Última actualización: 03/03/2022

Nuestro método

30Productos analizados

40Horas invertidas

31Artículos evaluados

117Opiniones de usuarios

El relleno de cojín es un tipo de espuma que se ha comprimido para hacerla más fina y densa. Puede utilizarse en muchas aplicaciones diferentes como cojines para muebles, colchones y almohadas. La densidad del material de acolchado determinará la sensación de suavidad o firmeza cuando te sientas sobre él.

Este tipo de espuma ha sido comprimida y luego sellada en plástico. Cuando el material de acolchado se somete a presión, se expande hasta alcanzar su tamaño original. Este proceso de expansión puede repetirse muchas veces antes de que el producto quede inservible. También, los niveles de temperatura y humedad, del lugar donde guardes los cojines, influyen en este proceso.




Los mejores rellenos de cojines del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Todo lo que debes saber sobre los rellenos de cojines

¿Qué hace que un relleno de cojín sea el indicado y para qué se utiliza?

El mejor relleno de cojín es el que puede proporcionarte una experiencia de asiento cómoda. Debe ser capaz de absorber los golpes y la presión, a la vez que proporciona apoyo al peso de tu cuerpo.

El relleno de cojín es ideal para quien quiera añadir un poco más de comodidad y apoyo a su mueble. Es estupendo para las personas con piel sensible y para las que quieren una alternativa a la espuma de látex. También, puede ser muy útil cuando necesites proteger un producto de un envío, por ejemplo.

El relleno de cojín es un tipo de espuma que se ha comprimido para hacerla más fina y densa. (Fuente: hochgesang: nqZv8jtwLTY/ Unsplash)

¿Qué tipos de relleno de cojines existen?

Hay dos tipos de rellenos para cojines:

  • Espuma de célula abierta: Tienen una densidad menor que las de las espumas de célula cerrada, lo que los hace más ligeros, pero menos duraderos en comparación con este último tipo.
  • Espuma de célula cerrada: Son más densos y pesados que los de célula abierta, lo que los hace más duraderos, pero también más difíciles de transportar con facilidad cuando están llenos de aire o agua en su interior.

Tal y como podemos ver, la diferencia entre estos dos tipos de material de acolchado radica en su densidad.

¿Cuáles son las ventajas del relleno de cojines?

El relleno acolchado es una gran opción para quienes desean añadir comodidad y apoyo adicionales. Así mismo, les da una mayor forma y resistencia a los cojines.

También es ideal si tienes la piel sensible o alergias, ya que ayuda a evitar que se produzcan irritaciones. El relleno puede estar hecho de diferentes materiales, como espuma de látex, espuma con memoria o poliuretano con infusión de gel.

Criterios de compra

Comodidad

El factor más importante es tu posición para dormir. Si duermes de espaldas, un relleno acolchado será más cómodo que si duermes de lado o boca abajo. También debes tener en cuenta el espacio que hay en la cama y si es posible añadir un relleno debajo (por ejemplo, cuando se utiliza una cama de aire).

Además, siempre debes fijarte en la densidad del relleno de un cojín. Cuanto mayor sea, más duradero será y más comodidad y apoyo te brindará al momento de usarlo.

Material

Tienes que tener en cuenta el material del relleno para cojines. Si eres una persona alérgica será mejor optar por una opción antialérgica para que no tengas problemas a futuro.

(Fuente de la imagen destacada: blowup: nqZv8jtwLTY/ unsplash)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones