Última actualización: 23/10/2019

Nuestro método

12Productos analizados

19Horas invertidas

6Artículos evaluados

74Opiniones de usuarios

En un contexto en el que cada vez está más presente la tecnología de Internet de las cosas (IoT), que no para de sorprendernos con nuevas y fascinantes aplicaciones, lo cierto es que los sensores de movimiento no dejan de resultarnos un elemento completamente cotidiano. No solo nos hacen la vida más fácil, sino que también nos ayudan a reducir la factura de la luz.

Así, no es de extrañar que haya tanta variedad de modelos y con tantas y tan diferentes prestaciones. Al mismo tiempo, sus aplicaciones no dejan de aumentar, si bien las más comunes son como sistema de alarmas y para encender y apagar las luces automáticamente. Así, su uso cada vez más habitual es tanto en negocios y oficinas como en el hogar.




Lo más importante

  • Los sensores de movimiento cuentan con una gran variedad de aplicacionesSe pueden utilizar tanto en alarmas como en sistemas de control de la iluminación, de la refrigeración e incluso de la climatización de hogares, oficinas, negocio y espacios públicos..
  • Los sensores de movimiento no solo nos hacen la vida más fácil, también permiten reducir el consumo energético, con las consiguientes ventajas económicas y medioambientales que esto supone.
  • Antes de comprar un sensor de movimiento, es conveniente que tengas claro qué uso vas a hacer de él, ya que de ello dependerá el alcance y el ángulo de detección que vas a necesitar que te ofrezca. Y, por supuesto, es importante que te permita configurar el tiempo de operación.

Los mejores sensores de movimiento del mercado: nuestras recomendaciones

En esta sección, te presentamos la selección de sensores de movimiento que hemos preparado para ti. La hemos elaborado intentando incluir artículos muy variados. En ella, puedes encontrar desde la opción favorita de los usuarios online hasta la mejor opción para exteriores. Eso sí, todas aseguran una muy buena relación calidad-precio.

El favorito de los usuarios online

Sensor de movimiento con alarma y alarma timbre con un precio realmente económico, lo que lo ha convertido en un auténtico superventas. Cuenta con un alcance de 8 metros y un ángulo de 60º, si bien la carcasa del sensor se puede girar 360º para una más fácil instalación.

También se puede utilizar como detector de paso, por lo que es ideal para su uso en comercios como sistema de aviso de entrada de clientes.

Lámpara y sensor de movimiento, todo en uno

Una excelente combinación de lámpara y sensor de movimiento con ángulo de detección de 360º y un alcance de detección de 3 m a 8 m. Acepta bombillas de hasta 60 W (vatios) de potencia. El temporizador se puede configurar en un rango de entre 5 segundos y 15 minutos.

Se presenta en un sencillo diseño ideal para su uso en pasillos, recibidores o escaleras. Además, se puede instalar tanto en el techo como en la pared.

La mejor opción para exteriores

Estupendo sensor de movimiento por infrarrojos para exteriores con nivel de protección IP44. Cuenta con un alcance máximo de 12 m y un ángulo de detección de 180º. Se puede ajustar el tiempo de operación entre 10 segundos y 15 minutos.

Su instalación es muy sencilla, además es orientable, para que puedas ajustar mejor la zona de detección. Y su precio es realmente económico. Sin duda, es una alternativa magnífica para automatizar la iluminación.

El sensor de movimiento para exteriores Philips, la opción más completa

Un magnífico sensor de movimiento, de temperatura y de cantidad de luz optimizado para su uso en exteriores. Dispone de configuración de día y de noche. Se puede conectar al puente HUE de Philips, para hacerlo compatible con los asistentes por voz Alexa, Apple Homekit y Google Assistant.

Su instalación es muy sencilla, bien a través de un tornillo o con un imán. Además, se conecta de forma inalámbrica, usa pilas AAA y tiene protección IP54.

Guía de compras: Lo que debes saber sobre los sensores de movimiento

Si estás decidido a comprar un sensor de movimiento, es fundamental que tengas en cuenta una serie de cuestiones importantes relativas a este tipo de dispositivos. Recuerda que existen distintos modelos de sensor de movimiento diseñados para distintos tipos de aplicaciones. Por esta razón, en esta sección nos proponemos aclararte las principales dudas que puedas tener.

Joven instalando sensor

El sensor de movimiento que compres debe contar con la potencia necesaria para activar el dispositivo que vayas a conectar a él. (Fuente: Popov: 94436978/ 123rf.com)

¿Qué son exactamente los sensores de movimiento?

Los sensores de movimiento son dispositivos electrónicos que están compuestos por unidades receptoras y emisoras de señales generalmente infrarrojas, que reaccionan al movimiento producido en una zona determinada. De este modo, pueden activar desde bombillas hasta alarmas, pasando por equipos de climatización.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de los sensores de movimiento?

El uso de los sensores de movimiento ofrece una serie de importantes ventajas e inevitablemente algún que otro inconveniente. Te hemos resumido ambos en el siguiente cuadro.

Ventajas
  • Permiten ahorrar energía
  • Reducen la factura de la luz
  • Ayudan a incrementar la seguridad
  • Permiten automatizar ciertas acciones
  • Cuentan con multitud de aplicaciones
  • Se pueden conectar a otros dispositivos
  • Te pueden ayudar a cuidar a una persona dependiente
Desventajas
  • Pueden requerir instalación
  • Pueden producir falsas alarmas o falsos positivos

¿Para quién es recomendable comprar un sensor de movimiento?

Los sensores de movimiento son recomendables tanto para el hogar como para negocios y oficinas. También son una opción interesante para las comunidades de vecinos para encender y apagar automáticamente las luces de las zonas comunes, escaleras o pasillos. El mismo uso pueden tener en los negocios de hostelería para encender y apagar las luces o extractores de aire.

También se pueden emplear para sistemas de alarmas en negocios, oficinas y hogar.

Sin olvidar su uso para activar automáticamente sistemas de ventilación o de equipos de climatización, ya sean de frío o de calor. Otras aplicaciones de los sensores de movimiento son como detectores de paso para negocios y para supervisión de personas dependientes.

¿Cómo funcionan los sensores de movimiento?

En general, los detectores de movimiento detectan el movimiento gracias a sus sensores infrarrojos o a los cambios de temperatura o de cantidad de luz. Cuando esto sucede, el mecanismo del dispositivo se activa según su programación y enciende las luces o conecta cualquier otro elemento electrónico, como ventiladores, aparatos de aire acondicionado o radiadores.

¿Qué tipos de sensores de movimiento existen?

Los sensores de movimiento se pueden clasificar en tres grandes grupos: los activos, los pasivos y los duales. En la actualidad, los sensores de movimientos pasivos o PIR son los más empleados en las alarmas y en general suelen funcionar con infrarrojos. Reciben el nombre de pasivos porque no emiten energía, sino que detectan los cambios de energía en el espacio.

Los activos, por su parte, sí que emiten energía, clasificándose en función de ello en sensores activos: por microondas, por ultrasonidos, por vibración y de movimiento reflexivo. Por último, los duales combinan tanto receptores activos como pasivos, con la ventaja de ser mucho más fiables ante las falsas alarmas.

¿Cómo pueden mejorar la seguridad los sensores de movimiento?

Además de como sistemas de alarma, los sensores de movimiento pueden ayudar a tu seguridad de muchos modos. Uno de ellos es conectando un sensor de movimiento a una cámara IP, de tal modo que se active cuando el sensor detecte un movimiento. Puedes saber más sobre las cámaras IP y sobre cómo pueden contribuir a tu seguridad en el siguiente artículo.

¿Qué alternativas a los sensores de movimiento existen para automatizar los sistemas de iluminación?

Entre las distintas alternativas posibles a los sensores de movimiento, destaca la que ofrecen las bombillas inteligentes. Con ellas puedes tanto automatizar como configurar la iluminación de una casa, una oficina o un negocio. Si quieres saber más sobre estos dispositivos, puedes leer nuestra completa guía de compra sobre bombillas inteligentes.

Criterios de compra

Antes de adquirir un sensor de movimiento, es conveniente que tengas en cuenta algunos criterios de compra. A continuación, te ofrecemos los que hemos considerado que son más importantes. Lo hemos hecho para poner a tu disposición una completa guía de compra que te ayuda a ajustar al máximo la relación calidad-precio.

  • Uso que vayas a hacer de él
  • Tiempo de reacción
  • Alcance y ángulo de detección
  • Autonomía de la batería
  • Sistema de capacitación eléctrica
  • Instalación

Uso que vayas a hacer de él

Por encima de cualquier otro, el primer criterio de compra que debes considerar es el uso que vayas a hacer del sensor de movimiento. Así, si vas a utilizarlo para encender las luces de un aseo, seguramente no necesitarás que tengas mucho alcance. Sin embargo, si lo quieres como sistema de seguridad del hogar o de un negocio, precisas uno con un alcance mucho mayor.

Del mismo modo, la ubicación es otro aspecto fundamental. Si lo vas a situar en el centro de una habitación, necesitas uno que cubra un ángulo de 360º. Sin embargo, si lo quieres como detector de paso para saber cuándo entra un cliente en tu negocio, te llega con uno que cubra un ángulo mucho menor.

Sensor de movimiento

Entre las distintas alternativas posibles a los sensores de movimiento, destaca la que ofrecen las bombillas inteligentes. (Fuente: Rostagno: 11369846/ 123rf.com)

Tiempo de reacción

En este sentido, te conviene considerar tanto el tiempo que tarda en encenderse desde que detecta un movimiento como el que requiere para volver a apagarse una vez se ha activado. Por otra parte, también puede ser interesante que tengas en cuenta el tiempo que dura el sonido de alarma en el caso de que lo utilices para tal fin.

Alcance y ángulo de detección

El área o alcance de detección del sensor es un aspecto fundamental de su uso y está bastante relacionado con el lugar en el que vayas a ubicarlo. Recuerda que debes considerar el alcance máximo y el mínimo. Si necesitas un sensor con gran alcance, puedes recurrir a sensores, como el Garza Power o el Smartwares, que detectan movimiento en distancias de hasta 12 metros.

En cuanto al ángulo de visión, los hay que cubren hasta 360º, como es el caso del Maclean Energy MCE32, que permite configurar un ángulo de detección comprendido entre los 120º y los 360º. En cualquier caso, un valor muy extendido es el de 180º. En nuestra opinión, si necesitas uno para exteriores, te conviene uno que abarque el mayor ángulo posible.

Hombre instalando sensor

Los sensores de movimiento se pueden clasificar en tres grandes grupos: los activos, los pasivos y los duales. (Fuente: Popov: 69329814/ 123rf.com)

Autonomía de la batería

Normalmente, estos dispositivos no suelen tener un consumo de batería muy elevado. Sin embargo, no está de más que te asegures de que la batería ofrece una autonomía lo suficientemente buena como para que no tengas que estar sustituyéndola constantemente. También puede ser que se conecte directamente a la corriente eléctrica y opere sin batería.

Sistema de capacitación eléctrica

El sensor de movimiento que compres debe contar con la potencia necesaria para activar el dispositivo que vayas a conectar a él, ya sea una bombilla, un sistema de refrigeración, un ventilador o, por qué no, un televisor. En ese sentido, ten en cuenta que muchos de los sensores de movimiento más económicos cuentan con una capacidad bastante limitada.

Sensor de movimiento en la pared

Si necesitas un sensor con gran alcance, puedes recurrir a sensores, como el Garza Power o el Smartwares, que detectan movimiento en distancias de hasta 12 metros. (Fuente: Sylv1rob1: 120779715/ 123rf.com)

Instalación

No cabe ninguna duda de que la necesidad o no de instalación y la complejidad de la misma, en el caso de ser necesaria, es un aspecto fundamental a la hora de elegir un sensor de movimiento. Especialmente, en el caso de aquellos que estén orientados al hogar. Afortunadamente, existen modelos, como el Philips Hue, que prácticamente no requieren instalación.

Resumen

Los sensores de movimiento tienen una gran cantidad de aplicaciones, si bien, sin duda, las dos más importantes son la automatización de la iluminación y su uso como sistemas de alarma. Así, permiten reducir el consumo eléctrico, disponer de sistemas de iluminación mucho más cómodos y asegurar una mayor seguridad, tanto en el hogar como en los locales comerciales.

Existe una gran cantidad de modelos distintos, muchos de los cuales ofrecen diferentes posibilidades de configuración. Hay tanto detectores pasivos como activos para su uso en interiores o exteriores, diseñados para gestionar la iluminación o para detectar intrusos y activar alarmas. Por ello, antes de comprar uno, tienes que tener claro para qué uso lo necesitas.

Por último, si consideras que esta guía te ha sido útil en tu proceso de elección, te agradeceríamos que nos dejaras algún comentario o que la compartieras a través de las distintas redes sociales.

(Fuente de la imagen destacada: Kalinovsky: 93340739/ 123rf.com)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Jaime Caballero Filólogo e ingeniero
Escribir para mí es no solo una pasión, sino una necesidad. De niño me recuerdo siempre leyendo y escribiendo, siempre con una curiosidad que parecía no tener límite. Recuerdo también cuando cayó en mis manos mi primer ordenador, un Spectrum. Aún conservo la misma fascinación por la tecnología, la misma curiosidad. Sin embargo, a menudo, me pregunto: ¿sabemos realmente para qué la necesitamos y cuál es la mejor forma utilizarla?