Hombre viendo su telefono
Última actualización: 12/05/2020

Nuestro método

14Productos analizados

20Horas invertidas

32Artículos evaluados

49Opiniones de usuarios

Cada vez pasamos más tiempo sentados frente al ordenador, ya sea por trabajo, por ocio o por estudios. Inevitablemente, todas esas horas en el escritorio del estudio o de la oficina acaban afectando a nuestra postura y a nuestra salud. De ahí la importancia de adoptar unos buenos hábitos posturales que minimicen los efectos de esas largas jornadas de trabajo.

Contar con un reposapiés de oficina te puede ayudar a lograrlo, ya que están diseñados para favorecer una mejor posición de las piernas y así reducir la tensión muscular. Algunos, incluso, presentan en su superficie texturas en relieve que crean un agradable efecto masaje. También ofrecen grandes beneficios los reposapiés de salón, si bien su uso es un tanto diferente.




Lo más importante

  • Los reposapiés son de gran ayuda para disfrutar de una postura correcta y más cómoda, ayudando así a reducir la tensión muscular y a prevenir posibles lesiones.
  • Es posible distinguir principalmente dos tipos de reposapiés, los de oficina y los de salón, que también tienen una importante función decorativa.
  • El uso que vas a hacer del reposapiés y el lugar en el que vas a hacerlo es el criterio de compra más importante de cara a elegir cuál te conviene más. Además, es conveniente que tengas en cuenta su diseño y los materiales con los que está fabricado.

Los mejores reposapiés del mercado: nuestras recomendaciones

Si estás pensando comprar un reposapiés para la oficina o para el salón, deberías echarle un vistazo a la completa selección que hemos preparado. En ella hemos incluido cinco de los mejores modelos disponibles actualmente en el mercado.

El reposapiés de oficina más vendido

Reposapiés de oficina muy económico, y con un diseño sencillo y funcional. Presenta una superficie con una textura en relieve con círculos abultados que crea un agradable efecto masaje en los pies. Además, permite ajustar la inclinación, aunque por desgracia no la altura.

Está fabricado con plástico resistente y cuenta con goma antideslizante en las patas para evitar que deslice sobre el suelo. No requiere montaje. Muy buena relación calidad-precio.

El mejor reposapiés de escritorio

Reposapiés de oficina de gran calidad de la marca Kensington con panel de sujeción texturado para ofrecer una mayor sujeción y una máxima comodidad. Permite modificar la inclinación hasta 20º.

Está diseñado para ofrecer un movimiento cómodo y silencioso, y para asegurar la máxima durabilidad. Además, dado que está fabricando en plástico, es muy ligero y fácil de transportar.

El mejor taburete reposapiés de madera para el salón

Taburete reposapiés acolchado con tapizado de gran calidad y disponible en una gran variedad de colores. Se presenta en un diseño moderno, estilo nórdico, lo que le permite adaptarse a distintas decoraciones. Las patas de madera son resistentes y cuentan con protectores para proteger el suelo.

Se trata de un mueble muy versátil, que se puede usar para apoyar los pies y como taburete auxiliar. Tiene una altura de 46 cm y un peso de 5 kg.

El reposapiés de oficina con mejor relación calidad-precio

Reposapiés de oficina de 3M fabricado con metal y con poliéster. Es muy ancho y se puede ajustar en altura e inclinación. Además, la superficie superior es antideslizante para evitar que los pies resbalen. Y tampoco se desliza por el suelo.

Se presenta en un diseño moderno y minimalista que combina el negro con el gris. Es muy ligero, apenas pesa 500 gramos. Un producto que destaca por un magnífico diseño y la gran calidad de sus materiales.

El mejor reposapiés ergonómico con forma de cojín

Práctico y cómodo reposapiés ergonómico para oficina y estudio con forma de cojín semicilíndrico. Permite ajustar la altura y además se puede utilizar tanto en posición normal como invertida. Cuenta con una base antideslizante, por lo que no tendrás que preocuparte porque se mueva constantemente.

La funda es extraíble para facilitar su limpieza y tiene un asa para que puedas transportarlo cómodamente.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los reposapiés

Antes de comprar un reposapiés es fundamental que conozcas sus beneficios y los distintos tipos que existen. De este modo, te resultará más fácil elegir el que mejor se adapta a tus necesidades y no verás tus expectativas defraudadas. En esta sección, te resolvemos las posibles dudas que puedas tener.

Los reposapiés son de gran ayuda para disfrutar de una postura correcta y más cómoda, ayudando así a reducir la tensión muscular y a prevenir posibles lesiones. (Fuente: Belchonock: 102077012/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los reposapiés?

Los reposapiés, o apoyapiés, como también se les conoce, son pequeños muebles tradicionalmente de cuatro patas que tienen la finalidad de ofrecer descanso a los pies y piernas de una persona sentada en una silla, un sillón o un sofá. Solían ser un taburete ancho con una superficie acolchada y tapizada para una mayor comodidad y descanso de las extremidades inferiores.

Desde hace unos años, se han popularizado los denominados comúnmente como reposapiés de oficina, que tienen la función de facilitar una postura más correcta. Son inclinables y de pequeño tamaño, además de estar diseñados para su uso en una silla mientras se trabaja con el ordenador o en cualquier otra tarea de escritorio.

 ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los reposapiés?

Si bien muchas de las ventajas de los reposapiés pueden resultar evidentes, otras no lo son tanto. Por ello, nunca está de más recordarlas. A continuación, te hemos resumido las más importantes.

  1. Ayudan a adoptar una postura correcta y más cómoda.
  2. Pueden ayudar a reducir las tensiones musculares.
  3. Ocupan muy poco espacio, por lo que se pueden guardar fácilmente.
  4. Son bastante económicos.
  5. Son adaptables, por lo que pueden utilizarlos diferentes personas y en diferentes ubicaciones.
  6. Son ligeros y fácilmente transportables.

foco

¿Sabías que existen reposapiés de salón o dormitorio diseñados para hacer también las veces de pequeños sistemas de almacenaje?

¿Para quién es recomendable comprar un reposapiés?

Los reposapiés son recomendables para cualquier persona, independientemente de cuál sea su altura, que pasa muchas horas sentada, ya sea en la oficina o en casa. Son especialmente convenientes para personas que tengas problemas de espalda o de circulación en las piernas. En particular, si estos están derivados de una mala postura en la silla.

Son una interesante solución para los casos en los que no se puede regular la altura de la silla y de la mesa de la oficina. También pueden usarlos estudiantes que pasan muchas horas estudiando en casa o en la universidad. Sobre todo, en este último caso, cuando las butacas no sean suficientemente cómodas. También se utilizan en peluquerías y salones de belleza.

¿Qué tipos de reposapiés existen?

A grandes rasgos, podemos distinguir dos tipos de reposapiés en función del uso que vayamos a hacer de ellos y de dónde vayamos a utilizarlos: los reposapiés de oficina y los de salón.

  • Reposapiés de oficina: Están pensados para favorecer una postura adecuada mientras trabajas o estudias. Su diseño está supeditado a la funcionalidad. A fin de cuentas, su tamaño es bastante reducido y se suelen colocar debajo de la mesa de trabajo o escritorio, por lo que pasan bastante desapercibidos.
  • Reposapiés de salón: Además de servir para estirar las piernas y apoyar los pies, tienen una función decorativa. Así, normalmente, en su diseño no solo prima facilitar una postura más cómoda, sino también ofrecer una estética cuidada. Se trata, por tanto, de pequeños muebles de salón pensados para acompañar a sillones y sofás. Dentro de este tipo también se suelen incluir los puf reposapiés que puedes utilizar incluso en el dormitorio.

Es posible distinguir principalmente dos tipos de reposapiés, los de oficina y los de salón, que también tienen una importante función decorativa. (Fuente: Białasiewicz: 35979976/ 123rf.com)

¿Qué otros aspectos tienes que tener en cuenta para adoptar una postura correcta cuando trabajas en la oficina?

Como hemos ido viendo, los reposapiés pueden ayudarte a adoptar la postura correcta cuando trabajas con el ordenador y, por tanto, a prevenir lesiones y molestias musculares. Sin embargo, no son el único aspecto que tienes que tener en cuenta para este fin. Así, también es importante que utilices una silla ergonómica. Y hasta puede ser una buena idea que la uses con un cojín.

Además, te puede convenir utilizar un ratón vertical y un teclado ergonómico. Y, por supuesto, nunca dejes de hacer los descansos correspondientes e incluso acompañarlos con unas breves sesiones de estiramientos. Además, para cuidar la vista es conveniente que apartes la mirada de la pantalla cada cierto tiempo.

Criterios de compra

Para elegir el reposapiés adecuado, te conviene tener presentes algunos criterios de compra. A continuación, te ofrecemos los que consideramos que más te pueden ayudar a acertar con tu compra.

Uso que vas a hacer del reposapiés

En función de cuál sea el uso y el lugar en el que lo vas a utilizar, te va a convenir más un tipo de reposapiés u otro. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones al respecto.

Si lo necesitas para Te conviene uno
El salón de casa Con un diseño elegante, cómodo y que se adapte a la decoración.
La oficina Ergonómico, con la altura y la inclinación ajustable. Idealmente, con una base antideslizante.
La biblioteca o la universidad Ligero, de pequeño tamaño, fácil de transportar y de guardar.
El estudio de casa Ergonómico y con una superficie con efecto masaje.
Una peluquería De acero inoxidable y que no acumule fácilmente ni polvo ni el cabello.

Superficie

La superficie del reposapiés debe ser antideslizante y con una buena capacidad de agarre. Hay modelos que cuentan con superficies granuladas con efecto masaje que busca estimular la circulación sanguínea y reducir el estrés. Esto lo pueden lograr presionando los puntos reflejos de la planta de los pies.

Eso sí, para disfrutar de este efecto, es necesario que te descalces. Además, es conveniente que la base cuente con patas de goma antideslizantes para evitar dañar la superficie sobre la que se apoya y para que no esté continuamente moviéndose. De lo contrario, es posible que acabe resultándote incómodo usar el reposapiés y dejes de hacerlo.

Diseño

Si necesitas un reposapiés para tu oficina u estudio, es importante que te asegures de que presenta un diseño que te permita regular su altura y su inclinación. Regular la inclinación te puede ayudar a que la flexo-extensión del pie sea la correcta. Y, por supuesto, regular la altura te permite adaptarlo a la altura de la silla y el escritorio con los que trabajas.

En el caso de que quieras un reposapiés para el salón, es importante que elijas uno que se adapte a la decoración y al resto de mobiliario. Afortunadamente, existe una gran variedad de diseños: desde los más clásicos a los más modernos y minimalistas, pasando por las apuestas más vanguardistas y las que tienen un carácter más juvenil y desenfado.

foco

¿Sabías que existen reposapiés con un sistema de aire regulable que ayudan a mantener los pies calientes cuando llega el frío del invierno?

Materiales

Un aspecto fundamental ligado al diseño del reposapiés es el material con el que esté fabricado. Los más básicos de oficina son de plástico, aunque, como bien puedes imaginar, no todos son de la misma calidad. En cambio, en el caso de los de salón, predominan los de madera y/o tela. Además, también los puedes encontrar total o parcialmente de acero inoxidable.

Estos últimos se suelen utilizar con bastante frecuencia en las peluquerías. Por otra parte, si quieres asegurarte de que te ofrece una buena durabilidad, es importante que los materiales sean de buena calidad. Lógicamente, eso incrementará el precio, pero a la larga es una inversión que sin duda merece la pena.

Resumen

Se pueden distinguir principalmente dos tipos de reposapiés, los de oficina y los de salón. Dada la gran cantidad de horas que pasamos sentados frente al ordenador, los primeros se han popularizado mucho en los últimos años. Así, son muchas las personas y las empresas que apuestan por utilizarlos en sus centros de trabajo o en sus propios estudios.

A fin de cuentas, los de oficina ayudan a adoptar una postura más cómoda en la silla, contribuyendo a prevenir posibles lesiones o molestias musculares. Los de salón, por su parte, son ideales para, después de una larga jornada de trabajo, disfrutar de una velada relajada con una película o con un libro en un sillón o en un sofá con las piernas perfectamente acomodadas.

Para terminar, si piensas que esta guía te ha sido de ayuda en tu proceso de elección, puedes escribirnos un comentario o compartirla a través de las diferentes redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Davydov: 137537837/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?