Saco de dormir
Última actualización: 27/05/2021

Nuestro método

7Productos analizados

21Horas invertidas

6Artículos evaluados

30Opiniones de usuarios

El saco de dormir es un artículo que te permite, cuando vas de excursión y vas a dormir fuera de una casa, estar a una temperatura adecuada para tu cuerpo. Te permite descansar de una forma cómoda y mantiene la temperatura de tu cuerpo regulada.

A continuación, vamos a ver los diferentes tipos de saco de dormir que hay. Dependiendo de la actividad que vayas a realizar, la época del año, la temperatura u otros factores importantes, vas a necesitar un saco de dormir específico.




Lo más importante

  • Existen diferentes tipos de sacos de dormir. Según la actividad que vayas a realizar vas a necesitar uno u otro.
  • Un buen saco de dormir protege del frío y te va a permitir descansar para poder continuar con la excursión al día siguiente.
  • Todo el mundo tendría que tener un saco de dormir. Es un artículo muy útil y se puede usar en muchas ocasiones.

Sacos de dormir: nuestra recomendación de los mejores productos

Comprar un saco de dormir parece una tarea sencilla. Sin embargo, cuando los buscas, hay un montón de opciones dependiendo del tamaño, de las estaciones, del peso, del material, entre otros. Por eso, hemos creado la siguiente sección con los mejores.

Otras recomendaciones

El mejor saco de dormir según su relación calidad-precio

Este saco de dormir es fabricado en poliéster impermeable y relleno de algodón. Se trata de materiales de alta calidad que le proporcionan un peso ligero, suavidad, calidez y lo hacen muy confortable. La temperatura ideal para usarlo es de 0 a 10 grados centígrados, mientras que -5 grados centígrados es el límite mínimo.

El juego incorpora dos bolsas individuales para dormir, las cuales pueden utilizarse conjunta o separadamente. Incluye cremalleras en ambos lados que facilitan el ingreso y la salida al saco en la medianoche. Incluye, además, dos almohadas y una bolsa de transporte.

Evaluación editorial: Este saco de dormir asegura un equilibrio justo entre precio y calidad. Es impermeable, suave y muy cálido al estar dentro de él. Viene con dos bolsas individuales, las cuales pueden juntarse o separarse.

El mejor saco de dormir por su libertad de movimiento

Este saco de dormir doble es fabricado en poliéster y relleno de algodón. Sus medidas son 220 x 150 centímetros y es diseñado para utilizar con temperaturas de entre -15 y 6 grados centígrados. Se trata de una opción ideal para utilizar en el tiempo libre, en acampadas o en casa de amigos, y es perfecta para dos adultos.

La comodidad del saco de dormir se debe a su agradable revestimiento interior de algodón y el amplio corte que garantiza libertad de movimiento. La tela aísla eficazmente y permite conservar el aire caliente en las fibras, lo cual impide que el relleno se mueva y se formen puentes térmicos. A su vez, la parte superior del saco es especialmente suave y cómodo para la zona del cuello y la cara.

Evaluación editorial: Este saco de dormir proporciona una excelente libertad de movimiento y un aislamiento eficaz del frío al mismo tiempo. Al ser doble, pueden dormir en él dos adultos con total comodidad.

El mejor saco de dormir fácil de transportar

Este saco de dormir es fabricado en algodón deshuesado con espray de relleno y tejido de poliéster. El algodón asegura la conservación del calor aún a temperaturas extremas de 0 grados centígrados en invierno. Asimismo, el poliéster evita que el relleno interno se mueva, además de ser resistente al agua y a los desgarros. La bolsa de dormir mide 210 x 80 centímetros y ofrece un espacio generoso para cualquier adulto de 200 centímetros o menos.

El saco se destaca por ser sumamente suave, recreando la sensación de una colcha de casa. Genera un agradable efecto de calor para finalizar un día agotador de campamento, senderismo y actividades que requieren de un buen descanso. La cremallera doble está diseñada para no atascarse en el forro y la cremallera inferior puede abrirse para sacar los pies del saco de dormir. Además, el saco es fácil de comprimir y transportar.

Evaluación editorial: Este saco de dormir ofrece una excelente conservación del calor y permite disfrutar de una suavidad similar a la de las colchas hogareñas. Su tejido exterior es resistente al agua y los desgarros.

El mejor saco de dormir ultraligero

Este saco de dormir es fabricado en poliéster resistente al agua, ligero e ideal para utilizar en actividades de camping. Asimismo, el relleno es de microfibra, el cual permite disfrutar de un saco ultraligero y muy caliente. Por otro lado, el forro interior cuenta con una tela a base de lana y relleno de seda. Se trata de un saco de dormir apto para temperaturas de entre 0 y 15 grados centígrados.

Su diseño ultraligero lo convierte en uno de los sacos más compactos para utilizar en verano, primavera y otoño o en lugares de clima cálido. Ofrece espacio suficiente para una sola persona adulta o joven y mide 189.9 x 74.93 centímetros. La funda de compresión permite reducir su tamaño hasta 30 x 14.9 centímetros y puede utilizarse como una manta para una cama doble.

Evaluación editorial: Este saco de dormir se destaca por ser ultraligero y muy compacto. Es diseñado para disfrutar en verano, primavera y otoño. Además, puede comprimirse fácilmente y funcionar como manta.

El mejor saco de dormir para niños

Este saco de dormir es fabricado en forro de poliéster, el cual le proporciona una excelente comodidad y suavidad al tacto. El relleno de fibras huecas asegura un buen aislamiento térmico sin que eso se traduzca en una bolsa pesada o demasiado grande. El saco está diseñado para garantizar un libre movimiento, por lo que es posible descansar en cada viaje con él.

Sus dimensiones son 130 x 60 centímetros y se adapta a temperaturas de entre 11 °C y -5 °C. Es ideal para niños grandes y pequeños, y funciona muy bien como saco de dormir cálido y cómodo para viajes en familia o acampadas escolares.

Evaluación editorial: Este saco de dormir es diseñado para niños de diferentes contexturas. Es cómodo, seguro y muy suave al tacto. Además, ofrece un buen grado de aislamiento del frío.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre el saco de dormir

Cuando buscas un saco de dormir, es imprescindible saber información básica sobre ellos. También necesitas saber cuáles son las ventajas y las desventajas de un saco de dormir. Esto es bueno para que puedas realizar una buena compra. A continuación, vamos a analizar las preguntas más frecuentes.

Recuerda que es importante saber el destino para elegir bien tu saco de dormir. (Fuente: Jernberg: TvKkNxIT1GI/ Unsplash)

¿Cuáles son los beneficios del saco de dormir?

Son geniales para ir a acampadas y para ser usados cuando vas a dormir fuera de casa. Este es el principal beneficio que encontramos. Te permite dormir de una manera cómoda cuando duermes fuera de casa.

Además, te protege del frío incluso a temperaturas muy bajas. Te permite descansar y recuperarte para conseguir que al día siguiente continúes tu caminata. También hay otros beneficios que podemos obtener de un saco de dormir. Se puede usar de manta y dependiendo del saco de dormir que utilices, puede hacerse doble.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del saco de dormir?

Los sacos de dormir son muy útiles cuando vamos a ir de excursión, ya que te permiten descansar cómodamente. Sin embargo, sabemos que todo producto tiene sus ventajas y sus desventajas. En la siguiente tabla te lo mostramos.

Ventajas
  • Fácil de montar.
  • Ligero.
  • Cómodo.
  • Fácil de lavar.
Desventajas
  • Complicado de guardar.
  • Ocupa un espacio extra,

¿Qué tipos de saco de dormir existen?

Existen diferentes sacos de dormir en el mercado. Se pueden clasificar de muchas maneras; según su tamaño, su forma, la textura, el material, etc. Pero las categorías más relevantes son:

Según la forma:

Según la forma Características
Saco rectangular Tienen forma rectangular. Son más versátiles, ya que se pueden usar como manta si le abres la cremallera por completo. Su mayor problema es que no retienen tanto el calor corporal.
Saco momia Estos retienen más el calor y ocupan menos espacio. Su mayor problema es que no se pueden usar como manta.

Según la estación del año:

Según la estación del año Características
2 estaciones Estos son los más ligeros. Como su nombre indica, están hechos para temperaturas más elevadas. Son excelentes para excursiones donde la temperatura va a estar por encima de los 15 grados.
3 estaciones Estos son ideales para la mayoría de las excursiones. Son más pesados que los de dos estaciones. Pueden llegar a mantener tu temperatura corporal incluso a bajo cero, pero no en temperaturas extremas.
4 estaciones Estos son ideales para alta montaña. Suelen usarse en temperaturas bajo cero y su temperatura confort puede oscilar entre -5 grados y -20 grados. Por su material, ocupan más espacio y son más pesados.

¿Cuándo comprar un saco de dormir?

A veces, te puedes preguntar si es necesario comprar un saco de dormir. Es importante que revises ciertos factores:

  • El itinerario.
  • Las temperaturas mínimas.
  • Si hay posibilidad de lluvia.
  • El sitio donde se va a dormir.

Dependiendo de estos factores vas a poder valorar si necesitas un saco de dormir o no. Todos tendríamos que tener un saco de dormir en casa, ya que siempre se puede llegar a necesitar y te permite descansar.

¿Cómo guardar un saco de dormir?

Guardar un saco de dormir es un proceso que puede parecer muy complicado, pero si se hace de la forma correcta es sencillo. Es importante saber:

Si tiene una bolsa para guardarse y cabe sin necesidad de ser enrollado es mejor, ya que al ser enrollado puede perder su capacidad de aislamiento.

Sin embargo, a veces se requiere enrollar para reducir el espacio. A continuación, dejamos los pasos para guardar un saco de dormir de la manera más fácil:

  1. Estirar el saco de dormir en una superficie plana y seca. Es importante que el saco no se humedezca ni se ensucie.
  2. Cerrar el saco de dormir y retirar el aire que quede dentro. Es importante cerrar el saco hasta arriba, ya que si queda abierto será más difícil de doblar y quitar el aire nos ahorra espacio.
  3. Doblar el saco de dormir por la mitad. Los bordes deben estar alineados.
  4. Enrolla el saco de dormir.
  5. Sacar el aire mientras se enrolla. Ve quitando el aire hacia la parte superior para que se reduzca el espacio final.
  6. Utiliza las ligas para mantenerlo enrollado. Una vez enrollado, puedes usar las ligas de los sacos para mantenerlo en esta forma.
  7. Guárdalo en un sitio seguro. Guarda el saco en una bolsa impermeable para que no se moje ni se humedezca, ya que puede perder su capacidad de proteger del frío.

Recuerda que también existen los sacos de dormir dobles. (Fuente: Halama: B3v0ZPgViQw/ Unsplash)

¿Cuáles son las alternativas al saco de dormir?

Un saco de dormir no tiene muchas alternativas. Cuando vas de excursión a la montaña vas a necesitar un saco de dormir el 99.9% de las veces. En caso de que no quieras usar uno o no tengas, puedes usar una tienda de acampada, ya que la tienda te protege del viento.

También pueden usarse mantas en vez de un saco de dormir. Sin embargo, normalmente ocupan más espacio y no protegen tan bien del frío.

Criterios de compra

A continuación, vamos a ver los diferentes criterios de compra más importantes. Aquí podrás ver las diferencias que hay según la actividad que vayas a realizar. Además de los detalles que deberás tener en cuenta cuando vayas a comprar un saco de dormir.

Material

El material es importante, ya que nos proporciona diferentes ventajas y desventajas dependiendo del material que utilicemos. Los materiales más típicos son:

  • Algodón: La ventaja de este material es que es muy suave, cómodo, duradero y también retiene el calor. La desventaja que encontramos es que es algo pesado.
  • Fibra sintética: Es ligero y duradero y protege del frío. Es fácil de lavar y si se moja se seca rápidamente.
  • Pluma: Es el mejor aislante, ocupa mucho menos espacio y es el más ligero. El problema es que es muy delicado y hay que evitar que se mojen, ya que pierden sus capacidades para aislar.

Tamaño

El tamaño del saco es importante, ya que dependiendo de tu altura vas a necesitar un tamaño u otro. En la etiqueta, el fabricante recomienda para qué tamaño es un saco de dormir. Los sacos de dormir de tamaño estándar miden entre 1.90 m y 2.10 m.

Recuerda que depende del saco que elijas va a ocupar más o menos espacio. (Fuente: Braxmeier: 59653/ Pixabay)

Peso

El peso va a depender de varios factores como si es individual o doble, el tamaño, material o grueso. Esta categoría es importante porque cuando vamos en una excursión larga queremos llevar el mínimo peso posible. En este caso, el de fibra sintética es una buena opción.

Temperatura

Este criterio es muy importante. Dependiendo de la temperatura del lugar donde vayamos a acampar, vas a necesitar un tipo de saco de dormir especial. Regulará la temperatura de tu cuerpo y hará que puedas dormir a una temperatura adecuada.

Las marcas de sacos de dormir tienen un criterio en la etiqueta que es importante revisar. Se trata de temperatura confort, la ideal para usar el saco de dormir.

Resumen

Ahora que ya sabes todo sobre los sacos de dormir, te va a ser más fácil escoger uno para tu siguiente excursión. Solo recuerda analizar bien el lugar al cual vas a ir para saber qué tipo de saco de dormir necesitas.

Antes de comprarlo, deberás conocer las características de cada uno. Para saber cuántas estaciones soporta, cuánto pesa, de qué material es y más detalles. Esto te va a permitir hacer una compra acertada.

Ya estás listo para disfrutar de tu aventura. Deja un comentario si este artículo te ha servido de ayuda.

(Fuente de la imagen destacada: Yastremska: 122809387/ 123rf)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones