malla con vegetales
Última actualización: 16/07/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Artículos evaluados

215Opiniones de usuarios

Todos queremos que nuestro jardín o huerta tenga las condiciones óptimas para su cultivo. Sin embargo, todos nos preguntamos cómo lograrlo. Con una malla antihierbas, evitarás que crezcan hierbas no deseadas, concentrando el agua, la luz y las sales de la tierra exclusivamente en las plantas deseadas.

La malla antihierbas es el mejor producto que encontrarás contra el crecimiento de las malas hierbas. Su material de alta duración y resistencia, junto con un uso adecuado, será la mejor protección para tu jardín. En este artículo, conocerás mucho más sobre este producto y los beneficios que puede generarte. ¡Empecemos!




Lo más importante

  • La malla antihierbas evita el crecimiento y propagación de las malas hierbas, concentrando el agua y los minerales del suelo solo en las plantas deseadas.
  • Con una malla antihierbas ahorras en pesticidas, ya que no hay necesidad de ningún producto químico. Además, racionalizas el agua, ya que no es absorbida por hierbas no deseadas.
  • Es muy sencilla de utilizar, sin ser expertos en el tema. Solamente hay que seguir una serie de pasos para aprovechar al máximo sus beneficios.

Las mejores mallas antihierbas del mercado: Nuestras recomendaciones

A continuación, te mostraremos una lista con las mejores mallas antihierbas que se ofrecen en el mercado. Asegúrate de revisar las características más relevantes de cada una de las opciones para que se adapten a las necesidades de tu hogar. ¡Echa un vistazo!

La mejor malla antihierbas para cultivos grandes

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Esta malla antihierbas ofrece muchos beneficios en un mismo producto. No es tejida, para una mayor resistencia. Además, permite un alto flujo de agua, evita la erosión y resiste a la putrefacción y el moho. Es fácil de usar y viene en variedad de tamaños. Es ideal para estanques, paisajes, reservas, jardines, huertas y cultivos.

Se trata de la malla antihierbas de mayor calidad, fabricada para grandes cultivos. Al no ser tejida, no tendrás que preocuparte por su mantenimiento, y podrás prescindir de materiales químicos sin dañar las hierbas de tu terreno.

La mejor malla antihierbas para el hogar

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Esta malla antihierbas está hecha de polipropileno extra grueso y una tela geotextil de máxima calidad. Es ideal para aquellos que buscan la mejor protección y un uso sencillo. Es resistente contra las raíces duras y consigue resultados óptimos.

Para personas sin experiencia en cultivos o principiantes, esta es la malla de calidad indicada para conservar la decoración y tener una huerta perfecta. Es buscada por aquellos que buscan calidad sin tener que contar con experiencia previa para utilizarla.

La malla antihierbas más vendida

Se trata de la malla antihierbas más vendida del mercado. Está diseñada para soportar golpes y es útil para todos los jardines, estaciones y jardineros, tengan o no experiencia en el tema. Posee un tejido ligero y resistente para camas elevadas y jardines en el suelo.

Su popularidad se debe a que es un producto fácil de trabajar, dando buenos resultados y sin fallas. Se recomienda tapar con mantillo o tierra para una mejor duración de la malla. Sin duda alguna, es apta para cubrir todas las necesidades de sus usuarios.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre la malla antihierbas

Al momento de querer adquirir una malla antihierbas, te surgirán varias preguntas. Por eso, te traemos todo lo que necesitas saber sobre ellas para sacarle el máximo provecho y garantizarle un bienestar adecuado a tu jardín, terreno o campo. ¡Empecemos!

cultivando lechuga

La malla antihierbas puede destinarse a cualquier superficie verde, ya que su función es la misma para todos los casos. (Fuente: gitanna: 163819302/ 123rf)

¿Para qué se usa una malla antihierbas?

La malla antihierbas es una cubierta que se coloca sobre el suelo del césped para el control de las malas hierbas, concentrando el agua y los minerales de la tierra en lo que verdaderamente queremos plantar.

La función de la malla antihierbas es aprovechar al máximo el agua de riego en beneficio de las plantas que queremos cuidar. Con este producto, podremos decir adiós a los pesticidas, los cuales brindan protección, aunque su costo medioambiental es significativamente mayor.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de una malla antihierbas?

La malla antihierbas puede destinarse a cualquier superficie verde, ya que su función es la misma para todos los casos. Sin embargo, existe una serie de ventajas y desventajas que conlleva su uso, y que debes conocer antes de avanzar en su compra. Echa un vistazo al siguiente cuadro, para determinar qué es lo que puede aportarte:

Ventajas
  • Evita el crecimiento de malas hierbas
  • Disminuye el uso de herbicidas
  • Protección contra los rayos UV
  • Mantiene la tierra húmeda y caliente
  • Conserva los nutrientes del suelo
  • Mínimo mantenimiento
  • Alta durabilidad
  • Fácil de instalar
  • Ahorro en agua
Desventajas
  • Las mallas tejidas pueden romperse contra raíces duras

¿Cómo se coloca una malla antihierbas?

Colocar una malla antihierbas es mucho más sencillo de lo que parece. Para ahorrarte complicaciones, te compartimos, a continuación, una breve lista de pasos que tendrás que seguir para colocar la malla, aprovechando todos los beneficios que tiene para tu terreno:

  1. Limpia y nivela la superficie donde se colocará la malla antihierbas.
  2. Extiende la malla antihierbas a lo largo de la superficie, dejando unos 10 cm sobrantes.
  3. En los bordes, realiza un doblado con los 10 cm sobrantes para mayor agarre en las esquinas
  4. Sujétala con clavos o estacas en los perímetros y entre mallas para asegurar toda el área.
  5. Realiza pequeños agujeros en la malla donde se desea plantar.
  6. Coloca tierra o mantillo por encima de la malla, para extender su duración por años.

¿Cuánto dura una malla antihierbas?

Todos queremos sacarle el mejor provecho a nuestra malla antihierbas. En este sentido, un mantenimiento adecuado puede garantizarle una duración de hasta 15 años, como en el caso de las geotextiles, las cuales presentan una mayor resistencia contra raíces duras. Para las mallas tejidas, dichos cuidados pueden ampliar su uso hasta 10 años, siempre y cuando estén a salvo de los rayos directos del sol.

Si no se las cubre correctamente de los rayos UV, una malla antihierbas puede durar de 3 a 5 años. En este sentido, es indispensable proporcionarle una protección correcta con el material indicado.

¿Qué materiales se colocan encima de la malla antihierbas?

Como has visto en la pregunta anterior, la duración de una malla antihierbas depende fundamentalmente de los cuidados que le procuremos. En este sentido, tenemos a disposición una serie de materiales que pueden incrementar la resistencia de la malla, especialmente, ante los rayos UV. Con estos productos, podrás sacarle el máximo provecho a la malla antihierbas:

  • Grava
  • Arena
  • Mantillo
  • Tierra
  • Corteza de árbol

Evita materiales como la piedra, ya que pueden calentarse y romper nuestra malla antihierbas, reduciendo drásticamente la duración del producto.

malla de plantas

Si no se las cubre correctamente de los rayos UV, una malla antihierbas puede durar de 3 a 5 años. (Fuente: gitanna: 164264614/ 123rf)

¿Qué le producen las malas hierbas a mi cultivo?

Ya conoces las cuestiones elementales acerca de las mallas antihierbas. Seguramente, estés preguntándote cuál es el riesgo o el daño que las malas hierbas pueden producirle a tus cultivos o plantas, y por qué cobra importancia cubrirlas con una malla. Entre los daños más comunes, se encuentran:

  • El principal problema que causan las malas hierbas es que compiten con las plantas de cultivo para obtener los nutrientes, la luz y el agua. Así, reducen la calidad y el rendimiento de lo que verdaderamente queremos.
  • Se necesita mayor inversión y tiempo a causa de la poda de las malas hierbas, ya que, de no hacerlo, pueden dificultar el trabajo de riego o la cosecha misma.
  • Favorecen las heladas e interfieren con la maquinaria.
  • Las malas hierbas pueden producir toxinas que inhiben el desarrollo de los cultivos.
  • Atraen mayor número de insectos que dañan el cultivo.

Criterios de compra

A continuación, te compartimos los factores que mayor incidencia tienen al adquirir una malla antihierbas. Asegúrate de tener en cuenta estos criterios cuando decidas elegir tu producto, de modo que pueda cumplir con todas tus necesidades.

Tamaño y peso

El tamaño de la malla antihierbas se consigue en varias medidas, según la distribuidora. Algunos la venden por metro cuadrado y otros en rollos, con los parámetros ya establecidos. El ancho de las mallas, generalmente, es de 1,05 m 2,10 m 3,30 m y 4,20 m.

Del mismo modo, el peso de la malla antihierbas puede variar entre cada producto. En función de cuál sea el trabajo que les asignes, puedes encontrar las siguientes opciones:

  • Mallas tejidas: Vienen de 105gr/m2, que son las menos resistentes, y de 130gr/m2, que es de mayor densidad y resistencia, y se emplean en trabajos de mayor exigencia.
  • Mallas no tejidas/geotextiles: Viene de 125gr/m2, para un control antihierbas eficaz y eficiente, ya que es tomado como el material de mayor calidad.

Tejida

Uno de los factores que diferencian a los distintos tipos de malla antihierbas es su composición. Estas se dividen en dos tipos: las mallas tejidas y las geotextiles (no tejidas). Cada una ofrecerá distintos niveles de resistencia, impermeabilidad, flexibilidad, duración, robustez y protección contra agentes químicos:

Tejida-105gr Tejida-130gr No tejida/Geotextil-125gr
Resistencia ">Baja Media Alta
Flexibilidad ">Alta Alta Media
Impermeabilidad Alta Alta Alta 
Anti-roturas ">Bajo Medio Alto 
Duración Media Media Alta
Resistencia a agentes químicos Media Media Media

Color

Por lo general, el color no es un criterio de compra relevante en muchos productos. Sin embargo, las mallas antihierbas son la excepción a esa regla. El color que presentan indican cuál es la finalidad en cada una de ellas:

  • Malla antihierbas Negra: Posee mayor absorción de calor y resistencia a las malas hierbas, lo que es bueno para la tierra del cultivo. Aunque podría ser contraproducente en temperaturas elevadas que superen los 35°
  • Malla antihierbas Blanca: Posee poca absorción de calor y baja resistencia, ya que la luz puede atravesar la malla y hacer germinar malas hierbas no deseadas.
  • Malla antihierbas Verde, Azul o Marrón: Son las intermedias, poseen un nivel medio absorción de calor y resistencia. Se usa, generalmente, para paisajismo y por su estética.

campo de cultivo

Evita materiales como la piedra, ya que pueden calentarse y romper nuestra malla antihierbas, reduciendo drásticamente la duración del producto. (Fuente: deyangeorgiev: 15641141/ 123rf)

Mantenimiento

La malla antihierbas es verdaderamente duradera y muy resistente. No obstante, si no se efectúa un apropiado mantenimiento, no podrás sacarle todo el provecho al producto.

A medida que pasa el tiempo, el viento puede arrastrar alguna semilla en la superficie de la malla. En tal caso, cuando reciba agua, germinará y crecerán las malas hierbas que no deseamos.

Para que esto no suceda, te recomendamos, a modo de rutina, que pases una escoba o, si prefieres, límpiala con la manguera al menos 1 vez por semana. Antes de hacerlo, en cualquier caso, verifica que la malla antihierbas sea resistente a este mantenimiento y no termine siendo dañino para ella.

Resumen

La malla antihierbas es usada a nivel mundial por todos los agricultores profesionales desde hace mucho tiempo. Principalmente, para evitar el crecimiento de malas hierbas que compiten con nuestra cosecha, cultivo o jardín. Se utiliza para un total control de la superficie de nuestro interés y para lograr un alto rendimiento, gracias a sus beneficios en cuanto a eficiencia y protección.

Una malla antihierbas permite ahorrar bastante tiempo y dinero. Además, concentra todos los minerales del suelo y el agua en nuestra cosecha, evitando la irrupción de plantas o hierbas no deseadas. Su instalación es sencilla, al igual que su mantenimiento, y puede durar muchos años.

¡Espero que este artículo te haya sido de gran ayuda! En caso afirmativo, no dudes en dejarnos un comentario contándonos cómo fue tu experiencia con las mallas antihierbas.

(Fuente de la imagen destacada: photoroad: 14014830/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones