Última actualización: 02/02/2022

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

Es probable que al terminar una larga jornada laboral, lo que más te apetece es volver a casa y que esta se caliente rápidamente con la finalidad de descansar. Para enfrentarse a inviernos cada vez más fríos, lo mejor es equipar tu hogar con un radiador eléctrico capaz de cumplir con tus necesidades.

La variedad que existe en el mercado es abrumadora, cada vez integran nuevas funciones y diferencias tecnológicas que confunden a los usuarios. Cabe mencionar que también influye en el funcionamiento del calentador el área en el que lo pongas. Para evitar esta confusión, te presentamos nuestra guía de compra de los cinco mejores radiadores eléctricos del año.




Lo más importante

  • Los radiadores eléctricos funcionan únicamente con electricidad y no necesitas adaptar tu vivienda a ellos.
  • Es más económico mantener un radiador eléctrico.
  • Existen diferentes radiadores eléctricos que se ajustan a tus necesidades.

Los mejores radiadores eléctricos del mercado: nuestras recomendaciones

Analizamos diferentes radiadores eléctricos de bajo consumo en el mercado y los comparamos. Filtramos los mejores resultados y los presentamos a continuación, para que puedas tomar la decisión que mejor se adapte a tus necesidades.

El mejor radiador eléctrico seguro los para niños

En este momento el producto comentado no se encuentra disponible en el proveedor. Es por eso que lo hemos sustituido por otro con similares características. Informar de un problema.

Das Problem mit diesem Produkt wurde gemeldet. Danke!

Si vivimos con niños o mascotas, el sistema de bloqueo para niños de este radiador eléctrico nos proporcionará la seguridad que necesitamos en nuestro hogar. Para activarlo, solo tenemos que mantener apretado el botón con diseño de candado durante tres segundos.

Además, podremos regular el radiador desde nuestro celular a través de la aplicación «tuya smart». Es un sistema de control remoto via wifi que nos permitirá utilizarlo de forma práctica y segura.

El mejor radiador eléctrico por su tamaño

Este dispositivo se destaca por su accesibilidad, gracias a su fino diseño, no ocupa mucho espacio y luce muy elegante. Es muy fácil de mover porque no pesa y además puede ser empotrado sin mayor problema. Es ideal para espacios reducidos o baños.

Cuando llega al punto máximo de temperatura, automáticamente se apaga para mayor seguridad del usuario. Cuenta con un control remoto para que puedas usarlo sin tener que acercarte.

El radiador eléctrico más rápido

Gracias a sus paneles de mica este producto es el más rápido en calentarse, logra hacerlo en menos de un minuto, ya que manda el aire caliente en todas las direcciones. Además, consume muy poca energía comparada al área que calienta.

Este radiador no puede empotrarse en la pared, pero debido a su diseño te convendrá ponerlo en el centro del área que quieras calentar. Tiene unas ruedas que facilitan que lo muevas en cualquier dirección. También cuenta con un plástico que te protegerá si lo mueves estando conectado, para que no te quemes.

El mejor radiador eléctrico potente

Debido a su gran potencia, el siguiente radiador eléctrico garantiza una distribución del calor óptima y es capaz de calefaccionar ambientes de hasta 40 m². Cuenta con dos potencias de calefacción de 1000 W y 2000 W y alcanza una temperatura de hasta 45 °C.

Asimismo, este aparato incluye diversos accesorios que nos facilitarán su intalación y uso. En la caja, encontraremos el calefactor, un control de mando a distancia, dos patas, material de montaje y un manual de uso en dos idiomas.

El radiador eléctrico con mejor diseño

Este radiadior eléctrico ha sido diseñado y adaptado para poder utilizarse en las condiciones climáticas extremas de Noruega. De esta manera, se ajustará a cualquier tipo de situación relacionada con el tiempo, incluso durante los meses más fríos del año.

Por otro lado, el radiador ofrece un temporizador programable de hasta 24 horas para que no tengamos que regularlo todo el tiempo. También cuenta con un sistema de detección de ventana abierta; así, no desperdiciaremos aire caliente.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el radiador eléctrico

Al momento de comprar un dispositivo para tu hogar, es importante conocer las diferentes cuestiones que lo rodean. Tienes que pensar en el espacio que le brindarás, en el tipo de radiador eléctrico, el mantenimiento, entre otras cosas.

La demanda del radiador eléctrico sigue en aumento, con ello surgen varias preguntas. En esta sección contestamos las más frecuentes sobre los radiadores eléctricos, para que tomes la mejor decisión al momento de comprar uno.

Evita poner el radiador eléctrico cerca de la ventana, ya que se tardará en calentar la habitación. (Fuente: DaniloAndjus: 284775994/ unsplash)

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de un radiador eléctrico?

Los radiadores eléctricos resultan muy ventajosos sobre todo en la instalación. La diferencia entre los radiadores de agua y los radiadores eléctricos, es que los primeros necesitan a un técnico para que los instale. A continuación te presentamos una tabla con las ventajas y desventajas de los radiadores eléctricos

Ventajas
  • Fáciles de instalar
  • Económicos
  • Fáciles de usar
  • Bajo consumo
Desventajas
  • Menos cálidos que los radiadores de aceite
  • El radiador se calienta, por lo que hay que cuidar a los más pequeños o a los animales para que no se quemen.

¿Qué tipos de radiadores eléctricos existen?

Los radiadores eléctricos funcionan gracias a la electricidad, a partir de ese principio, existen diferentes tipos de tecnología que emplea un radiador eléctrico para funcionar.

Existen radiadores eléctricos que se diferencian por su tecnología, por ejemplo, radiadores térmicos, de calor azul, por infrarrojos, con tecnología seca y radiadores eléctricos cerámicos.

¿Cómo funciona un radiador eléctrico?

Para que un radiador eléctrico funcione se necesitan tres atributos físicos primordiales. El primero es la electricidad que permite que el aparato se encienda y empiece a calentarse. Es por ello que es importante verificar que el consumo de la vivienda soporte la potencia del radiador que se quiere comprar.

Una vez que conectamos el radiador eléctrico, influye la inercia térmica que corresponde a la velocidad en la que el material del radiador se calienta. Por ejemplo, un radiador de aluminio tendría una inercia térmica mayor, ya que el material permanece caliente por más tiempo.

Finalmente, la convección es el ciclo que realiza el radiador para calentar el aire. Primero tiene que calentar el aire frío que está abajo, una vez caliente, este sube al techo, cuando se enfría vuelve a bajar hacia el radiador, para que lo caliente una vez más. Este ciclo permite que la vivienda se mantenga continuamente caliente.

¿Dónde colocar un radiador eléctrico?

Realmente depende de qué lugar quieras calentar. Sin embargo, dependiendo del radiador puedes colocarlo en diversas partes. Por ejemplo, existen radiadores que son perfectos para usar en el baño. Te recomendamos que si quieres ponerlo en el baño, te cerciores que puede ser empleado en el baño.

Generalmente, se recomienda que coloques tu radiador frente a las puertas de las habitaciones que deseas calentar. Evita colocarlo debajo de ventanas, ya que tardará más en calentarse y el aire caliente puede irse hacia la ventana en vez de hacia la vivienda.

¿Cómo limpiar un radiador eléctrico?

Antes de limpiar un radiador eléctrico, tienes que asegurarte que lleve rato apagado y que ya esté frío. Una vez que te hayas cerciorado de este paso, con la ayuda de un cepillo fino, puedes tallar el interior del radiador para que el polvo se caiga al suelo. Una vez en el suelo, con un paño húmedo puedes retirarlo.

Otra forma de limpiar tu dispositivo es humedecer un paño con líquido desengrasante y frotar tu cepillo antes de usarlo. Se recomienda que limpies tu radiador eléctrico al menos una vez por año, ya que si no lo haces, el polvo acumulado dificultará la función de tu radiador.

Consecuentemente, es posible que pagues más luz porque te tomará más tiempo calentar tu hogar.

¿Por qué los radiadores eléctricos hacen ruido?

Muchas personas se preocupan porque después de algunos minutos de encender su radiador, escucha un "tic". Normalmente, piensan que ese crujir se debe a un mal funcionamiento o tal vez a que podría dejar de funcionar pronto.

Si tu radiador eléctrico hace ruido, no te preocupes, es completamente normal. Se trata de una cuestión de la física, cuando el metal se calienta, las partículas se dilatan, provocando ese conocido "tic". Si el sonido es diferente, revisa que tu radiador eléctrico esté bien instalado.

Criterios de compra

Como mencionamos anteriormente, hay varias funciones que varían en cada radiador. Cada una de ellas permite utilizar con diferentes finalidades este artefacto. Para mejor funcionamiento del mismo, tienes que pensar en tu caso personal.

Al momento de comprar un radiador eléctrico es importante que te fijes en las características del producto. A continuación te presentamos las características principales a tomar en cuenta para que descubras cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Tecnología

Para encontrar el radiador eléctrico perfecto para ti, debes preguntarte ¿qué tipo de tecnología te conviene más? La respuesta es simple, primero tienes que delimitar tus necesidades personales: ¿Qué tan rápido quieres que caliente tu radiador? ¿Qué tan amplio es el espacio para calentar? ¿Por cuánto tiempo pienso usar mi radiador?

Delimitamos la búsqueda de las tecnologías existentes en cinco principales categorías cada una respondiendo a estas preguntas, a continuación explicamos cómo funcionan:

  • El radiador eléctrico con fluido térmico funciona gracias a un fluido que se distribuye dentro del radiador y genera el calor. Es de los sistemas que menos energía consume.
  • El radiador eléctrico con tecnología seca tiende a ser fabricado con aluminio por lo que calienta rápidamente una habitación, se recomienda utilizar en espacios pequeños.
  • El radiador eléctrico cerámico funciona con inercia térmica, esto quiere decir que tarda más en calentar una habitación, sin embargo, es el que se mantiene caliente por más tiempo.
  • El radiador eléctrico de calor azul funciona similar al térmico, con la diferencia que calienta equitativamente la habitación aunque dure menos tiempo.
  • El radiador eléctrico por infrarrojos calienta la materia no el aire directamente. Mediante ondas electromagnéticas este radiador calienta cualquier objeto que esté cerca de él.
Si quiero... Debo comprar...
Calentar un espacio amplio a lo largo del día. Un radiador eléctrico con fluido térmico.
Calentar rápidamente una sección de mi apartamento. Un radiador eléctrico con tecnología seca.
Mantener por más tiempo el calor en mi apartamento aunque tarde en calentarse. Un radiador eléctrico cerámico.
Que el calor se distribuya equitativamente en mi apartamento. Un radiador eléctrico de calor azul.
Que el aire no se agrupe hacia el techo y no requiera mantenimiento por un técnico. Un radiador eléctrico por infrarrojos.

Diseño

Es importante pensar en el diseño de tu radiador eléctrico, cuál se ajusta al espacio donde piensas ponerlo y cómo puede satisfacerte. Si tiendes a mudarte seguido, te convendría comprar un radiador oscilatorio que además es portátil, solo hace falta enchufarlo a la corriente y ¡listo! El aparato se moverá por sí mismo para que el calor llegue a más lugares.

También existen los radiadores eléctricos con panel de cristal. Tienen un diseño moderno, estos pueden empotrarse o cuentan con patas para dejarlo en el suelo. La mayoría cuentan con aplicaciones en el celular para cambiar la temperatura a distancia. Los radiadores eléctricos de aluminio pueden igualmente empotrarse o permanecer en el suelo. Los radiadores eléctricos con panel de mica calientan rápidamente, sin embargo, tienden a ser más caros que otros radiadores.

No olvides limpiar tu radiador eléctrico al menos una vez al año. (Fuente: Liudmila Chernetska: 398668454 unsplash)

Usabilidad

La usabilidad del radiador eléctrico mejora tu interacción con él. Si quieres controlar la temperatura a distancia, te recomendamos un radiador eléctrico que tenga un control remoto integrado o la capacidad de ligarse a tu celular para que puedas hacerlo.

Existen también radiadores eléctricos programables para evitar accidentes e irse a dormir tranquilamente. La mayoría cuenta con una pantalla que te enseña a qué temperatura está calentando y los botones de velocidades o intensidades.

Instalación

Los radiadores eléctricos son fáciles de instalar, ya que la mayoría de las viviendas cuentan con las condiciones necesarias para ellos. Ya sea que lo claves a la pared, el radiador eléctrico funcionará igualmente.

Es importante pensar en la zona donde piensas instalar tu radiador eléctrico, toma en cuenta que puedes cambiarlo después si deseas. Es recomendable que lo instales cerca de las puertas de las habitaciones y de ser posible que no lo hagas debajo de las ventanas, porque suelen ser lugares fríos.

Resumen

Es primordial contar con un radiador eléctrico para enfrentar el día a día. Existen muchos tipos de radiadores que responden a diferentes necesidades. Hay radiadores que se consideran problemáticos porque dejan de calentar rápidamente, y puede deberse porque en realidad no eran adecuados para las necesidades esperadas.

Por eso esperamos que esta guía te ayude a tomar la mejor decisión cuando compres un radiador eléctrico. No olvides pensar en todos los criterios que te hemos enseñado. Te invitamos a seguir leyendo nuestras guías de compra para que tomes las mejores decisiones en tus futuras compras.

(Fuente de la imagen destacada: Quintanilla: 56830045/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones