toallas sobre cama
Última actualización: 25/02/2021

Nuestro método

27Productos analizados

15Horas invertidas

4Artículos evaluados

70Opiniones de usuarios

Desde que nos lavamos, hemos utilizado toallas o algún tejido para secarnos. Con el paso del tiempo, estas han evolucionado mucho, tanto en calidad como en materiales, así como los usos que le damos a la toalla. Eso sí, su uso principal siempre ha sido el de secarnos después de un baño.

También existen otros usos muy populares, como cuando colocamos nuestra toalla para tumbarnos sobre ella en la playa o el campo, o por higiene en la sauna para taparnos. Asimismo, hay toallas de mano, de ducha o toallas para el gimnasio. ¡Aprende a escoger la que necesitas con nuestra guía!




Lo más importante

  • Uno de los factores más importantes a la hora de escoger tu toalla será el uso que le vayas a dar. No es lo mismo una toalla para el gimnasio que una para usar en tu casa al salir de la ducha. Para que se adapte a tus necesidades deberás prestar atención al tamaño y material de tu toalla.
  • Otro factor muy importante es el gramaje, ya que determinará el poder de absorción y peso de la toalla.
  • Por supuesto, además de escoger una toalla de calidad, también es igual de importante saber cómo conservarla y lavarla para mantenerla como el primer día.

Las mejores toallas del mercado: nuestras recomendaciones

Escoger una buena toalla es fundamental para acertar con el uso que vayamos a darle. Por ello, hemos elaborado esta guía con una recomendación de cada una de las que consideramos que son las más utilizadas y comunes en cada situación.

La mejor toalla de ducha según su relación calidad-precio

Esta toalla es de algodón 100% orgánico, lo que la hace totalmente ecológica e hipoalergénica. Un producto de gran calidad que gracias a su gramaje de 700 gr/m2 se hace muy suave y absorbente. Es ideal para adultos por su gran tamaño de 90 x 180 cm.

Si te gusta envolverte calentito y suave al salir de la ducha esta es la elección perfecta por su alto poder absorbente.

La mejor toalla de manos según su relación calidad-precio

Esta toalla también es 100 % de algodón y cuenta con unas medidas de 50 x 90 cm. El gramaje es de 500 gr/m2, lo que la hace ideal para el tocador puesto que es más ligera y secará antes después de su uso.

Además, este producto viene en un pack de dos, así que la relación calidad-precio es insuperable.

La mejor toalla de microfibra para el gimnasio

Esta toalla está elaborada con fibras sintéticas en un 80 % de microfibra y un 20 % en poliamida. Este material la hace ultraligera y de secado rápido. Además, está disponible en 4 tamaños diferentes (42 x 55 cm, 50 x 90 cm, 80 x 130 cm, 110 x 175 cm) y 9 colores vistosos entre los que elegir.

Es ideal para usar en el gimnasio, tu clase de yoga o pilates, piscina y otros deportes al aire libre. Además, como plus, trae una correa con la que podrás colgarla en cualquier sitio.

La mejor toalla de playa y más ligera

Esta toalla tipo pareo tiene unas medidas de 90 x 170 cm y un gramaje de 230 gr/m2. Está elaborada 100 % con algodón lo que la hace muy absorbente. Puedes escoger entre dos colores bonitos y vistosos.

Es ideal para la playa, ya que, al ser de un tamaño individual y con baja densidad, es muy ligera. Doblada ocupa menos espacio y es fácil de transportar en tu bolsa o mochila.

La mejor toalla alfombrilla para los pies

Tan importante es tener una toalla con la que secarnos, como una en la que poner los pies al salir de la ducha. Este set de 2 alfombrillas para el baño tiene un gramaje de 958 gr/m2. Ambas miden de 58 x 86 cm y puedes escoger entre varios colores. Está compuesta de algodón 100 % orgánico, sin aditivos químicos. Además, según indica el fabricante, son antideslizantes.

Este juego de dos resulta ideal para reponer una mientras lavas la otra. Además, su alto gramaje las hace más mullidas y suaves al tacto a la vez que absorbentes. Pero necesitarás ventilarlas para que se sequen entre uso y uso debido a su grosor.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las toallas

Si quieres comprar una toalla que cumpla con tus expectativas deberás fijarte en varios factores. Tendrás que tener en cuenta que hay distintos materiales, tamaños y grosores.Te hemos recopilado toda la información que necesitas saber para acertar en tu compra.

lavabo con toalla de manos

Mantener tus toallas limpias y con buen olor dará un toque elegante a tu baño. (Fuente: @millerannette: x6Opf_9bCbc/ unsplash.com )

¿Qué tipos de toallas hay y qué ventajas tienen?

Puede que estés un poco perdido buscando entre tanta toalla. Debemos escoger entre aspectos muy diversos, pero uno de los condicionantes sería el uso que vayamos a darle. Presta atención a la siguiente tabla para que no te quede ninguna duda:

Uso Tamaño Material
Para secarnos De baño o ducha
De mano o lavabo
De tocador o bidé
Algodón
Bambú
Para tumbarnos De ducha
Dobles
Algodón
Bambú
Mezcla de algodón y fibras sintéticas
Para el gimnasio S
M
L
Microfibra
Poliéster
Mezcla de fibras sintéticas
Para el pelo triangulares con botón Microfibra
Para adornar De tocador
De mano
Algodón
Seda

¿Qué toallas secan mejor y a qué nos referimos con el gramaje?

Para saber qué toallas son las que mejor secan deberás fijarte en el gramaje. A mayor gramaje mayor capacidad de absorción.

El gramaje de las toallas puede ir desde 350 gr/m2 hasta los 1200 gr/m2 que es el valor más alto.

Una toalla de buena calidad y suave, deberá tener como mínimo 500 gr/m2. Pero si buscas la toalla que mejor seque y que, además, esté suave y calentita cuando salgas de la ducha, deberás escoger una con más de 700 gr/m2.

¿Cómo lavar y conservar tus toallas como nuevas?

Siempre se recomienda lavar las toallas antes del primer uso, mejor en un programa corto y con poco detergente. Si tienen colores intensos mejor lávalas por separado, al menos los 2-3 primeros lavados, ya que pueden desprender color y estropearte otras prendas. Además, en estos primeros lavados no debes usar suavizante.

Al contrario de lo que podrías pensar, es mejor que no utilices suavizante o muy poca cantidad cuando laves tus toallas, porque este hará que vayan perdiendo absorbencia. Lo ideal sería secarlas al aire libre, pero nunca al sol directamente, ya que eso las dejará duras y ásperas.

Consejo: cuando las saques de la lavadora, sacúdelas bien antes de tenderlas para que recuperen su forma y las fibras vuelvan a su sitio.

¿Por qué tus toallas se quedan duras? Si no las secas a pleno sol durante largo tiempo, como seguramente será tu caso, puede que la causa sea la temperatura de la lavadora. La mayoría de las toallas soportan temperaturas de 60º, pero se recomienda usar agua fría para que no se queden ásperas y duras con cada lavado.

¿Cómo blanquear las toallas?

Con el paso del tiempo puede que tus toallas no luzcan tan blancas como el primer día. Aunque existen numerosos productos blanqueantes en el mercado, aquí queremos proponerte algunos trucos caseros para usar lo que tienes en casa y sin gastar mucho dinero.

Solución Ingredientes Cómo hacerlo
Con silicato de sodio 2 litros de agua
2 cucharadas de jabón líquido (20 ml)
1 cucharada de silicato de sodio (10 g)
Usa guantes y mascarilla.
Pon el agua en una olla con el jabón líquido y silicato.
Cuando hierva sumerge la toalla y déjala 20´
Después aclárala con agua tibia y ponla a secar
Con vinagre blanco ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
¼ de taza de detergente (62 ml)
Pon esa cantidad de ingredientes en el cajetín de la lavadora por cada toalla.
Para una mancha resistente puedes aplicar el vinagre directamente sobre la mancha y dejar actuar 30´antes de lavar
Con vinagre blanco + amoniaco ½ taza de vinagre blanco (125 ml)
1 cucharada de amoniaco (10 ml)
Usa guantes y mascarilla.
Pon el vinagre en el cajetín de la lavadora y añade el amoniaco. Lava en ciclo normal.
Con bicarbonato de sodio ¼ de taza de bicarbonato de sodio (62 g)
Agua caliente (1000 ml por cada toalla)
Calienta el agua y añade el bicarbonato.
Sumerge la toalla durante 60´ y luego lávala en su ciclo normal

Además, para que los remedios caseros funcionen, no debes sobrecargar mucho el tambor.

¿Por qué las toallas huelen mal?

Si es tu caso, debes saber que la causa principal seguramente sea que las guardaste un poco húmedas. Debes asegurarte de que están completamente secas antes de doblarlas o guardarlas en el armario o estantería.

Puedes usar la secadora para quitarles el exceso de humedad antes de guardarlas; aunque te recomiendo fijarte siempre en la etiqueta de instrucciones de lavado que trae la toalla.

Nunca planches las toallas o uses vapor, ya que eso volverá a darles humedad y te cogerán mal olor.

Otro factor importante es la vida útil de esa toalla. Si sigues con las recomendaciones anteriores y aun así tu toalla huele mal, entonces es probable que sea demasiado vieja y necesites sustituirla.

¿Cuándo cambiar las toallas de baño?

Si hablamos del tiempo que se puede usar una toalla, debes fijarte en sus dos propiedades principales: secar y ser suave. Si tu toalla ha perdido alguna de las dos, o las dos, te está diciendo que la cambies.

Por lo general, dependiendo de los lavados y el uso que le hayas dado, una toalla empezará a perder su suavidad y poder de absorción a los 2 o 3 años. La toalla pierde fibras cada vez que la lavamos y cuantas menos fibras tenga menos grosor; por lo tanto peor seca.

Por otro lado, si hablamos de cada cuánto tiempo debemos echarlas a lavar deberá ser cada 2-3 días. En ningún caso nunca deberán ser más de 7 días, puesto que a partir de ese momento la cantidad de bacterias en ellas es elevadísimo.

toallas apiladas unas sobre otras

Escoge tu toalla según el grosor para que sea más absorbente y suave. (Fuente: Stefano Ferrario:1470231/pixabay.com)

Criterios de compra

Ten en cuenta todas las recomendaciones que te hemos indicado para la conservación y uso de las toallas. Pero para saber cómo escoger la mejor toalla, te hemos elaborado la siguiente guía. A continuación, te lo explicamos todo.

Tamaño

El tamaño será un factor determinante para escoger la toalla que necesitas para cada lugar. No es lo mismo la toalla para la ducha que una de mano o lavabo. A veces las medidas son muy parecidas, pero, ¿no te ha pasado más de una vez que te dan una toalla para la ducha demasiado pequeña para tu gusto? Para que no vuelva a pasarte te dejamos un listado de los tamaños de toallas de baño más comunes:

  • De tocador o bidé (de pequeñas dimensiones): 30 x 50 cm
  • De lavabo o mano: 50 x 100 cm
  • De ducha: 70 x 140-150 cm
  • De baño (la de mayor tamaño): 100 x 150-160 cm

Uso

Atendiendo al uso que vayamos a darle a nuestra toalla, debemos escoger los materiales más indicados para ese fin, así como el mejor tamaño.

Por ejemplo, si quieres una toalla simplemente para secar el sudor en el gimnasio o para poner sobre las superficies (suelo, máquinas, etc.) a modo de protección, entonces deberás escoger las más ligeras del mercado y de secado rápido, como las de microfibras.

Si quieres una toalla para la playa, puede que no necesites una con mucho gramaje, ya que esto hará que sean más pesadas para transportarlas. Lo ideal sería buscar una que mezcle algodón y seda.

chica con toalla de spa

Unas toallas suaves y confortables te harán sentir como en un spa. (Fuente: @zerocool 936549/pixabay.com)

Materiales

El material más utilizado, sin duda, es el algodón. Pero también existen otras fibras sintéticas o naturales que dependiendo de su uso puedes escoger.

Algodón

Es un material natural con alto poder de absorción. Por lo general, se compone de doble hilo que es lo que se llama "de rizo". Aunque puede tener un solo hilo (rizo americano) lo que le proporcionará un tacto más suave en nuestra piel. Dependiendo de la calidad de esta fibra tendrás:

  • Algodón 100% orgánico. La de mejor calidad y ecológico, ya que no utilizan pesticidas u otros productos químicos durante su fabricación.
  • Algodón egipcio. Generalmente usado en los hoteles y balnearios. Tiene los hilos extra largos y finos, lo que las hace más suaves.
  • Algodón pima. Es una variedad cultivada en Perú, con los hilos finos y largos.
  • Algodón Supima. Es una subvariedad registrada en Estado Unidos de alta calidad, pero para la que ya se utilizan fertilizantes.
  • Algodón turco. Variedad textil muy parecida a la egipcia, pero más económica.

Bambú

Es otra fibra 100% natural, igual que el algodón, pero con propiedades antibacterianas, lo que las hace ideales para personas con problemas hipoalergénicos. Esta fibra hará tus toallas todavía más suaves.

Microfibras o Poliéster

Se trata de fibras sintéticas resultadas de años de investigación. Su uso no está indicado para el baño, pero debido a su alta absorbencia y peso ligero son ideales para la práctica de deportes. Además, estas fibras se secan muy rápido.

Seda

Fibra completamente natural. Resulta extremadamente suave y ligera, pero no se recomienda para el baño por su baja absorción, salvo que solo sean de adorno. Aunque te resultarán ideales para la playa mezcladas en 50 % con algodón.

Densidad o gramaje

Ten en cuenta que el gramaje es la cantidad de fibras en gramos por metro cuadrado que contiene cada tela, lo que verás escrito muchas veces como "gsm" o gr/m2.

Como te comentábamos antes a mayor gramaje mayor absorción, y por tanto mayor calidad.

Podrías pensar que a mayor gramaje más calidad, pero ten en cuenta que esto significa también más peso y, por tanto, más tiempo tardarán en secar una vez que estén húmedas.

Por ejemplo, una toalla de 1200 GSM tendrá mucha absorbencia, pero también será más pesada, sobre todo mojada. Por lo tanto, no es la ideal para una toalla de ducha de un niño. Para ellos sería más conveniente una con unos 500 GSM.

toalla y jabones para baño

Recuerda que para conservar tus toallas más suaves es mejor que las laves sin suavizante. (Fuente: Ebaso: 3119132/pixabay.com)

Absorbencia

Para saber el poder de absorbencia que tiene una toalla se utiliza un término llamado "hidrofilidad", que es la capacidad que tiene un material para absorber agua. Se mide con una escala del 1 al 5, pero en toallas solo se aplica hasta el 4, que sería el nivel máximo de absorbencia para una toalla.

Generalmente, los materiales que se usan ya suelen ser absorbentes como el algodón, lino, bambú y otras fibras sintéticas.

Resumen

La toalla blanca es un clásico que siempre triunfa. Pero porqué no ser original y dejarte llevar por la imaginación. Hay toallas con puntillas, estampadas, de colores, de rayas, bordadas con tu nombre y muchas más, ¡un mundo de posibilidades ante ti!

Asimismo, recuerda que para saber qué toalla debes comprar primero tienes que tener claro para qué vas a usar esa toalla. Escoge los materiales que más se adapten a ti. Hay diferentes variedades de algodón y fibras sintéticas entre las que escoger, de ellas dependerá el tacto y calidad de tu toalla.

(Fuente de la imagen destacada: rawpixel: 110556151/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones