Última actualización: 30/03/2022

Nuestro método

16Productos analizados

23Horas invertidas

14Artículos evaluados

70Opiniones de usuarios

Hoy en día, es posible encontrar ordenadores portátiles sorprendentemente económicos, y lo mejor de todo, con unas muy buenas prestaciones. Se trata de modelos orientados tanto a usuarios domésticos como a profesionales. En general, son equipos pensados principalmente para navegación web, ofimática y para reproducir contenido multimedia.

Por desgracia, la variedad de opciones es tal que no siempre resulta fácil elegir el modelo adecuado, sobre todo si quieres uno con la mejor relación calidad-precio. El lado positivo es que la gran competencia que existe entre los distintos fabricantes hace posible que puedas encontrar equipos de primeras marcas por menos de trescientos euros.




Lo más importante

  • Con un portátil barato vas a poder utilizar programas de ofimática, como Word, Excel o PowerPoint, ver películas o series en directo, navegar por Internet e incluso jugar a determinados videojuegos.
  • Los portátiles baratos son ideales tanto para usuarios domésticos como para muchos profesionales que no precisan de equipos con grandes prestaciones. Parte del ahorro de estos equipos reside en no incluir componentes como lectores de DVD o tarjetas gráficas dedicadas.
  • El primer criterio de compra que tienes que considerar para elegir un portátil barato es el uso que vas a hacer de él, ya que de ello dependerá que te convenga más un tipo de configuración u otra.

Los mejores portátiles baratos: nuestras recomendaciones

Antes de pasar a la guía de compra propiamente dicha, te presentamos nuestra selección de portátiles baratos. La hemos elaborado a partir de los equipos que ofrecen una mejor relación calidad-precio. Eso sí, hemos buscado incluir modelos con diferentes configuraciones para abarcar los distintos tipos de usuarios.

Guía de compras: todo lo que debes saber sobre los portátiles baratos

A la hora de comprar un portátil, muchos usuarios se llegan a sentir un poco perdidos. Especialmente, si no están muy familiarizados con determinados conceptos del hardware y del software de los ordenadores. Para que puedas resolver cualquier duda que te pueda surgir a lo largo del proceso de compra, te hemos preparado esta completa guía.

Los portátiles baratos son ideales tanto para usuarios domésticos como para muchos profesionales que no precisan de equipos con grandes prestaciones. (Fuente: Neel: sZYUKEWsDLA/ Unsplash)

¿Qué prestaciones mínimas debería ofrecer un portátil barato?

Es importante que te asegures de elegir un equipo que pueda ejecutar con solvencia y fluidez el software que se utiliza con más frecuencia. Así, evitarás la frustración de tener que hacer frente a ralentizaciones y largos tiempos de espera cuando tengas que iniciar el sistema o mientras ejecutas determinados programas. Algunos de los más importantes son:

  • Las suites de oficina.
  • Navegadores web.
  • Reproductores multimedia.
  • Programas de comunicación.
  • Editores de vídeo y audio.
  • Gestores de documentos.
  • Gestores de libros electrónicos.

¿Para quién es recomendable comprar un portátil barato?

Los portátiles baratos son ideales para la mayoría de los usuarios medios. Así, son una excelente opción para estudiantes que necesiten un equipo para realizar sus tareas escolares. Por supuesto, para personas mayores que únicamente quieran el ordenador para conectarse a Internet, enviar correos electrónicos y de vez en cuando usar algún programa de oficina.

También son convenientes para profesionales que no precisan de un software muy exigente, como profesores, comerciantes, oficinistas, periodistas y traductores, entre otros. Especialmente, para todos aquellos profesionales que necesitan desplazarse con frecuencia. También son una magnífica opción para centros educativos y de formación.

¿Cuáles son las ventajas de los portátiles baratos?

Sin duda, los portátiles baratos son la mejor opción para una gran cantidad de usuarios. La razón de ello hay que buscarla en todas las ventajas que ofrecen. Puedes consultarlas, y también sus principales inconvenientes, en la siguiente tabla.

  • Su precio es realmente económico.
  • Ofrecen una muy buena relación calidad-precio.
  • Están especialmente pensados para un usuario medio.
  • Presentan configuraciones muy optimizadas.
  • Se pueden utilizar tanto en casa y la oficina como en cualquier otra ubicación.
  • Son ideales para llevarlos de viaje.

Criterios de compra

Hoy en día, es posible adquirir un ordenador portátil con unas prestaciones lo suficientemente buenas y a un precio muy económico. Sin embargo, no todos los equipos creados para los mismos fines ni garantizan unos mínimos niveles de calidad. Contar con los criterios de compra adecuados te puede ayudar a diferenciar unos de otros.

Uso que vas a hacer del portátil

Dependiendo de la utilización que vayas a hacer del portátil, te puede convenir más un modelo u otro. Así, si solo vas a utilizarlo para navegar por Internet y algunas tareas básicas de informática en la nube, puedes tener más que suficiente con un Chromebook. En cambio, si buscas un equipo pequeño y muy ligero, te puede interesar un netbook o un notebook.

Si vas a ver series y películas con cierta frecuencia, entonces tienes que buscar uno con una pantalla lo suficientemente grande y con una buena resolución, idealmente Full HD. En el caso de que vayas a usar el equipo para productividad, es fundamental que elijas uno con un buen procesador y con, al menos, 8 GB de RAM.

Con un portátil barato vas a poder emplear programas de ofimática, como Word, Excel o PowerPoint, ver películas o series en directo, navegar por Internet e incluso jugar a determinados videojuegos. (Fuente: Menghani: ejLp_lrQvyI-/ Unsplash)

Procesador

El procesador es el cerebro del portátil, el componente encargado de realizar todos los cálculos y de ejecutar tanto los diferentes programas como el propio sistema operativo. Los dos grandes fabricantes de procesadores para ordenadores son AMD e Intel. Cada uno cuenta con sus propias series de chips diseñados específicamente para portátiles.

Los aspectos más importantes de los procesadores son el número de núcleos de que los dispone y su frecuencia de trabajo en gigahercios, tanto la de base como la turbo. En estos equipos lo más habitual es encontrar procesadores de las series Pentium, Celeron y Core i3 de Intel o Ryzen 3 de AMD. Estas dos últimas son las que te van a garantizar un mejor rendimiento.

Memoria RAM

La memoria RAM tiene una importancia fundamental en el rendimiento del equipo, de ahí que se suela decir que cuanta más mejor. En cualquier caso, como mínimo, deberías apostar por un equipo con 4 GB de memoria RAM, suficiente para unas prestaciones básicas. Eso sí, olvídate de tener abiertas muchas pestañas del navegador al mismo tiempo.

Por eso, si puedes estirar un poco el presupuesto, 8GB te garantizan un muy buen rendimiento del equipo. Sinceramente, merece la pena sacrificar CPU a cambio de ganar en memoria RAM. Una mayor memoria RAM te asegura que el portátil envejecerá mucho mejor, por lo que a largo plazo es una inversión que compensa sobradamente.

Unas de las ventajas de los portátiles baratos es que son ideales para llevarlos de viaje.
(Fuente: Nesa by makers: 7d4LREDSPyQ/ Unsplash)

Pantalla

Además del tamaño de pantalla, también es importante que prestes atención a la resolución de imagen. Si piensas usar el equipo para ver series y películas, no lo dudes y apuesta por uno con una pantalla de 15,6" o superior. Y, por supuesto, con resolución Full HD. Si necesitas un equipo pequeño y ligero, seguramente tendrás que conformarte con una pantalla más pequeña.

En el caso de que tengas un presupuesto más ajustado, posiblemente no te quede más remedio que apostar por uno con resolución HD (1.366 x 768).

Sinceramente, puede resultar suficiente para la mayoría de las tareas más básicas, pero lo cierto es que se nota bastante la diferencia. Otras cuestiones a considerar son el tipo de panel, el brillo y el contraste.

Capacidad de almacenamiento

Este es uno de los aspectos que más fácilmente puedes sacrificar para no pasarte de lo que tienes supuesto invertir. Según el uso que vayas a hacer del portátil, puedes tener suficiente con un disco duro de 256 GB, si bien mucho mejor 512 GB o incluso 1 TB. Eso sí, en este rango de precios, olvídate de encontrar un equipo con una unidad SSD de más de 512 GB.

Sin embargo, lo más habitual en esta gama son unidades SSD de 128 GB o 256 GB. De todos modos, esa reducida capacidad de almacenamiento se puede compensar de varias formas. Con los discos duros externos, que cada vez son más económicos y presentan diseños más compactos y ligeros. O aprovechando las posibilidades que ofrecen los servicios de almacenamiento en la nube.

Conectividad

En un mundo tan interconectado, son muchas las opciones para conectar los diferentes dispositivos, tanto inalámbricos como por cable. Las más importantes y que no pueden faltar en tu equipo son las siguientes:

  • Puertos USB: Lo primero que debes comprobar es cuántos puertos USB tiene el equipo. Después, lo ideal es que sean, como mínimo, USB 3.0 (o USB 3.2 Gen 1), ya que así te aseguras una mayor velocidad de transferencia.
  • Wifi: Lógicamente, hoy en día, todos los portátiles disponen de conexión wifi. Sin embargo, debes verificar con qué estándares es compatible. El más actual y que, por tanto, permite conexiones más rápidas es el 802.11ax o wifi 6.
  • Bluetooth: A través de esta tecnología puedes conectar al ordenador de forma inalámbrica dispositivos y periféricos, como ratones, teclados, auriculares y altavoces, entre otros. La última versión es la versión 5.1 lanzadas en el año 2019.
  • HDMI (High-Definition Multimedia Interface, en inglés): Es la interfaz de vídeo y audio digital más extendida. Es imprescindible si quieres conectar el portátil a un proyector o un monitor. La última versión es la 2.1.

Batería

Una mayor autonomía de la batería va a redundar en que puedas disfrutar de una mayor libertad de movimiento. Es, por tanto, un aspecto al que le debes prestar especial atención si viajas a menudo o trabajas fuera de casa con frecuencia. Así, al menos, deberías optar por uno que te asegure la posibilidad de trabajar siete horas sin conexión a la red.

En cualquier caso, siempre puedes recurrir a las socorridas powerbank o baterías externas para conseguir un poco de carga extra. Un caso diferente es si tienes pensado utilizar el portátil principalmente en casa o en la oficina. Y, por supuesto, no olvides comprobar cuál es el tiempo de carga de la batería.

Resumen

La oferta actual de ordenadores portátiles es realmente variada. En ella, es posible encontrar equipos realmente económicos, muchos de ellos con configuraciones muy bien equilibradas que les permiten ofrecer un gran rendimiento. Así, son capaces de ejecutar con total fluidez todos los programas que empleamos habitualmente.

A fin de cuentas, la mayoría de los usuarios domésticos y muchos de los profesionales no necesitan equipos especialmente potentes. Tienen suficiente con uno que les permita navegar por Internet, reproducir contenido multimedia y ejecutar programas, como Word, Excel, Skype o Adobe Acrobat Reader, entre otros.

(Fuente de la imagen destacada: Knight: j4uuKnN43_M/ Unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones