Última actualización: 30/06/2022

Un silbato es un dispositivo que produce un sonido forzando el aire a través de un pequeño agujero. El tono del sonido depende de la rapidez con la que soples en él y del tamaño del agujero. Es pequeño y ligero, por lo que no tienes que llevar nada extra contigo.

Generalmente, pueden oírse a más de un kilómetro de distancia en el bosque, y si utilizas uno tradicional no se necesitan pilas ni electricidad. Además, si tu silbato se pierde o se daña, todo lo que necesitas para reemplazarlo es otro a un precio muy razonable.

Los mejores silbatos del mercado: nuestras recomendaciones

El mejor silbato de plástico estridente

Este silbato, al ser fuerte y estridente, logra oírse a kilómetros de distancia. Fabricado 100% en plástico ABS de alto impacto, es completamente impermeable a la humedad y no tiene partes móviles que puedan obstruir el sonido.

Es unisex, y con un tamaño de 5.1 x 2.5 x 2.5 centímetros aproximadamente logra sonidos de 115 decibelios de tono alto que van a permitir que todos cerca de ti te oigan.

El mejor silbato para todo tipo de actividades

Estos silbatos son ideales para cualquier persona que necesite llamar la atención de alguien de forma rápida y eficaz. Ya sea un árbitro en un evento deportivo, un entrenador o un profesor en el aula, estos silbatos le ayudarán a comunicarse de manera clara y eficaz.

El paquete incluye 1 silbato de acero inoxidable y 7 silbatos de plástico, todos con cordones, para que pueda distribuirlos fácilmente si es que lo necesita. El sonido nítido y fuerte captará la atención de todos, mientras que la variedad de colores garantiza que habrá uno que se adapte perfectamente a sus necesidades.

El mejor silbato de plástico ecológico

Este es un juego de 4 silbatos de plástico ABS ecológicos en negro, azul, amarillo y rojo. Cada silbato tiene un cordón de nylon para que puedas colgarlo del cuello y liberar tus manos. Es apto para niños, ya que no cuenta con nuclear en el interior y posee funda protectora para los dientes

El sonido es fuerte y nítido, lo que lo hace perfecto para ser empleado por árbitros, entrenadores, socorristas o cualquier persona que necesite llamar la atención rápidamente.

El mejor silbato electrónico

Este silbato electrónico se activa por medio de un botón y, además de que suena más alto que uno tradicional, cuenta con 3 tonos diferentes. Evita las bacterias y gérmenes en la boca.

Funciona con baterías y cuenta con un cordón extraíble para mayor seguridad al llevarlo. Es adaptable a cualquier actividad y es color negro, lo que colabora con la evitación del desgaste y la suciedad.

El mejor silbato de acero inoxidable

Los materiales de alta calidad empleados en la fabricación de este silbato de acero inoxidable lo hacen seguro y duradero, ya que es resistente y no corta las manos. Provoca un sonido fuerte y claro, que capta la atención rápidamente.

Incluye un cordón negro para facilitar su transporte, o para poder colgarlo en un soporte de pared. Además, en el cordón posee un broche que permite la separación del silbato de la correa del cuello. Esto brinda mayor libertad y comodidad en el uso.

Guía de compra: Todo lo que debes saber sobre los silbatos

Entrenador con silbato

Un silbato es pequeño y ligero (Fuente: prostooleh / freepik.com)

¿Quién debe usar un silbato?

Cualquier persona que se encuentre en una situación en la que necesite llamar la atención de alguien. Puede ser por razones de seguridad, o simplemente porque quieres que se acerquen a hablar contigo, por ejemplo, si eres entrenador o árbitro de un partido.

Los silbatos son estupendos si tu voz no se transmite lo suficientemente bien, o si hay demasiado ruido de fondo. También se pueden utilizar como señal de emergencia cuando no se dispone de otros métodos de comunicación, como en los cortes de electricidad.

¿Qué tipos de silbato hay?

Hay muchos tipos de silbatos. El más común es el silbato de guisantes, que tiene una pequeña bola en su interior que se mueve al pasar el aire a través de ella generando el sonido que todos conocemos. Otro tipo emplea solo aberturas en el silbato y gas comprimido para generar su sonido.

Los silbatos también pueden ser de plástico o de metal (como el latón). Algunos tienen un tono ajustable para que puedas cambiar el nivel de sonido según tus preferencias o necesidades. Y también existen los silbatos electrónicos, que funcionan con baterías y se activan por medio de un botón.

¿En qué debo fijarme al comparar un silbato?

Lo más importante es el sonido. Debe ser lo suficientemente claro y fuerte como para oírlo a distancia, pero no demasiado penetrante ni estridente como para afectar tus propios oídos, ya que, lógicamente, serás la persona que se encuentre más cerca.

También quieres algo que sea fácil de soplar, ¡no quieres que tu silbato consuma toda tu energía cuando lo necesitas para otras cosas! Por último, fíjate en lo cómodo que te resulta en la mano; si no te resulta cómodo, lo más probable es que no lo utilices al máximo y debas utilizar otra herramienta como tu voz para llamar la atención, lo que no es recomendable.

¿Qué hace un buen silbato?

Un buen silbato es aquel que puedes oír. Debe ser lo suficientemente fuerte como para pasar por encima del ruido de una multitud, pero no tan fuerte como para causar un daño auditivo permanente. Además, son cómodos y fáciles de llevar, por ejemplo, si tienen una abertura para poder colocar un cordón o cinta para el cuello o la muñeca.

Los mejores silbatos están hechos de metal o plástico y tienen un diseño sin bolas. Los silbatos con bolitas tienden a atascarse fácilmente cuando se mojan y no funcionan bien si se congelan.

(Fuente imagen destacada: freepik)

¿Por qué puedes confiar en mí?

Evaluaciones