Destacada
Última actualización: 11/08/2020

Nuestro método

15Productos analizados

17Horas invertidas

26Artículos evaluados

31Opiniones de usuarios

Las luces para bicicletas son indispensables tanto para entornos urbanos como para las rutas en carretera o por la montaña. Suponen un elemento de seguridad fundamental que ayuda a mejorar nuestra visión nocturna y nos hace visibles a los peatones y a otros vehículos. De hecho, actualmente, son obligatorias entre la puesta y la salida del sol.

De todos modos, algunos ciclistas también las utilizan durante el día. Y es que, aunque algunos modelos de alta gama pueden tener un precio más elevado, lo cierto es que las luces para bicicleta son bastante económicas. Así, parece evidente que no existen razones de peso para no utilizarlas. Eso sí, es importante que elijas las adecuadas para el uso que haces de la bicicleta.




Lo más importante

  • En horario nocturno es obligatorio circular con las luces encendidas. Sin embargo, cada vez más ciclistas las utilizan también durante el día.
  • Las luces de bicicleta son un elemento de seguridad indispensable tanto en los desplazamientos por la ciudad como en las rutas en carretera y en el campo.
  • Los criterios de compra que más te pueden ayudar a elegir las luces para bicicleta que necesitas son el uso que haces de la bicicleta, la intensidad luminosa de las luces, su montaje y su batería.

Las mejores luces para bicicleta del mercado: nuestras recomendaciones

Para empezar con la guía de compra, queremos presentarte una selección con cinco de las mejores luces de bicicleta. Puedes verlas a continuación.

La luces para bicicleta con mejor relación calidad-precio

El conjunto de luces de Omeril es, sin duda, una apuesta segura si buscas unas luces funcionales y económicas para utilizarlas en ciudad.

La delantera tiene una luminosidad de 300 lúmenes y una batería de 1.200 mAh (miliamperios hora). Permite elegir entre tres modos de funcionamiento: alto, bajo y atrobe.

La trasera, por su parte, tiene una luminosidad de 100 lúmenes y una batería de 500 mAh. Cuenta con cinco modos: luz roja fija, blanca fija, luz intermitente roja, intermitente blanca, y intermitente roja y blanca.

El mejor conjunto de luces LED baratas

Estupendo conjunto de luces LED a un precio muy económico. La mejor opción si buscas unas luces para trayectos urbanos que sean baratas, pero que también te aseguren unas buenas prestaciones. Cuentan con un sensor inteligente que les permite adaptarse a las condiciones de luminosidad del entorno. Además, se apagan automáticamente tras tres minutos sin movimiento.

Tienen una luminosidad de 400 lúmenes, varios modos de funcionamiento, son muy fáciles de instalar y se cargan a través de un puerto USB.

La luces LED para bicicleta con mejor batería

Supoggy presenta una luz de bicicleta versátil de 1.200 lúmenes, con varios modos de iluminación y con una estupenda batería. La batería tiene una capacidad de 5.200 mAh y puede hacer las veces de power bank, permitiendo cargar otros dispositivos. Cuenta con una pequeña pantalla LED a través de la cual es posible saber cuánta batería queda.

El montaje de la luz es muy fácil y queda perfectamente fijo una vez se ha montado. Además, es un dispositivo ligero.

La mejor luz para bicicleta con dinamo

La Supernova E3 Pure 3 es la mejor opción si buscas una luz con dinamo como las de toda la vida, pero en una versión muy mejorada. Con ella, mientras te mantengas en movimiento, disfrutarás de una luz con batería infinita.

Tiene una luminosidad de aproximadamente 200 lúmenes, por lo que está indicada para montarla en una bicicleta de paseo para ciudad. Destaca también su elegante diseño con carcasa de aluminio.

La mejor luz frontal para bicicleta

La luz frontal Garmin UT800 tiene fama de ser la mejor luz frontal para bicicletas. La primera razón de ello hay que buscarla en su haz de luz que ilumina la carretera de forma eficiente y ofrece una visibilidad de 270º. Tiene una luminosidad máxima de 800 lúmenes que le permite hacerte visible a una distancia de hasta 1.600 m.

Además, conectada a un dispositivo compatible como el Garmin Edge 520 Plus o el Edge 130, tiene funciones de luz inteligente. Así, se autorregula en función del recorrido, la iluminación existente y la velocidad a la que te desplaces.

Guía de compras: lo que debes saber sobre las luces para bicicleta

Si estás pensando comprar unas luces para bicicleta, tal vez tengas algunas dudas. Para que puedas resolverlas, te hemos preparado esta sección en la que queremos dar respuesta a la mayoría de las preguntas que se hacen los compradores.

En horario nocturno es obligatorio circular con las luces encendidas. Sin embargo, cada vez más ciclistas las utilizan también durante el día. (Fuente: Kuznetsov: 39479680/ 123rf.com)

¿Cuáles son las ventajas de las luces para bicicleta?

Más allá de su obligatoriedad o no, las luces para bicicleta ofrecen una serie de importantes ventajas. Te las enumeramos a continuación:

  • Son una forma muy sencilla y efectiva de mejorar tu seguridad cuando montas en bicicleta.
  • Son muy económicas.
  • Son muy ligeras, por lo que puedes llevarlas contigo a cualquier lugar.
  • Se pueden utilizar en diferentes modelos de bicicleta.
  • Son muy fáciles de instalar, y de montar y desmontar.

¿Son obligatorias las luces en las bicicletas?

Las luces de bicicleta son obligatorias durante las horas que transcurren entre la puesta y la salida del sol para circular por vías urbanas e interurbanas. El reglamento de la DGT establece que, además de la delantera, las bicicletas deben llevar en la parte trasera una de color rojo y un catadióptrico, no triangular, del mismo color.

Actualmente, no existe una limitación de potencia lumínica, si bien no deberían molestar a otros conductores o ciclistas. Por otra parte, a día de hoy, la DGT ya permite utilizar luces intermitentes tanto en el caso de las frontales como en de las traseras. Si circulas sin luces, puedes ser sancionado con 80 euros.

foco

Las luces para bicicleta deben ser impermeables e idealmente también tener una buena protección frente al polvo.

¿Es conveniente llevar las luces encendidas durante las horas de sol?

Si bien durante el día no es obligatorio utilizar luces, lo cierto es que sí que es recomendable hacerlo. Por carretera, lo ideal es una luz de alta visibilidad. Ten en cuenta que en carretera puedes encontrarte zonas de sombra. Por no hablar de las curvas cerradas o las serpenteantes y enlazadas. En esas circunstancias una luz te puede hacer mucho más visible.

¿Qué tipos de luces para bicicleta existen?

Podemos diferencias las luces de bicicleta según diferentes criterios. Uno de los más habituales es la hora del día en la que van a utilizarse. Así, se habla de luces de día y de noche. Veamos cuales son sus principales características.

  • Luces de días: Su principal fin es hacerte visible y no tanto alumbrar o iluminar. De ahí que sea importante que tengan patrones de destello o parpadeo, a poder ser desigual. Además, normalmente, son más potentes. Algunas luces de día tienen un modo noche.
  • Luces de noche: Su función es tanto hacerte visible a los vehículos y a los peatones como alumbrar e iluminar. No es necesario que ser tan potentes como las de día.

Las luces de bicicleta son un elemento de seguridad indispensable tanto en los desplazamientos por la ciudad como en las rutas en carretera y en el campo. (Fuente: Giacomazzi: 135690874/ 123rf.com)

¿Qué otros complementos puedes utilizar para mejorar tu visibilidad?

No tienes que vestirte completamente de amarillo para hacerte más visible durante la noche. Puedes complementar las luces con cubiertas reflectantes con arcos reflectantes, intermitentes para los puños o catadióptricos en las ruedas y en los pedales. Y, por supuesto, también puedes ponerte un chaleco reflectante.

foco

Además de las luces, puedes utilizar otros dispositivos reflectantes en la ropa, calzado, mochila o catadióptricos en pedales o radios.

Criterios de compra

Dada la gran cantidad de modelos de luces para bicicleta existentes, y que no todas ofrecen los mejores niveles de calidad, te conviene tener en cuenta algunos criterios de compra para elegir las adecuadas. Así, te ahorrarás disgustos o la sorpresa de encontrarte con unas luces de mala calidad o no adecuadas para el uso que las necesitas.

Uso que vas a hacer de la bicicleta

No necesitas las mismas luces si vas a hacer un uso esporádico de la bicicleta en un entorno urbano que las que necesitas para rutas por carretera o por la montaña. Para el primer caso, seguramente, tengas suficiente con un conjunto de luces económico, versátil y no muy potente. O incluso unas de dinamo. Para largas rutas por carretera, te convienen unas luces más potentes.

Una excelente opción para tal fin son unas luces diurnas con modo nocturno y con una batería con una gran autonomía. Para rutas por el campo, necesitas unas luces muy potentes, resistentes al polvo y adaptadas a condiciones extremas. También es conveniente utilizar luces de apoyo que puedas montar en el casco o encima de tu cuerpo, para iluminar donde pones la vista. En cambio, para rutas por la montaña, no necesitas preocuparte tanto por las luces traseras.

En general, para las luces de noche, unos valores adecuados pueden ser a partir de 300 lúmenes y 400 lúmenes para las delanteras. (Fuente: Protsenko: 101446166/ 123rf.com)

Intensidad luminosa y calidad del haz

La intensidad luminosa se mide en lúmenes (Lux). En general, para las luces de noche, unos valores adecuados pueden ser a partir de 300 lúmenes y 400 lúmenes para las delanteras. Para las traseras se suele considerar adecuado a partir de 50 lúmenes, si bien mucho mejor si es de 100 lúmenes o superior.

En cualquier caso, todos estos valores van a depender de las condiciones en las que vayas a usar la bicicleta.

Uso Lúmenes recomendados
En ciudad en condiciones de buena iluminación 200 lúmenes
En entornos urbanos con una iluminación pobre Entre 300 y 600 lúmenes
En zonas urbanas o rurales sin iluminación o con una iluminación muy reducida Entre 600 y 1.000 lúmenes
Trayectos fuera de carretera sin iluminación Mínimo 1.000 lúmenes, idealmente debe permitir regular la intensidad luminosa

Por otra parte, en lo que respecta a la calidad del haz, te conviene mucho más una luz con un haz uniforme y con un ángulo lo más amplio posible.

Montaje

Las luces para bicicleta deben ser fáciles de montar y desmontar, sobre todo si vas a aparcar la bicicleta en la vía pública con mucha frecuencia. Ten en cuenta que, si el proceso no es sencillo y no resulta cómodo, es posible que algún día te dé pereza desmontarlas y las dejes en la bicicleta. Y esa puede ser la oportunidad perfecta para que un oportunista te la robe.

Además, es interesante que cuenten con un sistema adaptado a diferentes tipos de bicicletas para que encaje perfectamente en los tubos del cuadro o en los manillares. No solo eso, también debería permitir orientar y fijar la luz en la dirección deseada. Para ciclismo de montaña, también vas a necesitar una luz con sistema de montaje en casco.

Mads PedersenCiclista campeón mundial en ruta

"Desde que uso la luz trasera, (los conductores) me respetan más, guardan más distancia de seguridad cuando me adelantan. A todo el mundo le digo que utilice luces cuando salga a montar".

H3 Batería

Existen luces de bicicleta que cuentan con baterías recargables. Lo más común es que se puedan cargar a través de un puerto USB, aunque las hay también que se pueden cargar directamente desde la red. Este último sistema permite cargar la batería mucho más rápidamente. Otras utilizan pilas que hay que reemplazar cuando se agotan.

Como puedes imaginar, la principal desventaja de este sistema es que vas a tener que sustituirlas cada cierto tiempo, especialmente si la luz es muy potente. Por eso, es importante que compruebes qué tipo de pilas utilizan, ya que las pilas de botón son más difíciles de encontrar que las AA o AAA. Sea del tipo que sea, te conviene comprobar cuál es su autonomía.

Modos de funcionamiento

Cuando vayas a comprar una luz para tu bicicleta también tienes que tener en cuenta cuántas y cuáles son las funciones entre las que te permite elegir. No es difícil encontrar algunas que vienen con hasta ocho funciones distintas. Algunas permiten elegir el color del haz de luz. Las más habituales son luz fija y parpadeante.

También es importante que compruebes en cuántos niveles permite variar la intensidad de la luz. Las hay que incluso pueden utilizarse como cargadores externos para cargar diferentes dispositivos como teléfonos móviles. Los modelos de gamas más altas vienen con funciones inteligentes que se adaptan a las circunstancias de conducción como la velocidad y la luminosidad.

Resumen

Tanto si eres un ciclista urbano que utiliza la bicicleta para desplazarse por la ciudad como si lo tuyo es la bicicleta de montaña o las rutas en carretera, necesitas unas buenas luces para tus salidas nocturnas. Son, junto con el casco, imprescindibles para tu seguridad. De hecho, son obligatorias, por lo que, si no las usas, te expones a recibir una multa.

Por supuesto, el tipo de luces que te va a convenir instalar en tu bicicleta va a variar dependiendo de cuál sea el uso que vayas a hacer de la bicicleta. Además, a la hora de elegir las luces para tu bicicleta, también tienes que tener en cuenta criterios de compra como su luminosidad, su batería y el sistema de montaje que integran.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Nosek: 70336522/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?