Panificadora junto a pan recién preparado

¿A quién no le gusta disfrutar de un buen pan recién hecho? Seguramente, nadie levantaría la mano. ¿Y si te dijéramos que puedes tenerlo a diario y sin moverte de casa? Sí, sí, parece un sueño, pero no lo es. Es lo que puedes conseguir gracias a las panificadoras, un electrodoméstico que cambiará por completo tus mañanas.

Una panificadora es capaz de elaborar pan casero de la mejor calidad en apenas unas horas y sin que tú tengas que encargarte de nada. Bueno, de disfrutar. Si es la primera vez que oyes hablar sobre ellas, no te preocupes, en esta completa guía te lo contamos todo. ¿Estás preparado para dar el gran cambio? ¡Empezamos!

Lo más importante

  • Las panificadoras son electrodomésticos muy prácticos con los que prepararemos el mejor pan casero siempre que queramos. Se acabó tener que ir a comprar el pan o no poder disfrutar de unas buenas tostadas cada mañana.
  • Existe una gran variedad de modelos de panificadora diferentes y con ellas se pueden elaborar distintos tipos de pan. De esta manera, tendrás siempre el pan a tu gusto y listo para consumir.
  • Antes de darle la bienvenida a tu nueva panificadora en casa, es fundamental que tengas en cuenta diferentes aspectos como la capacidad, los materiales, la calidad, los programas y los accesorios.

Las mejores panificadoras del mercado: nuestras recomendaciones

En la actualidad, si preguntamos en una tienda o buscamos panificadoras en Internet, observaremos que existe un enorme abanico de posibilidades entre los que elegir. Como sabemos que muchas veces tomar la decisión correcta no es tarea fácil, déjanos empezar esta guía haciéndote algunas recomendaciones:

La panificadora favorita de los usuarios online

Ya son muchas las personas que disfrutan de esta panificadora y que la han valorado como la mejor panificadora del mercado. Cuenta con doce programas automáticos con los que podrás elaborar pan casero, bizcochos, masas de pizza y pasta, mermelada y hasta crema de avena.

Además, incluye cinco accesorios (taza, cuchara, pala, gancho y recetas) y su pantalla LCD es muy intuitiva y fácil de utilizar.

La panificadora más completa

Los dieciséis programas de esta panificadora te permitirán preparar las recetas más deliciosas de una forma rápida y cómoda. Tiene un gran capacidad, por lo que es capaz de elaborar hasta 1,5 kilogramos de pan y ocho mini baguettes en muy poco tiempo.

También incluye un libro con recetas de baguette dulce, pan francés, integral, rápido, sin gluten, sin sal, bizcocho, mermelada y mucho más.

La panificadora más versátil

¿Sabías que existen panificadoras con las que se puede preparar gelatina, yogur o arroz? Este es un ejemplo de ello. Esta es tan versátil, que no solamente podrás elaborar muchos tipos de pan diferentes (integral, dulce, francés, sin gluten, entre otros), sino también todo lo anterior.

Además, su temporizador digital te permite añadir ingredientes hasta trece horas antes de empezar a hornear.

La panificadora con el diseño más sofisticado y compacto

Para poder contar con una panificadora en casa, también es importante que sea compacta y la podamos guardar en cualquier lugar. Esta panificadora, además, cuenta con una resistente cubierta de acero inoxidable y una ventana de visualización.

Sus quince programas elaboran muchos tipos de pan en muy poco tiempo. Existen tres tamaños diferentes (500, 700 y 1000 gramos) para adaptarse a tu familia.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las panificadoras

Si todavía la palabra “panificadora” te suena un poco a chino, pero hemos conseguido crear en ti algo de curiosidad, esta segunda sección de nuestra guía te interesa, y mucho. En ella, responderemos a las preguntas más frecuentes sobre este tipo de electrodomésticos para que no quede ninguna duda. Aviso: no nos hacemos responsables de tus ganas de hacerte con una.

Mujer sacando pan recién hecho de panificadora

Una panificadora es capaz de elaborar pan casero de la mejor calidad en apenas unas horas y sin que tú tengas que encargarte de nada. (Fuente: Belchonock: 97799043/ 123rf.com)

¿Es realmente útil tener una panificadora?

Lo primero que solemos preguntarnos cuando vamos a incorporar un nuevo electrodoméstico a nuestra vida (y, por ende, ocupar algo más de espacio en nuestra cocina) es la verdadera utilidad del aparato. En el caso de las panificadoras, parece que todos tenemos claro para qué sirve. Pero ¿te has parado a pensar en todas sus ventajas?

  • La principal: podrás disfrutar de un riquísimo pan recién hecho siempre que quieras.
  • No necesitas realizar ningún esfuerzo ni disponer de tiempo para preparar el pan, la panificadora se encarga de todo.
  • Serás conocedor de todos los ingredientes que lleva el pan que consumes, algo muy importante para una dieta equilibrada y sana.
  • Además de preparar pan, las panificadoras pueden elaborar otros productos como masas de pizza o mermeladas.

¿Cómo funciona una panificadora?

Esta sea, seguramente, la pregunta más fácil de responder de todas. ¿Sabes por qué? Porque tú no debes preocuparte por nada más que de tener los ingredientes correctos, claro. Este es uno de los motivos por los que las panificadoras están teniendo tanto éxito: ofrecen unos resultados excelentes sin que tengas que perder tiempo.

Una vez que has colocado todos los ingredientes dentro de la máquina, es la propia panificadora la que se encargará de mezclarlos como es debido, amasarlos hasta conseguir la textura adecuada, dejar reposar la masa y hornearla. De esta forma, cuando termine el proceso, el pan estará listo para que lo disfrutes.

Gabriela GottauEditora en directoalpaladar.com

“El pan no engorda y, en su versión tradicional, apenas aporta grasa, pues el 80 % de las calorías que ofrece derivan de sus hidratos, mientras que el pan francés o el pan blanco que elaboramos en casa siempre contiene menos de un 5 % de grasa en su composición”.

¿Cuánto tiempo tarda la panificadora en preparar el pan?

Esta es una de las preguntas que más suele interesar a los consumidores. Pues bien, nos alegra informarte de que las panificadoras tardan mucho menos de lo que esperas en preparar tu pan. De hecho, aunque la media suele ser de unas cuatro o cinco horas (sobre todo para panes muy elaborados), las hay que tardan tan solo dos horas.

Por supuesto, el tiempo de preparación del pan dependerá sobre todo del tipo de pan que quieras preparar, el tipo de máquina, el tipo de programa que utilices o la potencia de la panificadora. De todas maneras, esperar cinco horas por poder tener pan recién hecho cada mañana no es tanto, ¿a que merece la pena?

¿Qué funciones tiene una panificadora?

Aunque las hay más y menos sofisticadas, la mayoría de panificadoras cuentan con unas funciones básicas y comunes. Cuantas más funciones tenga la que compremos, más práctica y cómoda resultará:

  • Selección de recetas: muy útil para elegir el tipo de pan que quieres elaborar.
  • Nivel de horneado: suelen tener tres niveles de horneado diferentes que permiten elegir si queremos el pan más o menos tostado.
  • Memoria: muy práctico si siempre solemos utilizar el mismo programa.
  • Mantenimiento del pan: una función automática que se inicia al terminar de elaborar el pan para que se mantenga caliente hasta su consumo.
  • Agregador de ingredientes extra: como pasas, piñones o pepitas de chocolate, entre otros. Estos ingredientes se añaden en una fase diferente a la de la masa principal.
  • Temporizador: para programar la hora a la que queremos que el pan esté listo, aunque hayamos añadido los ingredientes mucho antes.
Mujer haciendo pan con panificadora

Las panificadoras son electrodomésticos muy prácticos con los que prepararemos el mejor pan casero siempre que queramos. (Fuente: Baloon111: 96133891/ 123rf.com)

¿Qué diferencias hay entre una panificadora y una amasadora?

on muchas las personas que se plantean la posibilidad de, en lugar de comprar una panificadora, hacerse con una amasadora, ya que los falsos mitos dicen que son prácticamente iguales. Y es cierto, pero ese “prácticamente” es bastante grande en este caso. Observa la tabla que te mostramos a continuación:

CaracterísticaPanificadoraAmasadora
Amasar la masa Si.Si.
Elaboración completa del pan Si.No.
Necesidad de utilizar otros electrodomésticos (horno) NoSi
Automática Si.Si.

Como ves, aunque la diferencia solo sea una (que la panificadora es capaz de elaborar todo el proceso del pan sin necesidad de cualquier otro electrodoméstico y la amasadora no), es el principal motivo por el que muchas personas prefieren la panificadora. Con una amasadora conseguirás una masa perfecta, pero tendrás que seguir preocupándote por la cocción del pan.

¿Algún consejo sobre el mantenimiento de mi panificadora?

El correcto mantenimiento de cualquier electrodoméstico es esencial para aumentar al máximo su vida útil y que lo podamos seguir utilizando el mayor tiempo posible. Si es este aspecto el que te preocupa, toma nota de los consejos que te damos a continuación para evitar cometer los errores más recurrentes que provocan averías en las panificadoras:

  • Colócala sobre una superficie lo suficientemente estable y resistente como para soportar su peso (en torno a los siete u ocho kilogramos, dependiendo del modelo).
  • Nunca la desenchufes sin antes haberla apagado por completo, este simple gesto puede cargarse la panificadora en dos segundos.
  • Fíjate bien en la potencia de la corriente a la que la vas a enchufar y asegúrate de que no supera la cantidad indicada en las instrucciones.
  • Ten en cuenta que la panificadora se calienta durante su uso, así que, si la quieres mover de sitio, deja que repose un rato antes de hacerlo.
  • Las panificadoras cuentan con rejillas de ventilación que son fundamentales para su correcto funcionamiento. Cerciorate de que en ningún momento quedan bloqueadas.
  • Límpiala siempre después de cada uso, tanto por dentro como fuera, para eliminar cualquier resto de pan o de otros ingredientes que hayan podido quedar. Además de por la panificadora, es por tu salud.

Son solamente seis aspectos muy fáciles de recordar y de incorporar como rutina cada vez que utilicemos la panificadora, pero te aseguramos que marcarán la diferencia. Tenlos muy presentes y verás cómo la panificadora aumenta su vida útil y te seguirá dando los mejores resultados pasado mucho tiempo.

Pan recién hecho dentro de panificadora

Una vez que has colocado todos los ingredientes dentro de la máquina, es la propia panificadora la que se encargará de mezclarlos como es debido. (Fuente: Serezniy: 109515108/ 123rf.com)

¿Se puede elaborar pan sin gluten en una panificadora?

¡Por supuesto! De hecho, debido al precio tan elevado de algunos productos para celíacos, estas personas han optado por utilizar las panificadoras para elaborar su propio pan sin gluten. En este caso, lo único que deberás tener en cuenta es utilizar harina con almidón para que la textura del pan sea más esponjosa.

Criterios de compra

Una vez que te has convencido de que será todo un acierto tener una panificadora en casa, llega el momento más difícil: enfrentarte a la cantidad de modelos que ofrece el mercado y elegir aquella que se ajuste más a tus necesidades. Para realizar una buena compra, es fundamental guiarse por diferentes criterios:

  • Capacidad
  • Programas
  • Materiales y calidad
  • Accesorios

Capacidad

El primero de los factores que debemos tener en cuenta antes de elegir un modelo de panificadora en concreto es la capacidad de la misma. Para ello, es esencial valorar la cantidad de pan que vamos a necesitar preparar. Por lo general, las panificadoras suelen tener una capacidad de entre setecientos y ochocientos gramos, aunque las hay de hasta mil quinientos.

Valorar esta característica resulta primordial para poder disponer del pan que necesitemos sin tener que poner en marcha la máquina varias veces el mismo día. Por ejemplo, si somos una familia muy numerosa, o si queremos dejar preparado el pan para varios días (recordemos que el pan casero tarda más que el industrial en ponerse duro).

Tablero de panificadora con funciones principales

Por supuesto, el tiempo de preparación del pan dependerá sobre todo del tipo de pan que quieras preparar. (Fuente: Donka Zheleva: 89667548/ 123rf.com)

Programas

En el criterio anterior hablábamos de cantidad, en este haremos referencia a la calidad (del pan, por supuesto). Aunque hasta el pan más simple quede maravillosamente bien en las panificadoras, seguro que alguna vez queremos innovar y preparar panes más elaborados o “sofisticados”. Pues bien, el hecho de poder hacer esto vendrá determinado por el número de programas.

De media, las panificadoras más sencillas suelen incluir entre diez y quince programas diferentes, aunque las podemos encontrar con alguno más. Dependiendo de los programas con los que cuente nuestra panificadora, podremos elaborar y disfrutar de una gran variedad de panes distintos y otras recetas.

Materiales y calidad

Como ocurre con cualquier otro electrodoméstico, a la hora de elegir una panificadora también deberemos tener en cuenta los materiales con los que está fabricada. En primer lugar, por asegurarnos la calidad de los resultados y, además, por garantizar una cierta durabilidad del aparato. Con todo lo que la vas a utilizar, es importante que sea resistente.

Lo normal es que la parte exterior de las panificadoras esté fabricada de plástico o acero inoxidable, dos materiales muy sólidos y que se limpian fácilmente. En lo que respecta a la parte interior (o cubeta), es fundamental que sea de algún material antiadherente, de manera que la masa no se quede pegada durante la elaboración.

Mujer en una cocina moderna entre los ingredientes para hacer pan casero

Aunque las hay más y menos sofisticadas, la mayoría de panificadoras cuentan con unas funciones básicas y comunes. (Fuente: Baloon111: 96128116/ 123rf.com)

Accesorios

Por último, si queremos afinar la compra, es muy recomendable que nos fijemos en los accesorios que incluye. Estos complementos nos facilitarán (todavía más, si es que es posible) la tarea de elaborar el pan y son realmente útiles. Los más demandados en las panificadoras son el temporizador y el libro de recetas.

El temporizador sirve tanto para programar la hora a la que quieres que el pan esté hecho como para recalentar el pan o tostar únicamente la corteza. Por su parte, todos sabemos para qué sirven los libros de recetas y, aunque podamos encontrar recetas en Internet, siempre es mejor que sigamos las específicas de cada modelo.

Resumen

¡Por fin podemos consumir pan recién hecho a diario! Las panificadoras han llegado a nuestras vidas para alegrárnoslas y hacérnoslas más fáciles. Gracias a estos electrodomésticos tan prácticos preparamos nuestro pan casero de una manera sencilla, rápida y sin ningún esfuerzo. Ahora, el buen pan ya no será un lujo.

Contar con una panificadora en casa nos permite elaborar pan cada día, con los ingredientes que nosotros elijamos, y es mucho más saludable que el pan industrial. Recuerda fijarte bien en los criterios de compra para que el modelo que elijas se ajuste a tus necesidades y le puedas sacar el mayor partido. ¿A qué estás esperando para hacerte con una?

Si te ha gustado nuestra guía de compra sobre las panificadoras, compártela en redes sociales y déjanos un comentario. ¡Nos encantará leerte y conocer tu experiencia!

(Fuente de la imagen destacada: Belchonock: 97799322/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beatriz Cámara Traductora y redactora
Beatriz Cámara
Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.