Última actualización: 24/02/2022

Nuestro método

35Productos analizados

44Horas invertidas

21Artículos evaluados

139Opiniones de usuarios

Una sartén para cocina de inducción es una sartén que puede utilizarse en una cocina de inducción. Tiene que tener las propiedades magnéticas adecuadas para que funcione con tu placa de inducción. Las sartenes suelen ser de acero inoxidable o aluminio, aunque algunos fabricantes las hacen también de cobre y otros metales.

La sartén para cocina de inducción está hecha de un material especial llamado ferromagnético. Cuando coloques la sartén, creará un campo magnético que calentará el fondo de la misma y cocinará los alimentos rápidamente sin apenas aceite.




Las mejores sartenes de inducción del mercado: nuestras recomendaciones

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los sartenes de inducción

Sartén de inducción

Las sartenes suelen ser de acero inoxidable o aluminio. (Fuente: Hansel: 4ipNSvtkPIM/ unsplash.com)

¿Qué tipos de sartenes para la cocina de inducción existen?

  • Sartenes de hierro fundido para inducción: Nos van a ofrecer buena calidad. No utilizan antiadherentes químicos, por eso un buen uso hará que la anti adherencia se vaya formando mientras la vas utilizando para cocinar.
  • Sartenes de titanio para inducción: Las sartenes de titanio para inducción son las sartenes más novedosas del mercado. El titanio se utiliza en la última capa como endurecedor del antiadherente. Además, también pueden utilizarse en el horno. Se trata de sartenes muy robustas. El titanio ayuda a repartir el calor uniformemente por toda la superficie, lo que supone una importante reducción en el gasto de aceite.
  • Sartenes cerámicas para inducción: Las sartenes cerámicas para inducción además de antiadherentes son más ligeras. Al tratarse de un material que no produce el efecto electromagnético, incorporan una base de acero inoxidable que facilita la conductividad térmica.
  • Sartenes de aluminio para inducción: Las sartenes de aluminio para inducción por su ligereza resultan muy manejables. Este material necesita una capa antiadherente para que los alimentos no se peguen y conserven todo su sabor y propiedades. Resultan de fácil limpieza y son aptas para el lavado en el lavavajillas.

¿Cuáles son las ventajas de una sartén de inducción?

Ventajas sartén de inducción
La sartén para la cocina de inducción está hecha de acero inoxidable de alta calidad.
Tiene un revestimiento antiadherente para facilitar la cocción y la limpieza, lo que hace que su uso sea muy cómodo.
Las sartenes de inducción son más rápidas que las sartenes normales. El sistema que incluyen hace que el calor llegue más rápidamente a la base y a los alimentos.
El ahorro energético es otra de las grandes ventajas

¿Cómo funciona una sartén de inducción?

Las sartenes de inducción están pensadas para ser usadas en una cocina de inducción. Estas sartenes tienen un sistema de funcionamiento que hace que el calor se expanda por el fondo de la sartén haciendo que la temperatura sea más estable y que se caliente su contenido más rápidamente.

  • La inducción calienta directamente el recipiente, por lo que es necesario que la base del mismo esté fabricado con algún material con el que funcionaría el efecto de un imán (con una base magnética).
  • La diferencia entre la placa vitrocerámica y la placa de inducción es que estas últimas funcionan gracias al campo electromagnético que se origina a través del contacto con algunos de estos elementos.

Esta es la explicación por la cual no es válido el uso de cualquier sartén.

Criterios de compra

Finalidad

¿Para qué la vas a utilizar? Si quieres comprar una cocina de inducción, asegúrate de que la sartén sea compatible con la placa de cocción y viceversa.

Además, si hay alguna característica o material específico que ayude a conseguir el propósito que tienes en mente (por ejemplo, un revestimiento antiadherente), ¡entonces busca también eso!

Material

Uno de los factores más importantes en los que hay que fijarse al comparar una sartén para cocina de inducción es su material.

Tiene que ser duradero y fácil de limpiar. Si quieres un producto así, elige uno de acero inoxidable o de hierro fundido.

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones