Reloj para mujer

En las últimas décadas, los relojes de pulsera se han hecho cada vez más populares tanto entre hombres como entre mujeres. ¿Sabías que, hasta el siglo pasado, solo las mujeres usaban relojes de pulsera, y que lo hacían principalmente por su función decorativa? Con el paso del tiempo, al darse cuenta de su mayor practicidad, ellos también comenzaron a usarlos.

Hoy en día, los relojes aún se consideran un accesorio ornamental y a veces son prácticamente una joya. Aunque en muchas ocasiones nos solucionan la vida, su aspecto también importa, y mucho. El estilo es uno de los criterios más importantes a la hora de adquirir un reloj para mujer, pero hay otros. A continuación, te lo contamos todo sobre relojes para mujer.

Lo más importante

  • Un reloj para mujer es un accesorio tanto práctico como decorativo.
  • Hay un tipo de reloj para cada persona: analógico o digital; mecánico o de cuarzo; clásico, deportivo o moderno. ¡Tú eliges!
  • A la hora de adquirir un reloj para mujer, es importante que tengas en cuenta el material del que está fabricado, el uso que vas a darle y su durabilidad.

Los mejores relojes para mujer: nuestros favoritos

La variedad de relojes para mujer en el mercado es tan amplia que no es fácil decidirse solo por uno. Cada tipo de reloj se adapta a unos gustos y necesidades: hay opciones más deportivas, modernas, coloridas o delicadas. En este apartado hemos seleccionado cuatro máquinas de buena calidad que varían mucho entre sí, ¡seguro que encuentras la tuya!

El reloj para mujer más clásico y elegante

Esta opción de Fossil es un básico minimalista, perfecto para las más sobrias. La caja está fabricada de acero inoxidable y es rectangular, con un acabado pulido brillante en color oro rosa.

La correa es de cuero azul marino y la esfera plateada cuenta con índices dorados y números árabes. Las agujas son luminiscentes. Este reloj puede resistir la presión del agua hasta cinco atmósferas.

El mejor reloj para mujer vintage

Casio es una de las marcas de relojes por antonomasia. Sus máquinas son económicas, pero están diseñadas para durar. Esta opción que te presentamos es unisex y está disponible en distintos colores, pero nosotras nos hemos decantado por el dorado.

En su esfera digital podemos ver la hora, el día de la semana y el día del mes. Además, cuenta con cronómetro, iluminación y es resistente al agua.

El reloj para mujer más innovador

Este reloj de la marca danesa Bering nos enamora al mismo tiempo por su simplicidad y por sus detalles. El color de la caja y de la correa, de acero inoxidable, es plateado pulido.

Combina elegancia, minimalismo y sostenibilidad ambiental, dado que funciona con energía solar ―una carga completa dura entre seis y doce meses―. El cristal de la esfera es de zafiro, muy resistente a los arañazos.

El reloj para mujer con más personalidad

Las más coloridas y desenfadadas también tienen relojes pensados para ellas. Esta reinterpretación del clásico de Swatch tiene pulsera de silicona multicolor y una esfera en la que las horas se marcan con puntos de colores.

Es un reloj analógico con tres agujas: horaria, minutera y segundera. También indica el día del mes. No es apto para personas sensibles al sonido de las manecillas.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre relojes para mujer

Precisamente porque las opciones disponibles son prácticamente inabarcables, la compra de un reloj para mujer debe hacerse con cabeza. Estemos adquiriendo una pieza para nosotras mismas o un regalo para una mujer querida, hemos de ser conscientes de que los relojes son accesorios complejos y de que la información es la mejor arma para no equivocarnos.

Muñeca de mujer con reloj

Un reloj es un accesorio indispensable a la hora de vestirnos y «decorarnos».
(Fuente: Wilms: a0r2nyk31SE/ Unsplash.com)

¿Qué partes tiene un reloj para mujer?

Cuando nos decidimos a comprar un reloj de pulsera, es fundamental saber qué estamos comprando: en qué consisten estas pequeñas máquinas. En próximos apartados hablaremos sobre su funcionamiento, pero aquí vamos a detenernos en las distintas partes que los forman, dado que pueden variar mucho entre sí y repercuten en su estilo, en su funcionalidad y en su precio.

  • Esfera: La cara del reloj donde se marcan las horas. Es uno de los elementos más visibles y estéticos, y es donde encontramos las manecillas o la pantalla.
  • Cristal: Protege la esfera y puede estar fabricado de plexiglás, de cristal mineral o de cristal de zafiro.
  • Bisel: Es el anillo que rodea el cristal y que lo sujeta a la esfera. Normalmente es metálico.
  • Maquinaria: Aquí no vamos a detenernos mucho, dado que profundizaremos más adelante. En resumen, el mecanismo está en el interior del reloj y sirve para medir el paso del tiempo. Puede ser mecánico, electrónico o una mezcla de ambos.
  • Corona: Es esa pequeña rueda que encontramos en uno de los laterales de la caja y que sirve para dar cuerda al reloj, ponerlo en hora o cambiar la fecha.
  • Caja: Este elemento es el «cuerpo» del reloj y aloja toda su maquinaria.
  • Correa: Es la pieza que ajusta el reloj alrededor de nuestra pulsera. Es un elemento práctico, pero también muy decorativo, que puede presentarse en cuero, metal, silicona u otros materiales.

¿Reloj analógico o digital?

En resumen, los relojes analógicos tienen manecillas y los relojes digitales, una pantalla de cristal líquido que muestra la hora y puede que otros datos, como el día. Quizá porque se consideran más elegantes, los relojes de mujer suelen ser analógicos. El caso es que, más allá de su estética, cada tipo nos aporta unas cualidades distintas, así que la decisión no es sencilla.

Los relojes analógicos suelen tener diseños más clásicos y sobrios, que no pasan de moda, y hay muchos que funcionan sin pilas. Por otro lado, casi nadie cuestiona que los relojes digitales son más prácticos, más precisos, suelen aportar más información y sus diseños a menudo se quedan obsoletos con el tiempo, aunque esto está empezando a cambiar.

Mujer asiática sonriendo

Respecto al ajuste, es cuestión de gustos. Hay personas que los llevan más prietos y otras que los llevan más sueltos. (Fuente: Yanutama: WZdRnt-gaeU/ Unsplash.com)

¿Mecánico o de cuarzo?

Muchas personas no prestan atención a las características técnicas de estos accesorios, y entendemos sus motivos. No obstante, es importante entender que la maquinaria es el equivalente al corazón del reloj. Los relojes analógicos presentan dos tipos de movimiento: de cuarzo o mecánico. Ambos indican la hora, por supuesto, pero funcionan de forma distinta.

Los relojes de cuarzo requieren menos mantenimiento, funcionan con batería y son más económicos; los relojes mecánicos pueden ser manuales o automáticos, suelen ser más exclusivos y requieren más dedicación ―son más imprecisos, y se atrasan o adelantan con facilidad―. En cualquier caso, los mecanismos más valorados continúan siendo a día de hoy los suizos.

¿Clásico, deportivo o moderno?

Los relojes para mujer se presentan en distintos estilos. Los relojes clásicos suelen ser sencillos, sobrios y lo normal es que combinen colores neutros: esferas metálicas en color dorado, dorado rosado o plateado y correas metálicas o de cuero natural, azul marino o negro. Los relojes de estilo moderno, en cambio, tienen un diseño más libre, con colores más inusuales.

También varían los materiales. En los relojes modernos, como en los de tipo deportivo, es frecuente el uso de plásticos resistentes, de silicona o de aluminio. Tanto los relojes modernos como los deportivos tienen un diseño urbano y desenfadado, pero los deportivos además ofrecen características adicionales, como resistencia al agua, brújula, cronómetro o taquímetro.

Joven con su reloj

A la hora de adquirir un reloj, es determinante considerar el tamaño de la muñeca. (Fuente:
Priscilla Du Preez / Unsplash.com)

¿En qué mano se llevan los relojes para mujer?

Lo más común es usarlos en la mano no dominante. Aunque circulan no pocas historias para explicar esta tendencia, el motivo es que en el pasado había que dar cuerda a los relojes para que funcionasen. Como la corona se ubica en el lado derecho de la caja, la forma más cómoda de hacerlo sin quitárselos era usarlos en la izquierda y darles cuerda con la derecha.

El mecanismo ha evolucionado, pero la tradición se ha mantenido. Sea como sea, aunque ya no siempre sea necesario darles cuerda, lo cierto es que los relojes de pulsera pueden suponer un estorbo para escribir o realizar cualquier otra tarea cotidiana si se usan en la mano dominante. En cualquier caso, la decisión al respecto te corresponde únicamente a ti.

¿Cómo debe quedar un reloj para mujer?

A la hora de adquirir un reloj, es determinante considerar el tamaño de la muñeca. En caso de que esta sea muy fina ―de menos de quince centímetros―, lo recomendable es evitar relojes con una esfera de más de cuarenta milímetros. Las muñeras de más de veinte centímetros de perímetro pueden usar relojes de más de cuarenta y dos milímetros de esfera sin problemas.

Respecto al ajuste, es cuestión de gustos. Hay personas que los llevan más prietos y otras que los llevan más sueltos. Lo más cómodo, normalmente, suele ser no llevarlo tan ajustado que deje marcas en piel de la muñeca al quitarlo, pero tampoco tan suelto que pueda dar vueltas por sí mismo, dado que podría deslizarse y perderse, o enredarse y hacernos daño.

Mujer modelando su reloj vintage

Los relojes de cuarzo requieren menos mantenimiento, funcionan con batería y son más económicos. (Fuente: Allef Vinicius / Unsplash.com)

¿El tono de piel es importante al comprar un reloj para mujer?

En efecto, tu color de piel ―o el de la persona para quien planeas comprar el reloj― es un factor a tener en cuenta. Un reloj de pulsera que combine bien con tu tono de piel resultará un accesorio llamativo; mientras que uno que uno que no combine, simplemente, pasará desapercibido.
En resumidas cuentas, los tonos de piel se dividen en dos: cálidos y fríos.

En la red podrás encontrar contenidos exhaustivos sobre cómo determinar el tono de piel, pero el color de las venas de la muñeca ya nos da una pista: en las pieles cálidas son verdes, mientras que en las frías son azuladas. A las pieles cálidas les sientan bien los dorados y los tonos tierra, mientras que las frías se realzan con plateados o blancos, entre otros.

¿Cómo combinar un reloj para mujer?

Un reloj es un accesorio indispensable a la hora de vestirnos y «decorarnos». Sobre combinaciones hay muy poco escrito, pues dependen en buena medida de los gustos de cada persona, pero una de las primeras cuestiones que debes considerar es si vas a usarlo en eventos formales o informales, pues de ello depende el aire que deba tener tu reloj de pulsera.

No cabe duda de que un reloj de pequeño tamaño, minimalista y discreto, siempre será más combinable que todo lo contrario, pero también será menos arriesgado. Y, ¿quién ha dicho que arriesgar en la moda no sea algo positivo? La moda nos ha brindado colores y acabados muy especiales, así que te animamos a que seas valiente e innovadora con las combinaciones.

reloj sobre mesa

La durabilidad depende en buena medida de los materiales, sobre todo si piensas usar tu pieza a diario. (Fuente: Lensink: UEnSZU8dg38/ Unsplash.com)

Criterios de compra

Como ya has podido ver, la compra de un reloj puede llegar a complicarse bastante. Y así debería ser, porque un reloj para mujer es un accesorio que, si se cuida debidamente, puede llegar a acompañarnos durante bastantes años de nuestra vida. A continuación, te presentamos varios criterios que debes tener en cuenta para acertar con tu adquisición:

  • Los materiales son la base de todo
  • ¿Qué uso le vas a dar?
  • Sobriedad o moda, qué dilema
  • Un reloj puede tener más complicaciones que una navaja suiza
  • Durabilidad y mantenimiento

Los materiales son la base de todo

En caso de que lo que busques sea un reloj para mujer que te dure muchos años, los materiales son un factor fundamental que debes considerar. Independientemente del tipo de material ―metal, silicona, plástico o incluso madera―, hay calidades y calidades. Puede haber relojes metálicos que den un pésimo resultado y otros de plástico que resulten muy buenos.

En cuestión de cajas, nuestra recomendación es que optes por materiales nobles, como el acero inoxidable. Una parte del reloj muy importante es el cristal, así que no escatimes y recuerda que los cristales de zafiro son prácticamente imposibles de rayar. La correa, al ser una parte que puede cambiarse muy fácilmente, puede depender un poco más de tus preferencias.

Joven modelando su reloj

Los relojes clásicos suelen ser sencillos, sobrios y lo normal es que combinen colores neutros como esferas metálicas en color dorado. (Fuente: Vinicius: oZrWVZEbv1I/ Unsplash.com)

¿Qué uso le vas a dar?

Entendemos que tu intención es sacarle todo el partido posible a tu reloj para mujer, y para ello debes plantearte el uso que vas a darle. ¿Quieres ponértelo solo en ocasiones especiales, o lo quieres para tu día a día? ¿Necesitas que tenga funciones adicionales ―como cronómetro o velocímetro―, o te basta con que te indique la hora, el día de la semana y el día del mes?

En caso de que busques un reloj adecuado para ocasiones importantes, te recomendamos que optes por las líneas clásicas. Los relojes deportivos, en cambio, son estupendos, naturalmente, para practicar deportes, pero también para el día a día, por su buena resistencia. Un reloj en tendencia es una buena opción cuando ya tienes una colección de varios relojes.

Sobriedad o moda, qué dilema

Aunque la sobriedad no tiene por qué estar siempre reñida con la moda, lo cierto es que sobre los estilos más minimalistas el tiempo pasa más despacio. Si lo que buscas es un accesorio versátil que te acompañe durante muchos años, nuestro consejo es que «pases» de modas y que optes por un reloj para mujer de líneas clásicas y sin estridencias, por así decirlo.

Ten en cuenta tu estilo, pues no cualquier reloj vale para todas las mujeres. Decántate por una máquina que potencie tu esencia y que se ajuste a tus necesidades y a tu día a día. Nadie sabe mejor que tú si te conviene más un reloj en tendencia, que puedas combinar con tu armario, o un reloj adecuado para usar cada día, que no dependa tanto del resto de tu atuendo.

reloj color oro

Los relojes analógicos suelen tener diseños más clásicos y sobrios, que no pasan de moda, y hay muchos que funcionan sin pilas. (Fuente: Garcia: 0bgWnyTKsjo/ Unsplash.com)

Un reloj puede tener más complicaciones que una navaja suiza

Las funciones de un reloj también se conocen como complicaciones, ¡aunque no tienen nada de preocupante! Los relojes más sencillos únicamente indican la hora o, como mucho, el día y la fecha. También pueden contar con un cronógrafo, con un cronómetro, con un indicador de carga o con un indicador de las fases lunares. Las complicaciones son un toque de distinción.

Aunque pueden ser muy bonitas y darle un aspecto chic a tu accesorio, también es verdad que hacen que tu reloj sea más delicado. Una vez más te decimos que debes optar por un reloj u otro ―en este caso, por uno con complicaciones o sin ellas― en función del uso que pretendas darle y de tu modo de vida. Y, por supuesto, también tienes derecho a darte un capricho.

Durabilidad y mantenimiento

No todos los relojes tienen la misma durabilidad ni son fáciles de mantener. En caso de que hayas leído hasta aquí, ya te habrás dado cuenta de que el mantenimiento de los relojes digitales y de cuarzo es mucho más sencillo que el de los mecánicos, pues no es necesario darles cuerda y no se atrasan ni se adelantan ―especialmente los digitales―.

La durabilidad, por otro lado, depende en buena medida de los materiales, sobre todo si piensas usar tu pieza a diario. Además, te recomendamos que te decantes por un reloj que pueda arreglarse en caso de avería. Hay opciones muy atractivas y de buena calidad cuyas reparaciones son un verdadero dolor de cabeza incluso para el relojero más experto.

Mujer de cabello turquesa

Los relojes para mujer se presentan en distintos estilos.
(Fuente: Lorena: zI5XW3qs0q8/ Unsplash.com)

Resumen

Los relojes han sido un complemento asociado con el lujo prácticamente desde su invención. Aunque su practicidad y su utilidad son incuestionables ―no tanto hoy en día, con la irrupción de los teléfonos móviles―, la cuestión estética es también un aspecto muy importante a tener en cuenta, especialmente en el caso de los relojes para mujer.

¿Estás pensando en adquirir un reloj de pulsera para ti o para regalárselo a un ser querido? En tal caso, ten muy en cuenta toda la información y consejos que te hemos dado en este artículo. Puesto que un reloj es un accesorio que atrae mucha atención y que, si se cuida bien, puede durar muchos años, es fundamental considerar los materiales y su mantenimiento.

Y a ti, ¿qué tipo de relojes te gustan? Cuéntanoslo en los comentarios y comparte esta guía en caso de que te haya resultado interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Marek Prygiel: 7RLztM4KdcE/ Unsplash.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Elena Pérez Traductora y redactora de textos
Elena Pérez
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.