Los monitores secundarios están de moda. Ya sea para gamers, youtubers o creadores de contenido, entre otros, cada vez son más las personas que prefieren disponer de otro monitor para complementar la actividad de su ordenador principal. ¿Pero habías escuchado hablar alguna vez de los monitores USB-C?

Si la respuesta es negativa, no debes preocuparte. Principalmente por dos motivos: porque es un producto bastante nuevo en el mercado y porque en este artículo te aportaremos las claves para conocer en qué se basa, qué ventajas ofrece y por qué te puede interesar. ¿Estás listo para entrar en la era de la tecnología avanzada? ¡Empecemos!

Lo más importante

  • Los monitores USB-C permiten transferir energía, datos y vídeo a máxima velocidad.
  • El cable USB-C es el único requerimiento para poder utilizar este tipo de monitores, y además permite cargar directamente la batería de tu portátil para mayor comodidad.
  • El monitor USB-C supone una revolución tecnológica y ofrece algunas de las prestaciones más avanzadas del mercado. En la sección “Criterios de compra” te mostramos las características que incorpora y que te harán soñar despierto.

Ranking: Los mejores monitores USB-C del mercado

Cuando hablamos de monitores USB-C debemos tener en cuenta que la mayoría son de gama alta, por lo que sus prestaciones tecnológicas parecen inmejorables. Sin embargo, existen distintas características que te pueden llevar a escoger un modelo por encima de otro. En esta sección queremos mostrarte los monitores USB-C más destacados.

Puesto nº 1: LG 29UM59A-P

Este monitor USB-C profesional LG de color negro contiene una resolución de 2560 x 1080 píxeles, tiene 29 pulgadas y una ratio de pantalla de 21:9. Además, su panel IPS permite colores constantes a 178 grados de ángulo de visión para que no te pierdas ningún detalle mientras estés visualizando tus imágenes favoritas.

Su tecnología RADEON FreeSync permite disfrutar de la acción sin parpadeos. También permite unir hasta 4 pantalla gracias a la ScreenSplit Multipantalla. Esta es una función realmente interesante para mejorar la productividad en entornos de cotrabajo, donde se requiere de la máxima capacidad tecnológica con las mínimas complicaciones.

Puesto nº 2: BenQ PD2710QC

Pensado para diseñadores, este monitor USB-C tiene 27 pulgadas y una resolución de 2560×1440. Su tecnología IPS permite visualizar colores brillantes y un amplio ángulo de visión, lo que también resultará útil a los gamers que busquen sacar el máximo rendimiento en su monitor USB-C, entre otros profesionales o aficionados avanzados.

Además, el contenido del monitor USB-C se puede visualizar en distintos modos: Darkroom, CAD / CAM y Animación. De esta forma pueden verse los detalles escondidos de cada diseño, para los que no quieran perderse detalle. La tecnología Eye-Care se asegurará de cuidar tus ojos si te encuentras ante alguna incomodidad ocular.

Puesto nº 3: HP Pavilion 27 B&O

Este monitor USB-C es ultraplano, lo que puede ser interesante si dispones de poco espacio o bien si lo tienes que transportar a menudo. Su pantalla, además, viene con microborde, y puede utilizarse en el escritorio o pared. Tiene un tamaño de 27 pulgadas, es Full HD y cuenta con una calidad de visualización desde todos los ángulos.

Como característica destacada, dispone de una cámara emergente de privacidad con tecnología FHD de alta resolución y con dos micrófonos. Permite utilizar la cámara cuando la necesites y luego retirarla para garantizar tu seguridad. Olvídate de los papeles incómodos que colocamos a menudo frente a la cámara de nuestros dispositivos.

Puesto nº 4: LG 34UC99-W

Con 34 pulgadas y de color blanco, este monitor curvo UltraWide QHD cuenta con una resolución de 3440 x 1440 píxeles, una ratio de pantalla de 21:9 y 75 hercios. Permite añadir hasta cuatro pantallas en un mismo ordenador para mejorar el rendimiento en el trabajo o mientras disfrutas de los videojuegos en compañía.

También especifica que el conector USB-C es compatible con todas las marcas de ordenador, algo habitual, pero que es interesante tenerlo en cuenta para evitar confusiones. Su panel IPS permite colores constantes a 178 grados de ángulo de visión para que no te pierdas ningún detalle de lo que estés visualizando o realizando.

Puesto nº 5: BenQ EW3270U

El monitor USB-C de 32 pulgadas es el que ofrece una resolución más alta dentro de los modelos presentados (3840 x 2160). Por lo tanto, te resultará ideal si estás buscando un dispositivo capaz de captar la máxima calidad en la imagen, de una forma profesional, sumergiéndote dentro de la acción y sin perderte ningún detalle.

Tiene un formato 16:9 y cuenta con la tecnología Brightness Intelligence Plus. Esto significa que el monitor ajusta dinámicamente el brillo y la temperatura de color en función del contenido presente en la pantalla y de las condiciones de luz ambiental. Es, sin duda, una función para los que busquen el máximo nivel.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los monitores USB-C

No tienes que preocuparte si nunca habías escuchado el término USB-C. Ni tampoco si desconoces qué une a este concepto con el monitor. El objetivo de esta sección es resolver aquellas dudas que puedan surgirte cuando te planteas adquirir este producto tecnológico innovador, así como presentarte información que pueda ser de tu interés.

Monitor USB-C

La ratio de pantalla indica la forma geométrica del monitor, por lo que te interesará conocer cuál es la mejor forma para ti.
(Fuente: Madison Yocum: w2w50o4CxbM/ Unsplash.com)

¿Qué novedad presenta el monitor USB-C?

Tras unos años asentados en los USB “de toda la vida”, ahora el USB-C, que quiere posicionarse como el nuevo estándar, ha transformado las conexiones entre monitores y ordenadores. Presenta la ventaja de contener un formato reversible y permite acceder a mayores velocidades de transferencia, así como a mayores suministros de corriente.

Pero su llegada también ha traído consigo un caos de variantes, versiones y cables incompatibles. Apple, en sus nuevos MacBook, ha sido pionero en introducir esta nueva posibilidad de conexión y otros fabricantes lo han seguido con el pretexto de poder eliminar puertos USB-A o de vídeo tomando como referencia esta nueva modalidad.

¿Serán los monitores USB-C el nuevo estándar para un futuro próximo?

Si te estás planteando la compra de un monitor USB-C, seguramente te interese saber hasta qué punto este es un producto que va a asentarse en el mercado o bien si aparecerán nuevos formatos que lo sustituirán. Lo cierto es que este modelo establece unas bases sobre las que será difícil volver atrás.

La posibilidad de cotrabajo con otros usuarios es una realidad laboral en auge del que la tecnología no puede quedarse al margen. Además, la compatibilidad con múltiples dispositivos es también una necesidad resuelta en este formato, considerando que cada vez utilizamos más herramientas tecnológicas que deben trabajar conjuntamente.

Monitor de joven

Un monitor USB-C puede tener múltiples usos.
(Fuente: Hussam Abd: k1L77eGXZss/ Unsplash.com)

¿Qué ventajas ofrece el monitor USB-C respecto del resto?

Para algunas personas el hecho de reunir todos los conectores anteriores en uno solo pueda ser un quebradero de cabeza. Pero lo cierto es que, una vez nos adaptamos, este nuevo producto puede proporcionarnos algunas ventajas a tener en cuenta. En la siguiente tabla queremos mostrarte por qué te puede resultar útil el monitor USB-C.

Ventajas del monitor USB-C Descripción
Amplía la productividad Utilizar más de un monitor a la vez puede mejorar la productividad en el trabajo.
Espacio de trabajo móvil Cada vez requerimos de más movilidad a la hora de trabajar. Utilizar el monitor mediante USB-C permite una rápida y sencilla conexión desde cualquier lugar.
Conexiones mixtas Cuando solemos trabajar en entornos que requieren distintas configuraciones de cables complejas, con el monitor USB-C este entramado queda resuelto.
Conexión con un solo cable Trabajar con un solo cable acaba con el desorden habitual, uniendo en una sola conexión estándar la señal de vídeo, datos y alimentación.
Potencia y rapidez Las velocidades de transferencia son mucho mayores en los monitores USB-C que en los conectores USB 2.0. Alcanzan hasta 100 vatios (W) de potencia.

¿Cuándo se recomienda escoger un monitor USB-C?

Un monitor USB-C puede tener múltiples usos. Si buscas principalmente la opción de poder cargar tu ordenador directamente mediante este monitor, seguramente puedes encontrar otras opciones. Pero en lo que seguro que el monitor USB-C te facilitará las cosas es si tu objetivo es conectar tu ordenador con un monitor de altas capacidades.

En primer lugar, difícilmente ningún otro monitor te proporcionará las capacidades tecnológicas que ofrece este producto. Además, cada vez son más los dispositivos que utilizan el conector USB-C, por lo que nunca ha habido un mejor momento para hacerse con él. Si necesitas un monitor avanzado para tu trabajo, esta es una buena opción.

Monitor USB-C

Las pulgadas de la pantalla de tu monitor será otro de los elementos decisivos antes de hacer la compra.
(Fuente: Fotis Fotopoulos: LJ9KY8pIH3E/ Unsplash.com)

¿Cómo han evolucionado los conectores del monitor hasta llegar al USB-C?

A veces, para valorar lo que tenemos es recomendable ver de dónde venimos. ¿Cómo hemos llegado al nivel de monitor USB-C, tan avanzado tecnológicamente? Hasta ahora, ¿cómo funcionábamos? A continuación, queremos mostrarte distintos conectores que han ido sirviendo a los monitores a lo largo de los últimos años, para ver su evolución.

VGA DVI HDMI DisplayPort USB-C
Antigüedad Es el más antiguo que está en uso en los monitores actuales. Debería haber sustituido al conector VGA, pero le costó implantarse. Ha ido pasando por varias versiones, la mayoría compatibles entre ellas. Se creía que podía sustituir al HDMI, pero no ha sido así. Llegada bastante reciente al mercado.
Tipo señal Analógica. Digital. Digital. Digital. Digital.
Particularidades Imagen resultante carece de mucha definición. Es habitual verlo en monitores con resolución Full HD. Es el conector que suele venir por defecto en la mayoría de monitores del mercado. Permite conectarse en varios monitores, y solo el primero de ellos debe estar conectado a nuestro ordenador. Es capaz de alimentar al monitor. Este tipo de monitores se suelen ver en ordenadores de gama bastante alta.

¿Cómo puedo saber si debería comprar un monitor USB-C o un televisor?

La frontera que diferencia a un monitor USB-C de un televisor de gama alta cada vez está más abierta. Aunque tradicionalmente uníamos a los ordenadores con los monitores y las consolas de videojuegos con los televisores, actualmente esta simbiosis ya casi no existe. Esto proporciona un abanico mucho mayor de opciones a disponibles.

Para los usuarios que suelen competir online en videojuegos o necesitan obtener un alto rendimiento, les será más útil un monitor USB-C que un televisor. El tiempo de respuesta y la latencia de entrada son inferiores en los monitores. Además, pueden obtener cadencias de imágenes por encima de los 60 FPS. ¡Lo agradecerás!

Criterios de compra

Aparentemente, todos los monitores USB-C se parecen los unos a los otros. Y es habitual pensar que la importancia del rendimiento que obtengas reside en tu ordenador, menospreciando la calidad diferencial que puede darte este producto. En esta sección queremos hablarte de los elementos a tener en cuenta antes de realizar tu compra.

  • Resolución
  • Pulgadas
  • Frecuencia de actualización
  • Ratio de pantalla
  • Comparador

Resolución

Cuando todavía hay quien habla de la resolución 4K, ¡algunos monitores USB-C ya incluyen la 5K! En los monitores USB-C que presentamos en el Ranking puedes ver modelos tan avanzados como este, pero también otros formatos de resolución como Quad HD (2560 x 1440 píxeles, que es mayor que 1080p, pero menor que 4K), otras Full HD y la UHD.

Al lado de la resolución, también puedes encontrarte con una cifra mesurada en Hercios (Hz). Es la frecuencia de actualización y se refiere a la velocidad con la que el contenido de la pantalla se actualiza, medida en imágenes por segundo. Cuando pensamos en monitores USB-C de alto rango, nos va a ser útil tener en cuenta estas medidas.

Monitor USB-C

Depende del tipo de actividades que acostumbres a realizar en el monitor, te interesará obtener un tamaño más pequeño o más grande.
(Fuente: Tam Nguyen: YRRxQ_PSJCU/ Unsplash.com)

Pulgadas

Las pulgadas de la pantalla de tu monitor será otro de los elementos decisivos antes de hacer la compra. Si bien otros aspectos pueden pasarse más por alto, este debemos considerarlo. ¿A qué tamaño quieres visualizar tus actividades frente al monitor? El rango utilizado puede ir entre las 25 y 43 pulgadas, aunque existen otras medidas.

Depende del tipo de actividades que acostumbres a realizar en el monitor, te interesará obtener un tamaño más pequeño o más grande. ¿Vas a visualizar vídeos habitualmente y necesitas verlos en toda su calidad? ¿O su uso es más bien de escritura, menos visual? Según cómo quieras ver tu trabajo, será mejor que escojas un tamaño u otro.

Frecuencia de actualización

La frecuencia de actualización es la cantidad de veces que el monitor USB-C se actualiza con nuevas imágenes en cada segundo. Se mide en hercios, y se puede encontrar habitualmente en las características de cada producto en su denominación internacional como Hertz o, en su abreviatura, con las siglas Hz.

Para verlo más claramente, ponemos un ejemplo: una frecuencia de actualización de 60 Hz (bastante habitual en los monitores USB-C, junto a los 75 Hz) significa que la pantalla se actualiza 60 veces por segundo. Para que lo tengas en cuenta, una mayor frecuencia de actualización nos mostrará una imagen más suave.

Monitor USB-C

La frecuencia de actualización es la cantidad de veces que el monitor USB-C se actualiza con nuevas imágenes en cada segundo.
(Fuente: John Sorenson: wzPFQKHtwgw/ Unsplash.com)

Ratio de pantalla

La ratio de pantalla indica la forma geométrica del monitor, por lo que te interesará conocer cuál es la mejor forma para ti. De hecho, según cada actividad que se realice en el monitor USB-C, será mejor utilizar una ratio de pantalla u otra. Su origen se remonta a los inicios del cine y ha ido evolucionando con el tiempo.

Las ratios de pantalla más utilizados son los de 16:9, 21:9 y 4:3. Concretamente, hacen referencia a la relación que hay entre el número de píxeles horizontales con el número de píxeles verticales. Así, es la mejor forma de averiguar si nuestro monitor USB-C va a tener una forma más cuadrada o rectangular. ¿Con cuál te quedas?

Comparador

Hemos visto algunos de los monitores USB-C más destacados que podemos encontrar actualmente en el mercado. También hemos profundizado en los criterios a tener en cuenta. En la siguiente tabla, queremos comparar ambos aspectos. Pensamos que el hecho de verlos en un mismo espacio puede ayudarte a realizar la elección más acertada.

LG 29UM59A-P BenQ PD2710QC HP Pavilion 27 B y O LG LG 34UC99-W BenQ EW3270U
Resolución 2560 x 1080 2560 x 1440 1920 x 1080 3440 x 1440 3840 x 2160
Pulgadas 29” 27” 27” 34” 32”
Frecuencia actualización 75 Hz 60 Hz 60 Hz 75 Hz 60 Hz
Ratio de pantalla 21:9 16:9 16:9 21:9 16:9

Resumen

El monitor USB-C es todavía un desconocido para muchos usuarios. Sin embargo, su uso no deja de crecer, entre escépticos y convencidos. Además de cargar tu ordenador directamente con el conector tipo C al monitor, con este dispositivo podrás ampliar tu productividad y aumentar la rapidez y potencia de tus conexiones, entre otros aspectos.

En este artículo te hemos introducido a las ventajas que supone utilizar el monitor USB-C. Sin embargo, ten en cuenta que se trata de un producto pensado para los usuarios más avanzados. Si el uso que vas a darle es más bien básico, quizás te será suficiente con uno más sencillo. Pero si buscas lo mejor de lo mejor, estás en lo correcto.

Si este artículo te ha ayudado a conocer mejor los monitores USB-C, te animamos a compartirlo en redes sociales y a dejarnos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Barie: q0HdSgdNBNM/ Unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Núria Vila Periodista
Núria Vila
Periodista de formación, ahora estoy especializada en marketing digital. Trabajar en este ámbito me permite unir mis conocimientos en tecnología con la comunicación, con el fin de acercar las novedades imparables del mercado al público.