Última actualización: 01/11/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

La llegada de los dispositivos móviles a nuestras vidas ha privado a las generaciones venideras de disfrutar de los pósteres. Por desgracia, cada vez son menos los adolescentes que se animan a llenar las paredes de su habitación con estas originales láminas.

No obstante, ¡no todo está perdido! El auge que están experimentando los productos vintage y el coleccionismo en general concede a los pósteres una oportunidad única de reivindicar su lugar en los hogares. En este artículo te ayudamos a adentrarte en el maravilloso mundo de los carteles.




Lo más importante

  • Los pósteres reflejan infinidad de temáticas, si bien sobresalen aquellas que proceden de la industria del entretenimiento: películas, series, anime, videojuegos, etc.
  • La vulnerabilidad que aparentan los pósteres de papel no debería impedirte apreciar que se trata de piezas artísticas como muchas otras. En caso de que no te convenzan, también existen las láminas enmarcadas.
  • Aunque el diseño, el material y el color son importantes, no debes ignorar uno de los criterios de compra más infravalorados: si los pósteres cuentan con licencia oficial.

Los mejores pósteres del mercado: Nuestras recomendaciones

Tras un largo período de búsqueda, te presentamos un listado con algunos de los mejores pósteres a la venta. Además, hemos pensado en todos los gustos. No importa si te gusta el cine, la televisión o los videojuegos, ¡terminarás de leer nuestras recomendaciones con un producto en mente!

Los mejores pósteres según su relación calidad-precio

Si bien la mayoría de pósteres que se encuentran disponibles en el mercado poseen un precio asequible, algunos cumplen más que otros la consigna "calidad-precio". Un ejemplo de ello lo encontramos en el catálogo de la marca Pyramid, dentro del cual se encuentra esta lámina de 61 x 91'5 centímetros de la serie Juego de Tronos.

Este producto es ideal para aquellos fanáticos que desean decorar una estancia sin tener que abrir agujeros en la pared. Al tratarse de un póster de papel, el cliente puede hacer uso de la técnica de adhesión que se adapte en mayor medida a sus preferencias. Más del 65% de los usuarios que lo han comprado están plenamente satisfechos con el resultado.

Los mejores pósteres de anime

Por menos de 7 euros, la marca GB Eye pone a disposición de los otakus un póster de la ficción nipona My Hero Academia. Se trata de una lámina rectangular con las siguientes dimensiones: 61 x 91'5 centímetros. Asimismo, posee una impresión de alta calidad, de acuerdo con cerca del 80% de los clientes que ya lo tienen en su haber.

Si te preocupa que pueda sufrir algún tipo de desperfecto durante el trayecto, te tranquilizará saber que viene introducido en un tubo de cartón. De igual manera, cabe destacar que, al ser un producto de papel, puede ser colocado en una pared con la simple ayuda de una cinta adhesiva. Ni que decir tiene que es un póster oficial.

Los mejores pósteres de películas

La marca HWC Trading nos trae el primer póster enmarcado de nuestra lista de recomendaciones. Sin embargo, no es la única característica que lo convierte en una lámina singular. A diferencia del resto, este producto incluye las firmas originales de los protagonistas de la película Joker, ganadora de dos premios Óscar.

Sin lugar a dudas, un preciado regalo para los coleccionistas de carteles cinematográficos. Además, resulta perfecto para aquellas personas que no quieren perder su tiempo en buscar un marco apropiado. Estamos frente un cuadro de tamaño A3 que cuenta con un peso que apenas supera los 600 gramos.

Los mejores pósteres de gaming

El videojuego Minecraft se ha erigido en los últimos años como uno de los más populares de la industria. La marca GB Eye Limited es consciente de ello y, por eso, ofrece a sus millones de seguidores la posibilidad de adquirir un póster de gran calidad. Esto último no lo decimos nosotros ni su fabricante, sino el 83% de los fans que ya lo tienen presidiendo su habitación.

Si disfrutas haciendo directos a través de tus redes sociales, debes saber que sus colores vivos y brillantes podrán ser apreciados por quienes visualicen tus partidas vía online. Asimismo, posee un peso prácticamente ridículo. En concreto, se trata de una lámina que se queda lejos de los 100 gramos. Serás la envidia de tus amigos gamers.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los pósteres

Durante décadas, el póster ha estado presente en diferentes momentos de nuestra vida. De igual manera, se ha convertido en uno de los pocos objetos que podemos pasar de generación en generación. Pero, ¿sabes de dónde procede o qué tipos de láminas existen? A continuación, te sacamos de dudas.

Los pósteres que conocemos en la actualidad son originarios de Japón. En concreto, provienen de los grabados nipones del siglo XIX. (Fuente: Delphine Ducaruge: YmRs_KWyM_g/ unsplash)

¿Cómo surgieron los pósteres?

Los pósteres son una extensión de los carteles que se solían colocar a lo largo y ancho de las ciudades europeas tras la invención de la imprenta. En un primer momento, esta última facilitó la divulgación masiva de decretos gubernamentales, los cuales podían leerse en las plazas públicas, por ejemplo. Poco después, los comerciantes decidieron copiar dicha estrategia y emplearla para su propio beneficio económico.

Entre los siglos XIX y XX, la publicación de láminas experimentó un crecimiento sin precedentes coincidiendo con la llegada del posimpresionismo.

Sin embargo, el cartelismo de autores como Toulouse-Lautrec no fue pionero, sino que bebió del arte nipón. Concretamente, los grabados japoneses coincidían con los pósteres en el empleo de moldes de madera. No fue hasta el desarrollo de la litografía de tres colores, de Jules Chéres, cuando este arte comenzó a asemejarse a lo que conocemos hoy día.

¿Cómo guardar los pósteres sin dañarlos?

En el momento de pensar cómo guardar un póster sin provocarle desperfecto alguno, es aconsejable que no pierdas de vista el procedimiento que llevan a cabo las empresas de distribución. Si atendemos a cómo envían este producto a su destinatario, nos damos cuenta de que solo necesitan enrollarlo e introducirlo en un tubo de cartón resistente.

No obstante, no es la única técnica que existe en la actualidad. En caso de que no cuentes con el citado caño o simplemente rehúses doblar tu lámina, tienes la oportunidad de introducirlo entre las páginas de un libro o en un fichero.

Dado que múltiples pósteres cuentan con un tamaño A3, no debería suponer ningún problema para ti introducirlo de la misma manera que guardas folios o papeles importantes.

¿Qué tipos de pósteres existen?

Teniendo en cuenta que cada publicación tiene una opinión distinta, hemos decidido que los tipos de pósteres estén determinados por su forma de presentación. Por un lado, tenemos los pósteres sin enmarcar, seña de identidad de la época juvenil, y por el otro, se encuentran las láminas enmarcadas.

  • Sin enmarcar: Los pósteres sin enmarcar son una réplica en miniatura de las vallas publicitarias, por lo que no erramos al decir que se trata del primer tipo de lámina que tuvo lugar. Aunque su material más popular es el papel, el cual se ha ido perfeccionando con el paso de los años, existen muchos otros. El polipropileno es uno de ellos, por ejemplo.
  • Enmarcados: Sin lugar a dudas, es el tipo de póster más contemporáneo. En algunos casos, los fabricantes optan por la tecnología de micro-pulverización avanzada y la impresión de imágenes en alta calidad. Suelen estar disponibles en lienzos, pero también en placas de metal y marcos de diversos materiales.

Aunque han perdido el impacto de antaño, los pósteres en papel continúan utilizándose en las vías urbanas y, cómo no, también en los hogares. (Fuente: Yonghyun Lee: RhGK4qOwxxw/ unsplash)

Pósteres sin enmarcar o pósteres enmarcados: cuáles seleccionar

A estas alturas del artículo, creemos que ya ha llegado la hora de elegir qué clase de póster es más recomendable. No obstante, con la siguiente tabla no queremos establecer una clasificación entre ambas. Únicamente, hacemos un breve resumen de sus principales ventajas y desventajas para que te sea más sencillo tomar una decisión:

Tipo Ventajas Desventajas
Pósteres sin enmarcar - Pueden ser guardados fácilmente

- No te ves obligado a taladrar la pared para su colocación

- Si tu habitación es húmeda, las láminas corren el riesgo de deteriorarse

- La cinta adhesiva puede resultar contraproducente, ya que al retirarla del póster podrías dañar parte de su diseño

Pósteres enmarcados - Proteges a tus láminas del vapor de agua, así como del aire que pueda entrar por la ventana y posibles roturas

- Aportan a tu domicilio un toque más sofisticado

- Ocupan un espacio mucho mayor que el de los pósteres sin enmarcar

- A menos que recurras a un cuelga fácil adhesivo, la única solución factible para colocarlos pasa por la perforación del tabique y el empleo de herramientas

Criterios de compra

Al tratarse de una obra de arte, los pósteres poseen múltiples detalles que no siempre son apreciados a simple vista. Sin lugar a dudas, se trata de un producto perfecto para curiosos. Si es tu caso, ¡te interesará leer nuestros siguientes criterios de compra! Estamos seguros de que descubrirás aspectos que te ayudarán a decantarte por la mejor lámina.

Dimensiones

Con total probabilidad, el tamaño es el criterio de compra por excelencia cuando se trata de adquirir un póster. Sin embargo, con las dimensiones no solo nos referimos a si estas coinciden con el espacio que reservas para colocar tu lámina. Los metros cuadrados que posee la estancia donde va a ser ubicada también juegan un papel cuando menos importante.

Independientemente de que dispongas de una pared en blanco, de nada servirá decorarla con un póster que necesita una distancia considerable para poder ser apreciado en su máximo esplendor. O lo que es lo mismo, no se recomienda apostar por láminas XL en habitaciones pequeñas. De igual manera, procura que la calidad del póster seleccionado mantenga una buena resolución de imagen pese a su elevada extensión de papel.

Material

Como no podía ser de otra manera, el material del póster es de vital relevancia. Si bien las láminas de tela no corren peligro alguno frente a la humedad que se llega a almacenar en algunas habitaciones, este fenómeno sí supone una amenaza para los pósteres de papel. Por ello, en caso de que te decidas por este último, te aconsejamos recurrir al couché.

Por otro lado, también cabe destacar el acabado de la pared donde desees situarlo. Millones de casas en España se encuentran decoradas con gotelé, una técnica propia del siglo XX que dota a los tabiques de una peculiar rugosidad. Dicha cualidad puede imposibilitar una correcta adhesión, ya sea llevada a cabo con cinta o masilla. No obstante, recuerda que siempre tienes la posibilidad de enmarcar un póster de papel.

Si bien los adhesivos son más fáciles de emplear que las herramientas, también pueden acabar dañando los pósteres al ser retirados. (Fuente: Mika: AZXye0EF9hE/ unsplash)

Color

Otro de los criterios de compra que no debes pasar por alto es el color. Además de elegir una lámina cuya tonalidad encaje con el resto de la decoración de la estancia, has de examinar si los distintos matices que posee se aprecian con claridad tanto con luz natural como bajo iluminación artificial. Por suerte, los pósteres en blanco y negro escapan de este problema.

Asimismo, consulta cuál es la forma más acertada de limpiar una lámina. Lo que a priori parece una simple retirada del polvo acumulado puede traer consigo una pérdida de la intensidad de los detalles cromáticos. Con el fin de evitar dicha tragedia, la plastificación del póster se ha convertido en uno de los mejores remedios.

Licencia

Y por último, pero no menos importante, toca hablar de las licencias. El hecho de que el anunciante especifique que el permiso es 100% oficial ayuda a saber al cliente que no va a ser engañado en el momento de la compra. La estandarización de los programas de diseño ha permitido a millones de personas elaborar láminas que utilizan imágenes de autor.

No olvides que detrás del comúnmente conocido como Copyright se encuentra una contribución económica que repercute sobre los profesionales que trabajan para hacer posible tu película o serie favorita. Aparte de estar penado por la ley, el uso indebido de determinada iconografía supone un grave peligro para la industria del entretenimiento.

Resumen

Estén o no catalogados como productos vintage, los pósteres pueden presumir de tener varios siglos de historia y de sobrevivir hasta nuestros días. Asimismo, no hay que considerar a las nuevas tecnologías como una amenaza. Los programas de diseño están ayudando a las láminas a continuar evolucionando dentro del mundo del arte.

No obstante, es cuando menos importante que el cliente rehúse adquirir productos sin licencia. Las creaciones en papel están perdiendo fuerza frente a aquellas que se desarrollan y difunden en entornos digitales. Está en tu mano seguir apoyando a los creadores de contenido que tanto admiras.

(Fuente de la imagen destacada: belchonock: 155822355/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones