Última actualización: 12/01/2023

Nuestro método

19Productos analizados

63Horas invertidas

11Artículos evaluados

111Opiniones de usuarios

Una moto infantil eléctrica es un pequeño vehículo motorizado fabricado para ser usado de forma segura por los más pequeños. Cabe aclarar que la diferencia entre estos vehículos y las bicicletas radica en su velocidad, tamaño, capacidad de peso y fuente de energía (batería).

Este vehículo funciona gracias a una batería recargable y su velocidad no supera los 10 km/h. Si estás decidido a comprar una moto infantil eléctrica para tu hijo, pero no sabes qué modelo elegir, ¡sigue leyendo! Te contaremos todo lo que necesitas conocer sobre este producto. De esta manera, podrás hacer una excelente elección de compra.




Lo más importante

  • Las motos eléctricas para niños cuentan con funciones muy divertidas. Tienen sonidos y efectos que mejoran la experiencia de juego y son muy originales.
  • Deben estar fabricadas con materiales de calidad, que aseguren el bienestar del niño y su estabilidad. Las ruedas deben ser grandes y robustas, de plástico duro o de goma EVA; y en ocasiones, puedes encontrar algunos modelos con ruedines de apoyo desmontable.
  • Las motos infantiles son también muy útiles para que los niños desarrollen su motricidad y coordinación.

Las mejores motos infantiles eléctricas del mercado: nuestras recomendaciones

La moto infantil eléctrica de aspecto más realista

Es una moto infantil eléctrica equipada con una batería de 6 V y apta para niños mayores de 3 años. Tiene licencia oficial de la reconocida marca de motocicletas y puede alcanzar una velocidad de 5-6 km/h.

Cumple con las normativas de seguridad de la UE y tiene detalles decorativos que simulan a una moto cross genuina. Además, dispone de ruedas estabilizadoras y bandas de goma en la rueda motriz.

La mejor moto infantil eléctrica de estructura robusta

Se trata de una moto infantil eléctrica de tipo vespa para niños mayores de 3 años. Soporta un peso máximo de 30 kg y funciona como lo hace una motocicleta real, por lo que apretando el pedal se acelera y alcanza una velocidad máxima de 3 km/h.

El motor es de 6 V y ofrece una buena tracción posterior. Por otro lado, dispone de luces LED, reproductor MP3 multifunción y una batería de larga duración que otorga una autonomía de funcionamiento continuo de 45 minutos.

La mejor moto infantil eléctrica de óptimo agarre

Esta moto infantil eléctrica tiene una batería recargable de 6 V y una velocidad máxima de 2-5 km/h. Su tiempo de uso aproximado es de 1 hora (en movimiento) y es apta para mayores de 3 años.

La moto se encuentra totalmente equipada con altavoz, reproductor de música, USB y MP3, así como control de volumen, pedal acelerador, faros con luz LED e indicador de potencia. A su vez, su movimiento es suave y fluido, y sus ruedas laterales proporcionan un óptimo nivel de agarre.

La mejor moto infantil eléctrica y económica

Moto infantil eléctrica con batería de 6 V, la cual ofrece un rendimiento continuo de 45 minutos. Cuenta con 3 ruedas, tiene licencia oficial de la emblemática marca de automóviles y es un modelo económico.

Soporta un peso máximo de 20 kg y puede utilizarse en interiores y en exteriores, alcanzando una velocidad máxima de 2.5 km/h. A su vez, es una moto fácil de operar y que proporciona una gran comodidad en su asiento de cuero suave de polipropileno.

La mejor moto infantil eléctrica por su fiabilidad

La moto infantil eléctrica cuenta con licencia oficial de la mundialmente conocida marca de automóviles y es apta para niños mayores de 3 años. Está fabricada en España y cumple con las normativas de seguridad requeridas por la UE.

La moto posee una batería de 12 V que puede alcanzar una velocidad de 5-6 km/h por intermedio del acelerador en puño. Asimismo, cuenta con luces LED delanteras y traseras, batería, cargador y una serie de extras como maleta trasera para pequeños objetos y kit de equipaje.

Otras motos eléctricas infantiles recomendadas por la redacción

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre las motos infantiles eléctricas

Moto infantil eléctrica

Este vehículo funciona gracias a una batería recargable y su velocidad no supera los 10 km/h. (Fuente: Toys. P/5997597/ pexels)

¿Cuáles son las ventajas de las motos infantiles eléctricas?

Este lujoso juguete para niños tiene muchas ventajas, ya que desarrolla diversas habilidades al mismo tiempo que brinda diversión. Aquí te explicamos todo esto:

  • Mejoran su motricidad: las motos de batería para niños tienen accesorios que despiertan la curiosidad de los niños, quienes aprietan botones, juegan con el manillar, tocan los materiales de la moto y más.
  • Desarrollan su coordinación y equilibrio: al subir a una moto en miniatura, los niños deben ser capaces de mantener el equilibrio y esto mejora su capacidad de mantener su postura por ellos mismos.
  • Ejercitan su inteligencia: en su moto eléctrica infantil hay diferentes botones y funciones, por lo que deben ser capaces de coordinar sus movimientos para conducir el juguete.
  • No necesitas de experiencia previa y te brinda un vehículo seguro para que el niño pueda disfrutar sin que tengas que acompañarlo.

Criterios de compra

Edad

La elección de una moto infantil eléctrica debe depender principalmente de la edad de la criatura, la experiencia y el nivel de habilidad de tu hijo. De modo que, algunos niños están preparados para montar a edades tempranas (2-3 años), mientras que otros no pueden manejar una hasta los 5 o 6 años.

Por lo que debes asegurarte de elegir un modelo seguro que se adapte a la altura y el peso de tu hijo, así como a su capacidad. Es importante tener en cuenta que las motos infantiles eléctricas tienen límites de edades estimadas por el peso que soportan. Por lo que, hay que tener en cuenta todas estas variables a la hora de elegir.

Seguridad

Tener un hijo es una tarea ardua y cuidar de ellos mientras juegan y se divierten no es la excepción. De modo que es fundamental pensar en las medidas de seguridad que ofrece cada moto infantil eléctrica para estar tranquilo de que tu pequeño está en buenas manos.

Además, seguridad y comodidad van de la mano, puesto que un diseño en el que el niño esté cómodo podrá brindarle mayores cuidados. En este sentido, hay que considerar superficies bien acolchadas, ruedas estables, materiales de calidad y resistencia, para que no quede expuesto a golpes o caídas.

(Fuente de la imagen destacada: Lazurni/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones