Pajitas reutilizables
Última actualización: 13/02/2020

Nuestro método

14Productos analizados

19Horas invertidas

6Artículos evaluados

68Opiniones de usuarios

¿Te preocupa la contaminación y sus efectos sobre el medio ambiente? ¿Tienes alguna alergia y temes sufrir una reacción cuando estás fuera de casa? ¿O quizás, por higiene, quieres evitar utilizar objetos que no sabes dónde se han almacenado? En cualquiera de estas situaciones podrías justificar el uso de nuestro producto de hoy. ¡Las pajitas reutilizables!

Se trata de un invento cómodo y práctico para aquellos que prefieran usar sus propias pajitas. Además, también puedes usarlas en casa y así reducir el consumo de plásticos. Como ves, no hay solo una sino varias razones por las que pueden resultar prácticas y recomendables. Si quieres saber más sobre ellas, sus ventajas y los distintos tipos que hay, ¡acompáñanos!




Lo más importante

  • Las pajitas reutilizables cumplen la misma función que las pajitas convencionales. Sirven, fundamentalmente, para ingerir bebidas. Al contrario que las de plástico, estas pueden ser utilizadas más de una vez. Existen modelos específicos para niños, con medidas y texturas adaptadas a ellos.
  • Las pajitas reutilizables se fabrican en varios materiales. Las hay de papel, de cartón, de bambú o de madera. Son solo algunos ejemplos de la variedad que podemos encontrar en el mercado. Todos son reutilizables y reciclables una vez que alcancen su uso máximo.
  • Uno de los principales criterios de compra a la hora de elegir un modelo es la durabilidad. A su vez, esta dependerá del material de fabricación, la frecuencia de uso y el mantenimiento. La higienización de las pajitas reutilizables es muy importante.

Las mejores pajitas reutilizables del mercado: nuestras recomendaciones

Las pajitas reutilizables son un producto de gran crecimiento comercial en los últimos tiempos. Por eso, la oferta disponible hoy en día es amplísima. Para filtrar un poco entre tantos tipos de pajitas reutilizables, tenemos esta lista. En ella hemos incluido cuatro modelos que nos parecen atractivos por distintos motivos. ¡Échales un vistazo, es gratis!

Las mejores pajitas reutilizables de silicona

Entre las pajitas reutilizables más populares en Amazon encontramos este modelo de silicona. Se trata de un pack multicolor de seis piezas, que viene acompañado de dos cepillos de limpieza. No obstante, también son aptas para lavavajillas.

El set incluye una funda de tela para guardar las pajitas. Cada una de ellas mide veinticinco centímetros de largo y el diámetro interior es de cinco milímetros.

Las mejores pajitas reutilizables de acero inoxidable

En la línea de las anteriores, pero pensadas para quien busca un diseño y un material más elegantes. El set de cuatro piezas incluye también su correspondiente funda y un cepillo de limpieza.

Cada pajita mide veintiséis centímetros y medio de largo. La novedad es que dos de estas pajitas son rectas y las otras dos, curvadas en uno de sus extremos. Al ser de acero, son rígidas y no maleables.

Las mejores pajitas reutilizables de bambú

El bambú es uno de los materiales de moda en la fabricación de pajitas reutilizables. Este modelo artesanal se fabrica con bambú de Bali. El pack contiene una docena de pajitas y una bolsa de yute para almacenarlas.

Cada una mide unos veintidós centímetros de largo y pueden lavarse con agua y jabón. Son rígidas y completamente rectas. El diseño puede ser irregular debido a su fabricación manual.

Las mejores pajitas reutilizables infantiles

Esta es, sin duda, la opción ideal para los más pequeños de la casa. Se trata de un pack que incluye diez pajitas con motivos infantiles. En el extremo superior, además de su forma rizada, incorporan figuras de diferentes animales.

Cada pajita mide treinta centímetros de largo —la parte superior tiene forma de caracola—. Están fabricadas en plástico muy resistente y 100% libre de bisfenol.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las pajitas reutilizables

Has oído hablar de las pajitas reutilizables, pero no sabes qué son. Has leído que ayudan a proteger el medio ambiente y quieres contribuir a ello. Pero no sabes cómo escoger un modelo o un material. Ni nada de nada, porque se trata de un mundo nuevo para ti. ¡No te preocupes! ¡En REVIEWBOX.ES te contamos todo lo que necesitas saber sobre las pajitas reutilizables!

Las pajitas reutilizables se fabrican en varios materiales. Las hay de papel, de cartón, de bambú o de madera. (Fuente: Lightfieldstudios: 80921776/ 123rf.com)

¿Qué son las pajitas reutilizables?

Las pajitas reutilizables son objetos de forma generalmente cilíndrica que sirven para sorber líquidos. Nada nuevo, ¿verdad? La definición genérica se corresponde con la de una pajita convencional. Con orificios en ambos extremos, a través de una oquedad circula el líquido. Pero, ¿qué hace que las pajitas reutilizables sean distintas?
¡Precisamente que son reutilizables!

No es preciso desechar la pajita después de cada uso, como ocurre con las convencionales. Podemos utilizarla, lavarla y llevarla con nosotros para un uso posterior. Esa es la principal característica distintiva de las pajitas reutilizables: tiene una vida útil extensa. Cómo de extensa dependerá de varios factores, pero en todo caso ofrece un uso prolongado en el tiempo.

¿Por qué son útiles las pajitas reutilizables?

En primer lugar, porque apenas pesan ni ocupan mucho espacio. Por eso, son fácilmente transportables en un bolso o incluso en el bolsillo de una chaqueta. Así, podremos utilizarlas en cualquier parte, incluso en lugares donde no disponen de pajitas convencionales. Además, contribuyen a la sostenibilidad ambiental, como veremos más adelante en este artículo.

Existe aún otro motivo para apostar por las pajitas reutilizables: la higiene. ¿Sabemos dónde se guardan y cómo se manipulan las pajitas de plástico? ¿Tenemos acceso a las despensas y almacenes de supermercados, cafeterías y restaurantes? Si padecemos alguna alergia o en el caso de los colectivos más vulnerables —niños o ancianos—, habrá riesgo de infección. ¡Evitémoslo!

foco

¿Sabías que solo en España se utilizan cada día unos trece millones de pajitas desechables de plástico, según WWF?.

¿Cómo ayudan las pajitas reutilizables al medio ambiente?

Cada año se utilizan en todo el mundo miles de millones de pajitas convencionales de plástico. Después de un único uso, se desechan y se convierten en residuos. De media, cada una de esas pajitas tarda quinientos años en descomponerse. El daño causado al medio ambiente es inmenso. Por eso, las pajitas reutilizables son un buen remedio contra la destrucción del planeta.

Algunas empresas ya han decidido eliminar voluntariamente las pajitas de plástico de sus locales. En otros casos, son las autoridades gubernamentales las que prohíben o limitan su uso. El fin último es paliar los efectos nocivos sobre el medio ambiente y gravar a quienes inciden en la contaminación. Por eso, las pajitas reutilizables estarán cada vez más presentes.

¿De qué materiales están hechas las pajitas reutilizables?

El abanico de materiales empleados en la fabricación de las pajitas reutilizables es amplio. Desde el papel —menos duradero— hasta la madera, pasando por el bambú, la silicona o incluso el acero. De hecho, de este último material era, según algunos historiadores, las pajitas empleadas por reyes y nobles en la Edad Media. Toda una gama de materiales donde escoger.

Veamos algunos de esos materiales usados para fabricar las pajitas reutilizables:

  • Papel: lo incluimos aquí porque en muchos sitios verás que se consideran como reutilizables las pajitas de papel. Sin embargo, no lo son. En todo caso, hablaríamos de pajitas reciclables o no contaminantes. Pero, por sus propiedades, las pajitas de papel no pueden lavarse ni manipularse con intención de ser reutilizadas.
  • Cartón: a medio camino entre el papel y otros materiales más resistentes. Ofrece poca vida útil, precisamente por las mismas dificultades que presenta el papel. Después de unos pocos usos, estará inservible.
  • Metal: más resistente y duradero que los anteriores. El principal riesgo, si es un metal genérico, viene dado por la posible oxidación. Acusará a medio plazo el hecho de estar en contacto permanente con el agua.
  • Acero inoxidable: una variante del anterior. Ideal porque a la resistencia del metal añade su mayor durabilidad. Podrá lavarse tantas veces como se quiera, nunca se oxidará. El único inconveniente es la rigidez, que impide su maleabilidad.
  • Madera: ocurre un poco lo mismo que con el cartón o el metal no inoxidable. Funciona bien a corto plazo y estéticamente tiene un aire rústico muy atractivo. Pero las maderas de ablandan y deterioran con el agua.
  • Bambú: es más resistente al agua que la madera convencional. Está de moda para la elaboración de pajitas, vajillas y demás accesorios reutilizables. Es cien por cien natural, produce elementos de gran belleza estética y su textura es suave.
  • Silicona: lo más parecido al plástico duro en lo que a textura se refiere. Es maleable, por lo que se puede estirar, doblar y retorcer. Funciona bien con niños, ya que aunque muerdan la pajita no dañarán la dentadura.

¿Son iguales todas las pajitas reutilizables?

¡En absoluto! Por ejemplo, no hay un tamaño único, aunque sí exista —como en el caso de las convencionales— una medida estándar. Pero una de las ventajas de las pajitas reutilizables es la variedad que ofrecen respecto a sus medidas. De esta forma, podemos encontrar pajitas ideales para bebés y niños, por ejemplo.
O para adultos que no disponen de mucho espacio.

En general, podremos escoger no solo el tamaño sino también el formato de nuestras pajitas reutilizables. Las hay rígidas y flexibles —en uno de sus extremos—, con mayor o menor amplitud del cilindro interior o incluso con formas distintas a la tradicional. Las hay incluso personalizables, para que nuestras pajitas reutilizables sean únicas e inconfundibles.

¿Qué ventajas y desventajas tienen las pajitas reutilizables respecto a las convencionales?

¿Todavía no te hemos convencido de las bondades de utilizar pajitas reutilizables? Si aún tienes dudas acerca de cómo mejoran a las pajitas desechables, ahí va una tabla comparativa. En ella podrás ver cuáles son las ventajas —muchas— y las desventajas — pocas— de este producto. ¡Veamos cuáles son!

Ventajas
  • Fácilmente transportables: ¡ten una pajita siempre a mano!
  • Eco-friendly: no contaminan
  • Enorme variedad de modelos
  • Muy económicas
  • Aptas para todas las edades
Desventajas
  • Hay que lavarlas después de cada uso
  • Ocupan espacio en bolsos o bolsillos

¿Cuánto duran las pajitas reutilizables?

Depende de muchos factores. En primer lugar, debemos tener en cuenta el material de fabricación y la frecuencia de uso. Como es lógico, si las utilizamos diariamente su vida útil será menor. No importa cómo de cuidadosos seamos con ellas, al final se deteriorarán como cualquier producto. Por eso, buscaremos materiales duraderos como el acero inoxidable.

Las alternativas de papel —reciclable pero no reutilizable— o cartón ofrecen menos tiempo de uso. La silicona o el bambú, en cambio, pueden ser interesantes. En todo caso, hay que conocer bien el material para prevenir los malos olores o la acumulación de residuos. En función de eso, podemos hablar de meses o incluso años de vida útil para nuestras pajitas reutilizables.

foco

¿Sabías que cada pajita desechable de plástico tarda unos quinientos años en degradarse y desaparecer?.

¿Se pueden lavar las pajitas reutilizables?

Sí, las pajitas reutilizables se pueden lavar. Es más, deben lavarse para garantizar su durabilidad en las mejores condiciones de higiene. Es necesario eliminar los residuos y bacterias después de cada uso. Exactamente igual que hacemos con la cubertería o la vajilla. Al fin y al cabo, están en contacto directo con nuestras bocas, bacteriológicamente muy sensibles.

Para poder lavar nuestras pajitas reutilizables tenemos que asegurarnos de que su material lo permite. Así, nos aseguraremos de que no se deterioran o, si lo hacen, es a muy largo plazo. Los fabricantes especifican cuál es el método de lavado más adecuado para cada modelo. Algunas son incluso aptas para lavavajillas, facilitándonos todavía más la tarea de mantenimiento.

Criterios de compra

¿Qué es lo más importante a la hora de elegir nuestras pajitas reutilizables? ¿En qué debemos fijarnos para comprar el modelo ideal? Como ocurre con otros productos, no hay un único factor determinante, sino varios. Y siempre debemos tener en cuenta las características específicas del usuario que vaya a utilizarlas. ¡Descubramos los criterios de compra más importantes!

Material de fabricación

Es el primero de nuestros criterios de compra y, como veremos en esta sección, uno de los más importantes. Porque condicionará, directa o indirectamente, casi cualquier decisión al elegir un modelo. Las pajitas reutilizables, como ya vimos, pueden fabricarse casi de cualquier cosa. Pero, ¿qué es lo que más nos conviene a nosotros? Pues depende.

El material de fabricación influirá en la calidad de la pajita, su precio, su peso, su resistencia al agua y su vida útil, entre otros factores. De ahí su indiscutible importancia a la hora de elegir nuestras pajitas reutilizables. A partir del material de fabricación, construiremos el resto de criterios que influirán en nuestra decisión final.

Las pajitas reutilizables son objetos de forma generalmente cilíndrica que sirven para sorber líquidos. (Fuente: Deriabina: 134621179/ 123rf.com)

Durabilidad

Las pajitas reutilizables no duran eternamente. Por eso, querremos sacarles el mayor partido y rentabilizar su adquisición. En la durabilidad de este producto influirán el buen uso y un mantenimiento adecuado. Pero eso ya dependerá de cada usuario.

Lo que sí podemos hacer de inicio es valorar las características que pueden influir en cuánto durarán las pajitas.

Por ejemplo, el material del que están hechas. La resistencia de cada uno de ellos al lavado repetitivo o al uso frecuente son dos factores clave. Cuanto más duro sea el material, más resistirá. Y cuanto más sensible al contacto prolongado con los líquidos, mayor corrosión y menor durabilidad. Habrá que buscar el equilibrio entre un material resistente, cómodo y ligero.

Higiene y mantenimiento

La higiene es esencial para preservar nuestra salud bucodental. Al fin y al cabo, las pajitas reutilizables entran en contacto directo con nuestros dientes y encías. Por eso, es necesario lavarlas muy bien después de cada uso. Pero no todas las pajitas reutilizables son aptas para un lavado a fondo. Por ejemplo, los metales corrosivos se oxidarán a medio o largo plazo.

Lo mismo ocurrirá con algunos tipos de madera, que tenderán a ablandarse o incluso producir malos olores. Y no digamos el cartón, que apenas resistirá un par de ciclos de lavado antes de deshacerse. También es importante ver si podemos meterlas en el lavavajillas —¿soportan temperaturas altas?—, lo cual nos ahorrará el trabajo que da su limpieza manual.

Frecuencia de uso

¿Con qué periodicidad vamos a usar las pajitas reutilizables? ¿Todos los días, en casa o en el trabajo? ¿O solo de vez en cuando, cuando preparemos un batido o un cóctel? Esto influirá en nuestra elección, en combinación con otros factores de esta lista. Por ejemplo, una pajita de acero inoxidable apta para el lavavajillas es perfecta para un uso diario y prolongado.

Si lo que buscamos es algo más ocasional, podemos apostar por materiales quizás menos duraderos, pero más vistosos. En ese caso, la madera aporta un toque rústico que funciona bien en ciertos momentos. La clave será conjugar lo estético con lo práctico. A fin de cuentas, una pajita reutilizable no deja de ser un utensilio accesorio con una función muy básica.

Las pajitas reutilizables cumplen la misma función que las pajitas convencionales. Sirven, fundamentalmente, para ingerir bebidas. (Fuente: Lightfieldstudios: 121828902/ 123rf.com)

Dimensiones y peso

Este criterio sí es importante a la hora de transportar nuestras pajitas reutilizables. Si las vamos a llevar siempre encima —en un bolso o en el bolsillo de una chaqueta—, convendrá que no pesen demasiado. De lo contrario, solo contribuirán a dificultar aún más nuestras rutinas diarias. Ya cargamos con suficientes cosas, como carteras, teléfonos móviles, llaves y demás.

Respecto al tamaño, es cierto que la mayoría de las pajitas tienen medidas muy similares. Suelen medir entre veinte y treinta centímetros de largo, ya sean rectas o curvadas y rígidas o flexibles. Pero existen modelos más pequeños, si queremos algo más discreto o para utilizar en vasos bajos. Cuanto mayor sea, más espacio ocupará; cuanto menor, más limitado será su uso.

Resumen

Ahora que llegamos al final de este artículo, podemos hacer balance de su contenido. Por un lado, describimos las pajitas reutilizables y vimos algunas de sus características más relevantes. Además de ser una alternativa práctica e higiénica, son también ecológicas. ¿Viste nuestra lista de recomendaciones para que puedas comparar las mejores opciones disponibles?

También hablamos de los criterios de compra que deben orientar nuestra elección. Por ejemplo, el material del que están fabricadas las pajitas reutilizables o su peso y tamaño, entre otros. De la suma de todos esos criterios deberá salir un modelo que resulte óptimo para cada usuario. Existe tal variedad, que quedarse solo con un tipo o modelo es muy complicado.

Si te ha gustado el contenido de este artículo, ¿por qué no lo compartes en tus redes sociales? Además, puedes dejarnos un comentario con tus dudas, opiniones e impresiones. ¿A qué esperas?

(Fuente de la imagen destacada: Choksawatdikorn: 118983397/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Periodista. Actualmente trabajo como traductor y redactor freelance de contenidos para varias webs y publicaciones de distintos países. Antes, aprendí inglés viviendo y trabajando cuatro años en Liverpool. También hablo y escribo portugués fluido y espero aprender algún otro idioma pronto. En mis ratos libres estudio leyes.