destacada
Última actualización: 22/04/2020

Nuestro método

10Productos analizados

21Horas invertidas

18Artículos evaluados

62Opiniones de usuarios

Los patinetes eléctricos están de moda. En apenas unos años, ha pasado de tener una presencia testimonial en las ciudades a ser uno de los medios de transporte más populares. Son rápidos, cómodos, ecológicos, muy económicos y, también, muy fáciles de utilizar. Además, al contrario de lo que ocurre con las bicicletas, no te tienes que preocupar porque te lo roben.

Y lo mejor de todo es que pueden llegar a ser más rápidos que el transporte público e incluso que el coche o la motocicleta. En especial, en las horas de más tráfico cuando se suceden los atascos. Por supuesto, con un coste económico mucho menor. Eso sí, no todos los patinetes eléctricos ofrecen las mismas prestaciones.




Lo más importante

  • Los patinetes eléctricos suponen una estupenda alternativa para realizar diferentes tipos de desplazamientos urbanos, ya que son cómodos, seguros, ecológicos y muy económicos.
  • En la actualidad, los patinetes eléctricos se encuentran en una especie de limbo legal a la espera de que la Dirección General de Tráfico (DGT) desarrolle una normativa estatal que los regule.
  • A la hora de elegir un patinete eléctrico, en primer lugar, tienes que tener claro qué uso vas a hacer de él. A continuación, ya puedes tener en cuenta criterios de compra como su potencia, velocidad y autonomía.

Los mejores patinetes eléctricos del mercado: nuestras recomendaciones

Antes de empezar con la guía de compra, queremos ofrecerte nuestra completa selección con algunos los mejores patinetes eléctricos. En ella, vas a encontrar desde modelos tan populares como el Xiaomi Mi Electric Scooter Pro hasta modelos de gama alta, como el E-Twow S2 Booster.

Xiaomi Mi Electric Scooter Pro, el patinete eléctrico para adultos con mayor autonomía

La nueva versión del patinete eléctrico más popular se presenta principalmente con tres mejoras: un mejor diseño, más potencia y más autonomía. Así, cuenta con una potencia de 300 W (vatios) y una autonomía de 45 km gracia su batería de 474 Wh (vatios hora).

Integra un sistema de doble freno y un faro ultrabrillante. Dispone de tres modos de velocidad: normal, ahorro y sport. Además, es muy fácil de plegar, se puede hacer en solo tres segundos.

Bongo Serie A Connected, el patinete eléctrico con mejor relación calidad-precio

El patinete eléctrico de Cecotec destaca por su diseño compacto y robusto, su gran versatilidad y su excepcional potencia nominal de 350 W. Alcanza una velocidad máxima de 25 km/h. Integra una batería extraíble que ofrece una autonomía de hasta 25 km. Posee un panel LED frontal.

Las ruedas son del tipo tubeless antirreventón y cuenta con un triple sistema de frenado. Además, permite elegir entre tres modos de funcionamiento: eco, confort y sport.

Xiaomi Mi Scooter, el patinete eléctrico plegable más vendido

El Xiaomi Mi Scooter se presenta con una robusta estructura plegable fabricada con aluminio aeroespacial de baja densidad y gran fuerza estructural. Así, pesa únicamente 12,5 kg y puede alcanzar velocidades máximas de 25 km/h. Su autonomía es de 30 km.

Cuenta con faros ultrabrillantes para una conducción nocturna más segura, con luces rojas de frenado, y con un sistema de doble freno frontal y trasero. Y viene con neumáticos amortiguadores.

E-Twow S2 Booster, el mejor patinete eléctrico de gama alta

El E-Twow S2 Booster destaca por ser un patinete eléctrico ligero, pero al mismo tiempo robusto y con una gran potencia. Con una autonomía de 35 km, puede llegar a alcanzar velocidades máximas de hasta 40 km/h. Además, el tiempo de carga de la batería es de tan solo tres horas.

Es adecuado para usuarios de hasta 110 kg. Su sistema de plegado es muy sencillo, tan solo requiere tres segundos. Y cuenta con una pantalla LED a color.

SmartGyro Xtreme SpeedWay, el mejor patinete eléctrico de fabricación española

Potente y robusto patinete eléctrico de 800 W, capaz de alcanzar velocidades máximas de 45 km/h, si bien está autolimitado a 25 km/h. Cuenta con una batería que ofrece una autonomía de hasta 45 km y cuyo tiempo de carga es de siete horas.

Integra suspensiones delantera y trasera de doble pistón, frenos de disco y ruedas neumáticas de 10 pulgadas. Un patinete eléctrico ideal para hacer frente a terrenos irregulares y a las cuestas más exigentes.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los patinetes eléctricos

Si estás pensando comprar un patinete eléctrico, es posible que tengas algunas dudas sobre su funcionamiento, su coste o la legislación que regula su uso. En REVIEWBOX somos conscientes de ello y por eso te hemos preparado esta completa sección para que puedas resolverlas.

Mujer en su patinete

Los patinetes eléctricos suponen una estupenda alternativa para realizar diferentes tipos de desplazamientos urbanos, ya que son cómodos, seguros, ecológicos y muy económicos. (Fuente: Hootie2710: 133298176/ 123rf.com)

¿Para quién es recomendable comprar un patinete eléctrico?

La percepción de los patinetes eléctricos ha cambiado mucho y muy rápidamente en los últimos años. Si bien en un principio parecieron percibirse más como un juguete, lo cierto es que hoy en día suponen una de las propuestas más prometedoras para transformar la movilidad urbana. De ahí que sean cada vez más los jóvenes, y no tan jóvenes, urbanitas que apuestan por ellos.

Sin embargo, los patinetes eléctricos no solo suponen una interesante alternativa de transporte para las grandes ciudades. A fin de cuentas, sus particulares prestaciones de velocidad y autonomía hacen de ellos una excelente opción para pequeñas capitales e incluso para entornos no urbanos, como pueblos de tamaño medio. Sin olvidar los modelos para niños y adolescentes.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los patinetes eléctricos?

La lista de ventajas de los patinetes eléctricos es realmente extensa. En la siguiente tabla, puedes consultar las más importantes junto con sus principales desventajas.

Ventajas
  • Su coste por trayecto es inferior al de otros medios de transporte.
  • Son más ecológicos que coches o motocicletas.
  • Ocupan poco espacio, por lo que se pueden guardar en casa o en la oficina.
  • Su precio no es muy elevado si se comparan con las bicicletas eléctricas.
  • Son muy fáciles de utilizar.
  • Son realmente versátiles, puedes usarlos en diferentes circunstancias.
  • Son divertidos y desenfadados.
  • Al contrario que las bicicletas, su uso no requiere ningún esfuerzo.
Desventajas
  • No pueden circular por determinadas zonas de las ciudades.
  • En algunos modelos la autonomía es bastante reducida.

¿Cómo funciona un patinete eléctrico?

En un patinete eléctrico, la batería alimenta al motor eléctrico, el cual, a su vez, es accionado por un controlador, que es el que se encarga de gestionar la potencia que entrega el motor. El motor, por su parte, transmite el movimiento a las ruedas a través de la transmisión. En definitiva, las principales partes de un patinete eléctrico son:

  • Motor eléctrico: Suelen ser motores sin escobillas, que ofrecen una gran fiabilidad y que tienen un precio bastante económico. Normalmente, tienen una vida útil superior a la del resto de elementos.
  • Baterías: Si bien en el pasado lo habitual era encontrar patinetes con baterías de ácido-plomo, en la actualidad lo más común es que sean de litio. Este tipo de baterías, en general, pueden admitir hasta 1.000 ciclos de carga y vienen en formato de 12 V (voltios) o múltiplos de 12 V.
  • Controlador: Es el dispositivo responsable de controlar la potencia que transmite el motor a las ruedas.
  • Transmisión: Que puede ser por correa, por cadena o transmisión directa. Esta última es la que menos mantenimiento requiere.

¿Cómo se carga un patinete eléctrico?

Cargar el patinete eléctrico es realmente sencillo, sin embargo es importante tener en cuenta una serie de cuestiones y, por supuesto, siempre seguir las instrucciones del fabricante. Para empezar, para cargar la batería únicamente tienes que conectarla a una toma de corriente. A partir de ahí, te conviene tener en cuenta las siguientes cuestiones:

  • La primera carga no es necesario que sea de ocho horas. Actualmente, las baterías ya vienen de fabrica con el 60 % de la carga, por lo que no es necesario dejarla cargando más tiempo del necesario.
  • No es conveniente dejar que la batería se descargue totalmente. De hecho, lo ideal es cargarlo con la batería lo menos descargada posible. Cuando una batería se descarga completamente, existe el riesgo de que mueran algunas de las celdas interiores, lo que a la larga implica que la batería se vaya estropeando.
  • Siempre hay que cargar la batería con el patinete apagado. Esta es una autentica regla de oro: nunca lo pongas a cargar encendido.
  • No pasa nada si el patinete se queda cargando toda la noche. Las baterías cuentan con un sistema de protección frente a sobrecargas, por lo que no existe ningún riesgo.
  • Siempre utiliza cargadores compatibles con la batería. Y, por supuesto, también baterías compatibles con el patinete.
Hombre relajado

Una de las ventajas de los patinetes electricos es que ocupan poco espacio, por lo que se pueden guardar en casa o en la oficina. (Fuente: Apolka: 127501194/ 123rf.com)

¿Cuánto cuesta cargar la batería de un patinete eléctrico?

La carga de un patinete eléctrico es realmente económica. Para que te hagas una idea, la batería del SmartGyro Xtreme SpeedWay V2.0, uno de los modelos con más autonomía, tiene una capacidad de 13.000 mAh (miliamperios hora). Esto equivale a aproximadamente dos y media veces la capacidad de la batería de un Samsung Galaxy S20 Ultra 5G. Pero hagamos los cálculos.

  1. Partimos del mismo modelo de patinete. Las especificaciones de su batería son 13.000 mAh, 48 V y siete horas de tiempo de carga.
  2. De este modo: 13.000 mAh x 48 V = 624.000 mWh (miliVatios hora) = 624 Wh = 0,624 kWh.
  3. El precio del kWh en las distintas compañías energética varía según la franja horaria y la época del año, pero podemos tomar 0,1104 €/kWh, el que, según la Red Eléctrica Española, fue valor medio del año 2019. Así, resulta: 0,624 kWh x 0,1104 €/kWh = 0,0689 € cada vez que cargas el patinete.

¿Merece la pena comprar un patinete eléctrico?

Muchos usuarios se preguntan si económicamente merece más la pena comprar un patinete eléctrico o sale más a cuenta utilizar los de alquiler que inundan las ciudades. Dejando de lado la comodidad de contar con tu propio patinete y que, por otra parte, siempre va ofrecer mejores prestaciones que los de alquiler, echemos cuentas.

  1. Comparemos, por una parte, el caso de los patinetes eléctricos de Lime, presentes en varias ciudades de España, como Sevilla, Málaga o Madrid.
  2. El coste del servicio es de 1 euro por desbloquear el patinete y 0,17 euros por minuto. Estimemos un tiempo de uso de 10 minutos por viaje y dos viajes al día. Esto supone desbloquear el patinete dos veces y un uso total de 20 minutos al día: 2 € + 20 x 0,17 € = 5,4 €.
  3. Supongamos un uso de 20 días al mes y 10 meses al año: 5,4 €/día x 20 días/mes x 10 meses/año = 1.080 €/año.
  4. Para que te hagas una idea, el Xiaomi Mi Electric Scooter Pro, que hemos incluido en nuestra selección, tiene un coste de unos 620 euros. Además, la carga diaria de un patinete eléctrico tiene un coste inferior a 0,07 euros al día (en torno a 25 €/año utilizándolo todos los días).
  5. La conclusión es que resulta evidente que sale mucho más rentable contar con uno propio.

foco

En última instancia, la autonomía de un patinete está condicionada por la velocidad de desplazamiento, el modo de conducción seleccionado y el peso de la persona que lo utiliza.

¿Qué mantenimiento precisan los patinetes eléctricos?

El mantenimiento de los patinetes eléctricos es bastante sencillo. Sin embargo, eso no quiere decir que no tengas que seguir una serie de recomendaciones. Así, es aconsejable:

  • No poner a cargar la batería inmediatamente tras parar, es conveniente esperar un tiempo y dejar que se enfríe.
  • Ajustar la presión de las ruedas al peso de la persona y revisarla cada diez días.
  • Utilizar líquido antipinchazos para las ruedas.
  • No dejar la batería en lugares en los que haga mucho calor. Lo ideal es que la temperatura sea inferior a 30 ºC.
  • No dejar la batería totalmente descargada durante largos periodos de tiempo, ya que puede incluso dejar de funcionar.

¿Qué legislación regula el uso de los patinetes eléctricos?

En la actualidad, se puede decir que los patinetes eléctricos se encuentran, de algún modo, en una especie de limbo legal. La razón es que, a día de hoy, no existe una legislación estatal que regule su funcionamiento. A fecha de hoy, está pendiente la elaboración de una nueva normativa por parte de la DGT (Dirección General de Tráfico).

Por lo tanto, de momento su uso está regulado por las distintas Ordenanzas Municipales de cada ciudad. Las dos principales ciudades españolas, Barcelona y Madrid, establecen que los patinetes no pueden utilizarse en las aceras. Tampoco permiten su conducción mientras se utiliza el teléfono móvil o con cascos o auriculares. Y sus usuarios no están obligados a estar asegurados.

(Fuente: DGT y Ayuntamiento de Barcelona (de la web de la RACC))

¿Qué tipos de patinetes eléctricos existen?

La legislación actual reconoce una serie de categorías de Vehículos de Movilidad Personal (VMP). Dentro de esta clasificación, los patinetes eléctricos se encuadran como vehículos de Tipo A y de Tipo B. En el siguiente cuadro, puedes ver en qué se diferencian.

Tipo A Tipo B
Intervalo de velocidad 0 – 20 km/h 10 – 30 km/h
Tamaño Pequeño. Su altura máxima es de 2,1 m y su longitud máxima es de 1 m. Más grande. Su altura máxima es de 2,1 m y su longitud máxima es de 1,9 m.
Peso Inferior a 25 kg Inferior a 50 kg
Peligrosidad superficie frontal Grado 1 Grado 3

Criterios de compra

No todos los patinetes eléctricos ofrecen las mismas prestaciones. Por ello, de cara a elegir el que más te conviene, te puede resultar de gran ayuda contar con una serie de criterios de compra. A continuación, puedes consultar los que pensamos que son los más importantes.

Uso que vas a hacer del patinete

No necesitas el mismo tipo de patinete eléctrico para desplazamientos más largos que el que vas a usar para ir de casa al metro. Lo mismo sucede si estás pensando adquirir uno más con la idea de utilizarlo como un juguete. En el siguiente cuadro, te ofrecemos algunas recomendaciones para cada caso.

Para qué necesitas el patinete Te interesa
Para un niño. Un modelo más pequeño, con menor potencia y con una velocidad más reducida.
Para desplazamientos urbanos largos o interurbanos. Uno con gran autonomía.
Para desplazamientos urbanos cortos, pero muy frecuentes. Uno ligero y que se pliegue y despliegue fácilmente.
Para una persona mayor. Uno con sistema de control y conducción sencillo.
Para un uso intensivo. Uno con un diseño robusto y de gama alta para asegurarte de que tiene una gran durabilidad.
Si atraviesas habitualmente superficies muy irregulares. Uno robusto, con doble sistema de amortiguación y ruedas anchas. 

Velocidad

Últimamente, cada vez son más los fabricantes que están apostando por limitar la velocidad de sus patinetes a 25 km/h para adaptarlos así a la nueva legislación que está por venir. En cualquier caso, a día de hoy es posible encontrar desde patinetes de juguete que no superan los 6 km/h hasta modelos que superan los 40 km/h.

Sea como sea, para la mayoría de los trayectos que vayas a realizar por entornos urbano no necesitas uno que alcance esas velocidades. Por otra parte, te conviene considerar los distintos modos de conducción que tiene y cuáles son sus limitaciones de velocidad. Y, por último, ten en cuenta que, en general, una mayor velocidad va a repercutir en un precio más elevado.

Mujer en su ciudad

Te recomendamos no dejar la batería en lugares en los que haga mucho calor. Lo ideal es que la temperatura sea inferior a 30 ºC. (Fuente: Dmytro: 88656665/ 123rf.com)

Potencia

No solo es importante que tengas en cuenta la velocidad máxima de un patinete, también tienes que considerar cuál es su potencia, ya que cuanta más tenga mejor para subir las cuestas. Y para el caso de ciudades como Madrid, cuyo relieve se caracteriza por los constantes desniveles, este es un aspecto fundamental. Un caso distinto son capitales como Vitoria o Barcelona.

Por otra parte, es importante que distingas entre potencia nominal y potencia máxima. La primera es la que el patinete puede dar de forma continua, mientras que la potencia máxima es la que puede ofrecer de forma puntual en caso de ser necesario. En cualquier caso, ambas se miden en vatios (W). Un buen valor para la primera puede estar en torno a los 300 W.

Autonomía de la batería

En general, la autonomía de los patinetes eléctricos suele estar entre los 20 km y los 45 km. Si lo vas a utilizar para desplazamientos cortos, puedes tener suficiente con 20 km, especialmente si vives en una gran ciudad. Si eres de los que necesita más autonomía, quizá te convenga apostar por los 45 km de autonomía del Xiaomi Mi Scooter Pro.

Además, es importante que compruebes cuál es el tiempo de carga de la batería, ya que tal vez no tengas que hacer desplazamientos largos, pero sí varios a lo largo del día. Para esos casos, puedes necesitar una cuya carga sea lo suficientemente rápida. Por otra parte, también es conveniente que tengas en cuenta el número máximo de ciclos de carga que admite la batería.

foco

Frente a las opciones de alquiler, disponer de tu propio patinete eléctrico te asegura una máxima disponibilidad y unas mejores prestaciones. Además, es más económico.

Control y conducción

Aunque pueda parecer que no hay gran diferencia en el control y la conducción de los diferentes patinetes, lo cierto es que sí la hay. De hecho, no hay más que poner un patinete en marcha para empezar a notarla. Así, te conviene tener en cuenta aspectos como la estabilidad, las ruedas, los sistemas de amortiguación y de frenado.

Por lo demás, en última instancia, la conducción es una cuestión de sensaciones. Por otra parte, es recomendable que compruebes si cuenta con una pantalla de control y qué información presenta en la misma. Cuanto más completa e intuitiva sea, mucho mejor. Y no olvides comprobar la sensibilidad del sistema de frenado.

Diseño y materiales

A la hora de analizar el diseño de un patinete, no solo debes dejarte guiar por su apariencia estética. También es importante que compruebes si es lo suficientemente robusto, si cuenta con pantalla, así como qué elementos de visibilidad y seguridad incorpora. Además, es fundamental que los materiales sean de calidad.

De lo contrario, puede ocurrir que pasados unos meses te sorprendas  porque empieza a deteriorarse. Por otra parte, en lo que respecta a su apariencia, puedes encontrar desde modelos que destacan por su propuesta deportiva, como el E-Twow Booster S v2, o por otros con un toque más retro, como el Smartgyro Baggio 8 V2.

Resumen

El desembarco de los patinetes eléctricos en las grandes ciudades españolas hace unos años supuso todo un fenómeno mediático. Para muchas personas fue una auténtica sorpresa. Sin embargo, lo cierto es que no dejó de ser una manifestación más de la tendencia actual a una nueva forma de movilidad urbana.

Cada vez más apostamos por medios de transporte cómodos, ecológicos, versátiles y seguros. Y los patinetes eléctricos ofrecen todo eso y mucho más, no en vano son realmente económicos. Además, la gran ventaja de contar con uno propio es que tienes la certeza de que siempre vas tenerlo a tu disposición. Y, dado que son ligeros y plegables, los puedes llevar a cualquier lugar.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Dmytro: 61799724/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?