Última actualización: 07/05/2020

Nuestro método

13Productos analizados

21Horas invertidas

9Artículos evaluados

70Opiniones de usuarios

La pasión por el motor en general y por las motos en particular puede comenzar desde una edad muy temprana. Así, si tu hijo quiere seguir los pasos de Marc Márquez o de Alex Criville, una de las mejoras formas de empezar es con una minimoto. Así, podrá comenzar a experimentar la sensación de conducir una motocicleta.

Se trata de pequeñas motos con motores eléctricos o de gasolina de 49 cc (centímetros cúbicos) a 125 cc, cuyo uso, en general, está limitado a recintos privados a circuitos cerrados. En los últimos años, se han popularizado mucho más gracias a que su precio se ha reducido de forma considerable, pasando a ser accesibles para muchos más usuarios.




Lo más importante

  • Las minimotos son ideales para que los niños den sus primeros pasos en el mundo del motociclismo. Existen modelos pensados para los más pequeños que apenas llegan a los 6 km/h, y otros para niños mayores y más experimentados.
  • En los últimos años, se han empezado a popularizar las minimotos con motor eléctrico, ya que ofrecen importantes ventajas, como un menor mantenimiento y un precio más económico.
  • De cara a elegir una minimoto, te va a ayudar considerar criterios de compra como su velocidad máxima, el tipo de motor que integra y los sistemas de seguridad con los que cuenta.

Las mejores minimotos del mercado: nuestras recomendaciones

Antes de pasar a la guía de compra, nos gustaría presentarte nuestra completa selección con cuatro de las mejores minimotos disponibles actualmente en el mercado.

La mejor minimoto de cross

Minimoto de cross del prestigioso fabricante Kenrod con un de motor de dos tiempos de 49 cc. El motor utiliza una mezcla de gasolina y aceite al 2 % y el depósito tiene un litro de capacidad. El sistema de arranque es manual. Puede alcanzar velocidades de hasta 40 km/h. Carece de limitador de velocidad.

Cuenta con un freno delantero y un freno trasero de disco. Se trata de un modelo apropiado para niños de entre cuatro y diez años.

La mejor minimoto eléctrica para enduro

Minimotocicleta infantil para enduro y motocross con motor eléctrico de 500 W (vatios) de potencia. Alcanza velocidades de hasta 25 km/h, cuenta con un acelerador de tres niveles y una batería de 9 Ah (amperios hora) cuya autonomía es de hasta 15 km.

Integra discos de frenado perforados en la rueda trasera y en la delantera, y un sistema de apagado del motor en caso de caída. Admite un peso máximo de 65 kg y la altura del asiento es de 56 cm.

La minimoto más segura para niños de cinco y seis años

Minimoto de cross con motor eléctrico de 500 W de potencia y limitador de velocidad de tres posiciones (8 Km/h, 16 Km/h y 25 Km/h). Cuenta con dos baterías de plomo/ácido de 12 Ah, que ofrecen una autonomía máxima de 20 km.

Dispone de sistema de frenado delantero y trasero mediante pinza de disco. Se trata de un modelo indicado para niños de cinco y seis años, y hasta 60 kg de peso. Destaca por su fácil conducción y por ser especialmente segura.

La mejor moto vespa para niños

El scooter eléctrico MWS LT 858 imita a la perfección el diseño de las clásicas vespas. Además, está disponible en tres colores: rosa, blanco y rojo. Se trata de una minimoto de doble plaza para niños de tres a cinco o seis años.

Permite elegir entre dos velocidades y lleva música incorporada. Sus prestaciones son bastante más limitadas que las de otros modelos, por lo que queda a medio camino entre una moto de juguete y una minimoto.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las minimotos

Si estás pensando comprar una minimoto, es bastante posible que antes quieras resolver algunas dudas sobre su funcionamiento y sus características. Puedes hacerlo en esta sección en la que queremos dar respuesta a las principales preguntas de anteriores compradores.

Niño en carrera

Las minimotos son ideales para que los niños den sus primeros pasos en el mundo del motociclismo.
(Fuente: Shariff CheLah: 943216/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una minimoto?

En un contexto en el que existen distintos modelos de minimotos con características muy diferentes, se hace difícil establecer una definición exacta sobre lo qué es una minimoto o pit bike. Sin embargo, sí que se pueden reconocer algunas de las características más habituales:

  1. Cuentan con un chasis rígido.
  2. Tienen una cilindrada que suele estar entre los 49 cc y los 125 cc.
  3. Poseen un motor de dos o cuatro tiempos, o un motor eléctrico.
  4. Disponen de un embrague convencional no variado.
  5. Tienen unas dimensiones más reducidas.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de las minimotos?

Las minimotos son ideales para todos aquellos niños que muestran interés por el motociclismo. Algunas de las ventajas más importantes que ofrecen las puedes consultar en el siguiente cuadro:

Ventajas
  • Son muy manejables.
  • Cuentan con limitadores de velocidad.
  • No es necesario matricularlas.
  • Ayudan a conocer las normas básicas de conducción.
  • Son ideales para que los niños pierdan el miedo a la velocidad.
  • Presentan diseños muy atractivos y que imitan las de modelos clásicos o de competición.
Desventajas
  • Solo se pueden utilizar en recintos privados.
  • Precisan una importante inversión económica.

¿Para quién es recomendable comprar una minimoto?

Lógicamente, las minimotos son ideales para los niños que quieren aprender a montar en moto e incluso iniciarse y participar en algunas competiciones. Están indicadas para niños a partir de tres años y la mayoría de los modelos están limitados a niños de hasta 14 años. En cualquier caso, además de la edad, influyen también factores como la altura o el peso.

Es importante resaltar que, salvo casos excepcionales, las minimotocicletas no están pensadas para su uso por adultos ni tampoco para su uso en la vía pública. Suponen también una excelente opción para circuitos de karts. En cualquier caso, es fundamental contar con un lugar en el que poder utilizarlas.

Stefano NepaPiloto de motociclismo que participa en el campeonato del mundo en la categoría de Moto3

“Comencé a ir en moto a los tres años con una mini moto de cross, pero solo rodaba dentro de mi casa”.

¿Qué tipos de minimotos existen?

Se pueden distinguir principalmente dos tipos de minimotos según el tipo de terreno en el que se vayan a utilizar. Son los siguientes:

  • Minimotos de cross: Están pensadas para utilizarlas en terrenos no asfaltados, aunque también pueden usarse en estos. En general, suelen tener una altura mayor con respecto al suelo y cuentan con determinadas mejoras en la suspensión para absorber las diferentes irregularidades del terreno.
  • Minimotos de carretera: Diseñadas para circuitos de asfalto. No suelen contar con sistemas de suspensión. A menudo, presentan un diseño más deportivo.

¿Es mejor una minimoto con motor eléctrico o de gasolina?

En los últimos años, se han popularizado mucho las minimotos con motor eléctrico. Entre las múltiples ventajas que ofrecen hay que destacar que requieren un menor mantenimiento, son más económicas y que tan pronto aprietas el interruptor están listas para arrancar. Además, son más ecológicas y mucho más cómodas de cargar al no depender de la gasolina.

Otro aspecto interesante de las minimotos eléctricas, y que a menudo pasa desapercibido, es que son más silenciosas. Por el contrario, las baterías tienen tiempos de carga de varias horas, durante los cuales no es posible utilizar la moto. Las de gasolina cuentan la importante ventaja de no depender de una conexión eléctrica.

Moto apagada

En los últimos años, se han empezado a popularizar las minimotos con motor eléctrico, ya que ofrecen importantes ventajas, como un menor mantenimiento y un precio más económico. (Fuente: Cocodromo: 4635183392/ Flickr.com)

¿Qué mantenimiento precisa una minimoto?

Aunque el mantenimiento de las minimotos no es excesivamente complicado, especialmente en el caso de los modelos eléctricos, la verdad es que sí que requieren de algunos cuidados periódicos. Los más importantes son los siguientes:

  1. Control de la presión de los neumáticos
  2. Vigilar el estado de los frenos
  3. Engrasar la cadena con cierta regularidad
  4. Limpieza regular del carburador y del filtro de aire.

¿Es necesario utilizar algún tipo de protección para conducir una minimoto?

Para una mayor seguridad es recomendable utilizar algunas protecciones cuando se conduce una minimoto. Para empezar, es fundamental el uso del casco. Además, es conveniente llevar guantes, rodilleras y coderas. También puede ser conveniente utilizar un mono de piloto, en especial para competiciones tanto en circuitos de asfalto como de tierra.

¿Es necesario contratar un seguro para conducir una minimoto?

Las minimotos que niños y que no estén destinadas a circular por vías públicas no precisan de un permiso de circulación y, por tanto, tampoco de un seguro obligatorio. Esto está recogido en el Real Decreto 1507/2008, de 12 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento del seguro obligatorio de responsabilidad civil en la circulación de vehículos a motor.

Un caso muy diferente es el de las minimotos que sí que están pensadas para circular por vías abiertas al tráfico o vías de uso común. Este tipo de vehículos, debe contar con la debida y correspondiente autorización administrativa para ello, así como con un seguro obligatorio de responsabilidad civil.

foco

Las minimotos no son juguetes son pequeños vehículos de motor de gasolina o eléctrico.

Criterios de compra

Antes de comprar una minimoto, te conviene tener en cuenta algunos criterios que te pueden ayudar a elegir la que se adapta mejor a tus necesidades. A continuación, puedes consultar los que desde REVIEWBOX hemos considerado que son los más importantes.

Uso que vas a hacer de la minimoto

No necesitas la misma minimoto para terrenos de tierra que para circuitos asfaltados. Para el primer caso, tienes que optar por una moto de cross, mientras que para el segundo te conviene una de carretera. Tampoco necesitas la misma para que un niño más pequeño que se quiere iniciar en la conducción que para un niño mayor y/o más experimentado.

Para los más pequeños, con edades de tres a cuatro años, una buena opción son las minimotos con velocidades más reducidas, en torno a los 5 km/h. Además, estos modelos, a menudo, cuentan con ruedines traseros para una mayor estabilidad. Si el niño es mayor, pero no tiene mucha experiencia, es recomendable que elijas una que cuente con limitador de velocidad.

Moto en carrera

Las minimotos son ideales para todos aquellos niños que muestran interés por el motociclismo.
(Fuente: Shariff CheLah: 943215/ 123rf.com)

Peso, altura y edad del niño que la va a utilizar

Para los niños de entre tres y seis años que miden al menos un metro se recomiendan motos que miden como mínimo 50 cm de alto. Para los de seis a catorce años y con alturas entre 1,20 y 1,50 metros, lo aconsejable es que midan más de 60 cm. En lo que respecta al peso, es fundamental que compruebes cuál es el paso máximo que pueden soportar.

Existen modelos que puede soportar hasta 90 kg. En otros casos, sin embargo, no llega a los 50 kg o 60 kg. Por otra parte, en general, los fabricantes suelen indicar el rango de edades para el cual está diseñada la moto. Así, existen algunas pensadas para niños más pequeños, entre los tres y los seis años, y otras pensadas ya más para adolescentes.

Motor

Los primero que tienes que decidir es si quieres un modelo con motor eléctrico o de gasolina. En el primer caso, la potencia suele estar comprendida entre los 250 W y los 1.000 W. Una gran ventaja de los motores eléctricos es que requieren mucho menos mantenimiento. Eso sí, tienes que tener en cuenta la autonomía de su batería y su tiempo de carga.

Si optas por una moto de gasolina, tienes que elegir entre una con un motor de dos tiempos o uno de cuatro. Estos últimos son más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente. Los de dos tiempos son más económicos y requieren menos mantenimiento, si bien sufren mayor desgaste y son menos eficientes.

Sistemas de seguridad

Las minimotos cuentan con diferentes sistemas de seguridad, algunos están presentes en todos los modelos y otros solo en algunos casos. Los más habituales son los siguientes:

  • Frenos: Lo habitual es que utilicen algún tipo de frenos de disco, tanto el delantero como el trasero.
  • Paro de seguridad: Es un dispositivo que detiene el motor de forma automática en el caso de que el niño se baje o se caiga de la moto. Suele ser un cable extensible de goma que conecta el manillar de la moto con la ropa del niño.
  • Limitador de velocidad: Consiste en un tornillo ubicado en el puño de gas del lado derecho del manillar. Suele contar con varias posiciones o agujeros para poder regular la limitación de velocidad.  Es sin duda, una opción ideal para los niños más pequeños y para los menos experimentados.
  • Cubrecadenas: Placa que cubre la cadena para evitar rozadoras o que la ropa se enganche con la cadena.
  • Protección antiquemaduras del tubo de escape: Para evitar quemaduras con el tubo de escape, especialmente en la salida de humo y en la conexión del tubo de escape con el motor.

Resumen

Las minimotos son la mejor opción para que los niños se inicien en el motociclismo. No solo están adaptadas a su tamaño, sino que también cuentan con diferentes sistemas de seguridad pensados para permitirles disfrutar de una conducción más segura. Además, en el caso de que sea necesario, se les pueden adaptar unos ruedines.

En los últimos años, se han popularizado especialmente las que integran un motor eléctrico, ya que son más económicas y precisan un menor mantenimiento. Para elegir la adecuada, es necesario tener en cuenta también otras cuestiones como la edad, el peso y la altura del niño. Y, por supuesto, también su velocidad máxima y autonomía.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Shariff CheLah: 1010447/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?