La evolución tecnológica ha ayudado a mejorar innumerables aspectos de nuestra vida diaria. La cocina no es una excepción a la regla. Y es que los fogones y las vitrocerámicas convencionales están en peligro de extinción. ¿El motivo? Las mejores placas de inducción, que, a la hora de cocinar, se erigen como una opción más eficaz, rápida y limpia. Suena bien, ¿no?

Si estás reformando tu cocina o simplemente vas a mudarte a una nueva casa que no dispone de este avanzado sistema, este artículo te interesa. Porque las mejores placas de inducción te ayudarán a ahorrar energía. Además, evitarán que, cuando se te caiga comida, esta se pegue al cristal. Ponte cómodo porque vas a despedirte por fin de los rascadores y quitagrasas.

Lo más importante

  • Las placas de inducción son sistemas de cocinado mucho más seguros que las vitrocerámicas convencionales. Además, son también más eficientes y rápidos.
  • Si no tienes recipientes con base ferromagnética, no podrás utilizar tu placa de inducción. Asegúrate de que te haces con ollas, sartenes y demás utensilios de esta guisa.
  • El número de quemadores de la placa de inducción que busques es clave. Repasamos este y otros criterios de compra al final del contenido.

Las mejores placas de inducción del mercado: nuestras recomendaciones

Cocinar es un arte y, por ello, necesita de las herramientas adecuadas. ¿Acaso intentarías concebir La noche estrellada con una brocha gorda para pintar paredes? ¡Jamás! Es por ello que las mejores placas de inducción pueden cambiar radicalmente tu vida. Pero ¿cuál comprar? A continuación recogemos, y tras un exhaustivo estudio, cuatro buenas placas de inducción:

La placa de inducción favorita de los usuarios online

Abrimos la lista de mejores placas de inducción con esta magnífica propuesta de la gigante Balay. Se trata de una opción versátil con tres zonas de cocinado. Una de ellas posee triple medida (hasta 32 cm de diagonal), lo que resulta perfecto para cocinar grandes cantidades de alimentos.

Posee una función denominada Sprint. Con ella, puedes aumentar la potencia de la zona de cocción durante un periodo de 10 minutos para hervir líquidos rápidamente.

La mejor placa de inducción de gama alta

Siemens se suma a la fiesta con una placa de inducción de gama alta. Muy apreciada por los usuarios, resulta perfecta para aquellos usuarios que buscan guisar con frecuencia.

Tecnológicamente, se jacta de ser una opción rápida, precisa, limpia y segura. Además, incluye funciones como la Sprint (con la que hervir líquidos más rápidamente) o la Frying Sensor, que ayuda a controlar la temperatura del aceite para evitar quemar los alimentos.

La mejor placa de inducción barata de la actualidad

Si tu presupuesto es algo más reducido, siempre puedes apostar por esta placa de inducción de Mepamsa. Por menos de 200 €, dispones de un equipo completo que encaja como un guante en muebles de 60 cm.

Esta opción de Mepamsa es una de las mejores placas de inducción baratas de la actualidad debido a su completa paleta de funciones: nueve niveles de potencia, temporizador o bloqueo de seguridad, entre otras.

La mejor placa de inducción portátil

Cecotec ofrece una gran placa de inducción portátil gracias a su superficie de cristal esmaltado de gran durabilidad. Posee diez niveles de potencia y programas por defecto para café, sopa o arroz.

Por otro lado, puedes establecer el tiempo de cocinado para que la placa trabaje por ti mientras te dedicas a otros asuntos. Con la función «Mantener caliente» te permite conservar la temperatura de los alimentos hasta que llegue el momento de servir.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las placas de inducción

Como ya hemos dejado claro en el apartado anterior, cocinar es un arte. Por ello, aunque vayas a freír unos simples huevos, debes disponer de las herramientas adecuadas. Sin embargo, en lo referente a las placas de inducción, no basta con elegir una y comprar: hay que conocerlas. Para ayudarte, a continuación respondemos a las preguntas más habituales sobre ellas.

Cacerola en el fuego

Las placas de inducción son sistemas de cocinado rápidos, eficientes, ecológicos y seguros. (Fuente: Brizmaker: 82369369/ 123rf.com)

¿Qué es una placa de inducción y cómo funciona?

Las placas de inducción conforman un tipo de cocina vitrocerámica. Se trata de un sistema muy moderno, cuya tecnología ofrece una mayor eficiencia. Además, acostumbra a ser más seguro, ya que el calor solo se aplica en la base de los recipientes, mientras que el resto de la placa se mantiene fría.
Se instala en un hueco de la cocina especialmente destinado a ello.

En cuanto a la tecnología que utilizan, obedece a un principio físico: la ley de Faraday. Debido a ella, se genera un campo magnético entre dos superficies que produce energía y, posteriormente, calor. En este caso, hablamos de la propia placa y la base del recipiente utilizado para cocinar. Para funcionar, esta última debe estar hecha a base de material ferromagnético.

¿Qué ventajas y desventajas tienen las mejores placas de inducción?

Si estás pensando en hacer reformas en tu cocina o simplemente estás buscando nuevo hogar, nuestra recomendación es que optes por una de las mejores placas de inducción. Si todavía no te hemos convencido, echa un vistazo a la siguiente tabla en la que recogemos sus pros y sus contras. ¡Ah, y recuerda equiparte con una buena campana extractora para evitar malos olores!

Elena RojoPeriodista de El Español

“Se trata de un electrodoméstico más eficiente que la vitrocerámica eléctrica convencional porque calienta los recipientes directamente, evitando el despilfarro de energía”.

Cómo limpiar una placa de inducción barata o de gama alta

Aparte de asegurarte de que cocinas con materiales compatibles con las placas de inducción, como las sartenes específicamente diseñadas para ello, la higiene es otro punto fundamental. Si quieres que tu sistema de inducción dure lo suficiente como para poder amortizarlo, debes someterlo a un mantenimiento regular. Para hacértelo más fácil, sigue los siguientes consejos:

  • Hazte con un envase vacío y deposita en él medio litro de agua preferiblemente fría. Una vez dispongas del agua, echa en el mismo recipiente otro medio litro de vinagre blanco. Asegúrate de que este es puro. Finalmente, añade una cucharada de bicarbonato sódico. Agítalo en condiciones para que se mezcle.
  • Cuando dispongas de la mezcla, échala sobre las manchas que haya en la placa de inducción. Deja que el compuesto actúe un par de minutos sobre ellas. También puedes esparcirlo por toda la placa de inducción aunque esta no presente manchas notables.
  • Ahora, hazte con un paño de algodón natural o de microfibra. Asegúrate de que está limpio y sin usar. Como alternativa, también puedes utilizar una esponja suave que no provoque arañazos en el cristal. Para una mejor limpieza, enjuaga de vez en cuando el paño en el grifo.
  • Una vez eliminadas las manchas, seca la zona con un nuevo paño. De este modo, la dejarás brillante y libre de humedades. Y ahora que ya has dejado la placa de inducción como los chorros del oro, puedes relajarte, por ejemplo, con una buena taza de café.

Soluciones a problemas con las placas de inducción

Aunque las placas de inducción son sistemas resistentes, pueden presentar problemas. Hablamos de un entramado sofisticado, no de una simple sandwichera. Por ello, es posible que a lo largo de tu experiencia de usuario te encuentres con algún contratiempo relativo a tus placas de inducción. Antes de perder los papeles, echa un vistazo a esta detallada lista:

  • Las placas de inducción parecen no funcionar. Generalmente, puedes darte cuenta de ello porque los indicadores del sistema parpadean. Puede deberse a dos motivos: el utensilio que estás utilizando no es compatible con el sistema o hay un fallo en el sensor.
  • Si la temperatura del sistema no se mantiene o baja progresivamente, hay dos explicaciones posibles. La primera es la potencia del sistema, que puede que sea insuficiente para usar varios recipientes a un tiempo. La segunda es relativa a los mecanismos de seguridad del propio sistema. Para reconducir esta situación, echa un vistazo al libro de instrucciones del modelo
  • En caso de que las placas de inducción ni siquiera funcionen, no tienes por qué llamar corriendo al servicio técnico. Primeramente, comprueba que no hay fallos en la red eléctrica. Luego, asegúrate de que las placas de inducción están bien conectadas a la misma. Si aun así el problema persiste, busca ayuda profesional.
  • Si el cristal de la placa de inducción está rayado y presenta problemas a la hora de funcionar, poco podrás hacer. Lo mejor en estos casos es sustituirlo. Por ello, hacemos hincapié en la importancia de un buen mantenimiento. Usa siempre paños o esponjas suaves que permitan limpiar el sistema sin provocar arañazos en él.
  • En caso de rotura, deja de utilizar las placas de inducción de inmediato, ya que es potencialmente peligroso. En cuanto puedas, llama al servicio técnico o al seguro de hogar del que dispongas, ya que es muy posible que este te cubra el desperfecto.
Dos cacerolas en placas de inducción

En caso de que el cristal de la placa de inducción se raye hasta el punto de dejar de funcionar, la mejor solución es sustituirlo por otro nuevo. (Fuente: Khambubpha: 91361869/ 123rf.com)

¿Cómo usar una placa de inducción?

Hasta los exprimidores de zumo tienen unas pautas de uso. No se trata de instalar un aparato sin más y lanzarse a lo loco. Si quieres aprovechar tus placas de inducción al máximo y cocinar con ellas platos inolvidables, lo mejor es que sigas nuestros consejos. Con ellos, tu dinero estará realmente invertido y no solo lo notarás tú, ¡sino también tus invitados!

  • Cada recipiente con su placa correspondiente: Piensa bien cuánto quieres cocinar y utiliza el recipiente adecuado. De no hacerlo, la cocción será inadecuada y los alimentos quedarán mal preparados.
  • Precaución, amigo conductor: Utiliza las funciones de autoapagado o bloqueo en caso de que vayas a dedicarte a otros asuntos durante el cocinado o tengas niños pululando por ahí. Además, evita limpiar el aparato con sustancias abrasivas o derramar líquidos durante el proceso de cocinado.
  • Potencia, siempre la justa: Para que los alimentos se cocinen adecuadamente, deberán recibir el calor adecuado, ni más ni menos. Por lo tanto, ajusta la potencia al tipo de cocinado, ya que, de ese modo, evitarás que el alimento se queme o quede crudo.

Criterios de compra

Está bien eso de recurrir de vez en cuando de conservas, pero si no quieres estar tirando todo el día del abrelatas, las placas de inducción son una inversión magnífica. Eso sí, antes de comprar cualquier opción, echa un vistazo a los siguientes criterios de compra. Gracias a ellos, te asegurarás de que adquieres la opción que más se ajusta a tus necesidades.

Dimensiones

Si no compras el modelo adecuado en cuanto al tamaño, no habrá manera de instalarlo en tu cocina. Actualmente, dispones de varias dimensiones que van de los 60 a los 90 cm de ancho. Por lo tanto, antes de decantarte por cualquier modelo, toma las medidas oportunas. Eso sí, en caso de que la cocina sea nueva o vayas a cambiarla, puedes adaptar esta a cualquier tamaño.

Cacerola limpia

A la hora de limpiar una placa de inducción, utiliza paños o esponjas suaves que eviten arañazos en el cristal. (Fuente: Khambubpha: 91345331/ 123rf.com)

Número de quemadores

En función del tipo de platos que cocines, necesitarás uno o más quemadores. Si eres un solterón que vive a base de huevos fritos, te bastará con lo mínimo. Pero si vives en familia o simplemente te gusta cocinar para amigos o citas, quizá necesites tres o cuatro. En este caso, además, lo mejor es que cada quemador posea un diámetro diferente para dar mayor versatilidad.

Funciones extra

Las mejores placas de inducción baratas o de gama alta ofrece funciones extra muy útiles. Por ejemplo, una de ellas es el sistema de bloqueo, que impedirá a los más pequeños que activen por error el aparato. Otras ofrecen tecnología exprés con la que, a la hora de hervir líquidos, tardarás menos. Valora todas las posibilidades y compra la que más pueda darte.

Seguridad

Entronca con el apartado anterior, pero va mucho más allá. Una buena placa de inducción barata o de gama alta no debe incluir tan solo un sistema de bloqueo para los más pequeños. El incorporar otros sistemas de seguridad como el de autoapagado la convierte en una mejor inversión. Con esto, podrás dedicarte tranquilamente a otros asuntos mientras cocinas.

Cacerola gris

La función Sprint de las mejores placas de inducción permite hervir líquidos de forma más rápida y segura. (Fuente: Adamowicz: 80524584/ 123rf.com)

Potencia

Algunas placas de inducción bajan su rendimiento cuando se activan varios quemadores a la vez. Esto se explica, habitualmente, por la potencia. Por ello, debes buscar una que se ajuste realmente a tus necesidades. Además, asegúrate de que posee reguladores de potencia amplios que eviten que la comida se te queme o se cocine mal, ya que no todos los platos se hacen igual.

Resumen

La tecnología avanza imparable y ha llegado también al mundo de la cocina. Las mejores placas de inducción son un gran ejemplo de ello. Estos sistemas te permiten cocinar de forma más eficiente, rápida y segura. Por ello, si estás pensando en remodelar la cocina o simplemente vas a comprar una nueva vivienda, ¡apuesta por las placas de inducción!

Pero como es costumbre en nuestro portal, nunca recomendamos comprar sin seguir unos determinados criterios de compra. En el caso de las placas de inducción, uno de los más importantes es de las dimensiones. Si no compras un modelo adecuado en este sentido, no podrás instalarlo. También es importante el número de quemadores que tenga o la potencia.

Se acabó lo de pedir a Just Eat, ¡ahora ya puedes cocinar rápidamente deliciosas platos! Si te ha sido útil este contenido, ¡no dudes en compartirlo en tus redes sociales para que puedan aprovecharse de él más personas!

(Fuente de la imagen destacada: Kendenkovs: 128874452/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Sergio Fernández Traductor, filólogo y redactor de textos
A la hora de escribir, doy lo mejor de mí cuando me toca analizar productos del hogar, tecnológicos y relacionados con el mundo animal. Porque ¿qué sería de la vida sin ellos? En cuanto a mi vida personal, no concibo el mundo sin los discos de vinilo, la poesía de Jaime Gil de Biedma, mis dos gatos (Molly y Cohen) y el clutch time de la NBA.