Última actualización: 10/10/2019

Nuestro método

21Productos analizados

25Horas invertidas

8Artículos evaluados

75Opiniones de usuarios

Cuando se trata de buscar la mirada perfecta, todo vale. Hay mujeres creativas que utilizan cucharas o tarjetas de crédito para rizar sus pestañas. Otras prefieren darse un empujón y recurren a las pestañas postizas. Pero para aprovechar lo que la naturaleza nos ha dado y lucir unos ojos despampanantes, lo ideal es usar un rizador de pestañas.

Aunque para algunas resulten intimidantes, los rizadores no son armas blancas. Aprender a usarlos es más fácil de lo que parece y, cuando encuentres el adecuado, no podrás vivir sin él. Si quieres que tu mirada sea de las que no se olvidan, sigue leyendo. Hemos preparado una guía que te ayudará a elegir el mejor rizador de pestañas para ti.




Lo más importante

  • El rizador de pestañas tiene la capacidad de darte un aspecto más juvenil y una mirada impactante sin necesidad de recurrir al maquillaje. El secreto de su éxito está en elegir el adecuado. Están los tradicionales, los que tienen forma de pinza y los térmicos o eléctricos. Lo importante es que puedas controlarlos y manipularlos con facilidad.
  • Muchas mujeres todavía no se animan a utilizar un rizador o han tenido malas experiencias. Esto se debe, en gran parte, a que no saben cómo usarlo. Debes utilizarlo siempre antes del rímel y ejercer la presión adecuada para rizar sin dañar. Además, necesitas cambiar sus gomas con frecuencia para evitar infecciones.
  • Antes de aventurarte a comprar un rizador, te aconsejamos prestar especial atención a ciertos criterios. El tamaño del arco, la calidad de la goma, el agarre, el material y los reemplazos son aspectos importantes que debes considerar. Cada ojo es distinto, así como las preferencias a la hora de manipular el rizador.

Los mejores rizadores de pestañas del mercado: nuestros favoritos

Hay varios aspectos que debes considerar antes de escoger el instrumento que le dará volumen y curvatura a tus pestañas. Detalles como la calidad de la goma y la apertura del rizador pueden marcar la diferencia a la hora de elegir el adecuado. Antes de que empieces a abrumarte, échale un vistazo a nuestra clasificación con los cinco mejores rizadores de pestañas.

El rizador de pestañas favorito de las usuarias online

Este producto estrella es la mezcla perfecta entre sencillez e innovación. Aunque aparenta ser un rizador tradicional, la suavidad de su almohadilla trata con delicadeza tus pestañas. Además, el diseño de sus manijas facilita el agarre y el control del instrumento. Basta con presionarlas suavemente para conseguir la textura adecuada.

El rizador de BESTOPE está pensado para quedarse a tu lado por tiempo indefinido. Está hecho de acero de alta calidad a prueba de golpes y caídas. Viene con dos almohadillas adicionales para que puedas darle más uso, y cada una de ellas es de larga duración. Este instrumento mágico de menos de 13 centímetros es práctico y efectivo.

El rizador de pestañas más fácil de utilizar

Quienes han probado el rizador de pestañas EmaxDesign destacan la facilidad con que se acomoda a las pestañas. No es demasiado curvo ni demasiado rígido, por lo que puede ser usado en todo tipo de ojos sin importar el tamaño o la forma. Las almohadillas están hechas de silicona, lo que evita cualquier tipo de dolor o de accidentes cuando somos principiantes.

De color oro rosado, se verá estupendo entre tus cosméticos. Este rizador incluye cinco almohadillas adicionales que consiguen un rizado rápido y definido. Su empaque transparente es sobrio y elegante, e incluye una garantía en caso de que no estés enteramente satisfecha con sus resultados.

El rizador de pestañas más preciso

Lo que más se aprecia de este rizador es su doble mango: regula a la perfección la presión que se ejerce y facilita su manipulación para obtener el efecto deseado. Por otro lado, su apertura curvada es más ancha de lo habitual y hace que se adapte sin problemas. Además, riza las pestañas de forma natural sin necesidad de usar mucha fuerza.

Este rizador incluye unas pinzas para las cejas, una almohadilla adicional, un manual de instrucciones y una funda de color negro. Los usuarios agradecen que rice las pestañas en el primer intento, sin necesidad de repetir la operación varias veces. Es ligero y ofrece garantía en caso de insatisfacción.

El mejor rizador de pestañas eléctrico

No products found.

Su uso es sencillo: se introduce una pila AA, se enciende y se deja calentar por 30 segundos antes de usarse. La temperatura del rizador es la necesaria para levantar tus pestañas, pero sin ser demasiado caliente como para quemarlas. Con su diseño en forma de cepillo, basta con levantar las pestañas con el rizador durante diez segundos para darles volumen.

A pesar de su sofisticación, los clientes lo consideran un producto económico y accesible. Según los usuarios, el rizador es especialmente efectivo en pestañas cortas. Su tamaño compacto es ideal para llevarlo en el bolso a donde vayas. Es el aliado perfecto para las que no se acostumbran a los rizadores de pestañas tradicionales.

El rizador de pestañas con más accesorios

Con una bisagra perfectamente calibrada y antideslizante, el rizador de pestañas Kapmore consigue un rizado voluminoso con facilidad. Por la sencillez de su manipulación, es recomendado para principiantes. Su diseño color negro y rosado le da un aspecto moderno y juvenil. Viene con cinco almohadillas adicionales.

Como beneficio adicional, el rizador de pestañas Kapmore viene con un cepillo para separar las pestañas después de rizarlas y de aplicar el rímel. También incluye una pinza para las cejas, y todos los productos vienen en la misma gama de colores. Como cereza del pastel, su empaque transparente con rosado combina con el diseño de los tres productos.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los rizadores de pestañas

Aunque los rizadores de pestañas tradicionales llevan años en el mercado, muchas mujeres no están familiarizadas con su mecanismo. Algunas los ven como objetos de tortura, y otras los han probado sin darles el uso adecuado. Para que puedas resaltar al máximo tus pestañas sin miedos, hemos respondido a las dudas más comunes sobre este producto.

Una chica usando un rizador de pestañas

El rizador te deja las pestañas con una forma ovalada muy femenina. (Fuente: Maridav: 87123222/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los rizadores de pestañas?

El rizador de pestañas es un instrumento de belleza que nos ayuda a darle curvatura a las pestañas sin necesidad de utilizar químicos. Aunque muchas mujeres no lo consideran un elemento indispensable, produce un efecto significativo cuando se utiliza.
Con pestañas más voluminosas, la mirada se ve más amplia y llamativa.

Los primeros rizadores de pestaña se empezaron a ver en 1930, y no eran muy distintos de los modelos tradicionales que se venden hoy en el mercado. Con el tiempo, han mejorado el diseño del agarre del instrumento y sus almohadillas son más suaves y delicadas. Recientemente, se han vuelto populares los rizadores eléctricos o térmicos, ya que son de fácil aplicación.

¿Qué tipos de rizadores de pestañas existen?

Con los años, la gama de aparatos para embellecer tus pestañas se ha vuelto más amplia y variada. Existe el rizador tradicional, que generalmente está hecho de metal o de plástico. Su apariencia se asemeja a la de unas tijeras, y quizás por eso resulte intimidante. Este sigue siendo el preferido de la mayoría de consumidoras.

También existen los rizadores en forma de pinzas. Estos están especialmente diseñados para las pestañas del ángulo externo del ojo y son menos conocidos que los tradicionales. Por último, están los rizadores térmicos o eléctricos, que actúan con una temperatura que no supera los 37 °C para evitar daños en tus pestañas.

Tipos Beneficios Inconvenientes
Rizador tradicional de metal Es muy efectivo para conseguir volumen y es de larga duración. Puede ser intimidante a simple vista y algunas mujeres no se acostumbran a su mecanismo.
Rizador tradicional de silicona Su material ayuda a amortiguar el contacto entre tus dedos y el instrumento. Algunas mujeres consideran que su material no aporta la firmeza que buscan.
Rizador térmico tradicional Genera la temperatura suficiente para dar más volumen sin dañar tus pestañas. Tarda un tiempo en calentar.
Rizador térmico en forma de cepillo El mecanismo es más sencillo que el de un rizador de pestañas tradicional. Tarda un tiempo en calentar y algunas usuarias consideran que genera menos volumen.

¿Qué beneficios me ofrece un rizador de pestañas?

Una de las ventajas de recurrir a este instrumento es que necesitas menos maquillaje para resaltar tus ojos y verte estupenda. Otro de sus beneficios es que su efecto hace que te veas más despierta y disimula aquellas noches de poco sueño. No hay que subestimar el protagonismo que le da el área ocular a tu cara.

Además, el rizador de pestañas hará que tus ojos se vean más grandes y más abiertos, lo que te aportará un aspecto más juvenil. Adicionalmente, el efecto que lograrás será muy natural, a diferencia del que puedes conseguir si recurres a las pestañas postizas. Lo mejor de todo es que utilizar el rizador no te quita más de un par de minutos al día.

Una mujer usando un rizador de pestañas

El rizador es imprescindible en tu neceser de maquillaje. (Fuente: Olena Kachmar: 99577862/ 123rf.com)

¿Es malo usar el rizador de pestañas todos los días?

Algunas mujeres piensan que, si utilizan este instrumento frecuentemente, sus pestañas se dañarán o se caerán. De acuerdo con los expertos, no tienes nada que temer. Si se utiliza un producto de buena calidad y se siguen las recomendaciones antes mencionadas, el rizador no tiene ningún efecto negativo sobre las pestañas.

Hay otros factores que sí deterioran la calidad de las pestañas, como no consumir suficientes vitaminas y proteínas. Por otro lado, el uso excesivo de rímel —en donde influye la calidad del producto— puede producir sequedad. Además, con el envejecimiento, las pestañas se vuelven más delgadas y despobladas. Nada que un buen rizador no pueda solucionar.

Silvia PellissaDirectora creativa de NYX Professional Makeup

«Usar la máscara sin haber trabajado antes las pestañas es como ponerse laca en el pelo sin haber peinado antes la melena. El resultado no tiene nada que ver».

¿Cómo se utiliza un rizador de pestañas tradicional?

Un error recurrente es usar el rizador tradicional después de aplicar el rímel. Para utilizar este instrumento, las pestañas deben estar limpias, evitando que se dañen. Si se usan después del rímel, es más probable que algunas pestañas se queden atrapadas en el rizador. Además, acabarás con pegotes y no conseguirás un efecto natural.

Se acomodan las pestañas dentro de la almohadilla del rizador, procurando dejar cierta distancia con la piel para evitar lastimarse. Después, se presiona hacia adentro el mango durante unos segundos para darle forma a las pestañas. Finalmente, se abre el rizador lentamente para evitar tirones. Puedes repetir este procedimiento en diferentes zonas de las pestañas.

Qué hacer Qué no hacer
Procura usarlo después de la ducha y con las pestañas limpias.

Usa de preferencia un rímel de larga duración después del rizador.

Utilízalo en la base y en el extremo externo de las pestañas.

Presiona el mango durante al menos diez segundos cuando uses el rizador.

No apliques rímel antes de usar el rizador de pestañas.

No ejerzas más fuerza de la necesaria, un buen rizador no la necesita.

No calientes el rizador con un secador de pelo, no podrás controlar la temperatura.

No dejes de cambiar las gomas cuando sea necesario.

¿Cómo se utiliza un rizador de pestañas eléctrico?

Existen dos tipos de rizadores eléctricos, uno que se asemeja al rizador tradicional, con la ventaja adicional de que tiene calor; y otro más evolucionado, en forma de cepillo o peine. Ambos funcionan con pilas y se deben calentar por unos segundos. Generalmente, una luz roja y verde indica cuándo está listo para ser usado.

El rizador eléctrico que se asemeja al tradicional debe ser usado antes de aplicar el rímel. El procedimiento es el mismo que el que explicamos en la pregunta anterior, pero con el beneficio de que aporta calor y una mayor duración. El rizador eléctrico en forma de cepillo puede usarse antes o después del rímel y se utiliza en forma de peine, de abajo hacia arriba.

Unas manos sujetando varios accesorios de maquillaje

El rizador eléctrico que se asemeja al tradicional debe ser usado antes de aplicar el rímel. (Fuente: Rawpixel: 95181295/ 123rf.com)

¿Qué precauciones debo tomar si utilizo un rizador de pestañas?

Si compras el rizador adecuado y tomas las precauciones básicas, rizarte las pestañas resultará sencillo y no te robará mucho tiempo. Es necesario utilizar un rizador de alta calidad y que su goma no presione demasiado para que no dañe las pestañas. Si usas un instrumento tradicional, debes limpiarlo frecuentemente con agua y jabón.

Además, es recomendable cambiar las almohadillas cada dos meses, incluso si están en buen estado. Las almohadillas sucias pueden causar infecciones en los ojos. Por el mismo motivo, evita compartir tu rizador. Hay quienes calientan el rizador con un secador de pelo para obtener mejores efectos, pero esta práctica no se recomienda.

¿Algún truco para mejorar los resultados que me ofrece un rizador de pestañas?

Aprender a manipular el rizador de pestañas no tiene mucha ciencia. Sin embargo, para que el resultado sea aún mejor del esperado, te daremos un par de consejos. Para empezar, te recomendamos usar el instrumento después de salir de la ducha. La humedad hace que sea más fácil rizar tus pestañas y obtener el efecto deseado.

Otra recomendación es repetir el procedimiento en dos puntos distintos de las pestañas. Primero, utiliza el rizador en la base de las pestañas y, después, en las puntas. Esto te ayudará a obtener más volumen y a que el rizo sea más pronunciado. Finalmente, intenta levantar la ceja con un dedo mientras utilizas el rizador para mayor precisión.

Criterios de compra

Esperamos haber desmentido los mitos y la desconfianza que existe alrededor de los rizadores de pestañas. Ya sabes qué tipos de rizadores hay en el mercado y cómo usarlos de la mejor manera. Conoces algunos de los instrumentos más vendidos y estás al tanto de los beneficios que te ofrecen. Pero, ¿en qué te debes fijar para comprar el mejor rizador para ti?

  • Tamaño del arco
  • Goma
  • Agarre
  • Material
  • Reemplazos

Tamaño del arco

Lo primero en que te debes fijar antes de pasar tu tarjeta y decidirte por un rizador es el tamaño de apertura de su arco. Aunque parezca evidente, muchas usuarias se decepcionan con su rizador porque no abarca la totalidad de sus pestañas. Para que el rizado sea uniforme y completo, no subestimes este factor.

Si tu ojo es almendrado y pequeño, te conviene comprar un rizador con un arco menos pronunciado. En cambio, si tus ojos son grandes y redondos, los rizadores más curvados te irán mejor. Si escoges un instrumento con una hendidura muy pequeña para ti, algunas pestañas te quedarán lisas y otras rizadas. Uno demasiado grande te dará menos volumen.

Goma

Si escuchaste que la amiga de una amiga perdió un par de pestañas por un rizador, seguramente fue un problema de goma. La goma es la parte del rizador que te protege de la parte plástica o metálica. Es importante que sea lo suficientemente blanda para no lastimar tus pestañas, o algo más de lo habitual si eres principiante.

La goma tampoco debe ser demasiado blanda; tiene que ser lo suficientemente robusta para darle forma a tus pestañas y que no se curven o doblen. Es importante que sea de buena calidad para que no se desgaste en un par de días. Los fabricantes cada vez se fijan más en este factor. ¡Tómate el tiempo de escoger la adecuada!

Agarre

Aunque ya sabemos que el rizador no es ese objeto peligroso que algunas piensan, es importante que lo puedas controlar. Para ello, necesitas un mango que se ajuste a tus dedos cómodamente. Debes poder ejercer la presión adecuada para darle volumen a tus pestañas sin que ello repercuta en la movilidad que necesitas para tener una mayor precisión.

Hay rizadores que te permiten meter los dedos para manejarlos y otros que no. Si tus dedos son muy gruesos, quizás te sientas más cómoda con los que no. Si prefieres tener más firmeza, elige uno que sí tenga esa opción. En el mercado también hay rizadores con doble mango para un mejor control, elige el más cómodo para ti.

Material

Tradicionalmente, los rizadores de pestañas son de metal, pero recientemente se han incorporado nuevos materiales al mercado. Todo depende de lo que busques. Si tu prioridad es la larga duración, elige un rizador de acero inoxidable. Si prefieres jugar con el diseño y la innovación, escoge uno de plástico o silicona.

Los rizadores de silicona, generalmente, son más suaves y amortiguan el contacto entre tus dedos y el instrumento. No hay un solo material correcto. Procura escoger uno que contribuya al buen control del rizador. Además, entre más te guste su aspecto, menos te intimidará su uso y más te animarás a usarlo.

Reemplazos

Como comentamos anteriormente, uno de los aspectos más importantes alrededor de un rizador es su mantenimiento. De nada te sirve tener el mejor instrumento del mercado si no le das el uso y la higiene adecuadas. Recuerda que los ojos son muy delicados y que es indispensable cambiar las gomas —o almohadillas— de tu rizador frecuentemente.

Por ello, fíjate en que el rizador que escojas venga con reemplazos. Algunos incluyen uno, tres o hasta cinco gomas adicionales con el rizador. Aunque esta es una ventaja, no debería ser el factor decisivo al momento de comprar. Lo importante es que tengas la opción de comprar los reemplazos de las gomas con facilidad.

Resumen

¡Ya estás lista para comprar el mejor rizador de pestañas en el mercado para ti! Ya sabes que, aunque a simple vista estos instrumentos se asemejan mucho los unos a los otros, no es así. Las pequeñas diferencias en los modelos generan experiencias totalmente distintas. Anímate a revitalizar tu mirada sin recurrir a químicos.

¿Tuviste una mala experiencia aquella vez que utilizaste un rizador? Probablemente el que usaste no era el adecuado para ti o no le diste el uso adecuado. Recurre a esta guía cada vez que tengas dudas y aprovecha los consejos que te damos para verte estupenda. Aprovecha los trucos que te dejamos y evita las malas prácticas indicadas.

¡Lo bueno se comparte! Hagamos que el mundo le pierda el miedo al rizador. Si esta información te ha parecido útil, difúndela entre tus contactos y déjanos tus comentarios.

(Fuente de la imagen destacada: Belchonock: 95487310/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Beatriz Cámara Traductora y redactora
Soy redactora freelance desde hace ya algún tiempo y creo que los ingredientes fundamentales para elaborar un artículo de calidad son el rigor en la información y un toquecito de buenas maneras. Dedico mi día a día a investigar y escribir sobre cosmética, belleza, crianza efectiva y productos para el hogar.