Última actualización: 28/04/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Una dieta saludable debe sustentarse en el consumo de frutas, hortalizas y, sobre todo, verduras. Eso lo hemos oído todos, ¿no? Lo sabemos de sobra y sin embargo, ¡qué difícil es conseguirlo! Los expertos recomiendan cinco raciones diarias de vegetales. ¡Cinco! Llegar a estas cantidades diarias nos resulta complicado a la mayoría. Pero, sobre todo, nos puede resultar terriblemente aburrido.

Afortunadamente, se ha popularizado un atajo a este objetivo: el espiralizador. Se trata de un utensilio para cortar verduras de forma rápida, sencilla y muy innovadora. En forma de largas espirales, con estos "espaguetis" de vegetales, podemos elaborar un montón de recetas originales para comer más verduras y conseguir disminuir los tediosos purés y guisos.




Lo más importante

  • Los espiralizadores nos permiten introducir verduras en nuestra dieta de una forma novedosa, deliciosa y muy saludable casi sin darnos cuenta. Apta, incluso, para los más reacios.
  • Hay un espiralizador para cada persona según el uso que tenga pensado darle: eléctricos, manuales, multifunción, monofunción, grandes, pequeños.
  • Te explicamos cuáles criterios son importantes a la hora de elegir un buen espiralizador. De qué materiales está hecho, cuál es su tamaño, facilidad de limpieza, número de cuchillas y seguridad de uso.

Los mejores espiralizadores del mercado: nuestras recomendaciones

El espiralizador es un utensilio cada vez más popular y a la hora de comprar uno nos podemos encontrar con que hay un montón de ellos donde elegir.

Para hacerte esta difícil decisión un poco más sencilla, en esta sección te detallamos nuestros espiralizadores favoritos por distintos motivos: Relación calidad-precio, el más vendido, el más adecuado para un uso manual o el más moderno espiralizador eléctrico. ¡Vamos allá!

El mejor espiralizador según su calidad-precio

Nos encontramos ante un espiralizador muy sencillo, pero muy completo: es pequeño y ligero, con apenas 150 gramos de peso. Además, su diseño ergonómico nos permite un uso muy cómodo.

Sus cuatro cuchillas de acero inoxidable se pueden intercambiar sin necesidad de tocarlas y son capaces de cortar en diversas formas nuestros vegetales sin atascarse. Asimismo, su limpieza resulta muy cómoda, ya que cuenta con un cepillo para este fin. Pero si no quieres fregarlo, también es apto para lavavajillas.

Las valoraciones de los usuarios son muy positivas y señalan su buena calidad con relación a su reducido precio. A pesar de ser manual, no requiere apenas esfuerzo.

El mejor espiralizador "sacapuntas"

Este espiralizador tiene un curioso mecanismo que nos recuerda a un sacapuntas y, como tal, está especialmente indicado para hortalizas alargadas o cortadas de esa forma.

Cuenta con dos cuchillas de acero inoxidable que cortan espirales de distintos anchos y es muy sencillo de usar. Su diseño permite también guardarlo en casi cualquier lado y poder llevarlo contigo sin ningún problema.

Se puede lavar en el lavavajillas y aquellos que lo han probado destacan la calidad de sus materiales y su comodidad. Es también un regalo ideal para los seguidores de la cocina saludable.

El mejor espiralizador manual

De todos los espiralizadores manuales de manivela que hemos visto este es uno de los más destacados. No solo tiene valoraciones altas, sino que su diseño es más compacto y cuenta con un recipiente para recoger las espirales. Además, no requiere de tanto esfuerzo como otros espiralizadores para cortar las verduras y nos facilita el trabajo.

Por supuesto, también cuenta con cuatro tipos diferentes de cuchillas de acero inoxidable y es completamente desmontable para su limpieza en lavavajillas. A pesar de su tamaño, apenas pesa 640 gramos, por lo que podemos llevarlo con nosotros a cualquier destino.

El mejor espiralizador eléctrico

Si quieres un aparato de diseño y máxima calidad, que quede genial en tu cocina y con el que no tengas que realizar ningún tipo de esfuerzo, te presentamos a tu espiralizador ideal.

Elegante y con un exterior de Cromagan aleación de acero inoxidable, un vaso recipiente con 1.25 litros, 3 cuchillas de acero con tecnología WMF Perfect cut y 80 vatios de potencia, ¡no nos extrañan las valoraciones de los compradores! Además, es completamente desmontable y se puede limpiar en el lavavajillas.

Aunque sea más voluminoso y pesado que otros artículos de esta sección, también tiene mayor capacidad, un sistema de seguridad para niños y es antideslizante. Por lo que, junto con el resto de sus ventajas, estamos seguros de que merece mucho la pena.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el espiralizador

Tanto si ya habías oído hablar del espiralizador, como si te estás introduciendo en sus bondades, los siguientes puntos resumen las preguntas más frecuentes que suelen surgir al plantearse el uso de este utensilio. No nos cabe duda, de que al terminar tendrás mucho más claro qué es un espiralizador y te habrás enamorado un poquito más de todas las posibilidades que ofrece.

Los espiralizadores nos permiten introducir verduras en nuestra dieta de una forma novedosa, deliciosa y muy saludable casi sin darnos cuenta. Apta, incluso, para los más reacios. (Fuente: Serezniy: 116176164/ 123rf)

¿Qué es y qué ventajas tiene el espiralizador?

El espiralizador es un cortador de verduras. De origen japonés, el espiralizador nos permite cortar las verduras de formas muy distintas a las que estamos acostumbrados. Normalmente alargada y fina, que recuerda a un espagueti, pero también puede crear otras formas, como lonchas o espirales.

De este modo, nos permite introducir verduras o frutas en nuestra dieta de una forma más variada y original. Puedes rehogarla y comerla como si de un plato de pasta se tratase, usarla cruda en tus ensaladas, desayunos, sopas, y más.

¿Cómo se usa un espiralizador?

Depende del modelo de espiralizador que elijas, pero sea como sea, su uso es muy sencillo y asequible. La idea es facilitarnos la vida y ahorrarnos tiempo a la hora de cortar verduras y hortalizas, y eso es exactamente lo que hace. Sin embargo, te recomendamos consultar las instrucciones del aparato que elijas, pues pueden variar de unos a otros.

Para usarlo, solo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Elegir una verdura o fruta sólidas (este detalle es importante, más adelante te explicamos las razones).
  2. Seleccionar la cuchilla más adecuada para el corte que quieres hacer y colocarla en tu espiralizador con cuidado.
  3. Accionar el aparato, ya sea de forma manual dando vueltas a la pieza, con una manivela, un tapón a presión o simplemente accionando un botón.
  4. ¡Disfrutar!

¿Fácil, verdad?

Hay un espiralizador para cada persona según el uso que tenga pensado darle: eléctricos, manuales, multifunción, monofunción, grandes, pequeños. (Fuente: Izzotti : 125976857/ 123rf)

¿Cuándo comprar un espiralizador?

La respuesta corta es ¡cuando quieras! La respuesta que seguramente estás buscando, es cuando estés indagando en una forma fácil y divertida de aumentar el consumo de frutas y verduras en tu dieta. Esto puede ser por muy distintos motivos:

  • Cuando quiero comer mejor y cuidar mi salud.
  • Cuando mi estilo de vida requiere un alto consumo de vegetales (vegano o vegetariano).
  • Cuando hay niños reacios a comer verduras en sus formas tradicionales.
  • Cuando somos algo reacios y queremos engañar a nuestra mente.
  • O simplemente cuando estamos aburridos de las típicas verduras al vapor y de rompernos la cabeza para idear cómo meterlas en nuestras comidas más a menudo.

¿Qué tipos de Espiralizadores hay?

Existen dos tipos principales: los espiralizadores eléctricos y los manuales. Cada uno tiene sus ventajas y sus desventajas, varía en función del uso que queramos darles. A continuación, te hablamos de cada uno de estos tipos para que puedas elegir el más indicado para ti.

El espiralizador manual

Suelen ser sencillos y compactos, aunque también los hay de mesa. Su funcionamiento requiere que los accionemos nosotros mismos, pero no por eso son complicados o nos exigen un gran esfuerzo. Al contrario, nos facilitan muchísimo la vida a la hora de cocinar.

La verdura se trocea de forma manual, dándole vueltas y presionando sobre la cuchilla. También puedes hacer uso de un tapón de presión o una manivela.

Ventajas
  • Funcionamiento muy sencillo
  • Normalmente tienen un tamaño reducido y son más ligeros
  • Fáciles de guardar y transportar
  • Menor precio
  • Son más fáciles de limpiar
Desventajas
  • Requiere de más esfuerzo por nuestra parte
  • El proceso es más lento
  • Normalmente tienen menos capacidad que los eléctricos

El espiralizador eléctrico

Estos espiralizadores suelen ser más grandes y completos, con más opciones de corte. Funcionan de forma autónoma y son más rápidos. Cortar grandes cantidades de vegetales en menos tiempo para cocinar deliciosos platos nunca fue sencillo.

Ventajas
  • No requieren esfuerzo
  • Suelen tener más capacidad
  • Son más rápidos
  • Sus materiales son de mejor calidad
  • Normalmente cuentan con extras
  • Duran más tiempo
Desventajas
  • Ocupan más espacio
  • Su precio es más elevado
  • Son más pesados y difíciles de transportar

¿Funcionan igual un espiralizador industrial y uno de cocina?

Evidentemente, no. Los espiralizadores industriales son más bien cortadores y están pensados para su uso en restaurantes o establecimientos que precisen cortar varios kilos de verdura al día.

En el caso de los espiralizadores industriales, solo necesitas ingresar los alimentos en una abertura ancha. Generalmente, gran cantidad de verduras, y entonces la máquina las pica, trocea y corta a lo largo, en rodajas más finas o más gruesas, en julianas... Por supuesto, son mucho más grandes y menos económicas.

Con un espiralizador introducir vegetales en nuestra dieta es más fácil que nunca. (Fuente: Miltsova: 111742481/ 123rf)

Accesorios: ¿Sí o no?

¿Qué esperas de tu espiralizador? Si lo que quieres es hacer fideos de alguna verdura sin muchas complicaciones, para pocas raciones y cuentas con un espacio limitado, o más seguro es que te sobren todos los complementos disponibles.

Sin embargo, si quieres explotar la creatividad en la cocina, vas a preparar grandes cantidades de vegetales y tienes sitio de sobra en tu casa. Entonces uno o varios tuppers y cuchillas diferentes, recetarios y utensilios de limpieza seguro que te vendrán muy bien. Eso sí, aumentan el precio del aparato.

¿Qué tipo de cuchillas existen y para qué se usan?

Tipos de cuchillas hay tantos como cortes. Las mejores son las de acero inoxidable, y generalmente varían en su forma haciendo que las espirales sean más o menos anchas y gruesas. Algunas cuentan con distintos “dientes” y otras recuerdan más a un rallador, con pequeños huecos.

¿Qué alternativas al espiralizador existen?

La verdad es que, como el espiralizador, no hay ningún otro utensilio de cocina. Pero si lo que quieres es cortar verduras en formas más tradicionales, existen muchos cortadores y ralladores multifunción en el mercado que, aunque no hacen espaguetis de calabacín, tienen otras muchas funcionalidades. Estos modelos también cuentan con accesorios como tuppers y distintos tipos de cuchillas para trocear, picar, rayar o hacer rodajas con los alimentos.

Los zoodles son una estupenda alternativa para que los niños coman verduras sin dramas. (Fuente: Serezniy: 112188148/ 123rf)

Recetas con espiralizador: ¡A cocinar!

¿Tanto hablar de comida te ha abierto el apetito, pero no así la imaginación? ¡No te preocupes! Te proponemos tres deliciosas recetas, más allá de los típicos espaguetis de calabacín con distintas salsas que puedes encontrar a lo ancho y largo de la web:

  • Buñuelos de zanahoria y brócoli: Con esta receta, conquistarás desde el mayor amante de los vegetales, hasta los más pequeños de la casa, tan difíciles de contentar a veces.

Para llevarla a cabo, haz espirales de zanahoria, raya cebolla, brócoli y mézclalo todo con una combinación de harina y huevos. Lo puedes freír en una sartén con aceite, o calentar al horno en pequeñas y aplanadas porciones.

  • Sopa Thai con fideos de calabaza: Una receta original, exótica y completamente vegetal.

Lo primero, como siempre, haz espirales con la calabaza (puedes cortarlas si fuera necesario). Después cocínalas en una sartén y añádeles zumo de lima. Por otro lado, hierve leche de coco con caldo de pollo, jengibre, guindilla, una pizca de lima y cilantro. Finalmente, junta los fideos con el caldo y agrega un poco de salsa de pescado.

  • Espirales de patata al horno: ¡Y para terminar, una receta muy sencilla, popular y sana!

Para prepararla únicamente necesitas hacer espirales de patata. Luego, condimentarlas con aceite, pimentón, pimienta, ajo en polvo y sal. Y por último, hornearlas 10 minutos por cada lado.

Criterios de compra

Ahora que puede que estés pensando en adquirir un espiralizador y darle una vuelta a tus platos, te presentamos algunas de las características que deberías tener en cuenta a la hora de comprarlo. Hay muchos en el mercado, pero la elección depende de tus preferencias y de para qué quieras usarlo. Eso no quiere decir que dé lo mismo uno que otro. ¡Al fin y al cabo, con él vas a preparar los alimentos que comes!

Material

Este criterio tiene que ver con la durabilidad y, para qué engañarnos, con el precio. Te detallamos cuáles son los materiales más comunes y sus diferencias.

  • Acero inoxidable: Es un componente muy usado en las cuchillas. Por supuesto, también hay espiralizadores confeccionados con este material. Son robustos, duran más tiempo y se suelen poder meter en el lavavajillas. Sin embargo, todas estas ventajas se ven reflejadas en el precio.
  • Plástico: El material más común, barato y fácil de limpiar, aunque la calidad y durabilidad dependen mucho del fabricante. En este caso, la opinión de otros usuarios será tu mejor aliado a la hora de decidir. También es recomendable prestar atención al tipo de plástico del que están hechos. La mayoría son de plástico ABS apto para alimentación, pero hay otros que no son óptimos para el consumo de alimentos.
  • Aluminio: El aluminio es otro material ligero y barato, pero propenso a la oxidación. Si optas por un espiralizador de aluminio, tendrás que prestar especial atención al limpiarlo y secarlo bien, así como al usarlo con alimentos ácidos.

Las recetas más variadas y originales son posibles gracias al uso del espiralizador. (Fuente: Miltsova: 84071635/ 123rf)

Tamaño

El tamaño es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir nuestro espiralizador en el que seguro que ya has pensado. ¿Con qué verduras quieres usarlo?, ¿Tienes sitio en tu cocina?, ¿Lo tendrías sobre una mesa u otra superficie o es estrictamente necesario que quepa en un cajón?

Si tienes clara la respuesta a estas preguntas, la buena noticia es que hay un espiralizador para cada ocasión y circunstancia.

  • Los hay pequeños y sencillos, del tamaño de una mano. Caben en cualquier sitio e incluso puedes llevarlos de excursión, y espiralizar una zanahoria fresca sobre tu ensalada. Algunos tienen el diseño de un simple sacapuntas y son igual de fáciles de usar.
  • Hay otros más completos, con un vaso para recoger las hortalizas que vayas cortando. El vaso determina el tamaño del aparato y según tus preferencias, los hay de una sola ración y para almacenar espaguetis de calabacín para el invierno.
  • Por último, hay espiralizadores de mesa, para los que tendrás que reservar un sitio especial en tu cocina. A cambio, son los que más tipos de verduras te permiten cortar. Los hay muy sencillos e industriales, para dar de comer a muchas personas o ahorrar un tiempo precioso en la preparación de platos.

Limpieza

Sí, a más de uno este criterio le traerá de cabeza. ¿Puedo meter mi espiralizador en el lavavajillas? ¿Es desmontable? ¿Fácil de desmontar? ¿Fácil de limpiar? ¿De secar? ¿Soporta bien el calor?

La respuesta a todas estas preguntas es afirmativa, dependiendo del modelo. Muchos se pueden meter en el lavavajillas, o al menos desmontar y meter algunas partes. La mayoría permite extraer sus piezas y otros ni siquiera lo necesitan. ¡Incluso los hay con utensilios de limpieza propios! Lo importante a la hora de tener en cuenta la limpieza, es la simpleza y rapidez con la que se pueda llevar a cabo y, por suerte, esto es algo en lo que los fabricantes se han preocupado en pensar.

Número de cuchillas

Cuando nos referimos al número de cuchillas, estamos más bien hablando de tipos de cuchillas. Es decir, de cuántos tipos de corte nos ofrece cada modelo.

Los espiralizadores más sencillos tienen una sola cuchilla, pero el número puede variar y llegar hasta los 6 tipos de corte. ¿Quieres hacer espaguetis, fettucini, papardelle, rodajas, taquitos o espirales? Hay una cuchilla para cada uso y para cada plato que tengas en mente.

Con un espiralizador de mano, podemos hacer fideos de verdura en cualquier lugar al que vayamos. (Fuente: Miltsova: 142044961/ 123rf)

¿Para qué verduras sirve?

La mayoría están pensados para verduras alargadas, como el calabacín o la zanahoria. Pero otros son más versátiles y el límite de hortalizas espiralizables está en tu imaginación. Patatas, calabaza, lombarda, remolacha, nabo, pepino y muchas otras frutas y vegetales. Eso sí, deben ser todas sólidas. Si son demasiado húmedas o blandas, el resultado no serán espirales firmes y la limpieza se nos puede complicar.

La elección entre uno y otro modelo a este respecto, recae en lo que queramos conseguir con nuestro espiralizador.

Seguridad

Cuando hablamos de un aparato con tantas cuchillas, lo normal es que uno se pregunte por la seguridad de su uso.

Al elegir un espiralizador, debemos tener en cuenta que las cuchillas, aunque afiladas, no sean demasiado accesibles desde fuera y durante su uso, que la verdura quede bien sujeta y no haya peligro de resbalones y que a la hora de la limpieza, el acceso a las cuchillas sea fácil y seguro. Asimismo, deberíamos evitar materiales y plásticos nocivos para la salud.

Espiralizador manual Espiralizador eléctrico
Material Plástico ABS, acero inoxidable y aluminio. Plástico y acero inoxidable.
Tamaño Más reducido, pero los hay con mayor capacidad. Mayor tamaño y peso.
Limpieza Sencilla y apta para lavavajillas. Sencilla y apta para lavavajillas.
Nº de cuchillas De 1 a 6. De 3 a 4.
Verduras indicadas Verduras sólidas Verduras sólidas.

Resumen

Los noodles vegetales son un sustituto de la pasta tradicional que nos permite llevar una dieta más saludable, variada y baja en carbohidratos. Encajan en casi cualquier plato y, si somos lo suficientemente imaginativos y habilidosos, puede que descubramos que preferimos las versiones vegetales de nuestras recetas a las originales. Además, son perfectos para que niños y adultos reticentes se enamoren de las verduras.

El espiralizador poco a poco se está convirtiendo en un utensilio imprescindible en nuestras cocinas que nos ayuda a lograr este objetivo de forma más rápida y sencilla. Os animamos a ambos, novatos y repetidores, a descubrir todas sus posibilidades y contárnoslas en un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Miltsova: 84071726/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones