destacada
Última actualización: 30/09/2020

Nuestro método

15Productos analizados

21Horas invertidas

9Artículos evaluados

67Opiniones de usuarios

La tecnología avanza a pasos agigantados, especialmente en lo referente a la telefonía móvil. Nuestros teléfonos funcionan prácticamente como ordenadores personales. Con ellos podemos consultar el correo electrónico o las últimas noticias. Podemos escuchar música, realizar llamadas y compartir nuestras fotos y vídeos en las redes sociales.

Su aspecto más problemático es el de la batería. Raro es el móvil que aguanta un día entero sin necesidad de cargarlo. A veces incluso menos. Gracias a los power banks, o baterías portátiles, ahora podemos recargar el teléfono en cualquier lugar. Aquí reunimos una selección con los cinco mejores power banks del 2021 para guiarte si estás pensando en comprar uno.




Lo más importante

  • El primer paso antes de decidir qué power bank comprar es tener claro para qué lo vas a usar. Existen modelos de tamaño muy reducido para llevar en el bolsillo, prácticos para realizar una carga o dos. Si necesitar realizar más cargas, o estás pensando en llevarlo de excursión, necesitarás un modelo con más capacidad.
  • También es importante saber qué dispositivos tienes pensado conectar a tu power bank. En principio, cualquier aparato que se cargue empleando un cable USB debería ser compatible con una batería portátil. Hablamos de móviles, por supuesto, pero también de tablets, cámaras deportivas o altavoces bluetooth.
  • Saber cuántos dispositivos necesitas conectar al mismo tiempo te ahorrará quebraderos de cabeza. Si únicamente necesitas conectar un dispositivo a la vez, será suficiente con que tenga un puerto USB. Si buscas conectar varios aparatos simultáneamente, necesitarás un puerto por cada dispositivo. Asegúrate de que las conexiones son las adecuadas para tus aparatos.

Las mejores baterías externas en el mercado: nuestras recomendaciones

Nada puede ser más molesto que quedarse sin batería en el móvil cuando más lo necesitas. No importa si es en una escapada en medio de la naturaleza o en un viaje de trabajo. Las baterías portátiles son una excelente opción para no perderse esa llamada tan importante. Te ofrecemos a continuación una lista con los mejores power banks para ayudarte en tu decisión.

El power bank más compacto

Este dispositivo se destaca por su portabilidad. Se trata de un banco de energía de 20000 miliamperios hora, dotado de un núcleo interno de polímero de litio y con un nivel de carga tres veces más rápido que el de cargadores normales.  Cuenta con puerto USB C 3.0 de 20 W y salidas dobles.

Un punto fuerte de este power bank radica en su excelente compatibilidad. Se trata de un cargador portátil funcional no solo para teléfonos y tabletas, sino también para dispositivos más pequeños. Con su compra, se incluye un cable de micro USB, una bolsa de viaje y una guía para sacarle el máximo provecho.

Evaluación editorial: Si eres de los que se mueve de un lugar a otro, sin tiempo disponible para cargar tu dispositivo móvil, este power bank es el indicado para ti. Liviano, práctico y compatible con todos los dispositivos.

El mejor power bank con linterna

Este banco de energía cuenta con una alta capacidad de 30800 miliamperios hora. Su puerto USB C de 25 W junto a sus salidas dobles garantizan una velocidad de carga muy rápida, siendo mucho más ágil que cargadores convencionales. Imagínate cargando tu smartphone de última generación al 100% en tan solo 1 hora. Este power bank hará que esa posibilidad sea una realidad.

Este modelo de power bank cuenta con particularidades interesantes. En primer lugar, su linterna LED de 3 modos de iluminación, lo vuelve un instrumento muy útil en casos de emergencia o en contextos de oscuridad. Además, admite carga solar, contribuyendo al ahorro de energía en días soleados.

Evaluación editorial: Si precisas un power bank que, a su vez, pueda servirte como instrumento de iluminación en caso de necesitarlo, este modelo es el adecuado para ti. Incorpora linterna y una alta capacidad de carga.

El mejor power bank según su relación calidad-precio

Este banco de energía está compuesto por celdas de batería de polímero de litio y tiene una capacidad de 10500 miliamperios hora. Su velocidad de carga lo convierte en uno de los bancos más avanzados del mercado, gracias a sus tecnologías combinadas. Su tamaño no sobrepasa las dimensiones de la palma de una mano, siendo ideal para llevar en un bolsillo o en una cartera.

Este power bank es compatible con todos los teléfonos móviles, auriculares, tabletas, altavoces, reproductores y relojes inteligentes. Obtendrás una carga de casi el 60% en poco más de 30 minutos. Sin dudas, una opción de calidad a un precio accesible.

Evaluación editorial: Este banco de energía es la síntesis perfecta entre rendimiento y precio. Su tecnología de litio y su velocidad de carga lo convierten en una opción práctica para llevar a donde necesites a un buen precio.

El mejor power bank según su potencia

Este power bank tiene una capacidad de 30000 miliamperios. En otras palabras, puede cargar un móvil estándar hasta 8 veces. Además, tiene 2 puertos de carga rápida, lo que os permitirá cargar dos dispositivos a la vez y a la mayor velocidad posible.

El paquete incluye un cable de carga micro USB y la batería. Además, incorpora una pantalla digital inteligente que os proporcionará el nivel de carga para que en todo momento sepas con cuanto cuentas.

Evaluación editorial: Si la potencia y la rapidez son tus prioridades, este power bank cumplirá al pie de la letra con tus expectativas. Sus 30000 miliamperios de capacidad y su velocidad de carga lo vuelven el más potente.

El mejor power bank solar

Este power bank es la mejor opción que encontrarás si lo buscáis es una opción sostenible. No os preocupéis porque en caso de no poder cargarla con energía solar, también puede funcionar como una batería normal.

Se trata de un aparato compatible con todos los dispositivos electrónicos que consten de puerto USB. Tiene una capacidad de 26800 mAh, lo cual significa que puede cargar un teléfono móvil estándar de unas 6 a 8 veces y además con carga rápida.

Evaluación editorial: Esta alternativa es perfecta para aquellos que buscan prescindir de la corriente eléctrica. Este power bank cuenta con carga solar y es compatible con todos los dispositivos electrónicos con USB.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los power banks

Los dispositivos móviles, especialmente los teléfonos, se han convertido en herramientas esenciales en nuestro día a día. Sin embargo, la duración de sus baterías a menudo es insuficiente. Contar con un buen power bank puede ser de gran utilidad en muchas ocasiones. En esta sección te contamos los aspectos más importantes que debes saber antes de comprar uno.

El power bank es muy práctico cuando vas de viaje. (Fuente: Przemekklos: 44314737/ 123rf.com)

¿Qué es exactamente una batería externa o Power Bank?

Una batería externa es un aparato electrónico que permite recargar dispositivos electrónicos sin necesidad de conectarlos a la corriente eléctrica. Es el accesorio ideal para un teléfono móvil, un ordenador portátil o una tablet cuando sales de viaje. Son dispositivos ligeros, compactos y fácilmente transportables.

Con ella ya no tendrás que preocuparte porque se te vaya a acabar la batería en mitad de una llamada de trabajo. Tampoco tendrás que preocuparte por que se apague el móvil justo cuando estás esperando un mensaje importante. O por quedarte a medias cuando estás jugando una partida a tu videojuego favorito.

¿Cómo funciona un power bank?

La traducción más literal de power bank sería banco de energía. Sin embargo, es más común que se emplee el término batería portátil para referirse a él. Su funcionamiento es muy sencillo. En primer lugar se necesita que el power bank esté cargado.
De este modo, la batería portátil almacena energía para después suministrarla a otros dispositivos.

Cuando nuestro dispositivo, por ejemplo un móvil, muestra niveles bajos de energía, es el momento de usar el power bank. En vez de enchufarlo directamente a la corriente, empleamos el cable para conectarlo a nuestra batería portátil. De esta manera, el power bank comienza a suministrar energía al dispositivo y este comenzará a cargarse.

¿Cuántas cargas se pueden realizar con un Power Bank?

Con frecuencia se comete un grave error a la hora de calcular el número de recargas que se pueden hacer con una batería externa. Muchas personas piensan que se puede obtener de dividir su capacidad entre la del dispositivo a cargar. Esto trae como consecuencia que crean que han sido engañadas con la capacidad real de la batería.

Por desgracia ningún proceso de transferencia de energía tiene una eficiencia del 100%. En el caso concreto de las baterías externas, su rendimiento actual se cifra en torno al 60% o 70%. A continuación, te ofrecemos una fórmula que te permite calcular cuántas recargas se pueden realizar con una batería externa.

Número de cargas = Capacidad de la batería externa (mAh) x Rendimiento / Capacidad de la batería del dispositivo a cargar (mAh)

¿Qué cuidados requiere un Power Bank?

En primer lugar, es importante mantenerlo alejado de altas temperaturas. Exponerlo a temperaturas muy elevadas puede dañarlo irreversiblemente. Por supuesto, como ocurre con la mayoría de los equipos electrónicos, hay que evitar que se moje. Si por accidente cayera dentro del agua, no debes volver a utilizarlo.

Cuando estés cargando un dispositivo con una batería externa evitar poner uno encima del otro. De hacerlo, puede aumentar la temperatura de los dos provocando que puedan sufrir daños por sobrecalentamiento. Por lo demás, es recomendable utilizarlas con los cargadores adecuados. Asegúrate de que son compatibles con tu batería.

¿Con qué dispositivos se puede emplear un power bank?

El uso más habitual de una batería portátil suele ser con teléfonos móviles. Esto es así porque el móvil es una herramienta que prácticamente todo el mundo usa todos los días. Muchas personas hacen un uso intensivo del teléfono y necesitan recargarlo a menudo. El problema surge cuando no hay un enchufe cerca. El power bank es una solución ideal en estas situaciones.

Sin embargo, aunque este es el uso más extendido, no es el único. Los power banks también pueden emplearse con otros dispositivos que se cargan de manera similar a los móviles. Hablamos, por ejemplo, de tablets, Kindle, cámaras de fotos o GPS. Algunos modelos, como el Novoo, son incluso capaces de cargar ordenadores portátiles.

Muchas baterías portátiles disponen de un diseño inteligente. Gracias a él, detectan el voltaje del dispositivo conectado para cargarlo a la mayor velocidad posible de manera segura. También suelen incluir mecanismos para evitar sobrecalentamientos. Es importante consultar las instrucciones para comprobar la compatibilidad de nuestros dispositivos con el power bank.

¿Qué es el mAh de un power bank?

La abreviatura mAh hace referencia a miliamperio hora. El amperio es una medida de intensidad. El miliamperio, por tanto, es la milésima parte de un amperio. Sin entrar en aspectos demasiado técnicos, el mAh de un power bank indica la cantidad de energía que puede almacenar. Este es un aspecto realmente importante.

Cuanto mayor sea esta cantidad de energía almacenada, más energía será capaz de suministrar después a los dispositivos conectados. Es decir, más veces podrás cargar tu teléfono móvil sin necesidad de recargar el power bank. Hay que tener en cuenta que cuantos más dispositivos conectes a la batería portátil, antes se descargará esta.

¿Cómo se conecta un power bank?

El sistema más habitual para conectar un dispositivo a tu power bank es a través de un cable USB. Algunos modelos incluyen en el mismo paquete ese cable. De no ser así, no debes preocuparte. En primer lugar, porque el cable se puede comprar por separado a un precio muy económico. En segundo lugar, porque probablemente ya tienes uno.

Lo más común es que te sirva el propio cable que usas para conectarte al adaptador de corriente. Debes tener en cuenta que no todos los móviles y tablets tienen las mismas conexiones. Deberás usar el cable adecuado para tu dispositivo móvil. Cabe destacar que cuantos más puertos USB tenga la batería portátil más dispositivos se podrán cargar al mismo tiempo.

Muchos modelos de power bank son resistentes al agua.
(Fuente: Petro Perutskyi: 120312710/ 123rf.com)

¿Cómo se carga un power bank?

Para que tu power bank funcione correctamente es necesario que haya sido cargado previamente. Recuerda que el power bank funciona como una batería externa y, como tal, necesita ser recargado con frecuencia.
Cuanto más alto sea el nivel de carga del que disponga tu batería portátil, mayor carga podrá proporcionar.

Lo más habitual es que el power bank se cargue mediante un cable USB. Deberás conectar el cable en el puerto micro USB de la batería. El otro extremo del cable debes conectarlo a un enchufe a través de un adaptador. Por ejemplo, el mismo que usas para cargar tu teléfono móvil. Puede haber diferencias entre modelos, por lo que es importante consultar las instrucciones.

¿Cómo funciona un power bank solar?

La diferencia entre un power bank tradicional y un power bank solar es que este último incorpora un panel fotovoltaico. Es lo que comúnmente se llama panel solar y permite transformar la luz en electricidad. De este modo, al situar el power bank bajo el sol, automáticamente comenzará a recargar su batería.

Este sistema es ideal para excursiones en la naturaleza o acampadas, en las que el acceso a enchufes es limitado. Sin embargo, es importante saber que el tiempo de carga del power bank mediante la energía solar es muy lento. Por otra parte, la mayoría de las baterías portátiles solares también permiten su carga conectándolos a la corriente.

El power bank debe estar cargado para que pueda suministrar energía a otros dispositivos. (Fuente: Aliaksandr Bahdanovich: 111891165/ 123rf.com)

¿Qué ventajas e inconvenientes ofrece un power bank solar?

En definitiva, el power bank solar es una buena opción si va a estar expuesto largo rato a la energía solar. Por ejemplo, durante una larga caminata o durante en una acampada, en la que puedes dejarlo todo el día al sol. Aprovechar un acceso inesperado a un enchufe para recargar el power bank es una idea a tener en cuenta. Veamos una tabla de ventajas y desventajas:

Ventajas
  • Permite cargarlo aprovechando la energía procedente de la luz solar.
    Es muy práctico para excursiones largas o acampadas
  • Normalmente, también permite su carga conectándolo a la corriente
  • Se puede usar como power bank tradicional
  • Algunos modelos son resistentes al agua, al polvo y a los golpes
Desventajas
  • Tardan más en cargarse cuando emplean la energía solar
  • Si no hay suficiente luz solar habrá que recurrir necesariamente a la corriente eléctrica para cargarlo

Criterios de compra

Existe en el mercado una gran variedad de modelos de power banks. Por ello, es normal sentirse un poco perdido a la hora de comprar uno. Para ayudarte a tomar la mejor decisión, hemos preparado esta sección. En ella encontrarás algunos de los factores a tener en cuenta para hacerte con el mejor power bank del 2019.

Tamaño

El tamaño del power bank que decidas adquirir deberá ir en función del uso que vayas a darle. Si estás pensando en emplearlo diariamente, quizás necesites poder llevarlo encima siempre contigo de manera cómoda. Una batería portátil de tamaño reducido sería lo ideal en este caso. Por supuesto, el número de cargas que pueden proporcionar es más limitado.

Si lo que buscas es realizar numerosas cargas, necesitarás un power bank de mayor capacidad. Esto implica, normalmente, un tamaño algo mayor. Sin embargo, existen en el mercado baterías portátiles que caben en el bolsillo y que aportan hasta tres cargas. Si estás buscando un número de cargas mayor, seguramente tengas que apostar por un power bank más grande.

El power bank solar permite aprovechar la luz natural del sol.
(Fuente: Ruslan Sitarchuk: 89318127/ 123rf.com)

Capacidad (mAh)

Este factor está muy relacionado con el anterior. El modelo de Novoo que citábamos antes, por ejemplo, tiene una mayor capacidad que el modelo portátil de Poweradd. Sin embargo, no es tan sencillo como hacer una equivalencia entre tamaño y capacidad. Existen baterías portátiles de tamaño similar con distintas capacidades.

Lo importante es fijarse en las especificaciones del fabricante, concretamente en los miliamperios hora (mAh), de los que hablamos antes. Cuanto mayor sea esa cifra, mayor será el número de cargas que pueda proporcionar. Es decir, tendrá una mayor capacidad. Es importante señalar que depende del dispositivo que vayas a cargar para calcular el número de cargas.

Número de puertos

El número de puertos del power bank que elijas no es un asunto de poca importancia. Nos referimos al número de conexiones que tiene y que permitirán conectar más de un dispositivo de manera simultánea. Si únicamente necesitas conectar un aparato a la vez, será más que suficiente que tenga un puerto USB.

Si precisas conectar más de un dispositivo al mismo tiempo, necesitarás que el power bank disponga de más puertos. A menudo es necesario cargar a la vez el móvil y la tablet, por ejemplo. Para ello necesitarás una conexión USB para cada uno de estos dispositivos. Hay incluso baterías portátiles que permiten conectar ordenadores portátiles a través de conexiones AC.

¿Sabías que existe un power bank con una capacidad de 48,000 mAh?

Vida útil

La vida útil de un power bank hace referencia al número de veces que podremos usarlo desde que lo compramos. Es algo que también se conoce como ciclos de vida. Lo más frecuente es que una batería portátil tenga entre 500 y 1000 ciclos. Este es el número de veces que podremos cargarla y usarla antes de que deje de funcionar.

Por supuesto, es un número estimado y varía mucho en función de cada modelo. También depende del uso que del power bank hagamos y de factores externos como, por ejemplo, la temperatura.

Es habitual en todas las baterías que con el paso del tiempo y con su uso disminuya su capacidad de carga. Es importante informarse sobre este aspecto antes de comprar una.

Tipo de usuario

Para hacerse con el mejor power bank en relación calidad/precio es importante preguntarse primero qué uso le vamos a dar. Deberemos saber, antes de nada, cuántos dispositivos necesitaremos cargar al mismo tiempo. Si únicamente queremos cargar nuestro móvil, una batería portátil con un único puerto será suficiente.

Si, al contrario, necesitamos cargar más dispositivos a la vez, necesitaremos más puertos. También debemos preguntarnos cómo vamos a transportarla. ¿Quieres llevarla en el bolsillo? ¿En el maletín? ¿En una mochila? En función de esto, el tamaño de tu power bank podrá ser uno u otro. Por último, piensa si la necesitas para usos más esporádicos o para el día a día.

Si quiero Debo comprar
Una batería para uso diario y que pueda llevar siempre encima Un power bank de tamaño más compacto y reducido
Emplearlo como linterna Un power bank que incluya esta característica, normalmente a través de luz LED
Poder cargarlo con la energía de la luz del sol Un power bank solar
Una batería que me permita cargar el ordenador portátil Un power bank con puerto AC

Tiempo de recarga de la batería externa

El tiempo de recarga depende básicamente de dos factores: la capacidad de la batería externa (mAh) y la intensidad de la corriente de entrada (mA). Te aconsejamos que compruebes cuál es la corriente máxima de entrada (Input) que puede admitir la batería, ya que esta va a ser una cuestión que limite la velocidad de la recarga.

En general, estas magnitudes deben aparecer en las especificaciones de la batería externa. Deberían venir claramente indicadas en el manual de usuario.

En el caso de que el fabricante no las especifique, una fórmula que te puede permitir calcular el tiempo de carga es la siguiente: Tiempo de carga (h) = Capacidad (mAh) / Corriente de entrada (mA).

Carga inteligente

El sistema de carga inteligente permite a la batería identificar el amperaje del dispositivo que se ha conectado y optimizar el proceso de carga. Ten en cuenta que no todas las baterías externas incorporan este sistema. En cualquier caso, cada vez son más las marcas que fabrican modelos que lo incluyen.

Opciones extras

A la hora de comprar una batería externa también debes considerar algunas opciones extra. Es interesante que disponga de más de un puerto USB. Esto te permitirá cargar más de un dispositivo al mismo tiempo. Otros extras a tener en cuenta son los cables USB, manual de instrucción y funda protectora.

En general, los fabricantes de baterías externas no las venden con un cargador. Puedes considerar el hecho de que venga incluido como un punto a favor a la hora de decidir tu compra. Lo mismo podría decirse en los casos de productos que ofrecen extras como mochilas, libros de instrucciones o cables USB.

Resumen

El teléfono móvil es una herramienta imprescindible en nuestro día a día. A menudo, debido a su uso intensivo, la batería no aguanta todo lo que quisiéramos. El power bank se presenta como una solución ideal para estos casos. Es, además, un instrumento muy versátil, ya que permite cargar una gama variada de dispositivos.

Antes de elegir tu batería portátil, debes decidir en qué ámbito vas a usarla. Hay diferentes opciones en función de si la quieres, por ejemplo, como herramienta de trabajo de uso diario. Si la prefieres para largos viajes, excursiones o acampadas, deberás decantarte por otros modelos. En cualquier caso, un power bank siempre es un complemento realmente práctico.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a despejar tus dudas sobre las baterías portátiles. Si es así, ¡deja un comentario o comparte esta guía en tus redes sociales para que ningún amigo se quede sin energía!

(Fuente de la imagen destacada: Yaroslav Kryuchka: 81353966/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en nosotros?

Evaluaciones