Ordenador Apple

Corren buenos tiempos para los ordenadores de sobremesa, ya que a pesar de que su volumen de ventas se ha resentido ante el auge de los portátiles, las tabletas y los smartphones, lo cierto es que cada vez hay una mayor variedad de opciones. Así, es posible encontrar desde potentes equipos gaming hasta mini PC, pasando por propuestas tan interesantes como los All in One.

En este contexto, elegir un ordenador de sobremesa puede resultar, según se mire, mucho más fácil o mucho más difícil. En cualquier caso, lo que no se pueden negar son las importantes ventajas que ofrecen estos equipos, con los que tienes garantizado un rendimiento óptimo a lo largo de varios años y una magnífica relación calidad-precio.

Lo más importante

  • En la actualidad, existe una gran variedad de ordenadores de sobremesa: HTPC, equipos gaming, barebones, All in One y ordenadores táctiles, entre otros.
  • Los principales usos de los ordenadores de sobremesa son navegar por Internet, jugar a videojuegos, realizar tareas de ofimática y reproducir contenido multimedia.
  • Antes de elegir un ordenador, tienes que tener claro qué uso vas a hacer de él. A partir de ahí, los principales componentes que tienes que tener en cuenta son el procesador, la memoria RAM, las unidades de almacenamiento, la placa base y la tarjeta gráfica.

Los mejores ordenadores de sobremesa del mercado: nuestras recomendaciones

A continuación, te presentamos la selección de ordenadores de sobremesa que hemos que hemos elaborado desde REVIEWBOX.es. Hemos incluido artículos muy variados para distintos tipos de usuarios y puedes encontrar desde la opción favorita de los usuarios online hasta un equipo gaming de alta gama. Eso sí, todos destacan por su magnífica relación calidad-precio.

Lenovo Ideacentre 510, bueno, bonito, barato y muy versátil

Un equipo muy equilibrado, que te asegura un excelente rendimiento en ofimática, productividad y multimedia. Integra un procesador Intel Core i5-8400 de seis núcleos a 2.8 GHz (gigahercios) y hasta 4 GHz en modo turbo, 8 GB (gigabytes) de memoria RAM DDR4 a 2.666 Mhz (megahercios) y una unidad SSD de 512 GB.

Cuenta con una gráfica integrada Intel UHD Graphics 630 y con Windows Home 10. Si lo prefieres, existen versiones con gráfica dedicada.

HP OMEN 880, la mejor opción gaming

Un PC gaming con una excelente relación calidad-precio, con un diseño espectacular y con magníficas posibilidades de ampliación. Además, con la garantía de HP. ¿Se puede pedir más?

Integra un procesador de octava generación Intel Core i5-8400 con seis núcleos a 2,8 GHz (hasta 4 GHz en modo turbo), 8 GB de memoria RAM DDR4 2.400 MHz, una gráfica GeForce GTX 1060 con 3 GB de memoria GDDR5, un disco duro de 1 TB (terabyte) y una unidad SSD de 128 GB.

Calidad y diseño, la mejor apuesta de Apple

Apple iMac con pantalla retina 5K de 27” (pulgadas), un procesador de séptima generación Intel Core i5 de cuatro núcleos a 3,4 GHz, con 8 GB de memoria RAM ampliable y con tarjeta gráfica Radeon Pro 570, 575 o 580.

Dado que se trata de un modelo del 2017 y, por tanto, es la penúltima versión tras la reciente salida de la versión del 2019, su relación calidad-precio es casi insuperable. Además, incluye el Magic Keyboard y el Magic Mouse.

La mejor opción All in One

Si buscas un ordenador todo en uno a un precio económico y que te garantice unas buenas prestaciones, no lo dudes el MEDION AKOYA E23401 es tu mejor opción.

Se presenta en una configuración con una pantalla 23,8″ Full HD, un procesador Intel Core i3-7020U de dos núcleos a 2,3 GHz, 8 GB de memoria RAM DDR4 a 2.400 MHz, un disco duro de 1 TB de capacidad y una unidad SSD de 128 GB. Además, viene con una gráfica integrada Intel UHD Graphics.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los ordenadores de sobremesa

A la hora de comprar un ordenador de sobremesa, es fundamental que tengas en cuenta una serie de cuestiones importantes. No olvides que existen distintos modelos de ordenador de sobremesa y que no todos ofrecen las mismas prestaciones. Por esta razón, en esta sección nos proponemos aclararte las principales dudas que te pueden surgir durante el proceso de compra.

Mujer frente a monitor

Suelen ser equipos mucho más potentes.
(Fuente: Polc: 82724493/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los ordenadores de sobremesa?

Los ordenadores de sobremesa son equipos informáticos pensados para utilizarse en una ubicación fija, como puede ser un escritorio, una mesa o un mueble. Aunque, a menudo, se asocian con torres de gran tamaño, lo cierto es que en los últimos años se ha producido una gran evolución en su diseño, desarrollándose equipos con dimensiones mucho más reducidas.

En general, precisan de un teclado, un ratón y un monitor que se deben conectar a la CPU (Central Processing Unit, en inglés), si bien con el desarrollo de los ordenadores táctiles y de los All in One, esto no siempre es así. Por todo ello, se debe entender el concepto de ordenador de sobremesa como una realidad en constante evolución.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los ordenadores de sobremesa?

Los ordenadores de sobremesa ofrecen incontables ventajas frente a otro tipo de equipos. Las más importantes, junto con algunos de sus inconvenientes, las puedes encontrar a continuación.

Ventajas
  • Suelen ser equipos mucho más potentes
  • Existe una gran variedad de modelos y de diseños
  • Son equipos muy versátiles
  • Se pueden actualizar fácilmente, por lo que tienen una mayor vida útil
  • Ofrecen una mejor relación calidad-precio que los portátiles
  • Es mucho más cómodo trabajar con un monitor y un teclado más grandes
Desventajas
  • No se pueden transportar tan fácilmente como un portátil
  • Requieren de un monitor, un teclado y un ratón

¿Para quién es recomendable comprar un ordenador de sobremesa?

Los ordenadores de sobremesa son ideales tanto para el hogar como para comercios y oficinas. Suponen la plataforma perfecta para muchos jugadores de videojuegos, así como una magnífica alternativa para reproducir contenido multimedia en el salón. Realmente, existen modelos adecuados prácticamente para cualquier tipo de usuario.

Ordenador

Se pueden actualizar fácilmente, por lo que tienen una mayor vida útil.
(Fuente: Phan: j0JVbct0IBY/ Unsplash.com)

¿Qué tipos de ordenadores de sobremesa existen?

A día de hoy, acotar los distintos tipos de ordenadores de sobremesa existentes en el mercado puede resultar una tarea verdaderamente complicada. Una primera distinción se podría hacer entre los equipos de Apple y el resto de PC, que operan con sistemas operativos basados en Windows o en algunas de los sistemas operativos basados en GNU/Linux.

Otra opción es clasificarlos en función de su uso principal.

En ese caso, se podría hablar de HTPC, ordenadores gaming, workstations o servidores, entre otros. Otra posibilidad es diferenciarlos en función de su tamaño o estructura. Así, podríamos hablar de torres, semitorres, mini PC, all in one e incluso barebones. Y todo ello, sin olvidar los ordenadores táctiles.

¿Cuáles son las principales aplicaciones de los ordenadores de sobremesa?

Las posibles aplicaciones de los ordenadores de sobremesa son casi ilimitadas. En cualquier caso, a continuación, tienes algunas de las más habituales. Seguramente, muchas de ellas ya las conocías, pero estamos seguros de que alguna te sorprenderá.

  • Jugar a videojuegos: Dependiendo del tipo de juegos que quieras jugar es necesario un equipo más o menos potentes. Para jugar a los últimos lanzamientos es recomendable apostar por un potente equipo gaming.
  • Centro multimedia o HTPC: Se trata de pequeños ordenadores con un cuidado diseño, pensados principalmente para reproducir contenido multimedia, si bien también pueden utilizarse para jugar a videojuegos o tareas de productividad.
  • Productividad: Aquí se pueden englobar desde las tareas de ofimática más básicas hasta aplicaciones mucho más exigente como el diseño gráfico, pasando por la programación.
  • Servidores: Para ofrecer servicios y recursos a otros equipos dentro de una red. En principio, cualquier tipo de ordenador puede hacer esta función, si bien idealmente son equipos diseñados para trabajar en red.
Computadora Mac

En la actualidad, existe una gran variedad de ordenadores de sobremesa: HTPC, equipos gaming, barebones, All in One y ordenadores táctiles, entre otros. (Fuente: Levajsics: gCUOkv04kbI/ Unsplash.com)

¿Es mejor comprar un ordenador de sobremesa ya ensamblado o montar uno componente a componente?

En verdad, no hay una opción mejor que la otra. Un usuario avanzado, seguramente preferirá diseñar su propio equipo eligiendo los componentes que mejor se adaptan a sus necesidades y a su presupuesto. Por el contrario, un usuario menos experimentado lo más seguro es que prefiera apostar uno ya ensamblado.

Si optas por la primera opción, puedes consultar nuestras completas guías sobre fuentes de alimentación, placas base, procesadores, memoria RAM, tarjetas gráficas, discos duros y unidades SSD. Con ellas, te puedes orientar sobre la importancia de cada componente, su compatibilidad y mucho más. Si dudas sobre qué opción te conviene más, puedes consultar este cuadro.

Comprar ordenador ya ensamblado Configurar tu propio ordenador
Ventajas Te aseguras de que no existen problemas de compatibilidad entre los componentes. Ahorras tiempo y ganas en comodidad.

Puedes elegir los componentes que mejor se adaptan a tus necesidades.

Suele resultar ligeramente más económico.

Desventajas Su precio puede ser más elevado. Precisas de conocimientos avanzados sobre cómo ensamblar un ordenador.

¿Qué ordenador de sobremesa necesito para poder jugar a los juegos actuales en 4K?

Si lo tuyo son los videojuegos, seguramente querrás poder disfrutar de los últimos lanzamientos a una buena resolución y con una buena tasa de refresco. En ese sentido, el 4K cada vez se está imponiendo más y el objetivo debería ser poder mover los juegos actuales, al menos, a 30 FPS (fotogramas por segundo), si bien lo ideal es que sea a 60 FPS.

Lógicamente, en última instancia los requisitos mínimos y recomendados van a depender de cada juego. En cualquier caso, a modo de orientación, te hemos preparado la siguiente tabla.

Requisitos mínimos para jugar a resoluciones 4K a 30 FPS Requisitos mínimos para jugar a resoluciones 4K a 60 FPS Configuración recomendable para jugar a resoluciones 4K a 60 FPS
Procesador Intel Core i7-6700 a 3.4 GHz o AMD Ryzen 5 1600X a 3.6 GHz. Intel Core i7-6700K a 4.0 GHz, AMD Ryzen 7 1700X a 3.4 GHz o superior. Intel Core i7-6700K a 4.0 GHz, AMD Ryzen 7 1700X a 3.4 GHz o superior.
Memoria RAM Como mínimo 8 GB de RAM. Si bien algunos juegos pueden llegar a pedir hasta 16 GB. Como mínimo 8 GB de memoria RAM. Sin embargo, algunos títulos pueden llegar a pedir hasta 16 GB. 12 GB o incluso 16 GB de memoria RAM.
Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1070 (8GB), AMD RX Vega 56 (8GB) o superior. NVIDIA GeForce GTX 1080, Radeon RX Vega 64, RTX 2060 o superior. GTX 1080 TI, RTX 2080, Radeon Vega VII o superior.

Criterios de compra

Llegado el momento de adquirir un ordenador de sobremesa, es importante que tengas en cuenta una serie de criterios de compra. Para hacerte más llevadero el proceso de elección, hemos seleccionado los que a nuestro juicio son los más importantes. Lo hemos hecho con el fin de que dispongas de un completa guía de compra para ajustar al máximo la relación calidad-precio.

Uso que vas a hacer de él

La primera pregunta que te tienes que hacer de cara a comprar un ordenador es para qué lo necesitas o para qué lo quieres. Si lo quieres para jugar, entonces necesitas un equipo potente con un buen procesador, suficiente memoria RAM y una tarjeta gráfica dedicada. Si lo quieres para ver contenido multimedia, una buena opción es un HTPC.

Por el contrario, si lo necesitas para un comercio, para gestionar las cuentas o cualquier programa de gestión comercial, puedes optar por un equipo con unas prestaciones más básicas. Incluso te puede interesar un mini PC dadas sus reducidas dimensiones. En cualquier caso, no necesitas realizar una gran inversión.

Hombre en ordenador de mesa

Es mucho más cómodo trabajar con un monitor y un teclado más grandes.
(Fuente: Shironosov: 105504167/ 123rf.com)

Placa base

Como ocurre con la fuente de alimentación, a la placa base a menudo no se le concede toda la importancia que merece. A ella se van a conectar todos o casi todos los componentes. Por eso, es fundamental que te asegures de que la placa que integra el equipo que adquieras sea de buena calidad y de que en el futuro te va a permitir realizar las ampliaciones que precises.

Procesador

Los dos principales fabricantes son Intel y AMD, siendo las prestaciones de sus chips bastante similares. Por ello, en lo que debes fijarte es en las características del procesador. Lo primero que tienes que considerar es la arquitectura en la que está basado y la generación a la que pertenece. Además, debes considerar el número de núcleos y su frecuencia de trabajo.

En ese sentido, te conviene distinguir entre la frecuencia de base y la turbo. Esta última es la que la máxima que puede alcanzar uno o más núcleos bajos ciertas condiciones de trabajo. Otro aspecto interesante es si el procesador cuenta con tecnología multihilo. De ser así, cada núcleo podrá gestionar dos procesos de forma simultánea.

Memoria RAM

En la actualidad, la memoria RAM no es un componente que encarezca especialmente un ordenador. Sin embargo, tiene una gran influencia en el rendimiento de un equipo, especialmente en juegos y en multitarea. Además, se puede ampliar fácilmente. Por ello, nuestro consejo es que apuestes por un ordenador con, como mínimo, 4 GB de memoria RAM.

En el caso de que vayas a utilizarlo para jugar a videojuegos, no deberías pensar en menos de 8 GB de RAM. Por otra parte, no todas las memorias RAM son iguales. Así, la última versión y, por tanto, la que mejores prestaciones ofrece, es la DDR4 SDRAM. De estas, los modelos más potentes pueden trabajar hasta a 4.600 MHz.

Tarjeta gráfica

Si quieres el ordenador para tareas de ofimática, para navegar y para reproducir contenido multimedia, puedes tener suficiente con un equipo que cuente con una gráfica integrada. Por el contrario, si lo quieres para jugar o para tareas de diseño gráfico, te conviene optar por un equipo con una gráfica dedicada, ya sea NVIDIA o AMD.

Qué duda cabe que, si te lo puedes permitir, nada mejor que una tarjeta gráfica de gama alta y de última generación, como las GeForce RTX 2070 o las Radeon RX 5700.

Para presupuestos más ajustados una opción bastante interesante es apostar por equipos que integren alguno de los modelos de la generación anterior, como la GIGABYTE GeForce GTX 1050 D5 2G.

Disco duro o unidad SSD

No hay mejor apuesta que la apuesta sobre seguro. De ahí que, de cara a elegir entre un disco duro tradicional y una unidad SSD, lo mejor sea optar por una opción que combine a ambas. Como puedes ver en la siguiente tabla, las unidades SSD ofrecen una mayor velocidad de acceso y de transferencia de datos, si bien su precio aún es más elevado que el de los HDD.

Discos duros tradicionales o HDD Unidades SSD
Forma de almacenar la información En discos mecánicos. En memorias flash.
Tamaños Pueden ser de 2,5″ o de 3,5″. Son de 2,5″.
Ventajas Son mucho más económicos.

Permiten ofrecer grandes capacidades de almacenamiento.

Mejores velocidades de acceso y de transferencia de datos.

Son más resistentes a los golpes.

Son más silenciosas.

Tienen un menor consumo energético.

Desventajas Sus velocidades de transferencia son inferiores.

Son más sensibles a los golpes.

Su precio aún es bastante más elevado.

Pueden reescribirse un número limitado de veces.

Resumen

Los ordenadores de sobremesa actuales poco tienen que ver con esas aparatosas torres blancas que invadieron los escritorios de la mayoría de los hogares hace un par de décadas. Hoy en día, son equipos mucho más potentes, con diseños mucho más elegantes y atrevidos, pero sobre todo mucho más variados.

De este modo, existen multitud de modelos, cada uno de ellos orientado a un perfil de usuario, si bien conservando una de las principales señas de identidad de los ordenadores personales: su versatilidad. Por ello, antes de adquirir uno es fundamental que tengas claro cuál va a ser el uso principal al que va a estar dedicado.

Por último, si consideras que esta guía te ha resultado útil en tu proceso de elección, puedes dejarnos algún comentario o compartirla a través de las distintas redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Owens: mQxttWjHFjA/ Unsplash.com) 

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?