Rascador para gato

Las uñas de tu gato son un tesoro para él y su identidad. Y, para poder mantenerlas sanas, necesita limarlas con otros objetos. Si quieres ayudarlo a que él tenga bien sus uñas y, al mismo tiempo, proteger tus muebles, ofrécelo a tu mascota un buen rascador, ya que por su naturaleza tiende a marcar los lugares. Hay una amplia variedad en el mercado.

En esta guía pretendemos ayudarte a comprender por qué tu gato ya ha destrozado algún mueble con sus uñas y cuáles son las razones por las que precisa de un rascador para su bienestar. Además, aprenderemos más de esos felinos con los que compartimos hogar y también podrás conocer el variado mercado de rascadores que tienes a tu disposición.

Lo más importante

  • Hay una gran diversidad en cuanto a tamaños, diseños y precios dentro de este mercado, para adaptarse a las necesidades de todos.
  • Es muy probable que tu gato no tenga grandes problemas para adaptarse a usar su rascador a menudo. Limar sus uñas es una de sus actividades favoritas y estos productos están creados de materiales que a estas mascotas les encantan.
  • Tu gato necesita rascar sus uñas por diversas razones: renovarlas, marcar el territorio o estirar sus músculos tras sus largas jornadas durmiendo.

Los mejores rascadores para gato del mercado: nuestros favoritos

En este apartado vas a ver una recopilación de los rascadores más populares entre las personas que conviven con gatos y que les ofrecen productos para hacerlos felices, como un rascador. También leerás un resumen con las características de cada uno de los artículos. Antes de decidirte por uno u otro rascador, analiza bien el mercado. Nosotros te ayudamos.

El mejor rascador para colocar en el reposabrazos de tu sofá

Pensada para cubrir y proteger los sofás, esa esterilla tiene la mitad fabricada con tejido de sisal resistente y la otra mitad está hecha de tela de lino. La parte de sisal, la que se usa para las uñas del animal, mide 60 x 45 centímetros.

El artículo cumple su gran función, que es la de salvar el reposabrazos del sofá de las uñas de tu gato. Los compradores destacan que ambos materiales son muy resistentes.

El mejor rascador para que tu gato pueda estirarse a lo largo

Este rascador se caracteriza por ser un poste redondo cubierto de sisal sobre una plataforma de conglomerado de madera. Destaca por ser de fácil montaje, según los usuarios, ya que incluye tornillo y llave “allen”.

Mide 62 cm y se ha creado de forma que la altura se adecúe para que tu gato pueda estirarse. La base, cubierta de felpa, está disponible en dos colores a elegir: beige y azul oscuro. Destaca por la durabilidad de los materiales.

El rascador en forma de sofá más original para tu gato

Este rascador está fabricado de cartón y viene en forma de paquete rectangular que mide 53 x 25 x 10 centímetros. Pesa muy poco y en los laterales tiene un estampado de leopardo.

Viene con un saquito de hierba de gato que ayuda a atraer a la mascota al rascador para evitar que lo haga en tus muebles con sus uñas. Como tiene forma de sofá, muchos gatos duermen en él. Debe situarse en plano para que a tu gato le resulte más cómodo rascar sus uñas.

El rascador más adorable en forma de alfombra

Este producto es una alfombra rectangular que mide 55 x 35 centímetros. Está cubierto de cuerda de sisal y de tela de peluche. Puede dejarse simplemente en el suelo o puede atornillarse, dependiendo de la fuerza de tu mascota.

También se puede fijar en la pared, lo que permite a tu gato estirar su cuerpo. Viene con un ratoncito enganchado en una esquina de la alfombra para que el gato juegue. Es rígido y resistente a las uñas de tu minino.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los rascadores para gatos

Antes de decantarte por uno u otro rascador para gato, es necesario que conozcas a tu mascota. Y, en consecuencia de su carácter, costumbres y necesidades podrás elegir uno u otro rascador. Los hay con diferentes formas y para situar en lugares diversos de tu casa. Por ello te recomendamos leer esta guía donde puedes conocer a ese bonito felino que convive contigo.

gato alerta

A la hora de rascar sus uñas, los gatos aprovechan para estirar sus músculos.
(Fuente: Volgina: 114033024/ 123rf.com)

¿Por qué mi gato necesita un rascador para sus uñas?

Hay varias razones por las que tu gato necesita rascar sus uñas. Estas mascotas necesitan eliminar las puntas de las uñas desprendidas, para permitir así el crecimiento de una nueva de forma natural. Por otro lado, con el movimiento que realizan para rascar sus uñas, también estiran los músculos de la espalda, que se contraen durante las horas de sueño.

Además de esto, la naturaleza de tu mascota felina lo lleva a marcar con sus uñas el territorio donde se encuentra para advertir a otros animales de su presencia. Así que, con todo esto, si no cuentas con un objeto destinado a que tu gato limpie sus uñas, utilizará algo diferente, como suele ser un sofá o tus muebles de madera.

¿Por qué, aún teniendo rascador, mi gato marca mis muebles?

Lo común es que, si tu gato está contento con su rascador, tus muebles estén mucho más a salvo que si no tienes uno de estos por casa. Pero, a pesar de eso, puede suceder que tu mascota siga teniendo la tentación de marcar tus muebles. Una razón puede ser que quiera marcar su territorio con las feromonas procedentes de las glándulas de sus espacios interdigitales.

Eso quiere decir que, por naturaleza felina, estos animales marcan el territorio con sus uñas y su orina con el objetivo de evitar cruzarse con otros individuos. Así, se espera que otros gatos puedan olerlos y saber que ese territorio ya es de alguien. Y es por ello que tu gato sigue marcando tu sofá aunque tenga rascador. Por simple instinto.

Rascador suave

Es común que en un rascador predominen los colores beige o marrón a causa de los materiales más comunes para rascar las uñas, como el sisal o el cartón. (Fuente: Belugin: 57127309/ 123rf.com)

¿Además de un rascador para gato, qué más puedo usar para que no marque los muebles?

Si su rascador no es suficiente para evitar que tu gato marque tus muebles, hay alguna otra opción. Por ejemplo, puedes rociar tu mueble favorito con feromonas que se compran, lo que hará entender a tu minino que ese lugar ya está marcado. También hay una feromona diferente, que lleva a tu mascota a intentar dejar su marcaje en el mismo lugar donde la rocíes.

Por otro lado, puede suceder que su rascador no le guste lo suficiente.

En ese caso, debes comprar alguno más de diferente modelo y situarlo cerca de su mueble favorito. Y, la opción más básica si nada llegar a funcionar, es la de cubrir tus muebles con alguna tela bonita que no cambie enormemente la decoración de tu casa.

¿Puedo contar las uñas de mi gato para que no use su rascador?

Hay muchas personas que se decantan por recortar las uñas de un gato para que no deje marcas en los muebles de casa o que no arañe a sus dueños. Eso está permitido hacerlo, aunque muchas mascotas no lo consentirán. Lo correcto es cortar en dirección de la uña para no hacer daño al animal. Y solo por la punta. Si le toca la parte sensible puede ser peligroso.

Es importante mencionar que si lo acostumbras desde que es un gatito, conseguirás que se familiarice con esta actividad y te permitirá hacerlo. Para el corte, hace falta agarrar cada uno de sus dedos y presionar la almohadilla para que la uña salga y sea fácilmente accesible. El mercado ofrece cortauñas especializados para la forma de las pequeñas garras del minino.

gato viendo hacia arriba

Los gatos necesitan sanear sus uñas frecuentemente.
(Fuente: Yakimova: 15038651/ 123rf.com)

¿Es legal en España extirpar las uñas de tu gato para que no arañe su rascador?

La denominada desungulación consiste en la extirpación de las uñas de los gatos y en España es una práctica prohibida legalmente. Por lo que ya no se puede llevar a cabo desde el año 2017, al igual que otras prácticas que consisten en mutilar partes importantes de las mascotas.
La desungulación siempre ha sido muy polémica ya que cambia el carácter de los gatos.

A veces sus uñas pueden ser molestas, pero cuando decidimos tener un animal en casa, hay que respetar su naturaleza. Los veterinarios explican que los gatos a los que han extirpado tienen dificultades para caminar, ya que se ven obligados a modificar su forma de andar y todo su peso recae sobre el cartílago suave. Y esta postura le lleva a padecer dolores crónicos.

¿Puede mi gato romper sus uñas con un rascador?

Es raro que eso pueda pasar porque, precisamente, están creados para cuidar las uñas de tu mascota. Y, de hecho evita que vaya contra otros objetos más dañinos como unas cortinas donde puede colgarse o algún mueble. Pero, si tu gato es un poco enérgico al arañar, podría llegar a pasar. Los gatos pueden lastimarlas como cualquiera de los humanos.

Si eso pasase, lo notarás porque es probable que veas a tu mascota cojear. Puedes aplicarle un vendaje y debes evitar que salga a la calle para que no agarre ninguna infección hasta que su uña vuelva a crecer. Si ves que su pata está hinchada, también puedes llevar a tu gato al veterinario para que sea él quien lo cure.

gatito blanco

Hay una gran diversidad en cuanto a tamaños, diseños y precios dentro de este mercado, para adaptarse a las necesidades de todos. (Fuente: Cerisola: 53533669/ 123rf.com)

¿Dónde debo situar el rascador para gato?

A la hora de elegir qué parte del hogar es mejor, debes tener en cuenta la forma que presenta el rascador que has comprado y los gustos y hábitos de tu gato. Si es un rascador a modo de árbol, mejor sitúalo en un lugar donde no transites mucho para no tropezarte con él. Lo mismo, si es una alfombrilla con la que te puedas resbalar si la pisas.

Estos estilos es conveniente emplazarlos donde tengas los juguetes de tu mascota, o en la parte de la casa que él tenga destinada al ocio. Si compras algún rascador hecho para proteger muebles, entonces ese será su lugar. Los creados para el sofá se recomiendan para el reposabrazos, que suele ser un lugar recurrente donde tu mascota plasma sus uñas.

¿Qué es el catnip y por qué sirve para animar a mi gato a usar su rascador?

El catnip es una planta de olor similar a la menta que gusta mucho a los gatos, los atrae a ellos e incluso los anima y motiva a jugar. Este producto, también llamado ‘hierba gatera’ es una planta de la familia de la menta que contiene un aceite llamado nepetalactone en sus hojas. Solo estimula a los adultos. Los gatos bebés no le harán caso.

Por ello, si tu gato no hace caso a su rascador, o le presta menos atención de lo que tú querrías, ponle algún objetivo con catnip cerca y le encantará. Cabe mencionar que, a pesar de sus efectos estimulantes, los expertos aseguran que el catnip no es dañino para el animal. Al contrario, le ayuda a estar más activo. Algo necesario para los felinos caseros.

gato sobre juguete

Tu gato necesita rascar sus uñas por diversas razones: renovarlas, marcar el territorio o estirar sus músculos tras sus largas jornadas durmiendo. (Fuente: Kuzmina: 74446303/ 123rf.com)

¿Qué diferencia a un rascador para gato de un árbol?

Siendo la renovación de las uñas algo tan bueno para los gatos, casi todos los árboles del mercado tienen partes de rascador. Sin embargo, la principal diferencia es que, mientras el árbol está destinado al juego, los rascadores son más simples y asequibles. Se centran en esta necesidad de las uñas, no teniendo siempre forma vertical, como los árboles.

Algunos rascadores vienen, de todos modos, complementados con un pequeño accesorio, como una bola atada a una cuerda o un ratoncito de peluche, que animará a tu mascota a jugar. Pero solo eso. Si cuentan con más partes, entonces serán árboles para gato en vez de los tradicionales rascadores. Y normalmente, al contar con más accesorios, también los árboles son más caros.

Criterios de compra

A la hora de comprar un rascador de uñas para tu gato, es importante que lo hagas de forma informada para que cumpla su función. Tendrás que mirar qué partes de la casa son las favoritas de tu mascota y qué posturas toma él para estirarse. Aquí te resumimos los asuntos más importantes a tener en cuenta para ayudarte a realizar una buena compra. Estos son:

Diseños

Un rascador para gatos variará su diseño dependiendo de varios factores. Uno de los más importantes es dónde quieres situarlo. Un rascador puede ser un tubo circular sobre una plataforma, puede ser una alfombra plana o un bloque a modo de cama. En las siguientes líneas vamos a ver cuáles son los diseños más comunes del mercado:

  • En tabla o plano: Son alfombras que se pueden adherir al suelo de manera que el gato se rasca sin tener que levantarse y este queda fijado sin desplazarse del suelo.
  • Rascadores de pared: Pueden ser planos como las ya mencionadas alfombras o con forma de esquina, cuyo objetivo es permitir al gato mayores estiramientos al rascar sus piernas. Suelen colocarse en muebles donde tu mascota suele marcar más.
  • Enrollables: De nuevo las alfombras, pero con la opción de enrollarse y situarse así alrededor de las patas de una mesa o de una silla para su protección.
  • Poste cilíndrico: Un tubo, rodeado normalmente de sisal y colocado sobre una plataforma. Suele ser el más común en los hogares.
  • Árbol: Como mencionábamos previamente, un árbol es un juguete con muchas más opciones para el gato, pero siempre llevan una parte de rascador.
  • Camas: Hay unos rascadores que suelen ser de cartón prensado y que tienen forma de cama. Muchos gatos incluso los usan para descansar.
gatito bajándose de su juguete

Es muy probable que tu gato no tenga grandes problemas para adaptarse a usar su rascador a menudo. (Fuente: Belchonock: 97656040/ 123rf.com)

Materiales

La mayoría de rascadores están creados con los mismos materiales pero, con la fama de los gatos como animales de compañía, también han surgido alternativas en el mercado. Incluso ecológicas. Veremos aquí los materiales más comunes en la creación de los rascadores y sus ventajas e inconvenientes.

  • Sisal: Es el material más común por excelencia para rascar las uñas. Es una cuerda que se obtiene de un agave, una planta muy común en México. No se conoce que este material pueda producir ninguna alergia, ya que es, como hemos dicho, natural.
  • Cartón: Algunos rascadores están fabricados con cartón prensado. El problema es que pierde trocitos de cartón, por lo que ensucia en lugar donde está situado y obliga a barrer la zona habitualmente.
  • Terciopelo: Un árbol para gatos suele integrar terciopelo en los bordes o en la plataforma de los rascadores de cilindro. Es muy suave y cómodo para posar las patitas sobre él.
  • MDF: Del inglés, Medium Density Fibreboard, y que en algunos rascadores rígidos son la madera sobre la que se enrosca el sisal.

Tamaño

El tamaño de un rascador debe ir en función de lo que mida y pese tu gato. A la hora de usar un rascador, no solo marcan territorio o renuevan sus uñas. Esta práctica le sirve a tu felino para estirar sus músculos tras alguna de sus largas siestas. Y con un rascador que quede pequeño, no podrás cubrir esta necesidad y, probablemente, se vaya a algún sofá a hacerlo.

Colores

Es común que en un rascador predominen los colores beige o marrón a causa de los materiales más comunes para rascar las uñas, como el sisal o el cartón. Pero en muchas ocasiones, se venden con otros colores o adornos a elegir en ciertas partes del rascador, lo que te dará más opciones de elección.

Valoraciones

Siempre, de cara a cualquier compra que realices, es necesario que tengas en cuenta las opiniones de otros consumidores. Normalmente las personas, además de puntuar, cuentan con experiencia. Fíjate más en aquellos comentarios de usuarios cuyos gatos tengan características similares a los tuyos. Por ejemplo, dónde suelen rascar sus uñas o el tamaño de su cuerpo.

Resumen

Cuando vayas a elegir un rascador para tu gato, ten en cuenta cuáles son los lugares donde él siempre elige marcar con sus uñas. Hay rascadores adaptables a distintos lugares de tu casa, con diseños diferentes, y hasta puedes elegir el color complementario de acuerdo a la decoración de tu hogar. Lo común es que estén hechos con sisal, material muy natural.

Todos sabemos que cuando decidimos que un gato forme parte de nuestras vidas, nuestros muebles pueden acabar un poco dañados. Pero un rascador hará lo posible por evitar que esto suceda. Tu mascota necesita estos objetos para su bienestar y su salud. Lo común es contar con más de un rascador y que los pongas en diferentes partes.

Si te gusta lo que has leído, comparte este artículo, envíaselo a tus amigos o déjanos un comentario.

(Fuente de la imagen destacada: Dvořák: 119493279/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Los redactores de REVIEWBOX.es investigan y escriben artículos informativos de la más alta calidad sobre diferentes temas de consumo.