portátiles baratos
Última actualización: 16/04/2020

Nuestro método

16Productos analizados

23Horas invertidas

14Artículos evaluados

70Opiniones de usuarios

Hoy en día, es posible encontrar ordenadores portátiles sorprendentemente económicos, y lo mejor de todo, con unas muy buenas prestaciones. Se trata de modelos orientados tanto a usuarios domésticos como a profesionales. En general, son equipos pensados principalmente para navegación web, ofimática y para reproducir contenido multimedia.

Por desgracia, la variedad de opciones es tal que no siempre resulta fácil elegir el modelo adecuado, sobre todo si quieres uno con la mejor relación calidad-precio. El lado positivo es que la gran competencia que existe entre los distintos fabricantes hace posible que puedas encontrar equipos de primeras marcas por menos de trescientos euros.



Lo más importante

  • Con un portátil barato vas a poder utilizar programas de ofimática, como Word, Excel o PowerPoint, ver películas o series por streaming, navegar por Internet e incluso jugar a determinados videojuegos.
  • Los portátiles baratos son ideales tanto para usuarios domésticos como para muchos profesionales que no precisan de equipos con grandes prestaciones. Parte del ahorro de estos equipos reside en no incluir componentes como lectores de DVD o tarjetas gráficas dedicadas.
  • El primer criterio de compra que tienes que considerar para elegir un portátil barato es el uso que vas a hacer de él, ya que de ello dependerá que te convenga más un tipo de configuración u otra.

Los mejores portátiles baratos del mercado: nuestras recomendaciones

Antes de pasar a la guía de compra propiamente dicha, te presentamos nuestra selección de portátiles baratos. La hemos elaborado a partir de los equipos que ofrecen una mejor relación calidad-precio. Eso sí, hemos buscado incluir modelos con diferentes configuraciones para abarcar los distintos tipos de usuarios.

El portátil barato más vendido

Un auténtico superventas, sin duda, gracias a su asombrosa relación calidad-precio. Destacan especialmente su unidad SSD de 512 GB (gigabytes), gracias a la cual el arranque es impresionantemente rápido y su pantalla Full HD de 15,6″ (pulgadas).

Cuenta con 8 GB de RAM y con un procesador AMD A9-9425 de doble núcleo a 3,1 GHz (gigahercios) y 3,7 GHz en modo turbo. Viene con una gráfica integrada AMD Radeon R5 Graphics y con Windows 10.

El mejor portátil barato de Toshiba

Un portátil pensado para usuarios domésticos que no precisan de un equipo con grandes prestaciones. Su precio es realmente económico y además cuenta con la garantía que ofrece una gran marca como Toshiba.

Integra una pantalla de 15,6″, un procesador Intel Celeron 3855U a 1,60 GHz, 4 GB de memoria RAM y una unidad SSD de 128 GB. Cuenta con una gráfica integrada Intel HD Graphics 520 y viene con Windows 10 Pro 64 Bits.

El mejor ordenador portátil barato de HP

La mejor opción si quieres apostar sobre seguro y contar con la garantía de una marca como HP. En esta ocasión el fabricante norteamericano presenta un equipo en el que destacan un procesador AMD A9-9425 Dual-Core de 3,1 GHz de frecuencia (hasta 3,7 GHz en modo turbo) y una unidad SSD de 256 GB. A ello, hay que sumarle 8 GB de memoria RAM.

Viene con una pantalla HD de 14″, una gráfica integrada AMD Radeon R5 y con Windows Home 64 Bits.

El mejor portátil barato para presupuestos muy ajustados

Lenovo V130 AMD es sin duda una de las mejores opciones para los presupuestos más ajustados. Presenta una configuración con una pantalla de 15″ con resolución HD, un procesador AMD A4-9125, 4 GB de memoria RAM y una unidad SSD de 256 GB.

Viene sin sistema operativo para reducir aún más el precio. Y cuenta con dos puertos USB 3.0 (Gen 1), uno HDMI, conexión para auriculares y conexión RJ45, así como conectividad Bluetooth 4.1 y Wi-Fi 802.11ac.

El portátil barato más completo

Un equipo que está en el límite de lo que se podría considerar un portátil barato, pero con una configuración que te asegura que podrás utilizarlo durante bastantes años. Cuenta con una pantalla de 15,6″ con resolución Full HD, un procesador Intel Core i3, 8 GB de memoria RAM y una unidad SSD de 256 GB.

Viene con Windows 10 Home y con una gráfica integrada Intel HD Graphics 620. Integra tres puertos USB 3.0, uno USB 2.0 y dos HDMI.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los portátiles baratos

A la hora de comprar un portátil, muchos usuarios se llegan a sentir un poco perdidos. Especialmente, si no están muy familiarizados con determinados conceptos del hardware y del software de los ordenadores. Para que puedas resolver cualquier duda que te pueda surgir a lo largo del proceso de compra, te hemos preparado esta completa guía.

Los portátiles baratos son ideales tanto para usuarios domésticos como para muchos profesionales que no precisan de equipos con grandes prestaciones. (Fuente: Neel: sZYUKEWsDLA/ Unsplash.com)

¿Qué prestaciones mínimas debería ofrecer un portátil barato?

Es importante que te asegures de elegir un equipo que pueda ejecutar con solvencia y fluidez el software que se utiliza con más frecuencia. Así, evitarás la frustración de tener que hacer frente a ralentizaciones y largos tiempos de espera cuando tengas que iniciar el sistema o mientras ejecutas determinados programas. Algunos de los más importantes son:

  • Las suites de ofimática, como Microsoft Office o LibreOffice.
  • Navegadores web, como Chrome, Mozilla Firefox, Opera o Microsoft Edge.
  • Reproductores multimedia, como VLC o Windows Media Player.
  • Programas de comunicación, como Skype o Zoom.
  • Editores de vídeo y audio, como Audacity y Photoshop.
  • Gestores de documentos, como Adobe Acrobat Reader.
  • Gestores de libros electrónicos, como Calibre.

¿Qué tipos de portátiles baratos existen?

A la hora de elegir un portátil barato tienes diferentes opciones. Puedes apostar por un equipo convencional de bajo precio, por un Chromebook o por un netbook. A continuación, te contamos un poco más de cada uno.

  • Chromebook: Se trata de equipos pensados para trabaja con el sistema operativo Chrome OS y enfocados principalmente a trabajar en la nube. Destacan por un inicio de sistema muy rápido y por su reducida capacidad de almacenamiento. Eso sí, son realmente económicos. Puedes saber un poco más en el siguiente vídeo.
  • Netbook: Que no dejan de ser ordenadores portátiles, si bien más ligeros y con unas dimensiones bastante más reducidas. Así, suelen tener pantallas de entre 7″ y 14″. Son, en general, equipos menos potentes y también más económicos.
  • Portátiles tradicionales: Realmente, son portátiles convencionales con un precio más reducido. Normalmente, carecen de tarjeta gráfica dedicada y presentan configuraciones con procesadores menos potentes.
Andreas SchuppDirector del laboratorio de diseño de Lenovo

“Las personas usan los ordenadores de muchas formas diferentes. No solo sentados en una mesa, a veces en un sofá o en otras posturas”.

¿Para quién es recomendable comprar un portátil barato?

Los portátiles baratos son ideales para la mayoría de los usuarios medios. Así, son una excelente opción para estudiantes que necesiten un equipo para realizar sus tareas escolares. Por supuesto, para personas mayores que únicamente quieran el ordenador para conectarse a Internet, enviar correos electrónicos y de vez en cuando usar algún programa de ofimática.

También son convenientes para profesionales que no precisan de un software muy exigente, como profesores, comerciantes, oficinistas, periodistas y traductores, entre otros. Especialmente, para todos aquellos profesionales que necesitan desplazarse con frecuencia. También son una magnífica opción para centros educativos y de formación.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los portátiles baratos?

Sin duda, los portátiles baratos son la mejor opción para una gran cantidad de usuarios. La razón de ello hay que buscarla en todas las ventajas que ofrecen. Puedes consultarlas, y también sus principales inconvenientes, en la siguiente tabla.

Ventajas
  • Su precio es realmente económico.
  • Ofrecen una muy buena relación calidad-precio.
  • Están especialmente pensados para un usuario medio.
  • Presentan configuraciones muy optimizadas.
  • Se pueden utilizar tanto en casa y la oficina como en cualquier otra ubicación.
  • Son ideales para llevarlos de viaje.
Desventajas
  • No pueden ejecutar de forma fluida programas muy exigentes.
  • No tienen suficiente potencia para mover juegos de última generación.

¿Qué sistemas operativos utilizan los portátiles baratos?

La mayoría de los distribuidores comercializan sus equipos con el sistema operativo ya instalado. No cabe duda de que para muchos usuarios es mejor así, ya sea por la comodidad que esto supone o porque carecen de los conocimientos informáticos necesarios para instalar el sistema ellos mismos. En esos casos, lo habitual es que el sistema que traigan sea Windows 10.

Sin embargo, algunos equipos se venden sin sistema operativo, por lo que se precio se reduce ligeramente. Además, de este modo, el usuario puede instalar el que más le conviene. También puede ser que quieras sustituir el que viene preinstalado por otro. En cualquier caso, las opciones que tienes son las siguientes:

  • Windows: El sistema operativo de Microsoft es el más extendido y, por tanto, el que asegura una mayor compatibilidad de software y hardware. También el que presenta más problemas de seguridad. La última versión y la que traen actualmente todos los equipos es Windows 10.
  • GNU/Linux: Se trata de un sistema operativo multiplataforma y de código abierto. Esto último implica que cualquier usuario puede utilizarlo, modificarlo y redistribuirlo de forma totalmente gratuita. Existen diferentes versiones o distribuciones. Una de las más utilizadas es Ubuntu.
  • Chrome OS: Es el sistema operativo de Google y el que utilizan los Chromebook. Destaca por su sencillez de uso, por su fluidez y por estar pensado para sacarle el máximo partido a las aplicaciones de la nube.
  • Mac OS: Que es el sistema operativo de los equipos Apple, si bien no se puede decir que la marca de la manzana destaque por sus portátiles baratos.

¿Qué alternativas existen a los portátiles baratos?

Es posible que después de leer esta guía de compra llegues a la conclusión de que necesitas un equipo con unas prestaciones diferentes a las de los portátiles más económicos. No te preocupes, existen diferentes alternativas, por lo que seguro que alguna se adapta a tus necesidades. A continuación, te presentamos las más populares.

  • Portátiles gaming: Equipos con configuraciones que aseguran un gran rendimiento en videojuegos, por lo que integran potentes tarjetas gráficas dedicadas. Su precio suele ser bastante más elevado, si bien sus prestaciones también lo son.
  • Portátiles convertibles: A mitad de camino entre un portátil y una tableta, te permiten disfrutar de las ventajas de ambos. Destacan por la flexibilidad que ofrecen y por contar con pantallas táctiles.
  • Portátiles profesionales: No dejan de ser una variación de los portátiles convencionales, si bien incluyen configuraciones de procesador, memoria RAM, unidades de almacenamiento y tarjeta gráfica adecuadas para las tareas más exigentes. Son ideales para diseñadores gráficos, ingenieros, arquitectos y analistas financieros, entre otros.
  • Tabletas: La opción ideal si buscas comodidad y solo quieres navegar, ver el correo, reproducir contenido multimedia y conectarte a las redes sociales.

Criterios de compra

Hoy en día, es posible adquirir un ordenador portátil con unas prestaciones lo suficientemente buenas y a un precio muy económico. Sin embargo, no todos los equipos están pensados para los mismos usos ni garantizan unos mínimos niveles de calidad. Contar con los criterios de compra adecuados te puede ayudar a diferenciar unos de otros.

Uso que vas a hacer del portátil

Dependiendo del uso que vayas a hacer del portátil, te puede convenir más un modelo u otro. Así, si solo vas a utilizarlo para navegar por Internet y algunas tareas básicas de informática en la nube, puedes tener más que suficiente con un Chromebook. En cambio, si buscas un equipo pequeño y muy ligero, te puede interesar un netbook o un notebook.

Si vas a ver series y películas con cierta frecuencia, entonces tienes que buscar uno con una pantalla lo suficientemente grande y con una buena resolución, idealmente Full HD. En el caso de que vayas a usar el equipo para productividad, es fundamental que elijas uno con un buen procesador y con, al menos, 8 GB de RAM.

Con un portátil barato vas a poder utilizar programas de ofimática, como Word, Excel o PowerPoint, ver películas o series por streaming, navegar por Internet e incluso jugar a determinados videojuegos. (Fuente: Menghani: ejLp_lrQvyI-/ Unsplash.com)

Procesador

El procesador es el cerebro del portátil, el componente encargado de realizar todos los cálculos y de ejecutar tanto los diferentes programas como el propio sistema operativo. Los dos grandes fabricantes de procesadores para ordenadores son AMD e Intel. Cada uno cuenta con sus propias series de chips diseñados específicamente para portátiles.

Los aspectos más importantes de los procesadores son el número de núcleos de que los dispone y su frecuencia de trabajo en gigahercios, tanto la de base como la turbo. En estos equipos lo más habitual es encontrar procesadores de las series Pentium, Celeron y Core i3 de Intel o Ryzen 3 de AMD. Estas dos últimas son los que te van a garantizar un mejor rendimiento.

Memoria RAM

La memoria RAM tiene una importancia fundamental en el rendimiento del equipo, de ahí que se suela decir que cuanta más mejor. En cualquier caso, como mínimo, deberías apostar por un equipo con 4 GB de memoria RAM, suficiente para unas prestaciones básicas. Eso sí, olvídate de tener abiertas muchas pestañas del navegador al mismo tiempo.

Por eso, si puedes estirar un poco el presupuesto, 8 GB te garantizan un muy buen rendimiento del equipo. Sinceramente, merece la pena sacrificar CPU a cambio de ganar en memoria RAM. Una mayor memoria RAM te asegura que el portátil envejecerá mucho mejor, por lo que a largo plazo es una inversión que compensa sobradamente.

Unas de las ventajas de los portátiles baratos es que son ideales para llevarlos de viaje.
(Fuente: Nesa by makers: 7d4LREDSPyQ/ Unsplash.com)

Pantalla

Además del tamaño de pantalla, también es importante que prestes atención a la resolución de imagen. Si piensas usar el equipo para ver series y películas, no lo dudes y apuesta por uno con una pantalla de 15,6″ o superior. Y, por supuesto, con resolución Full HD. Si necesitas un equipo pequeño y ligero, seguramente tendrás que conformarte con una pantalla más pequeña.

En el caso de que tengas un presupuesto más ajustado, posiblemente no te quede más remedio que apostar por uno con resolución HD (1.366 x 768). Sinceramente, puede resultar suficiente para la mayoría de las tareas más básicas, pero lo cierto es que se nota bastante la diferencia. Otras cuestiones a considerar son el tipo de panel, el brillo y el contraste.

Capacidad de almacenamiento

Este es uno de los aspectos que más fácilmente puedes sacrificar para no pasarte de lo que tienes pensado invertir. Según el uso que vayas a hacer del portátil, puedes tener suficiente con un disco duro de 256 GB, si bien mucho mejor 512 GB o incluso 1 TB. Eso sí, en este rango de precios, olvídate de encontrar un equipo con una unidad SSD de más de 512 GB.

Sin embargo, lo más habitual en esta gama son unidades SSD de 128 GB o 256 GB. De todos modos, esa reducida capacidad de almacenamiento se puede compensar de varias formas. Con los discos duros externos, que cada vez son más económicos y presentan diseños más compactos y ligeros. O aprovechando las posibilidades que ofrecen los servicios de almacenamiento en la nube.

Javier GalianaDirectorde EMEA Territory Consumer Sales de Intel

“Los consumidores piden movilidad total, mayor rapidez de respuesta del sistema, más rendimiento y un dispositivo que les ayude a crear, a sacar lo mejor de sí mismos, sin distracciones”.

Conectividad

En un mundo tan interconectado, son muchas las opciones para conectar los diferentes dispositivos, tanto inalámbricas como por cable. Las más importantes y que no pueden faltar en tu equipo son las siguientes:

  • Puertos USB: Lo primero que debes comprobar es cuántos puertos USB tiene el equipo. Después, lo ideal es que sean, como mínimo, USB 3.0 (o USB 3.2 Gen 1), ya que así te asegurarás una mayor velocidad de transferencia.
  • Wi-Fi: Lógicamente, hoy en día, todos los portátiles disponen de conexión Wi-Fi. Sin embargo, debes comprobar con qué estándares es compatible. El más actual y que, por tanto, permite conexiones más rápidas es el 802.11ax o Wi-Fi 6.
  • Bluetooth: A través de esta tecnología puedes conectar al ordenador de forma inalámbrica dispositivos y periféricos, como ratones, teclados, auriculares y altavoces, entre otros. La última versión es la versión 5.1 lanzada en el año 2019.
  • HDMI (High-Definition Multimedia Interface, en inglés): Es la interfaz de vídeo y audio digital más extendida. Es imprescindible si quieres conectar el portátil a un proyector o un monitor. La última versión es la 2.1.

Batería

Una mayor autonomía de la batería va a redundar en que puedas disfrutar de una mayor libertad de movimiento. Es, por tanto, un aspecto al que le debes prestar especial atención si viajas a menudo o trabajas fuera de casa con frecuencia. Así, al menos, deberías optar por uno que te asegure la posibilidad de trabajar siete horas sin conexión a la red.

En cualquier caso, siempre puedes recurrir a las socorridas powerbank o baterías externas para conseguir un poco de carga extra. Un caso diferente es si tienes pensado utilizar el portátil principalmente en casa o en la oficina. Y, por supuesto, no olvides comprobar cuál es el tiempo de carga de la batería.

Resumen

La oferta actual de ordenadores portátiles es realmente variada. En ella, es posible encontrar equipos realmente económicos, muchos de ellos con configuraciones muy bien equilibradas que les permiten ofrecer un gran rendimiento. Así, son capaces de ejecutar con total fluidez todos los programas que utilizamos habitualmente.

A fin de cuentas, la mayoría de los usuarios domésticos y muchos de los profesionales no necesitan equipos especialmente potentes. Tienen suficiente con uno que les permita navegar por Internet, reproducir contenido multimedia y ejecutar programas, como Word, Excel, Skype o Adobe Acrobat Reader, entre otros.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Knight: j4uuKnN43_M/ Unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?