tamaños de grano diferentes, yendo desde 400 a 3000,

Adicionalmente, puede utilizarse sobre diferentes superficies, tanto secas como húmedas. Entre ellas, barniz, aceite o goma laca. También ayuda a dar un mejor acabado o pulido.

La mejor lija reutilizable

Esta lija es un modelo que funciona muy bien para trabajar bordes. Esto se debe a su forma de taco con cuatro caras. Además, su grano es superfino.

En cuanto a sus materiales, contiene espuma de poliuretano, que permite lavarla y volverla a utilizar cuantas veces quieras. Y por último, sus dimensiones son 9,7 x 6,8 x 2,7 cm.

La mejor lija adhesiva

Esta lija se caracteriza principalmente por su diseño. Contiene una superficie adhesiva para pegar sobre lijadoras eléctricas y también cuenta con agujeros que remueven el polvo que se forma con el desgaste.

En otro orden de cosas, viene en presentación de 100 unidades de tamaños diferentes, yendo de 40 a 180. Está hecha de óxido de aluminio, lo que la hace antiestática y de larga duración.

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre las lijas

Lijas

Las lijas vienen en diferentes grosores, tamaños y formas. (Fuente: Mihalec/ 123rf)

¿Quién debe utilizar una lija?

Cualquier persona que quiera mejorar la textura y el aspecto de una superficie en su hogar. Esta puede ser utilizada sobre mobiliario de madera, metal o plástico. Usualmente, se utiliza previo a pintar debido a que remueve texturas irregulares que dificultarán el pasaje del pincel o rodillo.

De igual forma, las lijas pueden ser utilizadas por carpinteros para mejorar la textura de un mueble de madera. Si la madera con la que trabajas tiene alguno de sus lados ásperos o con nudos normales de este material, con una lija puedes alisarlos y eso ayudará a hacer más prolijo el trabajo.

¿Qué tipos de lijas hay?

Hay muchos tipos diferentes de lijas, pero los más comunes son la lija de óxido de aluminio y la de carburo de silicio. El óxido de aluminio es un grano muy fino que puede utilizarse para alisar superficies de madera antes de pintarlas. El carburo de silicio tiene un grano aún más grueso que el óxido de aluminio y es estupendo para quitar la pintura de objetos metálicos, como muebles viejos de jardín o herramientas oxidadas.

También puedes encontrarte con el papel de granate, que está hecho con granates en lugar de granos de sílice; este tipo de papel de lija funciona bien en maderas duras porque no deja ningún residuo cuando lo utilizas para alisar las asperezas de las tablas de madera.

¿En qué debo fijarme al comprar una lija?

El tamaño de grano es lo más importante. Determina lo grueso o fino que será tu papel de lija y, por tanto, en qué tipo de superficie puedes utilizarlo. Por ejemplo, si quieres un acabado suave al utilizar herramientas para trabajar la madera, como cinceles y cepillos, elige un número de granos más fino, mientras que las superficies más rugosas requieren números más gruesos.

Asimismo, debes comprobar si el papel ha sido recubierto con resina o no, ya que esto lo hace más duradero que los papeles sin recubrimiento, que son propensos a romperse con facilidad, especialmente en tareas pesadas como quitar la pintura de las paredes.

¿Qué hace que una lija sea buena?

En primer lugar, los granos de la lija deben mantenerse firmes sobre la hoja. Esto quiere decir que cuando estés utilizándola, los granos no deben despegarse, ya que de ese modo terminarás gastando más de una para una sola tarea.

En segundo lugar, algo que diferencia a una buena lija es que pueda soportar el agua y no desintegrarse al estar mojada. Muchas veces es más conveniente lijar una superficie húmeda (cuando esta lo acepte) debido a que el polvo que se genera con el desgaste permanecerá en el lugar y no se esparcirá por el ambiente. Por lo tanto, la lija debe ser capaz de mantener la firmeza en estas situaciones.

(Fuente de la imagen destacada: vitaliyborkovskiy/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones