Última actualización: 28/01/2022

Elegir una pelota de squash puede convertirse en una tarea difícil si no sabemos qué factores debemos tener en cuenta. Piensas que cada jugador tiene un estilo propio que va evolucionando con el tiempo. Por lo tanto, es habitual que los deportistas experimentados tengan más de un juego de pelotas en su bolsa.

Para ayudarte en este proceso de compra, hemos elaborado esta guía con la que puedes valorar y elegir tu inversión. Aunque nuestro principal consejo es que las pruebes tú mismo antes de adquirirlas. Puesto que tu estilo de juego y lo cómodo que te sientas serán determinantes en tu decisión.




Lo más importante

  • Si quieres desarrollar una buena técnica, la elección de la pelota de squash es tan importante como la de la raqueta. Existen diferentes tipos de bolas, cada una de las cuales corresponde a un nivel de juego. Para elegir una de ellas, debemos conocer sus características y diferencias de forma que satisfagan nuestras necesidades particulares.
  • Es crucial conocer las reglas de juego del squash, ya que es determinante para la elección de la pelota. En función del nivel del jugador y de factores como la temperatura de la pista, elegiremos una bola u otra. Es decir, hay varios tipos de pelotas de squash que, aunque parezcan iguales, tienen diferentes características: 1 o 2 puntos amarillos, rojos y azules, entre otras.
  • Antes de comprar una pelota de squash, deberás tener en cuenta otros factores como el material, el tamaño y la dureza. Estos criterios son básicos porqué determinan características como la capacidad de bote, la velocidad y la durabilidad de un juegos de pelotas de squash.

Los mejores pelotas de squash del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre las pelotas de squash

Existen muchos tipos de pelotas de squash en el mercado. Al fin y al cabo, es un deporte muy practicado en todo el mundo. Evidentemente, no es igual que practiques squash de forma profesional que como hobby. Por ello, respondemos seguidamente a las preguntas más frecuentes que realizan los usuarios sobre las pelotas que se utilizan en este deporte.

El objetivo del juego es que, tras rebotar la bola en la pared frontal, el adversario no consiga rematarla.

Pelotas-de-squash

El squash es un deporte que pueden practicar tanto chicos como chicas. (Fuente: Sergiy Tryapitsyn: 78571773/ 123rf.com)

¿Qué significan los puntos marcados en las pelotas de squash?

Seguro que la primera vez que viste una pelota de squash te preguntaste qué significaban las marcas de colores que llevaban dibujadas. Pues bien, las pelotas se clasifican bajo un sistema de puntos de colores. Esto tiene que ver con el nivel de juego y, aunque parezcan idénticas, tienen características totalmente distintas. Y en la tabla a continuación te lo explicamos.

Color de punto Característica Velocidad Rebote potencial Tipo de jugador
Verde Recomendada para jugar en zonas de altitud muy elevada. Super extra lenta. Super bajo. Profesional experimentado.
Doble Amarillo Es la única bola usada en torneos profesionales. Extra lenta. Super bajo. Profesional experimentado.
Amarillo Similar a la de doble punto para niveles casi de competición oficial. Muy lenta. Muy bajo. Avanzado.
Rojo Ideal para desarrollar técnica. Lenta Bajo. Intermedio.
Azul El hecho de que sea de llamativos colores hace que sea más fácil de encontrar en la cancha. Rapida. Alto. Principiante.

¿Cuál es el juego de pelotas de squash ideal?

Pese a que las pelotas de marcas famosas tienen un rendimiento inmejorable, un rebote excelente y una prolongada vida útil. No hay una respuesta definitiva a esta pregunta. Es decir, el set de bolas ideal para ti, es el que mejor se acopla a tu nivel de juego en este momento. Por lo tanto, a medida que vayas perfeccionando tus habilidades de jugador, tendrás que plantearte cambiar de pelotas.

Si acabas de iniciarte en este deporte, te recomendamos que empieces con una bola azul o roja, ya que tiene el rebote más alto y no necesitas calentarla antes del partido. A medida que avances en tu técnica, puedes cambiar a las amarillas. Pero ¿cómo saber cuándo debes cambiar? Probando: rápidamente sabrás si estás preparado para usar una pelota más lenta y con menos rebote.

Borja GolánBicampeón de Europa y quinto del mundo de squash
"En España, cuando iba al instituto, le dedicaba dos o tres horas al squash y en Inglaterra entrenaba seis o siete horas. Y lo hacía con jugadores que estaban entre los 30 mejores del mundo. La continuidad y entrenar con los mejores me hizo mejorar".

¿Por qué hay que calentar la pelota de squash antes de jugar?

Las pelotas de squash deben calentarse antes de comenzar el juego, ya que si no lo hacemos, la pelota no rebotará lo suficiente. Este calentamiento se hace golpeando la pelota contra la pared durante unos cinco minutos. Tras ello, el aire de dentro de la pelota de goma se calienta y la presión aumenta, por lo que rebotará más.

Si juegas con una pelota para principiantes, puedes comenzar el juego de inmediato, ya que no necesita calentamiento como las más avanzadas. Con las de punto rojo tampoco es necesario un calentamiento extenso: bastará con un par de minutos de golpeo de la bola contra la pared y comenzará a rebotar estupendamente.

Pelotas-de-squash

Las pelotas de squash se pueden clasificar según su velocidad. Esta clasificación es de acuerdo al reglamento WSF (del inglés World Squash Federation). (Fuente: Lightfieldstudios: 121433780/ 123rf.com)

¿Cuándo debo cambiar mi pelota de squash?

Una pregunta muy habitual es con qué frecuencia se debe cambiar una pelota de squash. La respuesta es que no hay un tiempo estipulado para ello, ya que con el tiempo notarás que se comporta de forma distinta. Y es que al estar compuesta por dos mitades juntas, es habitual que, poco a poco, el aire comience a escaparse. Esto hace que la bola pierda fuerza de rebote.

Además, tanto si juegas frecuentemente al squash como si golpeas con fuerza la pelota, necesitarás reemplazarla antes que otro tipo de jugadores. Nosotros te recomendamos tener siempre pelotas nuevas en tu bolsa de squash, es la mejor forma de hacer frente al imprevisto de un deterioro en mitad de un partido.

Pelotas-de-squash

El precio de una pelota de squash es muy accesible. De hecho, puedes encontrar una pelota de alguna marca líder a precios muy baratos. Los mejores puntos de venta para adquirirla son las tiendas de squash, comercios deportivos o webs especializadas. (Fuente: Goričev Eduard: 57773090/ 123rf.com)

Criterios de compra

Tamaño

Si quieres adquirir unas buenas pelotas de squash para entrenar o para competir debes tener en cuenta este punto. Para ello, es necesario valorar tanto las características de tu juego como tu nivel. Las pelotas de gran tamaño están indicadas para todos los jugadores principiantes. Con este tipo de pelotas jugarás con más facilidad.

Además, existen otras pelotas de squash con un tamaño mayor. Son más rápidas de lo normal y están indicadas para jugadores más avanzados. A su vez, existe otro tipo de pelotas de tamaño normal, bastante lentas y destinadas a los jugadores que tienen un nivel entre medio y alto. Por último, las pelotas más pequeñas son para los profesionales.

Dureza y material

Además del sistema de puntos (pelotas de punto verde, amarillo, rojo y azul), también existe una clasificación en cuanto a la dureza. Las bolas duras se usan sobre todo en Estados Unidos, donde el squash se juega en cancha americana. Tienen un bote muy rápido. Las blandas son las más populares y, actualmente, las oficiales en torneos profesionales.

Las pelotas están fabricadas de goma y de caucho (ya sea natural o sintético de alta calidad). También pueden estar hechas de una mezcla de ambos. Sin embargo, las marcas más relevantes de este producto han lanzado pelotas de foam (espuma) sin recubrir para niños que comienzan en el squash. Esta última es una buena opción para los más pequeños.

Temperatura de la pista

Existen una serie de elementos imprescindibles en los que debes pensar a la hora de invertir. Uno que para nosotros es muy importante, a prescindir de tu nivel como jugador es justo la temperatura del ambiente. Si no sabes bien en qué criterios fijarte a la hora de decidirte, este es uno que te aconsejamos atender.

En otras palabras, elegir la pelota adecuada para tus partidos, también tiene que ver con la temperatura de la pista. Si vamos a jugar con temperaturas altas, es aconsejable optar por una pelota lenta, ya que el calor afecta a su dinamismo en el suelo. Por otro lado, si la temperatura es baja, debes elegir una más rápida y con rebote más alto.

(Fuente de la imagen destacada: Tomas1111: 17745674/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones