El trekking o excursionismo (en español) es una modalidad deportiva en la que no se compite. Consiste en recorrer paisajes aislados con dificultad de tránsito, como zonas montañosas o lugares remotos sin senderos. Se lleva a cabo de forma autónoma y generalmente a pie. Trekes un anglicismo que se utiliza para describir la realización de un viaje más largo y complicado.

No debemos confundir el trekking con el senderismo, pues el segundo se desarrolla por senderos balizados, con garantías de seguridad y suele realizarse durante un mismo día. No obstante, son disciplinas cercanas, siendo el excursionismo el precursor del senderismo. Entre los elementos necesarios para el trekking está la mochila, sobre la que hablaremos en este artículo.

Lo más importante

  • Las mochilas deben ser ligeras, cómodas y resistentes.
  • La duración de la actividad o el viaje marcarán la capacidad de la mochila a elegir.
  • Impermeabilidad y ventilación son clave en la mochila para enfrentarnos con éxito a la humedad o las altas temperaturas, algo que veremos más adelante en los criterios de compra.

Ranking: La mejor mochila de trekking del mercado

La mochila de trekking debe ajustarse a las exigencias de la actividad que vamos a realizar. En el mercado existen modelos con características diferentes para dar respuesta a esas necesidades, aunque en algunos casos podemos encontrar productos polivalentes que nos permitirán usarlos en diferentes situaciones. Vamos a conocer algunos artículos de calidad contrastada:

Puesto nº 1: Onyorhan 70 L

Fabricada con poliéster Oxford (tela de gran calidad y ligera utilizada en la confección de camisas). Es una mochila de trekking cómoda, resistente al agua y con un rendimiento duradero. Su diseño ergonómico alivia la presión en los hombros y distribuye el peso, mientras el acolchado en el cinturón reduce el impacto en la cintura.

Posee una gran capacidad, 70 litros, lo que es ideal para excursiones de muchos días o en las que hace falta trasladar gran cantidad de elementos o material. Además, posee varios compartimentos para llevar artículos más pequeños y a los que podemos acceder con mayor rapidez. Está disponible en cuatro colores.

Puesto nº 2: Mountaintop 40 L

Mochila de poliéster con capacidad para 40 litros, suficiente para su utilización en viajes o actividades de varios días, sin arrastrar las incomodidades de un gran tamaño o mayor peso. Es resistente, lo que favorece su durabilidad. Cuenta con cremallera y hebilla de alta calidad que facilitan su uso. Resiste la humedad y dispone de una cubierta de lluvia adicional.

Además del compartimento principal y los bolsillos exteriores, tiene uno interior donde se puede transportar un ordenador portátil con seguridad, así como otro en el frontal con sistema de cierre de velcro y bolsillo oculto. La valoración de los compradores es muy alta, incluso para alguno que la ha utilizado para dar la vuelta al mundo.

Puesto nº 3: Lixada 50 L

Confeccionada en nailon de alta calidad. Tiene un compartimento principal de gran capacidad y múltiples bolsillos exteriores, lo que le permite ofrecer un almacenamiento de 50 litros. El compartimento inferior está separado, así que es un buen lugar para guardar artículos que no conviene mezclar con otros, como el calzado.

Los paneles traseros de malla están acolchados y brindan mayor respaldo y confortabilidad, así como también favorecen la transpirabilidad. Las correas ajustables en hombros, pecho y cintura logran una sujeción perfecta. Se puede adquirir hasta en seis colores diferentes. Los usuarios destacan su resistencia y ligereza.

Puesto nº 4: AmazonBasics

Fabricada en poliéster duradero, con estructura interna y gran capacidad. Está disponible en tres versiones, 50, 60 y 70 litros, aunque en todas ellas sumamos 5 litros más gracias al collarín de extensión. En caso de necesitar mucha capacidad podríamos optar al modelo de 75 litros. El revestimiento exterior resiste la lluvia débil. Se acompaña de cubierta impermeable.

Las correas son ajustables y están acolchadas, igual que la zona lumbar, esta última con canales moldeados para proporcionar apoyo a la parte baja de la espalda y permitir el flujo de aire. Tiene muy buenas críticas y valoraciones por parte de los usuarios, que destacan su resistencia, capacidad y la calidad de los productos de AmazonBasics.

Puesto nº 5: Mardingtop 50/60/65 (+10 L)

Esta mochila puede adquirirse en tres tamaños diferentes, con capacidad para 50, 60 y 65 litros. Además ofrece la posibilidad de aumentar su cabida 10 litros más. Estamos hablando de un producto adecuado para actividades o viajes de muchos días, como puede ser el Camino de Santiago. Es de poliéster resistente al agua, aunque también dispone de cubierta para la lluvia.

Cuenta con una gran compartimento principal, al que se puede tener un acceso rápido mediante una cremallera en la parte delantera. Tiene varios bolsillos, uno de ellos interior para guardar hasta un ordenador portátil. Las correas de los hombros, pecho y cinturón son ajustables y el respaldo es de malla transpirable.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las mochilas de trekking

A continuación conoceremos mejor la mochila de trekking,un producto que debe resistir el maltrato y el esfuerzo propio de la actividad. Se sujeta a la espalda y deja las manos libres. Debe tener ajuste de pecho y cintura para acomodarse totalmente al cuerpo. Así se evitan movimientos que puedan provocar golpes o incomodidad. Las correas deben ser anchas y algo rígidas.

La impermeabilidad de una mochila de trekking es casi una obligación. (Fuente: Rahul Dey: kzQ6gbTRFg/ Unsplash.com)

¿Qué es una mochila de trekking?

La mochila de trekking es un recipiente para llevar el equipaje en actividades al aire libre, principalmente el excursionismo, aunque también se usa en viajes en los que no queremos o no es necesaria la utilización de maletas. Precisamente por estar expuesta a las inclemencias del tiempo, suelen ser bastante impermeables, resistentes y con buena ventilación.

Una de las principales características de las mochilas es que se transportan de una forma cómoda, pegadas al cuerpo mediante correas. De esta forma evitamos que se muevan y además el peso se distribuye entre los hombros y las caderas, sobre todo en estas últimas, facilitando el transporte de nuestro equipaje.

¿Qué partes tiene una mochila de trekking?

Las mochilas de trekking están diseñadas y fabricadas para que podamos transportar los elementos que necesitamos en cada viaje. Cada pedazo de espacio cuenta y es importante, de ahí que esté pensado para ser aprovechado o para hacernos más cómodo llevar la carga. Existen cuatro partes reconocibles que vamos a desarrollar a continuación:

  • Cabeza: Está en la zona superior de la mochila y es el lugar por el que introducimos los elementos que vamos a transportar. A veces tiene bolsillos, que pueden estar situados tanto en el interior como en el exterior.
  • Compartimento principal: Es la parte más grande de la mochila y en la que almacenamos la mayor parte de los elementos que queremos transportar. Suele ser de nailon e impermeable.
  • Espaldera: Tiene el contacto con la espalda, lo que la convierte en la parte más importante de la mochila. Debe proteger esta delicada zona del cuerpo, a la vez que distribuir bien el peso, mediante correas que se sitúan en los hombros, a veces se añade una en el pecho, y el cinturón lumbar.
  • Bolsillos: Son compartimentos más pequeños, normalmente adecuados para algún elemento concreto que vamos a llevar, casos de la cantimplora, brújula, linterna. Algunos están situados en el exterior y otros en el interior. Los hay hasta secretos para guardar, por ejemplo, una cartera u otros objetos de valor. Y adaptados para ordenadores portátiles.

Es muy importante distribuir bien la carga de la mochila de trekking para que no existan desequilibrios que obliguen a un mayor esfuerzo. (Fuente: Khamkhor: McziCxxM/ Unsplash.com)

¿Qué accesorios puede llevar una mochila de trekking?

Algunas mochilas de trekking son más simples que otras. Todo depende de lo que uno quiere añadir a lo básico para sentirse más cómodo o disfrutar de un mejor servicio o protección. Es el caso de la cubierta de agua, muy necesaria para protegerse de la lluvia. También en algún compartimento principal se puede colocar una rejilla de suspensión para distribuir el peso.

Uno de los accesorios que puede ser de una gran utilidad y se ha puesto muy de moda es el sistema de hidratación. Se trata de una bolsa recargable con un tubito, que se coloca en un compartimento exterior para que puedas beber en cualquier momento sin necesidad de quitarte la mochila para buscar la cantimplora o una botella.

¿Cómo lavar y mantener una mochila de trekking?

La limpieza de la mochila de trekking se puede realizar con una esponja empapada en agua jabonosa tibia (máximo 30 ºC). Salvo que sean fabricados específicamente para este tipo de materiales, hay que evitar los detergentes muy agresivos y que pueden dañar la tela de la mochila. Tampoco se deben utilizar suavizantes.

El secado tiene que hacerse de forma natural, a temperatura ambiente y sin exposición directa a fuentes de calor como el sol, colgando la mochila o colocándola sobre una superficie plana y limpia. Para prolongar la vida útil de la mochila, debemos almacenarla en un lugar seco o en una bolsa grande de algodón.

La limpieza de la mochila de trekking se puede realizar con una esponja empapada en agua jabonosa tibia (máximo 30 ºC). (Fuente: Kace Rodriguez: p8F32o-S8iA/ Unsplash.com)

¿Qué tipo de mochila de trekking es la adecuada según la capacidad?

Cuando vamos a adquirir una mochila de trekking,debemos tener claro la capacidad que necesitamos, dependiendo de la actividad que vayamos a realizar y el tiempo de duración de la misma, ya que todo eso influye en el número de elementos que pretendemos transportar. Nos encontraremos con las siguientes opciones:

  • De 10 a 30 litros: Se utilizan para actividades de unas horas o un solo día en las que necesitemos simplemente transportar algo de ropa y comida. En invierno nos interesa más la de 30 litros, pues generalmente hay que llevar alguna prenda de abrigo a mayores. Son mochilas muy ligeras.
  • De 40 litros: Son mochilas ideales para actividades de 2 o 3 días, como una salida de fin de semana. Cuentan con la capacidad necesaria para llevar algo más de ropa, comida y elementos, como una cámara fotográfica, una tablet.
  • De 50 a 65 litros: Estamos ante mochilas con una buena capacidad de carga, adecuadas para salidas de cinco días o una semana. En rutas por montañas también nos permite tener espacio para llevar material o equipación concreta para esa actividad.
  • Más de 65 litros: Para viajes de larga duración, como puede ser una ruta de peregrinación por el Camino de Santiago o una vuelta al mundo. Su capacidad te permite llevar de todo, pero hay que tener en cuenta que no son ligeras y que tu cuerpo debe cargar con un peso que no te haga sufrir molestias o derive en lesiones.

¿Cómo distribuir la carga en una mochila de trekking?

Es muy importante distribuir bien la carga de la mochila de trekking para que no existan desequilibrios que obliguen a un mayor esfuerzo, que causen molestias o incluso puedan producir lesiones. Pero también esta distribución nos ayudará a disponer de los elementos almacenados más necesarios de una forma rápida y sencilla, sin vernos obligados a sacar todo el contenido.

En el fondo de la mochila debemos colocar ropa o elementos que no vamos a usar de forma inmediata. En la mitad podemos situar material pesado o aquel que queremos llevar más protegido. En la parte superior, los artículos de uso frecuente, como la comida o el protector solar. En los bolsillos exteriores, lo que queremos tener más a mano, como el teléfono o la brújula.

Algunas mochilas de trekking son más simples que otras. (Fuente: Holly Mandarich: UVyOfX3v0Ls/ Unsplash.com)

¿Cuáles son las marcas más reconocidas de mochilas de trekking?

Las críticas y valoraciones de los compradores son el mejor termómetro para medir la calidad de los productos, también en relación con su precio. Los fabricantes se exponen a este veredicto y en las mochilas de trekking encontramos varias marcas que sacan nota. Entre ellas están las firmas que citamos a continuación:

  • Mountaintop: Este fabricante chino ofrece productos muy económicos, sin por ello perder el nivel de calidad. Sus mochilas disponen de varios bolsillos interiores y exteriores. Incluso de compartimentos ocultos, que podemos utilizar para esconder objetos de valor.
  • Salomon: Firma de gran reconocimiento internacional en la fabricación de material deportivo. Tras varias décadas en el sector, la marca francesa radicada en la ciudad de Annecy cuenta con productos muy desarrollados y de gran calidad, como es el caso de las mochilas de trekking.
  • Mardingtop: Esta marca destaca por sus mochilas de trekking resistentes, cómodas y versátiles. Cuenta con un amplio catálogo, destacando también la gran calidad de sus mochilas militares tácticas.

Criterios de compra

Cuando nos dirigimos a comprar una mochila de trekking debemos tener claros cuatro o cinco conceptos. La capacidad nos indica en litros el volumen de la carga que puede asumir. El material de fabricación debe ser impermeable y favorecer la transpiración. Si le añadimos un sistema de sujeción adecuado, algo fundamental como la comodidad estará asegurada.

  • Capacidad
  • Comodidad
  • Ventilación
  • Impermeabilidad
  • Sujeción

Capacidad

Si pretendemos hacer un viaje o una actividad al aire libre durante varios días, necesitamos una mochila con gran capacidad. También si nuestra intención es trasladar muchos elementos o de gran tamaño. No obstante, nos referimos a materiales no muy pesados, ya que las mochilas tienen un límite de resistencia y nosotros tampoco podemos cargar con pesos excesivos.

Se recomienda no superar en un 10 % nuestro propio peso cuando vamos a realizar largos recorridos. La capacidad de la mochila se mide en litros. Las de 20 o menos son ideales para trayectos de poco tiempo. Con 40 litros tenemos un artículo con buena capacidad y ligero para algunos días. Si el viaje es de larga duración hay que optar por mochilas de 65 litros o más.

Las mochilas de trekking están diseñadas y fabricadas para que podamos transportar los elementos que necesitamos en cada viaje. (Fuente: Danka Peter: tvicgTdh7Fg/ Unsplash.com)

Comodidad

Teniendo en cuenta que la mochila es un elemento que debemos cargar sobre nuestras espaldas y nos va a exigir un esfuerzo físico, es imprescindible que sea lo más cómodo posible. Además, en muchas actividades vamos a cargarla durante varias horas y quizás muchos días. El material, la forma o las correas de sujeción no pueden causarnos molestias.

Ventilación

Cuando cargamos una mochila de trekking estamos realizando un esfuerzo físico, tanto por la carga que debemos soportar como por la exigencia del terreno por el que estamos caminando. Eso hace que la sudoración aparezca. Y en la espalda aumenta el problema al estar pegada a la estructura de la mochila.

Por ello es muy importante que pongamos mucha atención al modelo que vamos a adquirir, aunque la mayoría están confeccionados con materiales que favorecen la transpirabilidad. Las mochilas de alta gama incluso disponen de un sistema de ventilación que ayudará a los usuarios a estar bastante frescos.

Una de las principales características de las mochilas es que se transportan de una forma cómoda, pegadas al cuerpo mediante correas. (Fuente: Christopher Burns: Lh2qwkppkf8/ Unsplash.com)

Impermeabilidad

La impermeabilidad de una mochila de trekking es casi una obligación. Estamos ante un producto que vamos a utilizar en condiciones meteorológicas adversas. Debemos resguardar de la humedad los elementos que llevamos almacenados. En general, el material de fabricación de los diferentes modelos protege del agua. Además, suelen ir acompañados de cubiertas para la lluvia.

Sujeción

Las mochilas disponen de varios sistemas de sujeción, lo que te permite llevar la carga con más comodidad y seguridad. Empezando por las correas de los hombros, que suelen estar acolchadas y asumen una parte del peso transportado. Son ajustables para regular la altura y la distancia de la mochila con el cuerpo.

Luego tenemos los cinturones lumbares. Mantienen la mochila pegada al cuerpo, evitan que se mueva y te golpee al caminar, así como ayudan a soportar parte del peso. Por último, hay modelos que tienen correa para el pecho. Una sujeción que apoya a las anteriores, pero que no es absolutamente necesaria.

La mochila de trekking es un recipiente para llevar el equipaje en actividades al aire libre, principalmente el excursionismo. (Fuente: Austin Ban: juHayWuaaoQ/ Unsplash.com)

Resumen

Una buena elección de la mochila de trekking hará mucho más cómodas y tranquilas tus aventuras al aire libre, así como los viajes que realices en cualquier tipo de medio de transporte. Hemos conocido las diferentes características que tienen los distintos modelos y su idoneidad para cada tipo de actividad o situación.

Ahora queda que cada usuario encuentre la opción que más le conviene. No es difícil y además cuenta con la buena calidad que ofrecen la práctica totalidad de los fabricantes. Lo que no puede ser negociable es la confortabilidad. Tenemos que sentirnos totalmente cómodos, incluso en situaciones de máxima exigencia.

Comparte con tus amigos y deja un comentario si este artículo te ha gustado.

(Fuente de la imagen destacada: Chris Hayashi: gbaeHydpgtE/ Unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Avatar
Los redactores de REVIEWBOX.es investigan y escriben artículos informativos de la más alta calidad sobre diferentes temas de consumo. Agustín se especializa en productos deportivos y tecnología.