El paso del tiempo es inexorable. Y no solamente para las personas, ¡para los documentos también! Los papeles, sobre todo si los tenemos acumulados en un rincón de la oficina o en nuestra casa juntando polvo y a merced de la humedad, se desgastan y se arruinan. Lo mismo sucede con fotos, tarjetas y carteles. ¿La solución? Usar plastificadoras. ¿Has oído hablar de ellas?

Si no sabes a qué nos referimos, no te preocupes: has llegado al sitio correcto. A lo largo de las páginas que siguen, te explicaremos todo lo que hay que saber sobre las plastificadoras y el potencial que tienen para conservar nuestra documentación con la máxima calidad posible. Continúa leyendo esta guía y te convencerás de las ventajas de esta herramienta de oficina.

Lo más importante

  • Las plastificadoras son máquinas eléctricas que sirven para proteger, a través del calor, documentos, fotos u otro tipo de materiales. Los protegen contra la degradación, la humedad y el polvo acumulado.
  • Las plastificadoras ayudan, por lo tanto, a conservar documentos, y su trabajo es irreversible. Es decir, una vez que plastificamos un formulario, por ejemplo, ya no podemos hacer más cambios en él. También aportan relieve y brillo.
  • Existen plastificadoras de distintos tamaños y diseños, según los contextos en los que son usadas. Difieren en su capacidad de producción diaria y, por lo general, necesitan un cierto mantenimiento. Es necesario comprar, por separado, bolsas de laminado para realizar las tareas de plastificación.

Ranking: Las mejores plastificadoras del mercado

Ya sea en nuestros hogares o en nuestros entornos de trabajo, los papeles y documentos importantes nos rodean. También, debido a la era digital en la que vivimos, solemos tener fotos que queremos conservar. Las plastificadoras pueden ser unos grandes aliados en este sentido, ¿pero cómo elegir la más adecuada? La selección que sigue te muestra lo mejor del mercado.

Puesto nº 1: Genie F9011 – Plastificadora A4

Genie te presenta esta plastificadora con 2 rodillos calefactores, apta para fotos, documentos y otros tipos de papeles. La plastificadora es capaz de sellar tus hojas con una calidad excepcional y las protege con una película de entre 80 y 120 micras (1 micra es una milésima parte de un milímetro) por toda la superficie. Funciona con formatos de tamaños de hasta DIN-A4.

Este modelo es muy sencillo de usar. Cuenta con 2 lámparas LED para indicar el modo de funcionamiento: encendido y listo. Tiene también un sistema de protección contra el sobrecalentamiento (apagado automático) y una función antiatasco para que no tengas problemas de papel. La laminación hace que la hoja sea resistente al agua, a las manchas y a prueba de alteraciones.

Puesto nº 2: Crenova A4 A5 A7 Plastificadoras

La plastificadora de Crenova es muy versátil. Puedes darle un uso doméstico o laboral. Su calentamiento rápido garantiza una alta producción. Puedes laminar hasta 50 hojas A4 por hora y es compatible con bolsas de 60, 80 y 100 micras. Podrás proteger tus documentos, fotos y tarjetas de la suciedad, el moho y otros daños que atentan contra su conservación.

La plastificadora Crenova tiene un diseño compacto y ligero, es fácil de usar y posee un redondeador de esquinas. Además, con la compra vienen incluidas 20 bolsas de laminado. La palanca ABS (sistema antifreno) te liberará de los molestos atascos de papel. El fabricante recomienda, para evitar lesiones y quemaduras, no tocar la máquina mientras está en uso y operativa.

Puesto nº 3: MATCC Plastificadora A4

Plastificadora de alto rendimiento, que además corta y redondea las esquinas. Su sistema de calentamiento rápido permite que, después de 3 o 4 minutos, puedas plastificar hojas, fotos o tarjetas a una gran velocidad. Apta para un tamaño máximo de papel A4, utiliza bolsas de entre 3 y 5 mm. Las luces LED incorporadas te indicarán a cada momento el estado de la máquina.

El fabricante de este modelo advierte que el uso incorrecto de la plastificadora puede ocasionar atascos de papel. Por ello, cuenta con una función antiatasco que produce un corte de energía automático para proteger la máquina en aquellos casos. La plastificadora es robusta, fácil de usar y duradera. Su tiempo de funcionamiento activo es de 30 minutos por vez.

Puesto nº 4: Morpilot Plastificadora A3 A4, Máquina Laminadora

La plastificadora Morpilot es una herramienta profesional que te ayudará a proteger tus documentos. Con un tiempo de precalentamiento de entre 3 y 5 minutos, plastifica a gran velocidad con películas de entre 80 y 125 micras. Es apta para tamaños de papel A3, A4, A5 y A7 y es compatible con fotos, cartas y tarjetas, entre otros. Los rodillos también laminan en frío.

La función ABS de esta plastificadora multiuso te evitará los atascos de papel. La plataforma de soporte incorporada permitirá que el papel plastificado pueda deslizarse recto, lo que hará que no se encrespe una vez que se haya enfriado. La esquina redondeada incluida sirve para que evitar hacerte daño los dedos. Esta máquina plastificadora tiene una potencia de 365 W.

Puesto nº 5: Blusmart Plastificadora A4 BL01 3 en 1

La plastificadora Blusmart es ideal para satisfacer todas tus necesidades de conservación de documentos: plastifica, lamina, redondea las esquinas y corta, según lo que necesites. Incluye 10 bolsas de laminación y marcos para tus fotos. Lleva un tiempo de precalentamiento de entre 3 y 5 minutos y puede trabajar en caliente y en frío. Admite un tamaño máximo de papel A4.

El interruptor ABS de esta plastificadora resuelve los problemas de atasco de papel de modo efectivo. Funciona con bolsas de papel de hasta 160 micras y el fabricante recomienda que estas sean también de Blusmart. Tiene luces LED que indican encendido, apagado y modo de laminación. La recortadora incorporada es versátil y ofrece hasta 3 tipos diferentes de corte.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las plastificadoras

No es fácil adentrarse en el mundo de las plastificadoras. A menudo, son máquinas que incorporan otras funciones y no cualquier modelo se adapta a las necesidades que puedes tener. Es por ello que hemos preparado la sección que sigue a continuación. Haremos un recorrido por los interrogantes más habituales que hay sobre las plastificadoras para que no te queden dudas.

Oficina

Por medio de una plastificadora puedes conservar documentos por más tiempo.
(Fuente: Alfred Hofer: 50290035/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una plastificadora?

Una plastificadora es una máquina eléctrica que, generando calor, ayuda a conservar documentos, en especial hojas de papel, pero no exclusivamente. El modo en que realiza esta función es cubriendo los documentos con dos capas de plástico, una por cada cara. Dichas capas sirven para proteger la hoja de manchas, roturas y desgastes, y la robustecen haciéndola más duradera.

¿Cómo funciona una plastificadora?

Las plastificadoras funcionan por el calor. Una vez que se inserta el papel o una foto en la máquina, se someten a presión entre rodillos calientes o placas de calentamiento. La plastificadora calienta y licúa el plástico a temperaturas que van de 60 a 80 grados, uniendo las películas al material por completo. De este modo, el papel insertado sale doblemente sellado.

Matt Fearon

“Las máquinas de oficina, desde las copiadoras, trituradoras o plastificadoras, resuelven los desafíos a los que se enfrentan los usuarios en el trabajo y este proceso no debe tener fin”.

Las bolsas de plástico que se usan para plastificar suelen ser de un tamaño levemente más grande que el formato de papel elegido para conservar. Esto es para que la protección sea completa y cubra absolutamente toda la superficie. Si deseas plastificar formatos especiales, debes asegurarte de conseguir bolsas más grandes para lograr esta protección.

¿Qué ventajas tiene usar una plastificadora?

La gestión de documentos importantes es una tarea que requiere responsabilidad en los tiempos de hoy, tanto en el ámbito doméstico como en el laboral. Si queremos conservarlos y protegerlos del paso del tiempo, tener una plastificadora cerca nos ahorra dinero y, sobre todo, tiempo. Además, nos brinda mucha comodidad, ya que las podemos adaptar a múltiples necesidades.

¿Se pueden revertir las operaciones que realizan las plastificadoras?

Lamentablemente, no es posible. El proceso de plastificación hace que los documentos sean resistentes al agua, a las manchas y a prueba de todo tipo de alteraciones. Esto sucede porque las películas prácticamente se fusionan con el papel. Por tanto, no es posible quitarlas después. Sí es posible cortar una hoja plastificada o trabajarla con una esquina redondeada.

Por otro lado, esta propiedad de la irreversibilidad es muy útil en algunos entornos, ya que supone un sistema de seguridad efectivo contra la falsificación de documentos. Las plastificadoras evitan que uno modifique, agregue o edite un texto. Una vez que la máquina ha completado su trabajo, el papel queda soldado.

¿Cómo se utiliza una plastificadora?

Las plastificadoras no son las máquinas más comunes que suele haber en casas y oficinas, por lo que es normal si no sabes exactamente cómo usarla. Si bien hay distintos modelos en el mercado, y algunas funciones pueden variar según la marca o los fabricantes, que por lo general siguen unos pasos similares, como describimos a continuación.

  • Encender la plastificadora y esperar un tiempo de precalentamiento. En general son 3 o 4 y suele haber luces LED que indican cuando está lista.
  • Colocar el documento, foto o material que queremos plastificar dentro de la bolsa o entre los plásticos (si son dos).
  • Insertar todo el material en la plastificadora. Es probable que tengas que acomodarlo con las manos para que quede bien firme.
  • Pulsar el botón para iniciar la plastificación, si es que no comienza automáticamente cuando detecta el papel.
  • No interrumpir el proceso mientras la plastificadora esté funcionando.
  • Retirar el material una vez que haya pasado por completo por el otro lado de la plastificadora.
  • Si quieres, puedes trabajar en el acabado del material redondeando las esquinas o cortando excedentes de plástico.
  • Toma precauciones para no sufrir quemaduras, ya que la máquina puede estar muy caliente.

¿Es lo mismo una plastificadora que una laminadora?

Estrictamente, una plastificadora no es lo mismo que una laminadora, aunque en el mercado muchas marcas y fabricantes usan sus nombres como si fueran sinónimos, ya que sus funciones son parecidas. En rigor, la diferencia fundamental entre ambas es que una plastificadora trabaja con el calor y una laminadora con el frío.

Sin embargo, también es bastante común que se hable de procesos diferentes de conservación de documentos con los nombres de “plastificación en caliente” y “plastificación en frío”. En la siguiente tabla nos ceñiremos a los nombres técnicos —plastificadora y laminadora— para expresar más claramente estas diferencias.

Plastificadora Laminadora
Modo de conservación y protección de documentos Aplicando calor. Aplicando frío.
Cómo funciona Derrite y licúa el pegamento contenido en la bolsa. Las películas entonces se adhieren al papel. Adhiere las películas de las bolsas por efecto de contacto y presión, sin usar electricidad.
Se recomienda para Uso en oficinas, despachos o empresas que no requieran gran volumen de plastificado.

Proteger cartelería y documentos de grandes dimensiones.

Documentos que no pueden soportar altas temperaturas (impresión a base de cera, algunas tintas).

Entornos donde hay niños cerca, para evitar quemaduras y accidentes.

¿Para qué sirven las palancas ABS en las plastificadoras?

Las siglas ABS (en inglés, Antilock Brake System) hacen referencia a un sistema de freno que tienen algunas plastificadoras para evitar uno de los problemas más recurrentes con este tipo de máquinas: los atascos de papel. Basta con accionar la palanca ABS para liberar el papel o la bolsa atascada. Se retiran de la máquina y, si no se han arruinado, se vuelven a utilizar.

¿Las plastificadoras se ponen en marcha de inmediato?

Al trabajar aplicando calor en las bolsas para luego proteger hojas de papel, fotos o tarjetas, las plastificadoras no se ponen en marcha tan rápidamente. Por lo general, necesitan de una fase de precalentamiento para estar listas y funcionar. En estos momentos es importante tomar precauciones para no sufrir quemaduras, ya que la máquina se empieza subir la temperatura.

Jovenes juntos

Un aspecto importante son las bolsas que utilizan las plastificadoras, toma en cuenta el tipo de grosor que necesitas para tus documentos. (Fuente: Antonio Guillem: 82118369/ 123rf.com)

Una vez terminada la fase de precalentamiento, que normalmente no dura más de 4 minutos, la plastificadora ya está lista para usarse. Una vez que plastificamos un documento, es recomendable esperar unos segundos para volver a utilizarla. Es frecuente también que estas máquinas tengan períodos de funcionamiento activos tras los cuales se deben dejar reposar unos minutos.

¿Qué especificaciones técnicas debemos observar en una plastificadora?

Las plastificadoras son máquinas que funcionan por electricidad. Como tales, las especificaciones técnicas varían según los modelos. Como siempre ocurre en estos casos, es importante tener claro para qué queremos utilizar una plastificadora. Una vez resuelta esta cuestión, los aspectos a considerar son los siguientes.

  • Voltaje de la máquina
  • Potencia de los rodillos
  • Tiempo de precalentamiento
  • Ancho máximo de material de plastificación
  • Grosor máximo de material de plastificación
  • Grosor de las películas al plastificar
  • Velocidad máxima de plastificación
  • Tiempo de funcionamiento activo

¿Qué importancia tienen las bolsas que utilizan las plastificadoras?

Son extremadamente importantes. Las bolsas son el consumible fundamental que, gracias al calor de la plastificadora, protegen y conservan nuestros documentos. Muchas veces vienen packs de bolsas incluidas con la compra de la máquina. El aspecto más importante que hay que tener en cuenta es el grosor, que se mide en micras. La siguiente tabla nos brinda más información.

Grosor de las bolsas Aspecto Nivel de protección Materiales
75 u 80 micras Muy flexible Básico Documentos de papel, fotos
100 micras Flexible Cotidiano Documentos generales, fotos, láminas de arte
125 micras Semiflexible Avanzado Diplomas y certificados
175 micras Semirrígido Premium Carteles
250 micras Rígido Experto Carteles exteriores

¿Qué tipos de bolsas para plastificadoras existen?

Por lo general, las distintas marcas de plastificadoras recomiendan sus propias bolsas o fundas. Los tipos de bolsas que podemos encontrar en el mercado no son muy variados, pero hay opciones. Como siempre, hay que elegir sabiendo de antemano qué queremos hacer con nuestro material plastificado. Debemos pensar en el grosor y en el tamaño de las bolsas.

  • Bolsas perforadas: ya vienen con agujeros en el lado, por si ya tienes pensado almacenar tus hojas plastificadas en una carpeta.
  • Bolsas adhesivas: ideales para pegar en la pared o madera, por si deseas tener documentos plastificados expuestos en tu hogar u oficina.
  • Bolsas ultrarrápidas: hay bolsas que, para ahorrar tiempo en la tarea de plastificación, sólo tienen sellada una cara, lo cual permite una velocidad un 40 % más rápida que con bolsas estándar.
  • Bolsas con flechas: este tipo nos sirve para no cometer errores de orientación cuando insertamos la bolsa en la plastificadora.

Criterios de compra

Si estás pensando en adquirir una plastificadora, tu tarea de conservar y proteger documentos o fotos será más fácil y cómoda. Quizás no tengas la seguridad sobre qué modelo comprar. De todos modos, hay algunos aspectos que debes tener en cuenta para no equivocarte con tu compra. En esta sección te los resumimos, así garantizas que conseguirás una máquina de calidad.

  • Velocidad de plastificación
  • Seguridad
  • Sistema antiatasco
  • Versatilidad
  • Tamaño

Velocidad de plastificación

Usar una plastificadora debe ayudarnos a ahorrar no sólo dinero, sino también tiempo. Existen modelos que pueden tardar varios minutos en plastificar una sola hoja de papel, lo cual reduce el nivel de producción y agota nuestra paciencia. Lo recomendable es asegurarnos que la máquina tenga funcionamientos activos prolongados y no tarde más que 2 minutos por documento.

Las máquinas plastificadoras son muy usadas en oficinas.
(Fuente: Auttakorn Printragoon: 82806258/ 123rf.com)

Seguridad

Las plastificadoras son máquinas eléctricas y funcionan aplicando calor. Esta característica, si bien es fundamental lograr un buen acabado, puede ser peligrosa, especialmente si hay niños cerca. Antes de comprar un modelo, por lo tanto, debemos asegurarnos de que tenga todas las certificaciones necesarias a fin de evitar sobrecalentamientos y quemaduras.

Sistema antiatasco

Si vamos a darle un uso frecuente a las plastificadoras, es probables que suframos los típicos atascos de papel. Por ello, es muy útil que estas máquinas cuenten con algún tipo de sistema que nos libere los documentos si se da el caso. Puede ser en forma de palanca ABS o apagados automáticos. Lo importante es que un problema técnico no nos impida seguir trabajando.

Versatilidad

Nunca sabemos qué clase de material desearemos plastificar en un futuro. Por las dudas, mejor contar con una plastificadora que admita tanto hojas de papel como fotografías, por ejemplo. Además, es útil también que podamos introducir documentación de distintos tamaños y formatos, solamente A4, por decir la medida más común. Y, por supuesto, de distinto grosor.

Tamaño

Parece un detalle menor, pero no lo es tanto. Vivimos rodeados de máquinas de oficina más comunes como una impresora, un escáner o una fotocopiadora. Si agregamos un dispositivo más que además ocupa mucho espacio, terminará por estorbarnos. Hoy en día, el mercado está lleno de plastificadoras con diseños compactos y ligeros, por lo que es mejor prestar atención.

Resumen

Las plastificadoras son máquinas útiles para conservar documentos y para protegerlos de la humedad, del polvo, de las manchas y del desgaste típico que produce el paso del tiempo. Funcionan a electricidad y aplican calor en bolsas de plástico que sellan efectivamente hojas de papel, fotos, carteles o tarjetas, entre otros materiales que podemos elegir para proteger.

Estas máquinas nos ayudan a ahorrar tiempo, dinero y resultan muy cómodas para gestionar documentos importantes. Deben usarse con precaución, ya que el calor puede ocasionar quemaduras si no estamos atentos. La mayoría de los modelos cuenta con sistemas antiatasco, para evitar problemas al trabajar, y suelen tener períodos limitados de funcionamiento activo.

Si te ha gustado el artículo, compártelo entre tus conocidos y contactos para que conozcan en profundidad todo lo que hay que saber sobre las plastificadoras. Seguramente, muchas personas pueden aprovechar esta información antes de realizar su compra. ¡Muchas gracias!

(Fuente de la imagen destacada: Alfred Hofer: 50290033/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
36 Voto(s), Promedio: 4,50 de 5
Cargando…