Última actualización: 17/02/2022

Nuestro método

23Productos analizados

61Horas invertidas

28Artículos evaluados

163Opiniones de usuarios

Una placa de gas es un aparato de cocina portátil que calienta hasta 400 grados Fahrenheit y utiliza gas propano o natural como combustible. Puede utilizarse para preparar alimentos, calentar agua, fundir chocolate y otros fines.

La placa de gas es un aparato sencillo que utiliza el calor de un elemento eléctrico para hervir el agua. Este proceso libera vapor que sube y golpea la parte inferior de una placa metálica, calentándola también. Una vez que esto ocurre, los alimentos colocados encima se cocinarán por conducción (la transferencia de energía de un objeto a otro sin contacto directo).




Las mejores placas de gas del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Todo lo que necesitas saber sobre las placas de gas

¿Qué tipos de placas de gas hay?

Hay dos tipos de placas de gas, la primera es una placa de gas y la segunda es una placa eléctrica. La diferencia entre ellas radica en su fuente de calor; una utiliza la electricidad para calentar, mientras que la otra utiliza gas natural o propano como fuente de energía.

¿Cuáles son las ventajas de una placa de gas?

Las placas de gas son más eficientes que las eléctricas. También se calientan más rápido y proporcionan un mejor control de la temperatura. La llama de gas es regulable, por lo que puedes cocinar a un nivel más bajo durante más tiempo sin que los alimentos se sequen o se quemen en el fondo.

Criterios de compra

Tamaño

Lo primero que debes buscar es el tamaño de la placa de cocción. Una buena placa de cocción de gas tendrá una gran superficie, para que pueda albergar muchos platos a la vez.

Limpieza

También es importante tener en cuenta la facilidad de limpieza y mantenimiento de tu nuevo aparato: si hay demasiados recovecos en los que puede quedar atrapada la comida o la grasa, esto puede ser un problema en el futuro.

Potencia y seguridad

Debes fijarte en la potencia de la placa de gas. Cuanto mayor sea su potencia, más rápido hervirá el agua o cocinará los alimentos. También es fundamental que compruebes si el modelo cuenta con funciones de seguridad, como la desconexión automática y las asas de tacto frío, así como si tiene un periodo de garantía, para que puedas estar seguro de obtener recambios en caso de que algo vaya mal al utilizar el producto.

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones