Última actualización: 10/05/2022

Nuestro método

31Productos analizados

51Horas invertidas

21Artículos evaluados

147Opiniones de usuarios

Un robot programable es un juguete que se puede programar para que haga diferentes cosas. Tiene sensores y motores que le permiten moverse en respuesta a las órdenes que le das. Puedes usar tu imaginación y crear todo tipo de programas para este pequeño. El robot está controlado por un microcontrolador.

Tiene sensores que detectan el entorno y puede desplazarse sobre ruedas u orugas, según su diseño. Hoy en día hay muchos tipos de robots para niños en el mercado, pero todos tienen algo en común,  ¡hay que programarlos antes de usarlos! Esto significa que tu hijo aprenderá a programar su propio robot con órdenes sencillas como "avanzar", "girar a la izquierda", etc. También aprenderá la electrónica básica y conceptos de ingeniería mecánica como los engranajes y los motores.




Los mejores robots programables para niños: nuestras recomendaciones

El mejor robot programable para niños con motor

Este robot programable para niños está hecho para construirlo, programarlo y después controlarlo. Además, este robot puede completar hasta sesenta diferentes actividades disponibles en la aplicación móvil.

Este producto tiene unas dimensiones de 54 x 9.1 x 28.2 centímetros y pesa 3.16 kilogramos. Adicionalmente, este producto necesita pilas para funcionar del tipo 6 AAA e incluye un concentrador motorizado, un motor y un sensor de color y distancia.

El mejor robot programable para niños ligero

Este robot programable para niños se trata de un ratón programable que incluye diez tarjetas de actividad y treinta tarjetas de codificación. Además, este producto incluye una guía de actividades para comprender mejor el funcionamiento.

Este producto tiene unas dimensiones de 41.4 x 32 x 7.87 centímetros y pesa tan solo 600 gramos, por lo que los niños podrán transportarlo con facilidad y sin ayuda. Además, el material del que está hecho es plástico.

El mejor robot programable para niños educativo

Este robot programable para niños se trata de un robot en forma de ratón y consiste en una introducción práctica a la codificación para que los niños vayan aprendiendo desde pequeños. Adicionalmente, incluye treinta tarjetas de codificación.

Este producto tiene unas dimensiones de 16.26 x 16 x 6.6 centímetros y pesa 226.8 gramos aproximadamente. Además, necesita pilas del tipo 3 AAA para su funcionamiento y está fabricado de plástico y metal.

El mejor robot programable para niños realista

Este robot programable para niños funciona con un control remoto inteligente y dispone de diferentes acciones programables. Además, este robot es de control de infrarrojos y de detección de gestos, lo que le da un toque muy realista.

Este producto tiene unas medidas de 30.99 x 20.4 x 14 centímetros y pesa aproximadamente 150 gramos. Además, necesita pilas de litio para funcionar y este producto no necesita ningún tipo de montaje.

El mejor robot programable para niños creativo

Este robot programable para niños enseña a los niños de una manera creativa y desarrollando su imaginación. Este producto ayuda a desarrollar las habilidades de lógica y a solucionar problemas.

Este producto está fabricado de resin y pesa aproximadamente 500 gramos. Además, necesita pilas para su funcionamiento, concretamente del tipo 1 A y puede utilizarse solo o con las cartas de juego.

Guía de compras: todo lo que debes saber sobre los robots programables para niños

Un robot programable es un juguete que se puede programar para que haga diferentes cosas. (Fuente: Robo Wunderkind;3EuPcI31MQU/ unsplash)

¿Qué es un buen robot programable para niños?

Un buen robot programable para niños debe ser fácil de usar, tener muchas funciones y opciones. También es importante que el lenguaje de programación utilizado por el robot sea lo suficientemente sencillo para que los niños puedan entenderlo fácilmente.

Los mejores robots son los que vienen con una pantalla LCD o algún tipo de pantalla en la que puedes ver lo que tu hijo ha programado en tiempo real sin tener que conectar nada más, como un ordenador o un portátil, etc.

¿Quién debe utilizar un robot programable para niños?

Niños a partir de 8 años. El robot no es adecuado para niños menores de 3 años debido a las piezas pequeñas que pueden tragarse o inhalar, así como a los bordes afilados de algunos componentes.

Cuando quieras enseñar a tu hijo a programar un robot. Esta es la mejor manera de que los niños aprendan programación y robótica, porque pueden ver sus programas en acción inmediatamente. Además, ¡es muy divertido!

¿Cuáles son las ventajas de un robot programable para niños?

Los robots programables son una forma estupenda de introducir a los niños en el mundo de la robótica. Pueden aprender cómo funcionan los ordenadores, y podrán programar su robot utilizando órdenes sencillas que ya conocen (como "adelante" o "gira a la izquierda").

Se trata de una excelente introducción a la programación para los niños que más adelante quieran dedicarse a la informática o que pueden estar ya interesados en robots.

Criterios de compra

Edad del niño

El factor más importante a la hora de comprar un robot programable para niños es la edad de tu hijo. Ya que según su edad, puede ser mejor un tipo de robot programable que otro.

Además, asegúrate de que tus hijos van a ser capaces de utilizarlo correctamente y con la seguridad necesaria, sin ayuda de un adulto. Lo mejor es comparar varias opciones antes de comprar.

Peso

El peso de un robot programable para niños es un factor importante a tener en cuenta. Piensa que un niño debe ser capaz de cogerlo y transportarlo sin dificultad y sin ayuda de un adulto.

Para comprar un robot programable para niños del peso adecuado para tu hijo, ten en cuenta su edad. En cuanto a los productos, el tamaño y material tendrá mucho que ver con el peso total, escoge uno adecuado.

(Fuente de la imagen destacada: Robo Wunderkind/ unsplash)

Evaluaciones