Las sábanas de seda siempre se han considerado un producto de lujo. ¿Qué es lo primero que te viene a la mente al pensar en ellas? Posiblemente sea la imagen de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes, con su antifaz, sus tapones y su minino. En los últimos años su popularidad está disparada, en parte debido a las bondades que hablan ciertas celebs sobre ellas.

Una de las más conocidas es Kourtney Kardashian, que declara dormir únicamente entre sedas, dado que este tejido no absorbe los aceites naturales de su piel e impide así que le aparezcan líneas de expresión, ¿será verdad esto o no será más que un cuento publicitario? A continuación, vamos a tratar de desentrañar todo lo que rodea a las sábanas de seda.

Lo más importante

  • Las sábanas de seda, además de ser muy agradables al tacto, tienen propiedades antialergénicas y antibacterianas, lo cual las convierte en una opción ideal para personas alérgicas o especialmente sensibles.
  • Puedes usarlas tanto en verano como en invierno: se mantienen frescas con el calor y te aíslan cuando hace frío, ¡sirven todo el año!
  • Cuando te decidas a adquirir unas sábanas de seda, debes considerar su peso “momme”, que explicaremos más adelante, y el tipo de seda con el que están confeccionadas, entre otros criterios.

Las mejores sábanas de seda del mercado: nuestras favoritas

Las sábanas de seda, a diferencia de las de algodón o de las sintéticas, no varían mucho entre sí. La mayoría de ellas tienen una textura y unas cualidades similares; lo que cambia fundamentalmente es el peso momme ―del que hablaremos más adelante― y el tipo de seda. En este apartado hemos seleccionado cinco buenas opciones con distintas calidades y precios.

La mejor sábana bajera de seda

La primera opción que te presentamos es una sábana bajera ―atención, no la compres pensando que es un juego completo―, pero pueden adquirirse fundas de almohada y otros accesorios de la misma marca. Está disponible en distintos colores, así como en distintas medidas, de modo que se adapta a cualquier dormitorio y a cualquier tamaño de cama.

Está confeccionada con seda natural de morera 100 % de 22 mommes. No tiene costuras y tiene un número de hilos de 600. Cuenta con certificación OEKO-TEX® STANDARD 100, lo cual garantiza que no contiene aditivos ni químicos dañinos para la piel. El fabricante recomienda lavarla a máquina a 30 °C y utilizando un detergente especial para seda.

La sábana de seda más versátil

La propuesta de Lilysilk es también una sábana bajera, aunque, como en el caso anterior, también pueden adquirirse fundas de almohada de la misma marca para completar el juego. Actualmente está disponible en dos colores neutros y combinables: marfil y beige, así como en dos tamaños: para cama individual y para cama de matrimonio de 135 centímetros.

Esta sábana es también de seda de morera natural 100 %, pero tiene un peso de 19 mommes. El número de hilos es de 400. Puede adaptarse a colchones con una altura de hasta 30 centímetros. Como la opción anterior, tiene certificación OEKO-TEX® STANDARD 100. El fabricante recomienda plancharla por el revés y lavarla como máximo a 30 °C.

La mejor sábana de seda sin costuras

Jasmine Silk nos ofrece también una sábana bajera combinable con fundas de almohada de la misma marca para crear juegos completos. Está disponible en distintos colores, todos ellos muy neutros y combinables, así como en varios tamaños: desde camas individuales de 90 centímetros hasta camas super king de 180 centímetros.

Es una sábana compuesta de seda natural 100 % de morera, con 19 mommes y 400 hilos. No tiene costuras, así que la suavidad del tacto es máxima. Es una opción totalmente hipoalergénica, como cualquier otra sábana de seda natural. El fabricante recomienda lavarla en lavadora a 30 °C como máximo y con un detergente suave para seda.

El mejor juego de sábanas de seda

No te dejes asustar por el precio. El fabricante de ropa de cama sevenTimes nos ofrece un juego de cuatro piezas sin costuras compuesto por funda de edredón, sábana bajera y dos fundas de almohada individuales. Está disponible en una decena de colores, así como en distintos tamaños que van desde la cama individual hasta la king.

El tejido es seda natural 100 % de morera con 400 hilos. Aunque el fabricante no ofrece indicaciones de cuidados, damos por hecho que requiere lavado en frío con detergente especial para seda. Dadas las propiedades de la seda de la que está compuesto el juego, estas sábanas son totalmente hipoalergénicas y suaves, incluso con la piel más sensible.

Las mejores sábanas con tacto de seda

No vamos a engañarte, estas sábanas no son de seda, ¡pero tienen tacto de seda! La opción que nos presenta Zenn Bamboo está fabricada a base de fibras de bambú, que tienen unas propiedades muy similares a las de la seda: son extrasuaves, naturales, regulan la temperatura ―especialmente en verano― y son antimicrobianas e hipoalergénicas.

Son la opción perfecta para quienes quieren disfrutar de todas las ventajas de la seda sin el desembolso que esta requiere. Por si fuera poco, son ecofriendly, ya que la enorme resistencia de la planta del bambú a las plagas hace que pueda crecer sin necesidad de abonos, pesticidas o herbicidas. Se blanquea sin cloro y demanda diez veces menos agua que el algodón.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre las sábanas de seda

A pesar de que la seda es un tejido con una tradición milenaria, hoy en día hay muchas personas para las que es prácticamente desconocido. Esto es especialmente cierto en el caso de las sábanas de seda, así que en este apartado vamos a hablarte de sus ventajas y desventajas, de los tipos que existen o de los cuidados que demandan.

Mujer en cama

Te recomendamos lavar tus sábanas de seda con agua fría.
(Fuente: Aleksander Davydov: 81112233/ 123rf.com)

¿Por qué sábanas de seda y no cualquier otro tejido?

Las sábanas de seda tienen un aspecto y un tacto suaves, muy fluidos, así que no es de extrañar que a menudo se asocien con el lujo ―por eso y por su precio, claro―. No obstante, la seda también es la fibra natural más resistente que puede usarse para confeccionar ropa de cama y las sábanas de seda pueden ser las más duraderas siempre y cuando se cuiden bien.

Para que te hagas una idea, hasta la época de la Segunda Guerra Mundial, los paracaídas estaban fabricados de seda. La seda de hebras largas es todavía más duradera y se consigue al desenrollar los capullos de los gusanos de seda con máximo cuidado, de modo que el hilo no se rompa. Sus cualidades, que veremos a continuación, la convierten en un tejido estupendo.

foco

¿Sabías que en la Antigua Roma era prohibido para los hombres utilizar la seda pues se creía que este tejido era exclusivamente femenino?

¿Qué ventajas tiene dormir con unas sábanas de seda?

Dado que las sábanas de seda tienen un precio bastante más elevado que las de algodón u otros materiales, cabe preguntarse si de verdad tienen alguna ventaja sobre las demás. Ya te hemos contado que, con buenos cuidados, pueden ser más duraderas que las sábanas fabricadas con cualquier otro tipo de tejido, pero sus cualidades no terminan ahí:

  • La seda es una fibra natural hipoalergénica y repele tanto ácaros como bacterias. Por este motivo, son del todo recomendables para personas alérgicas o que presenten trastornos cutáneos.
  • No produce fricción con la piel o el cabello, y así evita la aparición de las típicas líneas de dormir y no quiebra el cabello. También reduce la formación de enredos.
  • Recibe muy bien los tintes, sean estos claros u oscuros, no requieren de productos químicos nocivos en el proceso y no pierden color con los lavados.
  • Su brillo satinado, casi incandescente, no puede ni compararse al de otros tejidos sintéticos que intentan emularla.
  • Es un material capaz de regular la temperatura corporal y de respetar la transpiración del cuerpo. En verano permanece fresca, mientras que es un buen aislante en invierno.
  • Cuidarla no es tan complicado como suele creerse, ya que pueden lavarse a máquina.

¿Las sábanas de seda tienen algún inconveniente?

Aunque la seda es un material casi perfecto, también tiene ciertas desventajas que hay que tener en cuenta antes de adquirir unas sábanas de este tejido. No queremos que te desanimes, pero debes valorar sus contras. En el mercado hay opciones de seda sintética que no presentan estos inconvenientes y tomar una decisión u otra está en tu mano:

  • Como puedes suponer, no se trata de un tejido vegano. Para producir seda son necesarios los gusanos de seda, que mueren dentro del capullo al hervirlo. Los veganos, así como los vegetarianos que eviten las fibras de origen animal, preferirán evitar la seda.
  • Es muy costosa de fabricar ―piensa que, para obtener un kilo de seda son necesarios hasta tres mil capullos de gusano―, lo cual la convierte en uno de los tejidos más caros que existen.
  • Aunque es cierto que no cuidarla no es tan arduo como muchas personas creen, también es verdad que requiere más atención y dedicación que otros tejidos.
  • Es un material muy resistente, pero no es muy elástico: si la estiras un poco más de la cuenta, es probable que no recupere su forma original.
  • Es sensible a la luz del sol, así que es conveniente no exponerla a la luz directa.
Mujer

Para cuidar tus sábanas de seda recuerda que después de lavarlas tiéndelas para que el aire natural haga su trabajo. (Fuente: Dean Drobot: 49773912/ 123rf.com)

¿Qué tipos de seda existen?

El tipo de seda más empleado para fabricar sábanas de seda es la de morera, pero existen otros tipos con distintas características y cualidades, como la elasticidad o la textura. Nuestro consejo es que, antes de decidirte a comprar ropa de cama de este tejido, te informes sobre las distintas variedades que existen.

  • Morera: Es la seda de más alta calidad y está producida por gusanos de seda que se alimentan exclusivamente a base de hojas de morera.
  • Charmeuse: Es el tipo de seda más popular. Es liviano y tiene una elasticidad mayor que otras variedades. La parte superior de la tela tiene un brillo satinado, mientras que la posterior tiene un acabado mate.
  • Habotai o pongé: La seda habotai no es tan cara, pero también es menos resistente que otras variedades. Es común lavarla con arena para suavizarla, lo cual deteriora las fibras de la seda.
  • Tussah: Es la seda que fabrican gusanos que no han sido sometidos a una dieta estricta. Por eso, esta variedad no es tan suave o duradera como otras variedades cultivadas.
  • Dupioni: Hecha con capullos no aptos para otras variedades de seda. Es un tejido fuerte, pero más áspero. No suele usarse para confeccionar sábanas, pero sí fundas de edredón o almohadones decorativos.
  • Seda sintética: A menudo se le llama satén ―más adelante hablaremos de la diferencia entre seda y satén― y está fabricada a base de fibras sintéticas, como el poliéster. Son fáciles de cuidar y pueden tener una textura muy similar a la de la seda natural, pero sus cualidades no son las mismas.

¿Cómo se cuidan de forma adecuada unas sábanas de seda?

Como ya te hemos contado, las sábanas de seda pueden durar mucho tiempo en perfecto estado, pero para ello es necesario cuidarlas de forma adecuada. Aunque parezca una perogrullada, córtate bien las uñas ―sin bordes irregulares― antes de meterte en la cama y no comas sobre las sábanas. Para lavarlas debes seguir los siguientes pasos:

  • Nunca uses lejía u otros productos blanqueantes, dado que podrían dañar las fibras y acortar la esperanza de vida de las sábanas.
  • No las metas en la secadora: el calor y las vueltas bruscas también podrían afectar al tejido.
  • Puedes lavar tus sábanas tanto a mano como a máquina, pero siempre con agua fría.
  • Después de lavarlas, tiéndelas y deja que el aire natural haga su trabajo.
  • Las sábanas de seda pueden plancharse, pero siempre a temperatura baja y por el lado posterior de la tela.
cama

Puedes planchar las sábanas de seda pero a una temperatura baja para no dañar la tela.
(Fuente: Katarzyna Białasiewicz: 35447247/ 123rf.com)

¿Las sábanas de seda y de satén son lo mismo?

No, aunque muchas personas las confundan, las sábanas de seda no son lo mismo que las de satén. De hecho, la seda y el satén son dos conceptos distintos: la primera es una materia prima y el segundo es una técnica de tejer los hilos, ya sean estos hebras de seda o de otro material. Ambas tienen en común su tacto suave y su brillo característico.

Aunque tradicionalmente el satén se elaboraba con hilos de seda, en la actualidad se fabrican con materiales sintéticos, como acetato, nailon, rayón o poliéster. Aunque su aspecto pueda ser muy similar al de unas sábanas de seda, sus cualidades no son las mismas y tampoco su precio: el satén sintético, o seda sintética, es mucho más barato.

Criterios de compra

Las sábanas de seda, como ya hemos mencionado, muchas veces se parecen bastante y varían en función del color, del peso de la tela o del tipo de seda empleada en su confección. No obstante, esto tiene sus matices y hay ciertas cuestiones que deberías tener en cuenta al invertir dinero en unas sábanas de seda:

  • Peso momme
  • Variedad de seda
  • Colores disponibles
  • Seda natural o sintética
  • Certificación OEKO-TEX® STANDARD 100

Peso momme

A diferencia de lo que ocurre con otros tejidos, cuya calidad se mide, entre otros factores, por su cantidad de hilos, la densidad de la seda se mide en mommes. Un momme corresponde al peso en libras de una pieza de seda de 100 yardas de largo ―unos 91 metros― y 45 pulgadas de ancho ―unos 114 centímetros―. Sí, suena complicado, pero se trata de una unidad tradicional.

Las sedas de 12 a 16 mommes se emplean en la confección de pañuelos y otros accesorios. Las medidas superiores, de entre 16 y 19 mommes, son las más adecuadas para la ropa de cama. Las sedas de más de 19 mommes se usan para fabricar artículos que requieren aún más resistencia al roce y durabilidad, como edredones, por ejemplo.

Mujer

Uno de los beneficios de la seda es que es una fibra natural hipoalergénica y repele tanto ácaros como bacterias. (Fuente: Wavebreak Media Ltd: 83604669/ 123rf.com)

Variedad de seda

En apartados anteriores ya hemos hablado de los distintos tipos de seda y de sus propiedades. Resumiendo, hay dos tipos de seda: la seda cultivada y la seda salvaje. La seda cultivada es más lisa, más suave y más uniforme, tanto en su textura como en su color. La seda salvaje, en cambio, puede tener un aspecto y un tacto más tosco, y además es más barata.

Ten en cuenta que la durabilidad de las sábanas depende también de la variedad de seda, así como de la medida de las hebras empleadas en su elaboración. El tipo de seda más usado en la confección de sábanas y ropa de cama en general es la seda de morera, pero puedes decidirte por otros tipos si buscas una textura menos satinada o no quieres gastar tanto dinero.

foco

¿Sabías que los chinos encontraron la forma de poder manipular los filamentos del capullo de los gusanos? Fue un secreto muy bien guardado por la cultura China hasta el año 3000 a.C. donde llegó a Corea.

Colores disponibles

Las sábanas de seda se presentan en todos los colores que puedas imaginar, así que no tendrás ningún problema para combinarlas con el resto de tu habitación o con otros accesorios de ropa de cama. Por supuesto, hay fabricantes que ofrecen gamas de colores más nutridas que otros, así que tendrás que informarte antes si tienes intención de comprar una sábanas coloridas.

Recuerda que no todos los colores favorecen el descanso de la misma manera. Un estudio de 2013 evidenció que aquellas personas que dormían rodeados de color azul tenían un descanso más reparador. En cambio, aquellas que habían decorado su dormitorio en tonos morados, marrones o grises descansaban peor. ¡Qué curioso!

Seda natural o sintética

La verdad es que las sábanas de seda natural no son para todos los bolsillos, pero para eso existen las sábanas de materiales que emulan a la seda. Por supuesto, las características no van a ser las mismas que las de las sábanas de seda natural, pero también son una buena opción para quienes deseen vivir una experiencia «sedosa» en la cama sin gastar demasiado.

Certificación OEKO-TEX® STANDARD 100

La certificación OEKO-TEX® STANDARD 100 es un estándar mundial que pone a prueba distintos productos, entre ellos las sábanas de seda, para comprobar que estén libres de sustancias químicas dañinas. No cabe duda de que adquirir unas sábanas que cuenten con este sello aporta tranquilidad y el precio no tiene por qué verse incrementado necesariamente.

No obstante, el hecho de que no lo tengan tampoco quiere decir que las sábanas de seda que has comprado o que piensas comprar estén contaminadas, ¡ni mucho menos! Lo más probable es, sencillamente, que su fabricante haya optado por evitar costes. Además, debes saber que la seda es menos propensa a la contaminación que otras fibras, como puede ser el algodón.

Cama

Recuerda no usar lejía u otros productos blanqueantes sobre las sábanas de seda.
(Fuente: Hxdbzxy: 24905353/ 123rf.com)

Resumen

La humanidad lleva miles de años empleando la seda en la confección de multitud de productos, desde vestimentas hasta ropa de cama. Aunque muchas personas aún creen que las sábanas de seda están solo al alcance de reyes, marqueses y estrellas de Hollywood, en los últimos años se están popularizando enormemente por sus muchas cualidades.

Esperamos que este artículo te haya servido para conocer las ventajas de las sábanas fabricadas con este material único. Recuerda que son especialmente convenientes para personas con problemas de alergias o hipersensibilidad cutánea, tanto por sus propiedades hipoalergénicas y antibacterianas como por su tacto suave.

Y tú, ¿has disfrutado ya de dormir envuelta en unas sábanas de seda? Cuéntanoslo en los comentarios y recuerda compartir esta guía en tus redes en caso de que te haya parecido interesante.

(Fuente de la imagen destacada: Katarzyna Białasiewicz: 87277640/ 123rf.com)

Califica este artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
26 Voto(s), Promedio: 4,00 de 5
Cargando…