Sobrecolchón
Última actualización: 05/05/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Sobrecolchón, ¿si o no? ¡Claro que sí! Aquellas personas que no lo sepan o tengan algún tipo de duda, están en el lugar indicado. A continuación, te contaremos los beneficios que tiene este tipo de producto. También encontrarás las mejores opciones entre las que puedes seleccionar.

Además, queremos que tengas en cuenta ciertos criterios basándote en tu necesidad. Te ayudarán a la hora de elegir. Si llevas mucho tiempo descansando mal, el sobrecolchón le dará una nueva oportunidad a tu colchón. De esta manera, volverás a disfrutar de la comodidad y el confort que tanto añoras. ¿Te lo vas a perder?




Lo más importante

  • Un sobrecolchón o topper es una especie de colchoneta delgada. Se coloca encima de la superficie del colchón. Se utiliza habitualmente para devolver la firmeza y comodidad a tu colchón.
  • Hay diferentes tipos de sobrecolchón. El relleno puede ser de espuma viscoelástica, látex, plumas o fibra. Todos están recubiertos de una funda lavable.
  • Es un producto práctico y económico. En otras palabras, le alarga la vida a tu antiguo colchón. Además, lo mantiene alejado de la humedad y lo ayuda a eliminar bacterias.

Los mejores sobrecolchones del mercado: nuestras recomendaciones

A todos nos gusta disfrutar de un buen descanso. Por esta razón, queremos mostrarte los beneficios de incluir un sobrecolchón en tu vida. Aquí hemos hecho una selección de los mejores productos que hay en el mercado. Esto te ayudará en la elección del mejor para ti.

El mejor sobrecolchón viscoelástico con aloe vera

Dailydream Colchón Topper es un producto ortopédico. Su relleno es de espuma viscoelástica con fibras naturales de Aloe Vera. Mide 140 x 200 x 5 cm y su peso es 7.42 kilogramos. Además, posee funda extraíble y lavable. También cuenta con cintas de fijación.

Entre sus ventajas, cabe mencionar que está libre de polvo y de bacterias. Por este motivo, es altamente recomendado para personas alérgicas. Los usuarios destacan la comodidad que ofrece, la calidad con relación al precio y la facilidad de limpieza. También aseguran que no proporciona calor en verano. ¡Aprovéchalo!

El mejor sobrecolchón de fibra

ZOLLNER Topper de Fibra es un artículo de origen alemán. Está relleno 100% de fibra y posee una densidad aproximada de 500 g/m². Su medida es de 100 x 200 x 2 cm, pero también se consigue en otros tamaños. Su peso es de 1.38 kilogramos. El material del exterior es de microfibra. Además, cuenta con elásticos de sujeción y es muy fácil de remover para lavar.

Una de las ventajas que más destacan los compradores, es su relleno esponjoso. Resulta muy agradable al tacto. Por otra parte, se ajusta perfectamente a tu cama y te ofrece un equilibrio inigualable. Además, protege el colchón, le otorga mayor vida útil y lo hace más confortable. ¡No lo dudes más!

El mejor sobrecolchón impermeable

Top Nimbos Topper Visco Star Impermeable, como su nombre lo indica, es un sobrecolchón 100% impermeable. Su material es fibra hueca siliconada y tiene una densidad de 600 gr/m2. La medida es de 150 x 200 cm y su espesor es de 4 cm. Posee un acabado de algodón 100%, con tratamiento antimanchas, anti hongos, anti ácaros y anti bacterias.

Los usuarios destacan que tiene un tacto muy agradable. Además, es muy recomendado para quienes poseen problemas lumbares y cervicales por su gran confort. Sin dudas, es un excelente producto. ¡Consigue el tuyo!

El mejor sobrecolchón según su relación calidad-precio

Bedsure Topper Colchón es un sobrecolchón de 150 x 190/200 cm. Tiene un espesor de 5 cm. Su relleno es hipoalergénico, suave y transpirable, de microfibra. Su peso es de 2.62 kg. Por otra parte, posee un diseño innovador. Además, es lavable a máquina. Tiene un excelente calce que se adapta con gran facilidad a través de la funda. Esta abarca y cubre todo el colchón.

Basándonos en los comentarios de los usuarios, cumple perfectamente con lo esperable. Es un excelente producto y tiene una formidable relación calidad-precio. Si todavía sigues en busca de la mejor opción para ti, ¡esta es tu oportunidad!

Guía de compras: Lo que debes saber sobre

Probablemente, todavía te queden dudas por despejar. Por ello, hemos querido darle respuesta a aquellas preguntas más relevantes. Así, podrás escoger el mejor sobrecolchón para ti.

Un sobrecolchón o topper es una especie de colchoneta delgada. Se coloca encima de la superficie del colchón. (Fuente: Andriano: 122661608/ 123rf)

¿Qué es un sobrecolchón?

Un sobrecolchón o topper es una capa de material que se coloca en la superficie del colchón. Su objetivo es compensar cualquier defecto de este último. Además, brinda protección y mayor confort. Suele estar fabricado en varios materiales de diferentes rellenos. Por ejemplo, látex, espuma común, espuma viscoelástica o algunas fibras naturales.

En la mayoría de los casos, se trata de una colchoneta delgada, normalmente de entre 3 y 10 cm de altura. Este se ajusta al colchón normal mediante algún tipo de sistema de sujeción. El más común es el sistema de bandas elásticas en la esquina. Sin embargo, existen otras dos: las bandas laterales de velcro, fijadas al asa del colchón, y las bandas elásticas colocadas horizontalmente en la cama.

¿Para qué sirve un sobrecolchón?

Este tipo de producto se utiliza, en general, cuando la calidad del colchón no es muy buena. O por qué no cubre ciertas necesidades a la hora del descanso. Además, cuando el colchón pierde su comodidad tras el paso de los años, el sobrecolchón te ayudará a recuperarla. Le otorga una nueva oportunidad. Es una excelente opción, y más económica, antes de tener que cambiarlo.

Muchas veces no es necesario comprar uno nuevo. De hecho, un sobrecolchón es conveniente porque:

  • Mantiene la higiene: Previniendo que el colchón pueda ensuciarse, ya que actúa como una capa protectora.
  • Evita la humedad: El sobrecolchón absorberá la humedad del ambiente, evitando que llegue a perjudicar o dañar el colchón.
  • Alargar la vida del colchón: Tu colchón te podrá durar varios años más. Es que el peso de la persona que duerme se ejercerá también en el sobrecolchón, obteniendo así mayor resistencia al peso. Además, brindará un mayor confort.
  • Es práctico y más económico: Ya que su costo es inferior a un colchón normal. Por otro lado, es un producto muy práctico y fácil de colocar. Además, su funda puede lavarse sin problemas.

Hay diferentes tipos de sobrecolchón. El relleno puede ser de espuma viscoelástica, látex, plumas o fibra. Todos están recubiertos de una funda lavable. (Fuente: Didkaew: 92592952/ 123rf)

¿Por qué deberíamos comprar un sobrecolchón?

¿Todavía no estás seguro de usar o no un sobrecolchón? En este apartado, te exponemos los motivos que te harán decirte por él. Seguidamente, verás cuáles son los beneficios y ventajas que te puede llegar a proporcionar este accesorio sobre tu colchón. Te puede favorecer en:

  • La circulación sanguínea: Hay muchas personas que tienen problemas circulatorios. El tener un colchón demasiado duro, puede llegar a ocasionar sensaciones desagradables y efectos negativos para su cuerpo.
  • Aliviar los dolores de espalda: Si tu colchón es demasiado firme, ejercerá presiones. Es debido a que no se adapta bien a la fisonomía de tu cuerpo. Por el contrario, si tu colchón es demasiado blando te podrá oprimir músculos y causar dolores en articulaciones o en la columna vertebral.
  • Propiedades anti sudor: Algunos topper suelen estar equipados de microcápsulas o materiales termorreguladores. Estos permiten eliminar el exceso de calor y aumentar la temperatura del cuerpo cuando disminuye.
  • Capa protectora: Sirve también como protector del colchón de sudores, manchas, ácaros o bacterias. De hecho, las personas que sufren alergias han podido mejorar su descanso, sin tener que despertarse a causa de la alergia.

¿Qué tipos de sobrecolchones existen?

Una de las características más destacadas de los sobrecolchones es la estabilidad que te proporcionan, dándote una comodidad aun mayor. Por ello, los más comunes suelen ser de espuma viscoelástica, látex y plumas. No obstante, también es cierto que algunos de ellos te permiten personalizar la firmeza que te aportan a cada lado de la cama.

Fibra Viscoelástica Látex Plumas
Material Fibras hipoalergénicas sintéticas que se encuentran dentro de una funda de tejido. Capa viscoelástica, habitualmente entre 3 y 6 cm de altura. Se encuentra dentro de una funda Stretch. Látex sintético o Talay. Además, de capas de fibras hipoalergénicas. Plumón o pluma de oca.
Ventajas Se puede lavar en la lavadora. Suele tener una cara de verano y otra cara de invierno. Es flexible, transpirable y duradero. Peso inferior, que facilita su transporte y almacenamiento. Asimismo, suele hacer una repartición homogénea del plumón, evitando acumulaciones en zonas concretas.
Desventajas Peores resultados en cuanto a la mejora de la comodidad y el confort del colchón. A la hora de su limpieza, debes de sacarlos de la funda. En ocasiones, es difícil volver a meterlos: Pierden comodidad al cabo del tiempo. Suele ser más costosos que los otros dos. Inversión mayor.
Para qué o quién se recomienda Si eres muy caluroso o calurosa. Cuando buscas suavizar la firmeza del colchón. Para personas mayores, gracias a la facilidad de cambio de postura que te ofrece. También para aquellas personas que no quieren sentir la sensación de hundirse en el colchón. Aquellas personas calurosas o sensibles a cambios de temperatura.

¿Es lo mismo un cubrecolchón que un sobrecolchón?

Es uno de los problemas más comunes cuando se habla de este tema. Por esta razón, muchas personas creen que es lo mismo un sobrecolchón que un cubrecolchón. Sin embargo, vale la pena señalar la diferencia entre ambos.

Un cubrecolchón o protector de colchón es una tela delgada que puede cubrir total o parcialmente el colchón y se coloca como sábana. Su función principal es proteger el colchón de manchas, ácaros y bacterias. No obstante, existen dos accesorios más dentro de este sector. Para poder mostrártelo de una forma más sencilla y clara, vamos a utilizar una tabla comparativa.

Sobrecolchón Protector de colchón Empapador Cubrecolchón
Función Da comodidad y mejora la calidad del colchón Garantiza un colchón sin manchas Asegura una protección al colchón de fluidos o líquidos Es parecido al protector, ya que ofrece lo mismo una protección contra las manchas
Grosor Depende del material Suele ser bastante fino. Se parece a una sábana Suele ser de unos dos centímetros Alrededor de dos centímetros
Impermeabilidad Dependiendo del material de fabricación En general, son piezas impermeables
Transpirable Sin dudas Por supuesto Seguro
Ideal Aquellas personas que su colchón se haya deteriorado y no quieren comprar otro Para individuos que son bastante descuidadas o niños Con alguna discapacidad o enfermedad Para personas que quieren proteger el colchón de manchas, ya sea porque son descuidadas o porque tienen niños

¿Cuándo se debe usar un sobrecolchón?

Se suele utilizar para mejorar el confort y la resistencia de nuestros viejos colchones. De este modo, se reduce el desgaste que provoca el uso diario. Es por ello que puede utilizarlo cualquier tipo de persona. En especial, si estás pasando por alguna de estas situaciones:

  • Si tu colchón no se adapta bien a tu forma de dormir.
  • En el caso de que estés en una casa de alquiler o en un alojamiento vacacional y sea demasiado rígido o firme.
  • Si tienes dolores de espalda por culpa de lesiones o de posturas incorrectas a la hora de dormir.
  • Si tu colchón ya se ha deteriorado y no tienes presupuesto para comprar uno nuevo.
  • Cuando duermes en pareja y a cada uno le gusta que el colchón tenga una firmeza diferente.
  • Si quieres unir dos camas y que parezca una.
  • Como consecuencia de tener solo una cara rígida en el colchón.
  • En casos de una sudoración excesiva nocturna.

Criterios de compra

Los siguientes criterios de compra han sido pensados para que te resulte todavía más fácil elegir un sobrecolchón. Esto te permitirá comprender, de una forma sencilla, los beneficios que te pueden ofrecer cada uno de los modelos:

Material

Hemos visto con anterioridad que existen cuatro tipos diferentes de toppers. Están los de fibra, de espuma viscoelástica, de látex y de plumas. El primer factor que tienes que evaluar a la hora de comprar es el material. Casi todos suelen ser bastante cómodos, pero entre ellos se encuentran pequeñas diferencias. Estas pueden hacer que te inclines hacia uno u otro.

Del mismo modo, debes tener en cuenta qué características ofrece cada uno. Por ejemplo, si es impermeable, transpirable o antialérgico. El tipo de material dependerá de la persona que lo quiera comprar y su necesidad. Si sufres el calor, tendrás que optar por uno de fibra. Si lo que buscas es la comodidad, optarás por uno de espuma viscoelástica.

Es un producto práctico y económico. En otras palabras, le alarga la vida a tu antiguo colchón. (Fuente: Lightpoet: 50640570/ 123rf)

Dimensiones

Una vez elegido el material, es el momento de considerar el tamaño. Es imprescindible que las dimensiones del sobrecolchón sean iguales a las del colchón. Es por ello que existen diferentes modelos con dimensiones distintas. Los principales son de 90 x1 90 cm, 135 x 190 cm y 150 x 190 cm. Si nuestra cama es de 135 X 190, el topper debe ser de las mismas medidas. Así en todos los casos.

Últimamente, algunas personas optan por colchones de dimensiones específicas. Si tú eres una de ellas, no te preocupes. Algunas marcas o fabricantes proporcionan servicios personalizados. Por lo tanto, hacen que se adapten perfectamente a la medida que pueda tener tu colchón. De esta forma, también podrás beneficiarte de todas las ventajas que te permite obtener tu sobrecolchón.

Altura

A partir de 4 cm de grosor, el colchón se considera cómodo. La mayoría de toppers de buena calidad miden entre 5 y 6 cm. La densidad de cualquier material debe ser superior o igual a 40 kg. Por lo tanto, te recomendamos que utilices tiras elásticas en cada esquina del sobrecolchón para que encaje perfectamente con tu colchón.

Del mismo modo, existen otros modelos con mayor altura, llegando hasta los 10 cm. Asimismo, entre sus sistemas de sujeción, se encuentran las gomas elásticas o las bandas laterales de velcro. Dependerá del criterio que tenga cada persona qué sobrecolchón comprar.

Ten en cuenta que el material que elijas se verá reflejado en el costo del producto, ya que hay diferentes tipos según el modelo.

Transpirable

Uno de los criterios más importantes es si el colchón es transpirable. Es de las características inherentes en un sobrecolchón y una de sus mayores ventajas.

Todos los toppers se pueden lavar, gracias a que poseen fundas removibles. Hay diferentes formas de hacerlo. Puede ser a mano con un detergente, con un paño húmedo o en la lavadora. El uso de la secadora dependerá del modelo y de las condiciones del material, si no deberá secarse al aire libre. Todas estas instrucciones vienen indicadas en cada uno de los tipos.

Ergonomía

Por último, y no menos importante, el criterio de la ergonomía. ¿Qué es? Es la adaptabilidad que tiene un sobrecolchón a nuestra fisonomía. Por ello, es imprescindible que esté bien colocado encima de nuestro colchón. Así, podrá aportarnos la comodidad necesaria. Por esta razón, suelen llevar unos elásticos en cada uno de sus extremos para un excelente ajuste.

Sin embargo, aunque la mayoría de los modelos incluyan estas bandas elásticas, debes asegurarte antes de comprarlo. ¿Qué pasa si no cuenta con un sistema de sujeción bueno? Como consecuencia, tu topper no quedará sujeto ni fijo sobre tu colchón. Por ende, podrá moverse en cualquier momento de la noche. Esto hará que puedas sentirte incómodo y no logres descansar. O, en el peor de los casos, que te levantes con algún tipo de molestia o dolor.

Resumen

¿Hace falta que te digamos algo más? Te habrás dado cuenta, luego de leer este artículo, de los excelentes beneficios que ofrece un sobrecolchón a la hora de descansar. Probablemente, lo único que tienes que pensar es en el tipo de material que se adapte mejor a tus necesidades o las de tu pareja. Así, obtendrás un resultado más óptimo.

Recuerda que es una gran opción antes de tener que cambiar tu colchón. Alarga su vida útil, le devuelve el confort y todo por un precio inferior a lo que significaría comprar uno nuevo. Ojalá te haya sido de gran ayuda para hacer una buena elección. Ahora, ¡escoge el tuyo!

(Fuente de la imagen destacada: Kuprynenko: 46284455/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones