encaje rosado
Última actualización: 09/10/2019

Nuestro método

Products

13Productos analizados
Hours

19Horas invertidas
Studies

8Artículos evaluados
Comments

71Opiniones de usuarios

El encaje nos hace fantasear con romances, encanto con un toque vintage, sensualidad y coquetería. Cuando usamos ropa interior de encaje, lo hacemos para empaparnos de ese aura. Sea en una pieza especial o en una prenda de uso diario, este material aporta ese toque de lujo delicado que nos puede hacer sentir especiales incluso en el día más rutinario.

Por otro lado, la lencería de encaje no tiene por qué ser incómoda o recomendable únicamente para según qué contextos. Hoy en día hay prendas prácticas, ideales para el día a día y que no renuncian al toque sexy que nos brinda este material. En este artículo te contamos todo lo que siempre has querido saber sobre prendas interiores de encaje.




Lo más importante

  • La ropa interior de encaje no tiene por qué ser una tortura o estar reservada únicamente a ciertos momentos, pues hay prendas perfectas para el uso cotidiano.
  • También hay opciones muy especiales y confeccionadas con tejidos muy delicados. Debes ser consciente de que estas prendas requieren unos cuidados más esmerados que la ropa interior básica de algodón.
  • Cuando compres ropa interior de encaje, ten muy presente tu talla correcta, el material de las prendas, y recuerda que la comodidad no tiene por qué estar reñida con el atractivo.

La mejor ropa interior de encaje: nuestras favoritas

Comprar ropa interior online no es tarea sencilla: a veces tenemos miedo de no acertar con la talla y otras veces no nos atrevemos a dar el paso al no poder sentir el tacto y la calidad del tejido. En este apartado, hemos seleccionado cinco piezas de ropa interior de encaje, perfectas para distintas ocasiones, con las que no vas a equivocarte.

Ropa interior de encaje para usar debajo de cualquier prenda

Hemos elegido este básico de Triumph porque es cómodo, básico y no transparenta. En cualquier caso, si buscas algo más colorido, debes saber que está disponible en multitud de colores y que puedes montar tu propio conjunto.

No tiene relleno, ofrece una sujeción óptima y un 88 % de sus compradoras declararon que la medida es “como esperaban”, así que no vas a llevarte sorpresas.

Ropa interior de encaje moldeadora

No se trata exactamente de un body moldeador, pero mantendrá tus curvas a raya incluso debajo de vestidos sin forro. Está disponible en distintos colores y fabricado en poliamida y elastano.

Este modelo, sexy y sofisticado al mismo tiempo, está confeccionado con un tejido de encaje suave, de modo que, si quieres, puedes usarlo cada día. La zona íntima es de algodón, para mayor comodidad.

Ropa interior de encaje para ir conjuntada

Lo bueno de este conjunto es que, aunque sus partes combinan fenomenal entre sí, también puedes combinarlas fácilmente con otras piezas de tu cajón mientras estás lavándolas. Sus tonos neutros, además, favorecen a cualquier tono de piel.

Está confeccionado en poliéster, poliamida y elastano. No tiene relleno y el tejido, tanto en la parte de arriba como en la de abajo, es semitransparente.

Ropa interior de encaje para tener un buen fondo de armario

Este set de tres braguitas es justo lo que necesitas para ir siempre conjuntada. Están disponibles en negro, en azul oscuro y en rosa nude, pero hemos seleccionado las negras porque consideramos que combinarán perfectamente con el resto de piezas de tu cajón.

Son de tiro bajo y están confeccionadas con poliamida y elastano. La zona íntima es de algodón para una mejor transpiración.

Ropa interior de encaje para el día a día

Aquí tenemos otro set de tres braguitas en tonos básicos ―negro, rosa nude y beige― que podrás combinar con los sujetadores que ya tienes. Son bajas de cadera, tienen un tacto suave y con muy confortables para su uso diario.

Están confeccionadas con poliamida y elastano, con borde rematado de puntilla. El fabricante recomienda lavarlas con agua fría. La zona íntima es de algodón.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre ropa interior de encaje

¿No terminas de decidirte a meter encajes en tu cajón de la ropa interior porque tienes muchas dudas? ¿Crees que la lencería de encaje es incómoda y que se estropea muy rápido? En este apartado, vamos a intentar responder a algunas de las cuestiones y falsas creencias más habituales que se plantean sobre este tipo de prendas y tejidos.

Chica modelando ropa

La talla de las braguitas no suele ser problemática: basta con comprar tu talla habitual de pantalón o falda.
(Fuente: Fernandes: _Bpt5kaYWPs/ Unsplash.com)

¿Por qué usar ropa interior de encaje?

No hay excusas. La lencería bonita no se lleva para que nos vean otros, sino para sentirnos bien nosotras mismas sabiendo que llevamos una pieza bonita. No importa que no seas una modelo de Victoria’s Secret ni que estés sola, tampoco importa que tu pareja no le preste atención; hay muchos otros motivos, mucho más importantes, para usar encajes:

  • Lo que llevas puesto repercute en la confianza en ti misma y en la autoestima. La profesora Karen Pine, de la Universidad de Hertfordshire, comprobó mediante un estudio que determinadas prendas, como las camisetas con el símbolo de Superman, hacen que nos sintamos más seguros en cualquier situación. Puedes suponer que ocurrirá lo mismo cuando usas lencería empoderadora.
  • Un sujetador bien tallado hará que la ropa exterior te siente mejor, ¿sabías que alrededor de un 80 % de mujeres usan una talla de sostén incorrecta?
  • La ropa interior bonita te hace sentir más femenina. No todas entendemos lo mismo por femineidad, pero el uso de ciertas prendas reservadas únicamente a las mujeres, especialmente si son bonitas y cómodas, nos hace sentir más sexis.
  • Y más poderosa. Cuando conjuntas las braguitas con el sujetador, aunque solamente tú puedas saberlo, te sientes fuerte, ¿sabes por qué? Porque le envías el mensaje a tu cerebro de te mereces lo mejor en la vida, ¿acaso no tiene sentido?

¿Cómo sentirme cómoda usando lencería de encaje?

En caso de seas una recién llegada al mundo de la ropa interior de encaje, es normal que te sientas un poco intimidada. ¡Rebélate contra ese sentimiento! El sentido de este tipo de prendas es hacerte sentir fantástica, y no todo lo contrario. Para sentirte cómoda usando lencería de encaje, debes empezar con piezas que no salgan demasiado de tu zona de confort.

Una buena forma de dar los primeros pasos es buscar prendas que se ajusten a tu estilo y que favorezcan a tu silueta. El problema nunca va a ser tu cuerpo, sino que no has dado con la ropa interior adecuada para tus formas. No te tortures y date un capricho: sea cual sea la salud de tu autoestima, puedes estar segura de que estará mejor si te mimas a ti misma.

Ropa interior de encaje

Lo que llevas puesto repercute en la confianza en ti misma y en la autoestima.
(Fuente: Minaeva: 108425192/ 123rf.com)

¿Cómo dar con mi talla de ropa interior de encaje?

La talla de las braguitas no suele ser problemática: basta con comprar tu talla habitual de pantalón o falda. Ahora bien, los sujetadores, ¡los sujetadores son otra historia! Usar una talla correcta de sostén es crucial para ir bien «sujeta», para sentirte cómoda y para que las prendas exteriores te favorezcan más. Te damos unos consejos para no equivocarte:

  • Ponte en manos de una especialista: Aunque vayas a adquirir tu lencería online, debes saber que muchas tiendas de ropa te ofrecen la posibilidad de que una persona especializada te mida y evalúe qué talla deberías usar. Es frecuente que cometamos el error de usar un contorno demasiado amplio y una copa demasiado pequeña.
  • Usa una calculadora de tallas: En la red, podrás encontrar multitud de calculadoras de talla en las que solo tendrás que introducir las medidas que te piden. Para mayor seguridad, cuantas más datos te pidan ―contorno de pecho, contorno por debajo del pecho, contorno en distintas posturas, forma del pecho, edad, etcétera―, mejor.
  • Tallaje casero: Otra opción es que te midas tú misma mediante una cinta métrica flexible ―las de costura son ideales― y que determines tu talla correcta con la ayuda de una tabla de tallas, que podrás encontrar fácilmente online.

¿Es mejor un conjunto de ropa interior de encaje o un body?

Es cuestión de gustos. Los bodies están de moda hoy en día, así que hay mucha más variedad que antes. No creemos que haya que decantarse por uno u otro tipo de prenda interior, sino que cualquiera funciona bien dependiendo de la ocasión. En cualquier caso, hemos elaborado un listado de ventajas de unos y otros, para que tomes una decisión informada:

Conjunto de sostén y braga Body
A día de hoy, hay más variedad para escoger uno a tu gusto. Son versátiles, dado que muchas veces sirven tanto como prenda interior como exterior.
Son más cómodos a la hora de ir al baño. Realzan la silueta y disimulan imperfecciones.
No condicionan tu look exterior, dado que, independientemente de lo que te pongas, es complicado que se vean. En invierno, nos protegen mejor del frío, especialmente en la delicada zona del abdomen.
Son muy sexis.

¿Con qué frecuencia hay que reemplazar la ropa interior de encaje?

Tristemente, la lencería no dura para siempre, y son de las prendas que más se deterioran con el uso cotidiano. Muchas personas se olvidan de que, por más que no sean prendas visibles para el resto del mundo, están en contacto directo con nuestras zonas más delicadas, y por eso es necesario reemplazarlas cuando empiezan a acusar el paso del tiempo.

Debes desechar los sostenes cuando el elástico se dé de sí, el encaje empiece a quedar flojo y notes que ya no sujeta como antes. La prueba del algodón, normalmente, es cuando empiezas a necesitar recolocarlos con demasiada frecuencia. Las bragas, por su parte, deben reemplazarse una vez al año, aproximadamente, dependiendo del uso que les hayas dado.

Body suit negro

Los bodies están de moda hoy en día, así que hay mucha más variedad que antes.
(Fuente: Sapunova: 93199842/ 123rf.com)

¿Con qué frecuencia se lava la lencería?

Con las braguitas no hay duda: debes lavarlas después de cada uso, ahora, ¿qué pasa con el resto de ropa interior de encaje? ¿Cada cuánto tiempo hay que lavar los sostenes? Bueno, depende mucho del uso que les des. Los sujetadores deportivos o de lactancia deben cambiarse cada día por razones obvias, pero no es fácil saber cuándo están sucios los de uso cotidiano.

Ten en cuenta que la lencería de encaje es más delicada que la de algodón 100 %, así que no te recomendamos que te excedas con los lavados si quieres que te dure en buen estado el máximo tiempo posible. Un consejo razonable es que los laves tras cuatro o cinco usos en invierno, si no has sudado mucho; y cada dos o tres en verano, o siempre que hayas transpirado.

¿Cómo cuidar la ropa interior de encaje para que dure lo máximo posible?

El detalle, tan intrincado, del encaje es lo que lo hace tan atractivo, pero también contribuye a que este tipo de prendas requieran más cuidado que otras menos elaboradas. La ropa interior de encaje puede ser, además, muy costosa, así que más vale que sepas cómo cuidarla bien para poder disfrutar de ella durante tanto tiempo como sea posible:

  • No laves los sostenes tras cada puesta. Como ya hemos mencionado anteriormente, no es necesario que los laves cada vez que los uses, sino que puedes esperar unos cuatro usos, de media.
  • Lava la lencería a mano o con un programa especial para prendas delicadas y siempre en bolsas de malla, en caso de que no tengas tiempo.
  • Al almacenar los sujetadores, respeta la forma de las copas. No los deformes ni los retuerzas; guárdalos con las copas en horizontal o con una metida dentro de la otra ―haciendo cucharita―.
  • No metas la ropa interior de encaje en la secadora. Lo más adecuado es que la dejes secar al aire, sin sol directo.Lee con atención las instrucciones de lavado en la etiqueta de la prenda, y síguelas.
Mujer con ropa interior de encaje

Puedes darle al conjunto un toque más sofisticado, combinando el sostén o body de encaje con un blazer, unos pantalones de traje o una falda de tubo y unos tacones. (Fuente: Freestocks Org: gMQBphWUMQ0/ Unsplash.com)

¿Puedo usar mi ropa interior de encaje como prenda exterior?

¿Te atreves a darle otra vida a tu lencería y a usarla como ropa para salir a la calle? Por supuesto, tanto bralettes como bodies pueden usarse como prendas exteriores o dejarse entrever bajo una blusa, jersey o cárdigan.
Combinados con unos pantalones vaqueros y un jersey de punto abierto, te brindarán un look desenfadado, muy noventero y sexy.

Otra opción es darle al conjunto un toque más sofisticado, combinando el sostén o body de encaje con un blazer, unos pantalones de traje o una falda de tubo y unos tacones. En caso de que no te atrevas a llevar la ropa interior tan «a la vista», también puedes dejar que se vea el tirante con una blusa de botones un poco abierta o con una camiseta escotada.

Criterios de compra

Hay tanta ropa interior de encaje monísima a nuestro alcance que es importante tener las cosas mínimamente claras si no queremos terminar con un cajón de lencería que sería una auténtica pesadilla para Marie Kondo. En este apartado, te proponemos cinco criterios que debes tener en cuenta si no quieres terminar arrepintiéndote de tus compras:

  • No pierdas de vista las tallas ni la cinta métrica
  • Los materiales son la base de todo
  • ¿Cuál es tu color?
  • Sé fiel a tu estilo
  • La comodidad manda

No pierdas de vista las tallas ni la cinta métrica

La talla es una de las cuestiones más complicadas a la hora de comprar lencería online. Como ya mencionamos en apartados anteriores, la talla de las partes de abajo suele coincidir con tu talla de pantalón, así que no supone mayor problema. La talla del sujetador, en cambio, se convierte en toda una odisea para muchas mujeres.

La asesora y experta en imagen personal Claudia Merino recomienda usar sujetadores «que sujeten el busto, que no aprieten demasiado […] y que la copa sea la correcta». Ten en cuenta que la mayoría de las mujeres pecamos de usar un contorno demasiado amplio y una copa al menos una talla más pequeña de lo que deberíamos. Saca el metro y echa un vistazo a esta tabla:

Copa 75 cm Copa 80 cm Copa 85 cm Copa 90 cm Copa 95 cm Copa 100 cm Copa 105 cm Copa 110 cm Copa 115 cm
Contorno 65 cm 80 A 80 B 80 C
Contorno 70 cm 85 A 85 B 85 C 85 D
Contorno 75 m 90 A 90 B 90 C
Contorno 80 cm 95 A 95 B 95 C
Contorno 85 100 A 100 B 100 C 100 D
Contorno 90 cm 100 A 105 A 105 B 105 C 105 D

*Contorno por debajo del pecho (cm) y copa sobre el pecho (cm).

Los materiales son la base de todo

No escatimes en este aspecto. La ropa interior de encaje confeccionada con materiales de buena calidad es más cara, naturalmente; pero no puedes olvidarte de que son prendas que están en contacto con zonas del cuerpo muy delicadas. No es una buena idea adquirir lencería fabricadas a base de tejidos no transpirables, así que, ¡que no sea porque no te hemos avisado!

Los materiales sintéticos no son los mejores para el día a día, sobre todo si eres una persona con problemas cutáneos o con la piel muy sensible. En caso de que este tipo de tejidos, que son los más frecuentes para los encajes, sean del todo incompatibles con tu piel, pero tampoco estés dispuesta a renunciar a la lencería bonita, puedes optar por la seda o el satén.

Ropa interior rosada

Debes desechar los sostenes cuando el elástico se dé de sí, el encaje empiece a quedar flojo y notes que ya no sujeta como antes. (Fuente: Подгорная: 66630780/ 123rf.com)

¿Cuál es tu color?

Dicen que para gustos, los colores, ¿no? Bueno, pues esta norma también se cumple con la lencería de encaje. Puedes optar por tonos neutros o por prendas que tengan detalles de un color que ya puedas combinar con ropa que ya tienes en tu cajón ―por ejemplo, un sostén rosa con encaje negro combinará a la perfección con cualquier parte de abajo negra―.

En caso de que te apetezca desmelenarte y comprarte un conjunto en un tono nuevo en tu armario, un buen truco es comprar un sujetador y varias braguitas ―al menos dos o tres―. Recuerda que los sostenes no se lavan tan a menudo, mientras que las bragas deben lavarse después de cada uso. ¡Así podrás ir siempre conjuntada por arriba y por abajo!

Sé fiel a tu estilo

No te sentirás tú misma con una prenda de lencería que no encaje con tu estilo y con quién eres, dado que puedes sentirte incluso disfrazada y terminará sus días olvidada al fondo del cajón. Innovar y probar cosas nuevas está muy bien, pero sé realista, ¿crees que este conjunto te va a favorecer? ¿Lo usarás en alguna ocasión? Si la respuesta es sí, ¡adelante!

Por otro lado, te recomendamos que optes por piezas que puedas incorporar a tu vida, ya sea de forma cotidiana u ocasional. Es decir, ¿de verdad crees que encontrarás el momento de usar ese sostén de encaje que cubre todo el escote y que tiene un cuello de plumas que sobresale por encima de cualquier prenda exterior? Probablemente no: piénsatelo dos veces.

Ropa interior nueva

Lava la lencería a mano o con un programa especial para prendas delicadas y siempre en bolsas de malla, en caso de que no tengas tiempo. (Fuente: Minaeva: 108425199/ 123rf.com)

La comodidad manda

No nos malinterpretes, ¡somos conscientes de que hay prendas preciosas que merecen la pena y que, seamos sinceras, no son precisamente cómodas! Eso sí, también creemos que ese tipo de piezas deben estar en clara minoría en tu cajón. ¿Por qué? Porque no son versátiles, porque apenas vas a usarlas, porque posiblemente hayan costado caras y porque no vas a amortizarlas.

La buena noticia es que no es complicado encontrar conjuntos o bodys muy sensuales y atractivos, con estilos muy variados, y que, además, resultan cómodos de usar. Opta por marcas que ya conozcas, que sepas que usan buenos materiales en la confección de sus prendas y que se esfuercen en hacer diseños sexys, pero que no sean una tortura.

Resumen

La ropa interior de encaje es la lencería romántica, sexy y sensual por excelencia. Nos trae ideas de romances, pasión o de señoritas francesas tan atractivas como despreocupadas por su aspecto. Sabes por dónde van por tiros, ¿no? Lo bueno es que, como este tipo de prendas llevan tiempo estando de moda, hoy en día es posible encontrar todo tipo de estilos.

La lencería de encaje no tiene por qué ser incómoda o estar reservada solo a los momentos de alcoba. En este mismo artículo, te hemos presentado varias prendas tan bonitas como cómodas y prácticas, para que en tu día a día no tengas que resignarte a ropa interior neutra y aburrida. Da el paso, ¡verás como tu autoestima mejora notablemente!

Y tú, ¿qué prendas de encaje guardas en tu cajón de la ropa interior? ¡Cuéntanos el secreto en los comentarios! Recuerda que, si te ha gustado esta guía, puedes compartirla en tus redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Sonjachnyj: 73145491/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Elena Pérez Traductora y redactora de textos
Estudié Traducción e Interpretación en la Universidad de Salamanca y hoy en día me dedico al manejo de la lengua: traduzco, escribo y hablo, claro. Soy Escorpio, aunque no creo en esas cosas. Yo lo digo, porque sé que para mucha gente es importante.