Lámpara de aceite, termo y binoculares sobre una mesa de camping en el bosque con un vehículo todoterreno en el fondo
Última actualización: 08/06/2021

Nuestro método

7Productos analizados

19Horas invertidas

4Artículos evaluados

65Opiniones de usuarios

Se te ha estropeado el termo de tu hogar y te planteas esa gran pregunta, ¿instalo un termo eléctrico, qué ventajas tienen respecto a los de butano? En un mundo globalizado, donde ya todo va conectado, los termos eléctricos no se quedan atrás.

Los puedes encontrar inteligentes, programables y hasta con wifi. Pero debes tener en cuenta varios aspectos antes de instalarlo en tu hogar. Y en este artículo vamos a explicártelo. ¡Empecemos!




Lo más importante

  • Las zonas con aguas duras deberán buscar termos que aguanten bien la cal y la mineralización alta. O hacer cambios en las resistencias cada dos años, según marque el fabricante.
  • Elegir la ubicación adecuada es importante ya no solo por la falta de espacio. Sino por mayor eficiencia, al haber menor pérdida de calor entre el termo y la localización de uso.
  • Hacer una estimación de agua y hacer una media con las personas que viven en la vivienda nos servirá para calcular la capacidad del termo eléctrico. Es importante que consideres esto como relevante antes de adquirir el tuyo.

Los mejores termos eléctricos del mercado: Nuestras recomendaciones

Sabiendo la gran variedad que existe de termos eléctricos, hemos hecho una recopilación de los más interesantes en cada categoría. Aquí encontrarás termos eléctricos con diferentes características, pero siempre los mejores en su tipo. ¡Veamos!

El mejor termo eléctrico multiposición

Lo primero que nos llama la atención del Fleck 80 EU 3626158 es su bonito diseño, que nos permite dejarlo a la vista sin que suponga un impacto visual negativo. Dispone de doble depósito y reduce el tiempo de espera de uso un 50% respecto a un termo tradicional.

Cuenta con una capacidad de 80 litros, y está realizado con materiales de calidad que garantizan una larga duración. Además de una resistencia blindada anti cal, que lo hace estar entre nuestros favoritos.

El mejor termo eléctrico para aguas duras

Si resides en una zona donde hay mucha cal en el agua, tendrás que tener especial cuidado a la hora de elegir tu termo eléctrico. El Ariston 1 Lydos R tiene recubrimiento de titanio vitrificado a 850º C. Este protege al termo de la corrosión y de la cal, alargando su vida útil.

Cuenta con 100 litros de capacidad y un display en la parte frontal. De esta forma, se puede seleccionar muy fácilmente la temperatura deseada. Además, las conexiones del agua pueden quedar ocultas para una mejor integración en cualquier espacio.

El mejor termo eléctrico inteligente

Podríamos decir que el Ariston 3626329 es el termo del futuro. Podrás gestionarlo por wifi desde su app, de una forma intuitiva y sencilla. Además, te ayudará a ahorrar al aprender tus hábitos de consumo.

Su tecnología de doble depósito calienta el agua más rápidamente que un termo tradicional. La innovadora estructura permite que cada depósito funcione de forma independiente. De este modo, es posible disponer de la cantidad de agua necesaria para una ducha caliente en la mitad del tiempo que en un termo tradicional.

El mejor termo eléctrico de gran capacidad

Si somos varios en casa y no queremos preocuparnos de que se nos acabe el agua cuando estamos en lo mejor de la ducha, este es ideal. Para esos casos, este modelo Junkers de 300 litros es nuestra solución.

Junkers pertenece a la familia Bosch, es decir, está avalada por una de las mejores marcas de electrodomésticos. Asimismo, su gran capacidad es perfecta para cubrir todas tus necesidades. Este modelo, sin duda, es garantía de durabilidad y calidad.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los termos eléctricos

No necesitaremos el mismo termo si vivimos solos o somos una familia numerosa. También podría cambiar si lo vamos a instalar en una residencia vacacional o en nuestra vivienda habitual. Y es que el espacio que tengamos para colocarlo también podría ser un factor decisivo a la hora de comprar nuestro termo eléctrico.

 Joven feliz Fontanero En general sostienen el sujetapapeles y pluma

Las zonas con aguas duras deberán buscar termos que aguanten bien la cal y la mineralización alta. (Fuente: Andriy Popov: 43693864/ 123rf)

¿Qué es un termo eléctrico y qué ventajas tiene?

Un termo eléctrico es un aparato que calienta el agua que tiene en su depósito mediante unas resistencias que se encuentran en su interior, normalmente dos. Al depósito lo cubre una capa de poliuretano expandido, que es aislante, para que el calor no salga al exterior.

Cambiar de un termo de gas a uno eléctrico es una cuestión a la que se enfrentan muchos usuarios. Por eso, lo mejor es hacer una comparativa y realizar una buena valoración de lo que más nos conviene, como hemos hecho en este cuadro:

Termo eléctrico Calentador de gas
Capacidad de agua Limitada a la capacidad del termo Ilimitada
Instalación Su instalación es sencilla Necesita tener instalación de gas
Tiempo de respuesta Disponemos del agua caliente al instante Hay que esperar a que el gas caliente el agua
Precio por consumo La electricidad es más cara (puede conectarse a placas solares) El gas es barato
Temperatura del agua Siempre sale la misma temperatura La temperatura del agua es inestable
Eficiencia Los nuevos modelos inteligentes aprenden hábitos de consumo y ahorran agua Gasto según consumo

¿Qué tipos de termos eléctricos hay?

Podemos agrupar los tipos de termos eléctricos de acuerdo con diferentes características. Aquí queremos que estés lo más informado posible. Por ello, hemos puesto toda la información a continuación.

  • Según su orientación: Pueden ser vertical, horizontal o reversible. Punto a tener en cuenta si nos vemos condicionados por el espacio con el que contamos para la instalación.
  • Según su capacidad: Siendo las más comunes 50, 80, 100 o 150 litros. Esto dependerá sobre todo de las personas que residan en el hogar, y de su consumo de agua.
  • Tipos de resistencia:
    • Pudiendo ser blindadas, que calientan el agua más rápido. Pero suelen tener una durabilidad más corta. Además, hay que vaciar el depósito para su mantenimiento.
    • O envainadas, fabricadas normalmente en cerámica y más resistentes a aguas duras. No están directamente en contacto con el agua.

¿Qué se debe tener en cuenta antes de instalar un termo eléctrico?

Antes de comprar e instalar nuestro termo eléctrico, tendremos que atender a varios requisitos. Así, sabremos si el lugar donde queremos instalarlo realmente está capacitado para ello:

  • Un termo eléctrico, cuando está lleno, soporta muchos litros de agua. Por lo que la pared en la que irá fijado debe ser consistente, sin humedad y sin fugas ni grietas.
  • Comprobar que la toma de agua caliente y fría esté a una distancia de menos de 2 m.
  • De la misma forma, corroborar que exista una toma eléctrica cerca para poder enchufar nuestro termo.
  • Una vez calculada la capacidad que necesitamos, asegurarnos que el tamaño del termo va a coincidir con el hueco del que disponemos. Teniendo en cuenta de que hay que dejar unos 25 a 30 cm libres alrededor, para que sea fácil su instalación y manipulación.

¿Es mejor apagar el termo eléctrico o dejarlo encendido?

Existe una leyenda urbana que dice que enchufar y desenchufar el termo eléctrico hace ahorrar electricidad, pero nada más lejos de la realidad.

Para calentar el agua, el termo cuenta con un termostato. Este, al llegar a la temperatura máxima en la que lo hemos regulado, se apaga. Cuando baja de cierta temperatura, vuelve a calentar de nuevo, manteniendo una media constante.

Si lo encendemos y apagamos constantemente, el termo siempre tiene que empezar a calentar el agua estando fría. De esta forma, tarda y consume más. Esto es peor aún en los meses más fríos.

persona Manos que sostienen Llave Delante de Calentador eléctrico

Elegir la ubicación adecuada es importante ya no solo por la falta de espacio, sino por mayor eficiencia. (Fuente: Andriy Popov: 43306198/ 123rf.com)

¿Cómo ahorrar con un termo eléctrico?

Como hemos dicho, el punto flaco de un termo eléctrico es su gasto eléctrico. Pero esto será en mayor o menor medida según hagamos uso de él. Si seguimos estas pautas y consejos, nos puede ayudar a rebajar esa cifra:

  1. Regular la temperatura entre 40º C y 55º C. Dependiendo de si es verano o invierno. Esto lo podremos hacer si nuestro termo eléctrico cuenta con regulador de temperatura.
  2. Elegir una capacidad adecuada. Si elegimos un termo demasiado grande para nuestro consumo, el termo tendrá que hacer un esfuerzo extra.
  3. Elegir la mejor tarifa eléctrica. Si hacemos uso de nuestro termo en las horas en la que nuestra tarifa eléctrica es más barata, puede suponer un ahorro importante en el consumo.
  4. No excederse el tiempo en los baños. Esto, además de ayudarnos a no aumentar el consumo de agua y de luz, también es un gesto de menor consumo para con el planeta.
  5. Elegir un termo inteligente. Los termos inteligentes controlan la rutina de gasto y se optimizan para tener el agua más caliente en ese tramo.
  6. Tener un etiquetado A de consumo. Las etiquetas energéticas nos guiarán sobre qué termos son los que menor energía consumen según su letra. Siendo la letra A la de menor consumo.
  7. Contar con un buen aislamiento. Para zonas en las que hace mucho frío, contar con un termo con un buen aislamiento hará que la temperatura del agua se mantenga más tiempo, reduciendo el gasto.
  8. La importancia de la ubicación. Este factor al que no le prestamos mucha atención también es importante. El encontrarse fuera de casa, o lejos del punto de consumo, generará pérdidas de energía en la canalización.

Criterios de compra

Ser una familia numerosa, vivir solo, el tamaño de tu cocina o las tomas de agua cercana. Solo son algunas de las cuestiones que tendrás que tener en cuenta para decidir qué y dónde colocar tu termo eléctrico.

Capacidad

El consumo medio de una persona en agua caliente se estipula, por lo general, en unos 30 litros. Siendo en la ducha donde será consumida la mayor parte de esa agua.

De esta forma, podremos calcular por una regla de tres la capacidad aproximada que necesitamos según los miembros de nuestra vivienda. Para una pareja, podríamos deducir que unos 60 litros. Mientras que para una familia de tres, necesitaremos un termo de no menos de 100 litros.

Consumo energético

Para paliar el consumo de electricidad, podemos valorar el elegir nuestro termo eléctrico con un etiquetado de eficiencia energética de bajo consumo. Aunque en un principio suponen un poco más de gasto, lo veremos amortizado con el paso del tiempo.

Las etiquetas de menor consumos son A, A++, A+++ o A++++. Que tenga un buen revestimiento para que no haya escape de calor y la distancia a colocar influirán en un mayor gasto de energía.

 Caldera blanca colocada horizontalmente en un cuarto de baño con baldosas de cerca

Hacer una estimación de agua y hacer una media con las personas que viven en la vivienda nos servirá para calcular la capacidad del termo eléctrico. (Fuente: Oleksandr Grybanov: 50835536/ 123rf)

Tipo de agua

La dureza del agua es una concentración de minerales en el agua. A mayor concentración, más dura será. Si nos encontramos con que residimos en un lugar de agua dura, tendremos que tener especial atención a este aspecto.

Elegir termos con ánodo de magnesio o resistencias con recubrimiento cerámico evitarán que la cal y los minerales se depositen en las bombas y resistencias. Esto permitirá que nuestro termo eléctrico funcione mucho mejor.

Tamaño y orientación del termo

Contar con una cocina pequeña, o con muebles con poco fondo puede suponer una complicación. Si disponemos de poco espacio, una solución podría ser colocarlo de manera horizontal.

Pero entonces tendremos que ver que el termo pueda colocarse en esta orientación. Es decir, debemos adquirir un modelo multiposición. Esto se debe a que no todos los termos permiten colocarse en posición horizontal.

Resumen

Un termo eléctrico es un electrodoméstico que suele durar muchos años. Por ello, hay que prestar atención a las características de cada uno y nuestras compatibilidades. De esta forma, nos ahorraremos más de un dolor de cabeza.

No escatimar a la hora de comprar un buen termo puede hacer que, a la larga, estemos ahorrando dinero al ser más eficiente. Para ello, os hemos dejado varios tips. Así, la búsqueda del termo eléctrico ideal os resultará un poco más fácil.

Si te ha gustado nuestra guía con recomendaciones, no te vayas sin dejar un comentario o compartir en redes.

(Fuente de la imagen destacada: lightfieldstudios: 139440257/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones