Edredones blancos
Última actualización: 16/07/2021

Nuestro método

4Productos analizados

45Horas invertidas

13Artículos evaluados

215Opiniones de usuarios

¿Te acuerdas de cuando llegaba el invierno y hacer la cama consistía en poner el juego de sábanas, una manta muy pesada y una colcha o edredón estampado que era poco más que decorativo? Hasta hace relativamente poco, la bajada de las temperaturas suponía tener que hacer pesas para mover la ropa de cama.

La llegada de los edredones nórdicos pusieron fin al sufrimiento de tener que abrigarse con el peso equivalente a tres sacos de patatas. Estos edredones eran como un soplo de aire fresco, porque pesaban infinitamente menos y abrigaban increíblemente más. Con el paso de los años, las opciones se han multiplicado. ¿Estás pensando en cambiar el tuyo? Quédate en esta guía y toma nota, te damos todos los detalles.




Lo más importante

  • Los edredones nórdicos son la alternativa más moderna, práctica y ligera de vestir nuestra cama durante todo el año. La multitud de opciones diferentes de rellenos, hace que podamos encontrar el nórdico perfecto para cada persona en función de sus necesidades particulares.
  • Pueden ser de dos grandes tipos: naturales o sintéticos. Los primeros, rellenos de pluma o plumón de pato, ganso u oca. Los segundos, rellenos de materiales artificiales como la microfibra o el poliéster.
  • Para elegir el más adecuado para nosotros, además de tener en cuenta el tipo de relleno, deberemos fijarnos en otros aspectos como el nivel térmico, la medida y el tipo de mantenimiento que requieren, entre otros.

Los mejores edredones nórdicos del mercado: Nuestras recomendaciones

A continuación, hemos preparado un listado con los siete mejores edredones nórdicos que encontrarás en el mercado. Como verás, hemos seleccionado una gran variedad para que haya opciones para todos los gustos, características y necesidades.

El mejor edredón nórdico sintético

Con un relleno de 940 gramos de fibra siliconada y un peso total de 1 kg en la medida para cama individual, este edredón nórdico es una opción adecuada si buscas un nórdico todoterreno. Además, está disponible en cuatro tamaños y tres colores diferentes, blanco, gris y azul marino.

Por otro lado, es transpirable y gracias a eso promete un mejor descanso. Asimismo, permite el lavado en lavadora. Al ser de procedencia sintética, garantiza que las reacciones alérgicas sean prácticamente nulas. Por último, sus medidas son de 135 cm x 200 cm.

El mejor edredón nórdico más versátil

Este es un nórdico que puedas utilizar durante todo el año, y además es sintético. Está compuesto por dos edredones, uno de 150 g/m² y otro de 300 g/m², que se pueden utilizar juntos o por separado gracias a sus uniones por las esquinas.

Posee dos rellenos, uno más grueso para el otoño/invierno y el relleno más fino en verano/primavera, ambos totalmente funcionales. Por sus dos grosores y hasta tres configuraciones diferentes hacen que sea muy versátil y que se adapte a todas las circunstancias.

El mejor edredón nórdico de fibra por su seguridad

Este edredón nórdico está recomendado para otoño e invierno y para habitaciones con temperaturas medias o frías. Tiene un tratamiento antiácaros, que evita que proliferen en el colchón. Además, su relleno de fibra hueca siliconada cuenta con un tacto semejante al plumón.

Tiene un fácil mantenimiento, ya que puede lavarse y secarse a máquina a baja temperatura. Y gracias a sus materiales sintéticos es un artículo que no produce alergias, siendo conveniente para aquellos que suelen sufrir las medias estaciones.

El mejor edredón nórdico de microfibra reversible

Un edredón nórdico de microfibra reversible. Gracias a eso, es de muy fácil mantenimiento. Además, cuenta con una funda nórdica que se puede lavar a máquina con agua caliente (ciclo de planchado permanente) y secar a baja temperatura o al natural.

El edredón reversible ofrece una confortable acogida, siendo sus materiales principales la microfibra 100% de poliéster con relleno 100% de poliéster. Por otra parte, las puntadas en rombo ayudan a mantener el relleno en su sitio. En consecuencia, resiste las arrugas.

El mejor edredón nórdico lavable a máquina

El próximo producto es un edredón nórdico que está confeccionado en algodón y poliéster, los cuales brindan suavidad y duración al mismo tiempo. Es hipoalergénico y, como casi todos los sintéticos, se puede lavar en casa. Además, ofrece una gran cantidad de colores.

Es adecuado para camas de 135 y 150 centímetros y es totalmente transpirable. Esta última característica lo hace apropiado para estaciones medias y temperaturas algo calurosas. Por último, cabe destacar que es reversible y no necesita funda.

El mejor edredón nórdico que mantiene la frescura

Este edredón nórdico está fabricado con fibra hueca que reacciona con el calor corporal. De esta manera, el producto crea una manta de calor que te aislará del frío. Pero al mismo tiempo está diseñada para ser transpirable, por lo que mantendrá la frescura en el descanso.

Además, es hipoalergénico y tiene un tratamiento antibacteriano y antiácaros. Al mismo tiempo, posee un peso de 135 gm/m2 y viene disponible en varios tamaños, desde 135 cm x 220 cm hasta los 220 cm x 220 cm. Asimismo, puede lavarse hasta en 40 grados y secarse a baja temperatura.

El mejor edredón nórdico por su comodidad

Este es un edredón de 220 cm x 240 cm y presenta un elegante patrón de costura en forma de caja que no solo tiene un aspecto bonito, sino que evita que el relleno se desplace durante la noche. De esta manera, facilita un sueño confortable. Además, está hecho de un material ultrasuave.

La fibra de silicona de 1950 g proporciona una comodidad y calidez superiores durante toda la noche. Al mismo tiempo, posee cuatro lengüetas en las esquinas que facilitan enormemente la colocación de cualquier funda nórdica y aseguran el edredón en su sitio.

El mejor edredón nórdico por su suavidad

Aquí tenemos un edredón nórdico de fibra de silicona ultrasuave de 200 g/m². Este edredón es apropiado para la primavera y el verano gracias a su ligereza y transpirabilidad. Además, su diseño cuenta con un bonito patrón de costura en forma de caja.

Ese diseño no solo tiene un aspecto estupendo, sino que evita que el relleno se desplace durante el descanso. Asimismo, las esquinas poseen unas lengüetas para asegurar la colocación y fijar el edredón en su sitio. Por último, se puede lavar a máquina en ciclo suave con agua fría.

El mejor edredón nórdico de microfibra

El último edredón nórdico de la lista, cuenta con una clásica costura artesanal. El relleno nórdico se distribuye uniformemente sobre el usuario, proporcionando una superficie uniforme y nublada para un sueño más relajante. Fabricado con microfibra cepillada de alta calidad y relleno 100% de microfibra.

Este edredón nórdico proporciona un tacto extremadamente suave y una calidez transpirable (sin ser demasiado cálido ni pesado por debajo). Además, las lengüetas cosidas en las esquinas encajan justo en las tapas de la funda para evitar que el edredón se deslice durante la noche.

Otros edredones nórdicos favoritos de la redacción

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los edredones nórdicos

Si estás pensando en comprar un nuevo edredón nórdico para tu casa, hay varios aspectos que deberás tener en cuenta. En esta guía despejamos cualquier tipo de duda al respecto y te explicamos cuáles son los factores que debes considerar a la hora de elegir el nórdico que mejor se adapte a tu estilo de vida.

Mujer haciendo su cama en la habitación después de despertarse

Los edredones nórdicos son la alternativa más moderna, práctica y ligera de vestir nuestra cama durante todo el año. (Fuente: gballgiggs: 105478285/ 123rf)

¿Qué son los edredones nórdicos?

Los edredones nórdicos son la opción más actual, cómoda y en tendencia para cubrir nuestra cama durante el día y arroparnos durante la noche. Lejos quedan ya los días en los que usábamos una colcha o cubrecama para adornarla.

Así, un edredón nórdico es una prenda para la cama que se coloca directamente encima de las sábanas y que tiene una cubierta de tejido y un relleno que puede ser natural o sintético. Este edredón, además, puede enfundarse en una funda nórdica con el diseño de nuestra elección.

¿Cuáles son los beneficios de los edredones nórdicos?

Los beneficios de los edredones son:

  • Ligereza: Sean de origen natural o sintético, son mucho más ligeros que cualquier otro tipo de edredón, colcha o cubrecama.
  • Transpirabilidad: Su relleno y su recubrimiento textil hacen que permitan la transpiración, es decir, que tanto su relleno como el tejido y lo que queda debajo del edredón, estén ventilados.
  • Nivel de aislamiento térmico: Las temperaturas de los países nórdicos son de las más extremas en invierno, y esto nos da una idea del nivel de calor que pueden llegar a dar estos edredones. Fueron los primeros países en utilizarlos.
  • Temperatura constante: Por la misma razón por la que estos edredones permiten un excelente aislamiento térmico, consiguen también que la temperatura alcanzada no suba ni baje, proporcionando un alto grado de confort.
  • Practicidad: ¿Qué puede haber más fácil que hacer la cama cada mañana con un edredón nórdico? Solo implica echarlo sobre la sábana, colocarlo un poco y asunto resuelto.
  • Versatilidad: Que el exterior de los nórdicos sea habitualmente de color blanco y se cubra con una funda nórdica, permite cambiar su look y el de la habitación tantas veces como queramos, sin necesidad de tener que comprar un nuevo edredón.

¿Qué tipos de edredones nórdicos existen?

Fundamentalmente existen dos tipos de nórdicos:

  • Naturales: Rellenos de plumón o pluma, de pato, oca o ganso, o de una mezcla de ambas. Los de plumón de oca son los más suaves y los de mayor calidad, los más aislantes y los más cálidos. Por consiguiente, son los más caros.
  • Sintéticos: Elaborados principalmente con fibra, poliéster o silicona. Resultan más frescos que los naturales y son ideales para personas alérgicas. Suelen retener menos ácaros y bacterias. Son bastante más económicos que los de plumón o pluma y su mantenimiento es también más sencillo porque pueden lavarse en la lavadora.

A continuación, te resumimos en esta tabla las principales características de cada uno de los tipos:

Edredones nórdicos naturales Edredones nórdicos sintéticos
Composición Plumón o pluma de pato, oca o ganso o una mezcla de ambos. Fibra, poliéster o silicona.
Nivel de calor Más cálidos. Más frescos.
Peso Más ligeros que los sintéticos. Más pesados que los naturales.
Mantenimiento Ha de ser profesional. Admiten mantenimiento doméstico.
Estación Se recomiendan solo para invierno. Dependiendo del gramaje pueden utilizarse durante todo el año.
Alérgenos No recomendados para personas que sufran de alergias. Generalmente son hipoalergénicos. En su defecto, producen menos brotes de alergias.
Precio Precios más altos. Precios más bajos.

¿Cómo elijo el nivel de calor para mi edredón nórdico?

Piensa en el uso que le vas a dar. ¿Vives en un clima frío, templado o cálido la mayor parte del tiempo? ¿Vas a usarlo durante todo el año, o prefieres tener uno solo en las épocas frías? Respondiendo a las anteriores preguntas, te harás una idea del grado de calor que necesitas.

Objetivamente, a mayor gramaje, mayor poder calorífico. Para estaciones frías, suelen recomendarse gramajes superiores a 250 g/m². Para épocas más cálidas, serán suficientes unos 100 o 125 g/m². Si no estás seguro de cuál necesitas o no te decides por ninguno concreto, puedes optar por un nórdico de 4 estaciones. Consiste en dos edredones desmontables, lo que permite ajustar el calor deseado utilizándolos juntos o por separado.

¿Cómo debo mantener el edredón nórdico?

Para una correcta higiene y mantenimiento de los rellenos nórdicos, lo ideal es limpiarlos, como mínimo, una vez al año. Cómo hacerlo dependerá del tipo de relleno, natural o sintético.

Si bien los rellenos sintéticos permiten el lavado y secado domésticos, la mayoría de rellenos naturales requieren limpieza profesional en tintorería para evitar que el plumón se apelmace. No obstante, hoy en día ya existen edredones de pluma o plumón que admiten lavado en lavadora. Por esto, será muy importante consultar siempre las instrucciones de lavado sugeridas por el propio fabricante.

Edredon suave doblado en la cama en casa

Para elegir un edredón nórdico, debes pensar en tu caso concreto: qué te gusta y qué necesitas. (Fuente: belchonock: 165963866/ 123rf)

Criterios de compra

A continuación, te especificamos qué características deberás tener en cuenta para que no te equivoques con tu elección cuando compres un edredón nórdico.

Gramaje, nivel térmico o estación

Los gramajes de los edredones nórdicos van desde los 100 g/m² hasta unos 500 g/m², sean de procedencia natural o sintética:

Gramaje Especificaciones
100 gr/m² - 200 gr/m² Son los de nivel térmico más bajo y, por tanto, los recomendados para épocas o climas más cálidos.
200 gr/m² - 250 gr/m² Son los de nivel térmico medio y pueden ser útiles para climas no muy extremos donde existen épocas frías o incluso en climas fríos donde se tiene un muy buen sistema de calefacción.
Más de 250 gr/m² - 500 gr/m² Son los de nivel térmico más elevado. A partir de los 300 gr/m² son los apropiados para estaciones o climas fríos. Los de más de 400 g/m² son los considerados muy cálidos y, por tanto, adecuados para temperaturas inferiores a los 15 °C.

Para climas cálidos no se aconsejan los edredones de pluma o plumón porque pueden resultar demasiado calurosos. No obstante, ten en cuenta que cada fabricante suele incluir una escala propia que indica el nivel de calor de cada edredón.

Tamaño

La medida del edredón que necesites irá en función del tamaño de tu cama. Todos los fabricantes indican en sus guías el tamaño de edredón estándar para la cama que tengas.

Si quieres que tu edredón no se vea demasiado corto y que tenga una caída bonita por los lados, escoge un tamaño mayor que el estándar para tu cama. Por ejemplo, si tu cama es de 90 cm de ancho, elige el relleno indicado para camas de 105 cm.

Mantenimiento

Si tenemos en cuenta que debemos lavar o limpiar nuestro edredón como mínimo una vez al año, el coste de mantenimiento resultará muy diferente si podemos lavarlo en casa o si tenemos que llevarlo a la tintorería.

Como norma general, si quieres un edredón que puedas lavar y secar en casa, opta por un edredón sintético. Si no te importa tener que llevarlo a la tintorería, puedes optar por uno natural. No obstante, antes de comprar, conviene que consultes las recomendaciones sugeridas por el fabricante porque ya existen edredones de plumón o pluma que permiten el lavado doméstico.

Mujer rubia haciendo la cama

Es recomendable fijarse en las instrucciones de lavado recomendadas por el fabricante antes de la compra. (Fuente: racorn: 21217532/ 123rf)

Material exterior

Hay rellenos nórdicos cuyo tejido exterior difiere del típico algodón o poliéster de color blanco. Así, hay edredones nórdicos que vienen listos para usar sin funda.

Como hemos mencionado, la mayor parte de los nórdicos tiene un tejido exterior que suele ser de algodón blanco en los casos de rellenos naturales y de poliéster, microfibra o una mezcla en los rellenos sintéticos. Sin embargo, hay bastantes opciones de acabados que incluyen colores lisos en algodón o poliéster y que, por tanto, evitan que tengamos que cubrir el relleno con una funda. Asimismo, existen acabados exteriores en diferentes tipos de tejido, como terciopelo de colores.

Resumen

En definitiva, los edredones nórdicos han llegado para sustituir definitivamente a otros tipos de cubrecamas más pesados y menos funcionales. La multitud de opciones, variedades y tipos existentes hacen que sean absolutamente prácticos y versátiles en cualquier clima y época del año.

Tanto si escoges un edredón de plumón como si te decantas por uno sintético, te garantizamos que no te vas a arrepentir. Ten en consideración el gramaje más adecuado para tu caso concreto y el resto de indicaciones que detallamos en esta guía de compra. Deja un comentario si este artículo te ha servido de ayuda y no dudes en compartirlo en redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: jomkwan7: 145157268/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones