Última actualización: 07/04/2022

Nuestro método

22Productos analizados

44Horas invertidas

14Artículos evaluados

220Opiniones de usuarios

Una placa base para videojuegos es una placa diseñada para ser utilizada en ordenadores para juegos. Incorpora características como sonido a bordo, vídeo y controladores LAN que se pueden usar en los juegos más novedosos.

Una placa base para videojuegos es un dispositivo de hardware informático que permite al usuario jugar a videojuegos. Tiene características especiales, como gráficos y sonido de alta calidad, que son necesarios para jugar a los videojuegos modernos. La característica más importante de una placa base para juegos es su capacidad para procesar la información con rapidez a fin de proporcionar un juego fluido sin interrupciones ni retrasos.




Las mejores placas base para videojuegos del mercado: nuestras recomendaciones

La mejor placa base para una experiencia de juego rápida

Esta placa de base para videojuegos tiene un sistema de arranque increíblemente rápido y una carga rápida de aplicaciones y datos. Velocidades de hasta 32Gb/s por dispositivo con Gen3 x4, Turbo M.2 es más de 5 veces más rápido que una conexión SATA III normal.

Gracias a su DDR4 Boost, una tecnología avanzada que permite entregar señales de datos puros para obtener un mejor rendimiento y estabilidad del juego. No hará falta instalar ninguna CPU, ni memoria o tarjeta gráfica. Tan sólo será necesario usar una llave USB para flashear cualquier BIOS en segundos.

La mejor placa base para cancelar el ruido externo

Esta placa base para videojuegos permite una cancelación del ruido asistida por Inteligencia Artificial, para conseguir una mejor comunicación entre jugadores. Su innovador sistema TUF LANGuard permite aumentar el rendimiento de la conexión LAN y protege contra los rayos y la electricidad estática.

En cuanto a la estética, cuenta con la tecnología de Aura Sync, que incluye todos los controles RGB y una variedad de efectos de iluminación para las luces LED que vienen integradas en la placa. Permite sincronizar un gran número de productos compatibles con Aura.

La mejor placa base por su doble módulo de memoria

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Esta placa base cuenta con una arquitectura de memoria de doble canal, lo que permite incrementar el rendimiento de su memoria RAM DDR4 al permitir el paso simultáneo a dos módulos diversos de memoria. La velocidad de reloj de su memoria es de 3466 MHz.

Incorpora el bus de expansión PCI-E en su interfaz de tarjeta de gráficos. Como conector de CPU, cuenta con el sistema AM4. En cuanto a los procesadores, son compatibles amd ryzen / ryzen de 2ª y 3ª generación con radeon vega graphics desktop processors para zócalos am4.

La mejor placa base por su disipador de calor

Esta placa base de videojuegos contiene un sistema disipador de calor de gran superficie, lo que contribuye a la eficiencia de todo el sistema de refrigeración de la placa base. Su componente Steel Armor cuenta con puntos de soldadura para una mayor resistencia. Además, protege las señales de PCI Express de interferencias electromagnéticas para una experiencia del usuario sin sacudidas.

Su tecnología Core Boost combina una calidad de diseño premium y el diseño de alimentación digital que permite una alimentación más rápida y sin distorsiones de la CPU. Esto crea unas condiciones perfectas para una CPU de múltiples núcleos durante el overclocking.

La mejor placa base para todo tipo de puertos USB

Esta placa base incluye puertos USB para conectar periféricos de todo tipo, entre los que se encuentran conectores traseros USB 3.2 Gen. 2 de tipo A para cajas compatibles. Además, cuenta con una ranura M.2 que soporta transferencias de datos hasta de 32 Gbps a través de PCI Express 4.0., lo que permite un arranque y tiempos de carga más rápidos para el sistema operativo y las aplicaciones.

Gracias a su conexión Ethernet Intel l219-V reduce la carga de la CPU, ofreciendo así una capacidad de procesamiento TCP y UDP excepcionalmente alta para acelerar las transmisiones de datos. En cuanto a su alimentación digital, cuenta con el módulo regulador de voltaje (VRM) Digi+, que controla las tensiones, las frecuencias y la configuración de energía en tiempo real.

Guía de compras: Todo lo debes saber sobre las placas base para videojuegos

¿Qué hace una buena placa base para videojuego?

Una buena placa base para juegos debe tener muchas características útiles para los jugadores. Debe ser compatible con los últimos procesadores y tarjetas gráficas, tiene que tener suficientes ranuras para la RAM (al menos 4), ¡y tiene que tener un aspecto atractivo!

¿Qué tipos de placa base para videojuegos hay?

Hay dos tipos de placas base para videojuegos. La primera es la placa base ATX, o de tecnología avanzada, que existe desde hace mucho tiempo y se sigue utilizando en la mayoría de los ordenadores de hoy. Fue una de las primeras en usar conjuntos de chips diseñados específicamente para el hardware de los ordenadores, en lugar de basarse en tecnología más antigua como las ranuras ISA. Este tipo de placa se puede encontrar en casi cualquier PC de sobremesa, pero no suelen ser recomendables si quieres construir un sistema de gama alta con varias tarjetas gráficas u otros componentes que requieran mucha potencia. Sencillamente, no tienen suficiente espacio en su interior para soportar todas esas piezas adicionales sin sobrecalentarse y causar problemas en el futuro.

El segundo tipo se llama placas Micro ATX (o mATX), que son versiones más pequeñas hechas especialmente para los jugadores que necesitan más espacio dentro de su carcasa para poder meter tarjetas de vídeo más grandes y sistemas de refrigeración, manteniendo todo fresco al mismo tiempo. Estas placas vienen en muchos tamaños diferentes, dependiendo de las características que busques; ¡algunas incluso incluyen adaptadores Wi-Fi integrados!

¿Quién debe utilizar una placa base para videojuegos?

Las placas base para videojuegos están diseñadas para los jugadores que quieren sacar el máximo partido a su sistema. Tienen funciones que te permiten overclockear la CPU y la memoria, así como añadir tarjetas gráficas adicionales si es necesario.

¿Cuándo necesitas una placa base para videojuegos?

Si eres un jugador, es obvio que necesitas tener la mejor placa base para juegos. Las placas base para juegos tienen muchas características y especificaciones que las diferencian de otros tipos de placas base. También proporcionan un mejor rendimiento que otras en términos de velocidad y estabilidad mientras juegas o realizas cualquier tipo de trabajo en tu sistema informático.

¿Cuáles son las ventajas de una placa base para videojuegos?

Las placas base para juegos tienen muchas ventajas sobre otros tipos. Están diseñadas para ser rápidas y estables, para que puedas jugar sin problemas. Además, la placa base está fabricada con componentes de alta calidad que durarán años, lo que significa que no se te estropeará en medio de una partida o torneo importante.

Una placa base para juegos también tiene muchas características que te facilitan la vida; vienen con tarjetas de sonido y adaptadores de red integrados, por lo que no hay que comprar nada más al configurar tu sistema informático. Tampoco necesitas software adicional porque la mayoría de las placas ya incluyen controladores para todo el hardware instalado en ellas desde el principio.

¿Cuáles son las desventajas de una placa base para videojuegos?

La principal desventaja de una placa base para videojuegos es que no será tan fiable o estable como otras placas base. Esto significa que tendrás que sustituir la placa más a menudo que otras, lo que puede resultar caro si estás actualizando y cambiando constantemente las piezas del ordenador.

¿Necesitas equipo adicional para utilizar una placa base para videojuegos?

No, no necesitas ningún equipo adicional. La placa base para videojuegos incorpora desde el microprocesador y la refrigeración, la memoria principal, la tarjeta gráfica, el almacenamiento secundarios, la caja y la fuente de alimentación, el monitor hasta el teclado y el ratón.

¿Qué alternativas existen a una placa base para videojuegos?

Puedes encontrar muchas alternativas a una placa base para videojuegos. Aunque, si lo que quieres es mejorar el rendimiento, entonces no hay más alternativa que una placa base para videojuegos. Por el contrario, si sólo quieres algo que funcione bien para tus necesidades sin arruinarte, entonces una placa H110 o B150 sería perfecta para ti.

Criterios de compra

Las reseñas de antiguos usuarios

La selección de placas base para videojuegos viene determinada por la experiencia de uso de antiguos usuarios y que manifiestan sus opiniones a modo de reseñas. También se considera la rentabilidad del producto.

Este producto convenció a sus usuarios por sus excelentes características, lo que se refleja en una valoración de 4.5 sobre 5 estrellas.

Las funciones que integran la placa base

Lo primero que debes comprobar es que tenga todas las funciones y puertos que necesita tu ordenador, como la compatibilidad con USB 3.0 o SATA 6GB/s. También debe tener suficientes ranuras PCI-E para que puedas añadir varias tarjetas gráficas si es necesario (para SLI o Crossfire). Una placa base con una ranura M2 te permitirá poder instalar un SSD más adelante sin tener que comprar otra tarjeta de expansión.

Asegúrate también de que hay muchos conectores para los ventiladores de la carcasa y los radiadores de refrigeración por agua; esto garantizará un buen flujo de aire dentro del sistema, que mantendrá todo fresco, incluso bajo cargas pesadas. Por último, no te olvides de las capacidades de overclocking: ¡algunas placas base permiten más flexibilidad que otras a la hora de overclockear la CPU y los módulos de RAM!

(Fuente de la imagen destacada: chiradech/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones