Última actualización: 08/10/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Si eres de los que necesita mantener su cocina limpia y ordenada, puedes encontrar un gran aliado en los organizadores de platos. Estos muebles, además de ahorrar espacio, nos permiten almacenar nuestros platos, y algunos modelos cuentan con compartimentos para los cubiertos y tazas.

En dependencia del uso que le vayas a dar, lo que vayas a colocar encima y si prefieres uno con escurridor o no, el organizador de platos tiene una serie de requisitos que debes analizar con base en tus intereses, por lo que hemos incluido los aspectos más importantes a tener en cuenta en este artículo.




Lo más importante

  • Un organizador de platos es un mueble de cocina, generalmente fabricado en plástico, madera o metal, que te posibilita mantener ordenada tu vajilla y cubiertos, aunque algunos modelos permiten colocar otros utensilios de cocina.
  • Hay en el mercado una amplia variedad de organizadores de platos con clasificaciones diferentes (extensible/rígido, con escurridor/sin escurridor, vertical/horizontal).
  • Aspectos como la disposición, el material, el lugar de colocación, el tamaño y la resistencia te ayudarán a decidir en la compra de tu organizador de platos.

Los mejores organizadores de platos del mercado: Nuestras recomendaciones

Para ayudarte en tu decisión de adquirir un organizador de platos, hemos creado un listado con las mejores opciones disponibles en el mercado, lo cual te permitirá elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Evalúa las características de cada modelo para definir cuál es el mueble que podría resultar más beneficioso para ti, teniendo en cuenta el espacio disponible y la función que quieras darle a tu organizador.

El mejor organizador de platos de acero inoxidable

Este organizador está fabricado con un metal muy resistente, además cuenta con un soporte extra, unas dimensiones de 81.5 x 26.5 x 10.6 cm, y un peso de 3.24 kg.

Con una forma estrecha, pero alargada, lo cual no impacta negativamente en su capacidad, se puede adaptar a cualquier cocina y mantener tus platos limpios y ordenados. Podrás colocar cómodamente una vajilla para tres personas y te quedará espacio de sobra, aunque no tiene un lugar para colocar tus cubiertos.

El mejor organizador de platos para una cocina pequeña

Este organizador tiene unas medidas de 21.01 x 16.99 x 8 cm, y pesa 0.53 libras. El fabricante ha optado para este modelo por incluir la característica de plegable y ha elegido el plástico como el material de fabricación.

Estas características lo convierten en la mejor opción para un espacio pequeño, y facilita su almacenamiento al poderse recoger y guardar en un cajón o alacena. El plástico blanco y su tamaño también facilitan las labores de limpieza de este organizador.

El mejor organizador de platos desmontable

Este modelo, fabricado con alambre cromado resistente y resistente al óxido, tiene unas dimensiones de 41.5 x 26.8 x 29 centímetros y un peso de 2.12 kilogramos. El nivel inferior tiene una dimensión de 41,5 x 29 cm y el soporte para utensilios mide 16,4 x 11 x 5,5 cm.

En sus tres compartimentos y dos niveles, podrás colocar toda la vajilla de casa, incluyendo vasos y tazas, además de los utensilios de cocina. También el diseño te permite remover la parte superior y usarla para que haga la función de organizador.

El mueble también cuenta con un soporte que te permitirá drenar el agua automáticamente logrando que tus utensilios de cocina estén secos en muy poco tiempo.

El mejor organizador de platos de madera

Con dimensiones de 30.81 x 13.21 x 4.39 cm, un peso de 349 gramos y seis ranuras para colocar diversos utensilios, es una gran opción si la madera es de tu predilección.

Este mueble es un gran organizador de armario de cocina para platos, ollas y sartenes, bandejas de horno, tazas, vasos, tablas de cortar, cuencos y todo lo que necesites colocar.

Con la compra obtienes cuatro piezas de repuesto y podrás ahorrar bastante espacio gracias a sus dimensiones, ranuras y los objetos que puedes colocar en este mueble.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el organizador de platos

Es recomendable antes de hacer cualquier compra, tener en cuenta las propiedades y características de cada producto.

A continuación presentamos una serie de datos relevantes junto a una serie de respuestas a preguntas de usuarios también interesados en adquirir un organizador de platos.

Los organizadores metálicos son más resistentes. (Fuente: Serena Koy: 3869662/ pexels)

¿Cómo limpiar un organizador de platos?

Para limpiar tu organizador de platos, es importante que tengas en cuenta el material del que está hecho, pues no todos se deben limpiar de igual manera.

La siguiente tabla te ayudará a elegir la mejor forma de operar cuanto tu organizador ya necesite ser higienizado.

Madera Plástico Acero inoxidable
Sustancias Vinagre y agua Agua fría, lejía y bicarbonato de sodio Agua caliente y jabón
Procedimiento Mezclar ambas sustancias a partes iguales, moja un paño o bayeta en el líquido y pásalo sobre el mueble. Al finalizar, deja que se seque al aire y si deseas, puedes aplicarle un abrillantador para maderas. Mezcla el agua con medio vaso de lejía y un cuarto de bicarbonato de sodio, y aplica la mezcla con una esponja sobre tu organizador plástico. Espera 10 minutos para retirar lo que has aplicado. Pásale cada día una bayeta de microfibra con la mezcla de las sustancias. Si tienes manchas difíciles de quitar, lo mejor es utilizar una esponja. Nunca emplees estropajos, lejías o limpiadores de polvo potentes.

¿Qué puedo colocar en un organizador de platos?

Es el sitio perfecto para la vajilla de casa, pero no es lo único que puedes organizar en un mueble de ese tipo. Además de los platos, podrás colocar tazas, platos, y cubiertos, posibilitando una mayor agilidad cuando estés cocinando o listo para servir.

En algunos podrás colocar objetos más pesados de los utensilios típicos de tu cocina, como las ollas exprés, sartenes o cazuelas; e incluso espátulas y cuchillos de cocina.

¿Qué tipos de organizadores de platos hay?

El mercado te ofrecerá diversos tipos de organizadores de platos, todos con características que se adaptan a los distintos tipos de clientes y sus necesidades.

Evalúa, de acuerdo a la siguiente tabla comparativa que te presentamos, qué tipo de organizador de platos es el más adecuado para ti teniendo en cuenta qué uso le vas a dar a este mueble.

Plástico Madera Acero inoxidable
Ventajas Son más fáciles de limpiar y su precio es más económico. Facilidad para su mantenimiento y limpieza, además de ser más resistentes, lo que hace que duren mucho más. Es el material más resistente, y puede soportar más peso que el plástico y la madera. No alberga gérmenes ni bacterias, y son resistentes a la humedad.
Desventajas Son menos resistentes y difíciles de reparar. Pueden atraer nidos de insectos como el comején, pueden ser deformados debido a la humedad y son más sensibles al fuego. Puede conducir el calor, así que debes vigilar que no coloques nada caliente sobre él. También su precio suele ser mayor que el de los organizadores de plástico y madera.

¿Qué funciones tiene un organizador de platos?

Estos muebles te permitirán lograr una mayor organización y disposición de los espacios de tu cocina, al ser idóneos para la colocación de la vajilla y de algunos utensilios.

Algunos modelos te darán el plus de que puedes escurrir tus utensilios, al tener ranuras por las que sale el agua restante tras limpiar lo que usaste para cocinar comer.

¿Puedo llevar mi organizador de platos fuera de casa?

Sí. Los vendedores de organizadores de platos incluyen modelos plegables y extensibles lo que facilita su transportación dentro del hogar y también fuera del mismo.

Puedes llevar estos objetos a un picnic o celebración familiar, para mantener ordenados y limpios los platos y cubiertos utilizados o por utilizar.

Los organizadores de madera le dan un toque rústico a tu cocina. (Fuente: Maria Ovchinnikova: 7558440/ pexels)

¿Qué alternativas existen a los organizadores de platos?

Si bien te será difícil encontrar un mueble que sustituya a un organizador de platos, puedes optar por lugares alternativos para colocar los utensilios o la vajilla de casa.

Para aprovechar las paredes de tu cocina, puedes optar por estantes de madera donde colocar tus platos e incluso algún elemento decorativo, que le darán más estilo a tu espacio de trabajo.

Por supuesto, también podrás poner la vajilla en los cajones de las mesetas o guardarlos en una alacena al uso, dejando más espacio libre en el área donde sueles trabajar con los alimentos y los fogones.

Criterios de compra

Te has decidido finalmente a comprar un organizador de platos, y para ello debes valorar una serie de condiciones para saber si la decisión que piensas tomar es la mejor.

Incluimos unas particularidades que te ayudarán en la compra de tu producto, para que puedas elegir el mejor mueble de acuerdo a tus necesidades. Son los siguientes:

Disposición

Es una variable que debes tener en cuenta, y que depende del espacio del que dispongas en tu cocina. Podrás elegir entre un organizador de platos vertical, con el que aprovecharán mejor las superficies, o uno horizontal, más amplio hacia los lados.

La segunda opción te facilitará una mejor transportación en caso de que sea necesario, para una celebración familiar quizás, mientras el primero te da la ventaja de mayor capacidad de almacenamiento.

Un organizador de platos es un mueble de cocina, generalmente fabricado en plástico, madera o metal, que te posibilita mantener ordenada tu vajilla y cubiertos, aunque algunos modelos permiten colocar otros utensilios de cocina. (Fuente: belchonock: 29780228/ 123rf)

Material

Los fabricantes han elegido tres materiales básicos: plástico, madera y metal. Valora cuáles son tus necesidades y para qué necesitas un organizador de platos con el objetivo de hacer la mejor elección.

Un organizador plástico, si bien es inmune a problemas como la oxidación, puede ser más difícil de limpiar si caen sobras de los platos que vas a colocar encima.

La madera es una opción válida para tu organizador, pero debes tener precauciones con la caída de agua o humedad, que pueden deformar el mueble.

Los organizadores de metal suelen ser normalmente de acero inoxidable, combinando la capacidad de resistir el contacto con el agua y las sobras.

Lugar de colocación

Queremos optimizar el espacio, y aquí podemos optar por las opciones de colocar nuestro organizador en la encimera, alacena, cajones o la pared.

La alacena y los cajones te permitirán proteger tu vajilla de golpes o accidentes innecesarios, además de mantener tu cocina con más espacio libre, en caso de que sea pequeña.

Colocarlo sobre la encimera o la pared le dará agilidad a tus procesos de cocina, aunque debes valorar bien el sitio para evitar accidentes relacionados con el agua o el fuego.

Algunos de estos objetos se pueden colocar directamente encima del fregadero, lo que facilitará las tareas de limpieza tanto de la vajilla como del organizador, y el agua restante podrá caer sobre el fregadero sin ensuciar otras superficies.

Tamaño

No hay unas medidas estándar para tus organizadores de platos, sino que podrás optar por la que mejor se adapte al espacio del que dispones. Consulta las especificaciones de cada modelo y mide antes de efectuar la compra.

Si no estás seguro de la superficie disponible, puedes optar por modelos plegables o extensibles, que se adaptarán a tus espacios como lo desees.

Resistencia

Esta variable dependerá mucho del material que elijas para tu organizador de platos. Los modelos plásticos son menos resistentes al peso, además de que es posible el deterioro debido al fuego.

Con respecto a la madera, comparte con el plástico un posible deterioro debido al fuego, además de que pueden deformarse debido al contacto con el agua que caiga de tu vajilla o utensilios de cocina.

Si pretendes hacer una compra duradera, puedes optar por un mueble de acero inoxidable. La dureza del metal te permitirá colocar más vajilla que en otros organizadores, como de madera o plástico, además que conservará un mejor aspecto al no reaccionar al agua.

Resumen

En conclusión, el organizador de platos es un mueble cuya función principal es servir de soporte a tu vajilla, manteniendo tu cocina limpia y ordenada. Puedes elegir entre gran variedad de modelos, los cuales deben acercarse a los estándares de uso que piensas darle, el espacio del que dispones y los objetos que piensas colocar encima.

Los organizadores de platos hechos con acero inoxidable te garantizan una mayor resistencia, lo cual deberías tener en cuenta si buscas un mueble duradero, aunque su precio es mayor a los fabricados con madera o plástico.

Si quieres tener todos tus utensilios cerca, no dudes en adquirir un organizador de platos, que es el complemento perfecto para cualquier cocina, ya sea grande o pequeña.

(Fuente de la imagen destacada: mmoonhirun: 110902421/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones