Pelota de playa sobre agua
Última actualización: 28/07/2022

Nuestro método

25Productos analizados

46Horas invertidas

16Artículos evaluados

228Opiniones de usuarios

Una pelota gigante es una gran esfera hinchable que puede utilizarse para muchas actividades diferentes. Es muy divertido rebotar en ella, jugar al vóley, o hasta incluso solo pasársela con otras personas en la playa, por ejemplo. Dependiendo de los materiales con los que esté fabricada, también puede sustituir a una pelota de pilates.

Tener una pelota de este tamaño, es una forma estupenda de hacer que tus hijos se muevan, hagan deporte y se diviertan. También es una herramienta excelente para desarrollar la motricidad gruesa, el equilibrio, la coordinación y la fuerza. Su utilización es muy adecuada tanto para los más pequeños como para los adultos mayores.




Las mejores pelotas gigantes del mercado: nuestras recomendaciones

La mejor pelota gigante para la playa

Esta pelota inflable tiene un diámetro de 61 cm, y esta fabricada en vinilo. Asimismo, su diseño es de paneles de color rojo, blanco, azul y amarillo, y se recomienda su uso a partir de los 3 años de edad.

Por otro lado, su material es resistente al cloro y a la acción del agua salada, por lo que es una gran opción para la playa o piscina. También dispone de una válvula en uno de los extremos para realizar el inflado de la misma.

La mejor pelota gigante más colorida

Fabricada en vinilo de gran resistencia, esta pelota gigante tiene lunares rosas, verdes, amarillos, entre otros, sobre un fondo transparente. Además, se recomienda tanto para juegos acuáticos como en el parque.

En cuanto a sus dimensiones, mide 107 cm de diámetro. En su presentación incluye un kit de reparación con parches para solucionar posibles pinchazos o poros que no dejen que se mantenga inflada.

La mejor pelota gigante para rebotar

Esta pelota gigante se destaca por su diseño. Además de la forma esférica, tiene unidos dos tubos que funcionan como sostén para que los pequeños reboten sobre ella. Asimismo, está hecha en plástico.

En cuanto a su resistencia, soporta hasta 50 kilos sobre ella, y su diámetro es de 60 cm. Esto la hace muy adecuada para los niños mayores de 36 meses.

La mejor pelota gigante para los futbolistas

Gracias a su estampado exterior, esta pelota gigante es ideal para los fanáticos del fútbol, ya que imita a las pelotas de este deporte. Por otro lado, cuenta con una válvula que permite el inflado más rápido.

Con respecto a los usos que se le pueden dar, el material vinílico grueso admite que se la patee, se salte sobre ella y más. Adicionalmente, puede ser usada tanto por niños como por adultos.

La mejor pelota gigante para toda la familia

Esta pelota gigante se caracteriza principalmente por su válvula. Esta logra mantener todo el aire en el interior y al momento del guardado, basta con abrirla para que rápidamente se desinfle.

Por otra parte, viene en presentación de dos unidades, una mayor que la otra, lo que garantiza que nadie quedará excluido por su tamaño. En cuanto al diseño, es transparente y tiene lentejuelas en su interior que se mueven mientras juegas con ella.

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre las pelotas gigantes

Pelota amarilla con cara feliz

La pelota gigante asegura que tu pequeño no se aburra cuando van a la playa. (Fuente: Lang/ unsplash)

¿Quién debe usar una pelota gigante?

Una pelota gigante es un juguete excelente para los más pequeños. Ya sea que los lleves a la playa, al parque o a la piscina, esta pelota garantiza que no se aburrirán y siempre pueden encontrar nuevas actividades a realizar con ella. Además, existen algunas pelotas en materiales más resistentes que están pensadas para el uso en el interior.

Asimismo, en una fiesta de piscina o una reunión de amigos en la playa, una pelota gigante puede ser una opción divertida para adultos. Gracias a la facilidad de inflado, pueden llevarse en el bolso incluso si viajas de muy lejos a la playa y al momento de llegar, puedes inflarla para horas de entretenimiento.

¿Qué hace que una pelota gigante sea buena?

Una buena pelota gigante es aquella que tiene un tacto suave, pero que mantiene su forma. Debe ser fácil de agarrar y sujetar cuando está mojada o seca. Las mejores pelotas son de goma porque rebotan bien y no se rompen fácilmente como las de plástico. Además, tienen la ventaja añadida de que pueden flotar en el agua.

Otra característica que diferencia a una buena pelota gigante es el inflado. La mayoría no necesita más que capacidad pulmonar de tu parte, es decir, las puedes inflar con simplemente soplar por su válvula. Existen otros casos en los que necesitarás de un inflador con pincho para llenarlas de aire y eso te requerirá cargar con más herramientas a la playa o fiesta de piscina.

¿Qué tipos de pelotas gigantes hay?

Hay dos tipos de pelotas gigantes. La primera es la pelota estándar, que tiene un diámetro de unos 60 centímetros. Este tipo puede utilizarse tanto para jugar en interiores como en exteriores. También es ideal para los niños que quieren practicar sus habilidades futbolísticas, pero no tienen acceso a un campo de tamaño normal o a las porterías.

El segundo tipo son las pelotas de vinilo que tienen algún tipo de agarre. Estas están pensadas para que los pequeños se sujeten de allí y reboten sobre la pelota. Si bien no son adecuadas para el uso en el agua o terrenos donde puedan pincharse, son muy entretenidas para utilizar en el interior del hogar.

¿En qué debes fijarte antes de comprar una pelota gigante?

En lo primero que debes fijarte es en el uso que vas a darle tú o tu niño. Si tu hijo es muy pequeño, tal vez no sea la mejor opción comprarle una pelota que no pueda sujetar con sus dos brazos extendidos. Esto puede llegar a frustrarlo y a que no quiera jugar con ella. Por lo tanto, debe tener un diámetro que tu hijo pueda manipular.

Otra característica a tener en cuenta es el material con el que está hecha la pelota y para qué se utilizará. Por ejemplo, si quieres una pelota para que tu pequeño rebote dentro de la casa, una pelota de playa de vinilo no será la mejor, ya que corre más riesgo de explotar o pincharse sobre superficies planas. Por el contrario, si quieres una pelota para jugar en el agua, las de PVC no tienen el mejor agarre cuando están mojadas.

(Fuente de la imagen destacada: Biscaldi/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones